Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Etimologías Gallegas XI

ETIMOLOGÍAS GALLEGAS

Diario de Pontevedra 7 Febrero 1905

(Continuación)

Etimologias Gallegas 07:02:1905Si mis raciocinios fuesen débiles y mi argumentación careciese de fuerza para persuadir, es seguro que V. no se habría tomado el trabajo de batallar a favor de lo que ea otro caso no merecería la pena de emplear tantos esfuerzos dice V, buscando un esfuerzo para su teoría del articulo gallego.

Sólo por si algún lector poco vareado en tales materias leyera esto, he de advertir que mis esfuerzos se han reducido a indicar lo que esta ya consignado como doctrina elemental y sabida no solo de los que el autor llama latinistas castellanos sino de todos los libros modernos, sin exceptuar uno solo, «Si el pronombre latino illo.illa no era átono y tenía sílaba acentuada ¿cómo puede negarse la misma condición al artículo vulgar illa,illa, siendo exactamente iguales?» la igualdad de la forma es lo que exigía precisamente distinta pronunciación. Hemos visto ya en el artículo anterior que exactamente iguales son el verbo cómo que el adverbio como el verbo Pára que la preposición para, el artículo el que el pronombre él, etc., etc., y sin embargo uno lleva acento y otro no? ¿Es justificado este tesón en negar un hecho que cada lector puede comprobar?

Esta atonía, exactamente igual en latín que en el castellano, le parece al señor Riega – impenetrable enigma «Encerrados en él sanctasanctorum acordaron (los latinistas) que esa atonía sea dogma impenetrable para los simples mortales, aunque se dé de cabezadas con el sentido común porque este no puede aceptar, ni aceptará jamás que una palabra de dos silabas; suelta o acompañada, carezca de tónica en cualquiera de ellas> Así, con toda ésa insistencia y energía para que no se dudé de su seriedad.

«Yo he combatido, añade, la existencia del artículo vulgar latino, sino el recurso originalisimode los latinistas de suponer que el castellano eligió la sílaba de il-lóy el gallego la vocal terminal o para sus artículos. Tan originalísima fue esta separación de sílabas que la cumplieron sin excepción todos los romances; el itaiiano se quedó con las dos, il yloel castellano coa la primera para el masculino, él, y con la segunda para los otros géneros la,lo, el aragonés y el leonés con la segunda, lo la, para todos los géneros. A menos que el Sr. Riega no nos consienta derivar del illo todas estas formas.

Que por qué sabemos que el articulo latino era átono para hacer posible la pérdida de la primera sílaba?. «Los latinistas han convenido en que se considere dogma esa diferencia (la de la atonía del artículo respecto del pronombre) sabiamente inventada; en que se tenga por reprobo y por ignorante a quien la niegue, y porque illo, artículo, es átono, y porque illo, pronombre, no lo es.» No, Sr. Riega, no. Los libros romanistas no contestan a nada de estas. cosas, pero es porque no se leen. Ellos le enseñarán cómo ese efecto de la atonía de los artículos en todos y cada uno de los idiomas de la Romanía no pudo nacer por un convenio sino por una causa común, que era la atonía del mismo artículo illo latino. Esta atonía permitió esa pérdida de la silaba primera del artículo; castellano lo,la; francés le,la; aragonés y leonés lo,la y o,a; italiano lo,la; y también sin excepción hizo conservar el acento la primera sílaba del pronombre; castellano, el,ella,ello: gallego el, ela: francés, il,elle, etc.

Esta uniformidad déla persistencia de la primera sílaba en el pronombre y de su pérdida en el artículo nació como, efecto natural de la diversa pronunciación del illo latino cuando era artículo y cuando era pronombre. En el primer caso se pronunciaba sin acento, como los artículos de los romances, y en el segundo con él, como lo siguen practicando los romances todos.

Esto es, el castellano, el gallego y los demás romances pronuncian sin acento su artículo con tanta uniformidad porque así mismo se pronunciaba el articulo illo latino, y dan acento a la primera sílaba del pronombre, porque ese acento lo tenía así el pronombre illo.

Tan perfectamente perdura esta tradición del acento latino que en el caso único en que el pronombre lo usaban como átono, el que los romanistas llaman caso de régimen, perdió también constantemente la sílaba primera, pérdida imposible en la pronunciación general del pronombre.

Este caso de régimen con su consiguiente atonía originó las formas que por eso siguen átonas: castellanas le,la etc. (medíjo, dígote, mirándole, oyéndola): gallegas, lle etc (llepréude, llaséi); francés le,lui etc. (pourleservir, luidevrá, leurrevelará.).

Sintetizando esto en dos palabras para que el lector lo vea claramente, diremos: Todas las lenguas neolatinas, castellana, italiana, etc. y todos y cada uno de los dialectos conservan sin acento el artículo, acentuado el pronombre en general, y sólo sin acento éste cuando está en el caso de régimen. Esta uniformidad en el uso tan admirablemente complejo del illeo illo latino es claro que no pudo nacer casualmente en idiomas tan distintos, sino que acusa un origen común, el latín que informó a todos ellos. Aparte de la razón de que por lo mismo que el illo tiene la misma forma siendo artículo que pronombre tenían que diferenciarlo en la pronunciación. Esto argumento ha sido la piedra de toque para muchos caracteres de los romances.

«Que no puede atribuirse el o navarro a los griegos ¿Pero aduce este caso aislado con verdadera sinceridad como prueba de que tan solo pretende hacer leales advertencias? ¿Pues no sabe V. que ese o navarro existe con escasísima aplicación en limitada comarca de Navarra, finítima de las provincias vascas y que es simple modificación del indicativo éuscaro a?» No, Sr. Riega, no sabía nada de esas nuevas del; o navarro que V, me trae, ni las sabíamos nadie. Porque, la verdad, que ¿a quién se le ocurre decir que tenía tan escasísima aplicación en esa provincia finítima el artículo o a y os,as, que sé usó más o menos generalmente en Aragón, Navarra, León, Asturias, Galicia y Portugal? Y como si fuera cosa sabida su jamás vista ni soñada etimología del tal o, a navarro, exclama «¿Pues no sabe V. que ese o navarro es simple modificación de indicativo éuscaro? Siento el disgusto que mis negativas le proporcionan, pero le confieso que antes creería si V. defendiera la oriundez gallega de Colon o Teopompo que la tal procedencia vascuence del , a yos,as. El vascuence tiene un artículo a que se suelda por e! ñu á las palabras y un ak para el plural. Pues de este a es de donde el señor Riega saca ese o,a, o. y de ese ak el os,as. ¿Habráse visto cosa semejante? que diría el Sr. Riega.

Pero por si era poco permitirse esas bromas con la fonética, no ha caído el señor Riega en una pregunta que se les ocurre a todos los lectores. Si ese o,a,oy os, as, del artículo navarro es igual al aragonés, al leonés, al asturiano, al gallego y al portugués ¿a qué diablo acude V, al griego para el gallego, y al vascuence para todo, lo demás? Porque esas formas no fueron exclusivas de Navarra, sino que alternaron con el lo,la.los,las en todas esas regiones. Si pues los artículos gallegos son posos helénicos, habrá que resucitar las divertidas teorías de la helenización, completa de España,

Como si todo esto no metiera por los ojos la etimología latina de todos los artículos do España y de todos los dialectos ylenguas de la Romanía, aun se ve mejor tal procedencia viendo el fundamento de la pretendida derivación griega.

El griego tenía un artículo jo,jee,io, o si V, quiero ho,hee,io, y en plural , ai, ta. Lo natural es que el gallego hubiera tomado tal articulo como es, en un casó o en otro, pero nada de eso; al adoptar el artículo griego eligió para el masculino el artículo ho, para el femenino singular echó mano del dual, que ocurrencias! nada menos que del adjetivo o pronombre relativo: y para e! plural …..para el plural no nos dice nada,pero elos, as, debió salir de algún otro escondrijo semejante.

Como hechos «documentados y probatorios» de la antigüedad del o artículo en Galicia cita el Sr. Riega los nombres Olysipo anterior a la era cristiana, Ocobre (El Grove), del siglo IX; Ogirez (El Gerez), del siglo X y Oporto (El puerto), del siglo XI. Así, con cuatro ejemplos, como si nada significaran los millares de veces en que so descubre viviente el illo latino.

Pero aún estos cuatro ejemplo no son exactos. El Olysipo es en todos los buenos textos Ulyssipo (ya se fue a paseo el artículo o). El fundamento del Sr. Riega es una etimología del seráfico Varron, el ocurrente etimologista de lapis (laederepederem) y de cadavér (caro data-vermibus).

El Ocóbre no tiene un artículo en su o, sino que esta letra forma parte de su raíz. La razón es fuerte. Buscando documentos ha encontrado el Sr. Riega, que esa o se pega a cuatro palabras, esto es, que es un fenómeno rarísimo. Pues bien, yo lo diré que la tal palabra llevó siempre la o.

Si en la donación de Alfonso III a la iglesia de Santiago dice ininstilaOcobre, en la Confirmación del Obispo Sisnando al abad Suto del Monasterio de San Martin Pinario repite SanctumVicentiumdeOgobre y vuelve a repetirse en un privilegio de Alfonso VII al mismo Monasterio EcclesiamsanctiuicencüdeOgobre, y en un privilegio de Gelmirez: Ogrobe.

La diplomática gallega que tiene esa media docena de pseudo artículos se pondría tal vez de acuerdo para aplicárselos al pobrü Ocobre. Cuando nadie le pedía etimologías latinas nos regala el Sr. Riega este culebrón.

Más lógico es pensar que después se tomó tal o como artículo, como en bispo por obispo. Lo mismo digo del Oxirez. Y en cuanto al Oporto del siglo XI.., respeto sin vacilación la veracidad de V. pero me permito negar la del documento;

Si no hay que cantar los funerales a su o griego, será preciso confesar que tiene siete vidas como los gatos.

  1. García DE DIEGO.

    (Se continuará)

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: