Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivar para el mes “abril, 2016”

Edad de Cristóbal Colón: Nuevos Documentos

El tema de  la edad de Cristóbal Colón siempre fue controvertido, nadie se ha puesto de acuerdo en la posible edad del Almirante ni tampoco en su origen, aunque la dos van muy relacionadas. Por los escritos de terceros siempre se ha interpretado una edad avanzada de Colón, podemos recordar algunos:

Andrés Bernáldez, cronista de la corte, amigo de Colón confesor del P. Deza amigo y defensor de Colón que lo tuvo en su casa cerca de dos años después del segundo viaje dijo que “Colón murió en senectud bona” es decir 70 años más o menos.

La Cédula de Toro en la que Fernando el Católico permitiendo a Colón viajar en Mula el mismo año de su muerte y que en la misma cita la ancianidad de Colón, que llamé anciano  Fernando a Colón cuando él había nacido en 1452 hace suponer que Colón debió de nacer antes.

Lo que no cabe duda es que la historia se hace a base de documentación y no de conjeturas, puedes darle un poco de imaginación pero sin salirte demasiado del guión.

Hoy os traigo en este post una nueva documentación encontrada en el año 2012 por:   Anunciada Colón de Carvajal historiadora e investigadora e hija del actual Duque de Veragua descendientes directos de Cristóbal Colón, y Pérez-Prendes, José Manuel historiador e investigador. Estos señores mientras estaban investigando los pleitos Colombinos para la publicación del libro “La herencia de Cristóbal Colon”, encontraron dos memoriales nuevos y desconocidos de Cristóbal Colón, aunque ya habían salido hace muchos años en otro libro donde ya fue publicado uno de estos memoriales; es decir, la Academia no supo de estos memoriales o no quiso saber de ellos porque no fueron nunca mencionados por Ballesteros, Varela, Tudela, Arranz.. Hasta ahora que en 2016 han visto la luz en esa obra citada de los pleitos.

los memoriales eran copias de los originales, traslados. Se trata de dos memoriales que el Almirante dirigió al Rey don Fernando tras su regreso del cuarto viaje, memoriales que, si bien continúan la línea de los diferentes memoriales de agravios que Cristóbal Colón elaboró entre 1500 y el 9 de mayo de 1502, se distinguen de aquellos en un aspecto de especial relevancia: constituir el inicio expreso de la petición por justicia del cumplimiento de sus privilegios.

Los manuscritos inéditos son copia de los originales y están escritos en tercera persona, siguiendo la pauta que Cristóbal Colón había utilizado en anteriores peticiones a los Reyes, por ejemplo, en el “Memorial de agravios del Almirante”, en el “Memorial del Almirante sobre agravios que recibió“, en su “Información de mis privilegios y mercedes” (los tres en Archivo Casa de Alba). Por su contenido, aseguran que fueron elaborados con posterioridad a finales de 1504.

Pero no traemos los memoriales por las peticiones de Colón a Fernando el Católico, pues Isabel ya había muerto, sino por lo que pone de su edad que escribe en los memoriales de petición de restitución de sus privilegios para él y sus hijos:

Frases del memorial:

en el cuarto párrafo puede leerse lo de la edad, esta subrayado

en el cuarto párrafo puede leerse lo de la edad, esta subrayado

Al tiempo que vino a servir a vuestra Alteza y a la Reyna, nuestra señora, que santa gloria aya [..]

Con esta frase nos indica que el memorial fue redactado con posterioridad a la muerte de Isabel, Noviembre 1504.

“[..] vuestras Altezas mandaron tomar çierto asyento y Capitulaçión con él y le hizieron merçed del ofiçio de almyrante e visorreye governador general en todas las yslas e tierra firme que se descobriesen o fallasen en el mar Oçeano, [..]”

“[..] e asy lo hezieron e criaron su almyrante e visorrey e governador e a sus fijos e suçesores, uno en pos de otro, para syempre jamás de las dichas yslas e tierra firme descubiertas e por descubrir en el dicho mar Oçeano a la parte de las Yndias, e le dieron la poseyón e asy poseyón de todos los oficios de almyrante, visores e governador , segund largamente lo rezan sus prevylegios y como tenía el Almirante mayor de Castilla en su distrito [..]” 

E de todo lo susodicho le mandaron dar sus cartas e  prevylegios e provysiones  y confirmaçiones de que faze presentaçión y Como quyera que desde hedad de veynte e ocho años syrvió en la dicha empresa e conquista de dichas Yndias en que fizo a vuestra Alteza tan grande e señalado serviçio sin gasto de su patrimonio real [..]

Al final pide:

“Lo uno, que le sea retornada la dicha poseyón de los dichos oficios de visores e gotvernadorpara qué los tenga y, después dél, sus herederos y subçesores perpetuamente, como se contiene en el privilejio y confyrmación.

Lo otro que vuestra Alteza conforme al capítulo de la dicha Capitulaçión, le mande acudir con la deçima de todo lo que dicho es, [..]

Lo otro, que en lo que toca a la dicha terçera parte y ochavo, mande ver vuestra Alteza sus escrituras, derechos y razones y faser lo que sea en justicia bienalmente syn dilaçión, porque segund sus grandes dolençias y la contrariedad que para ellas le es la grand frieldad esta tierra él no se podrá sostener en ella este ynvierno syn grand peligro de su vida e salud y sobre todo encarga la muy real y esclareçida conciençia de vuestra Alteza” 

Bueno no he puesto todo pues es muy largo y no es el motivo de este post, pero se comprueba que es un memorial de queja para que se cumpla el contrato firmado en las Capitulaciones y reclamar la tercera parte del Almirante de Castilla que no le habían informado en las Capitulaciones tal y como había pedido ya en el memorial de 1502

Cuarto párrafo, edad Colón

Cuarto párrafo, edad Colón

La frase de: “Como quyera que desde hedad de veynte e ocho años syrvió en la dicha empresa e conquista de dichas Yndias [..] ”. Dicha frase ha aparecido otras veces en cartas de Colón:

En las 3 versiones de la carta de Jamaica y en estos 2 memoriales (en total 5 veces) aparezca 28 años y ninguno en letras romanas.

Las de Jamaica de más antiguo a moderno por hallazgo:

Italiana (lettera rarísima)

La de cuenca (en castellano)

Y la del Libro copiador (castellano).

Esta claro que esta documentación de la edad aparezca en 5 ocasiones no es para desdeñar, especialmente si tenemos los documentos que aun siendo copias no dejan de ser válidos aunque pueden no ser exactos porque tras la frase puede haber otras interpretaciones especialmente si nos atenemos a otras frases de Colón, que contradecirían esa edad de Colón en otras cartas, pero vayamos por partes.

Si Colón tenía 28 años cuando vino a servir habrá que averiguar cuando vino a servir, aquí también nos encontramos con diferentes opiniones pero es curioso que en la misma carta de Jamaica de 1503, donde aparece la edad de 28 años también aparezca la frase: “20 años que he servido con tantos trabajos y peligros que no tengo en Castilla ni una teja [..]”, es decir, que haciendo una operación simple nos sale que Colón vino a Castilla a servir en 1483, ya que la carta es de 1503, esta fecha también es controvertida la opinión general es que su llegada a Castilla fuera entre 1484-1485 y la más aprobada es 1485.

Si damos por bueno que su llegada a Castilla fuera en 1484, con 28 años, nos encontraríamos que habría nacido en 1456 y habría muerto con 50-51 años dependiendo del mes de nacimiento. No hay ninguna teoría sobre el origen de Colón que de esta fecha de nacimiento, con lo cual nos encontramos con un primer problema.

No hay ningún historiador ni investigador de la historia de America, nacional o extranjero, que  de por buena esta fecha todos lo asumen como un error de los copistas.  Solo hubo un investigador extranjero que se creyó este dato y fue Oscar Peschel investigador alemán, era Geógrafo y Arqueólogo y que se convirtió en profesor titular de la silla de nueva creación de geografía en la Universidad de Leipzig en el siglo XIX, bueno también es partidario otro asiduo de los comentarios de este Blog que es Carlos Martín que en más de una ocasión ha defendido esta edad.

Vistas así las cosas nos encontramos ante una información que no deja indiferente a nadie sea partidario de la teoría que sea sobre el origen de Colón.

Si analizamos la frase de los memoriales comprobamos que dice: que vino a servir con 28 años en la dicha empresa y conquista de las Yndias, esto se puede interpretar de dos formas:

1º Que cuando fue a descubrir contaba con 28 años, es decir en 1492, algo imposible

2º Qué cuando vino a Castilla tenía 28 años.

escritos de Colón que irían en contra de  esta edad:

Carta a Juana Torres, 1500:

Siete años se pasaran en la plática y nueve ejecutando cosas muy señaladas y dignas de memoria…..». Es decir, diez y seis años, antes de fin de 1500, o sea desde 1484

Hoja suelta en papel de mano del Almirante escrita al parecer (fines de 1500) cuando le trajeron preso», y que empieza así:

«Señores: Ya son diez y siete años que yo vine á servir estos Príncipes con la impresa de las Yndias: los ocho fuí traído en disputas, y en fin se dio mi aviso por cosa de burla»

Diario del primer viaje de Colón. En las anotaciones del lunes 14 de Enero de 1493, se lee: «y han seido causa que la Corona Real de vuestras Altezas no tenga cien cuentos de renta más de la que tiene después que yo vine á les servir, que son siete años agora á veinte días de Enero este mismo mes» es decir en 1486

Libro de las Profecías , carta que no tiene fecha, mas por citas y notas que hay en este libro se deduce que corresponde al año 1501. 

«Siete años, dice, pasó aquí en su Real Corte disputando el caso con tantas personas de tanta autoridad y sabios en todas artes, y en fin concluyeron que todo era vano, y se desistieron con esto dello: después paró en lo que Jesucristo Nuestro Redentor dijo» como se ve, aquí los siete años concluyen con la negativa de los Reyes á favorecer los proyectos de Colón.

En resumen resulta que hubo siete ú ocho años de pláticas antes de 1492, y contando alguna que otra ausencia de la Corte y el tiempo transcurrido desde que vino Colón á España hasta que entró al servicio de los Reyes, llegaremos a les ocho o nueve años anteriores al 1492, o sea a 1483-1484.

En una de sus cartas, que ha conservado Las Casas, y que empieza así:

«Muy alto Rey, Dios, nuestro Señor, milagrosamente me envió acá porque yo sirviese á Vuestra Alteza; dije milagrosamente, porque fuí á aportar á Portugal, á donde el Rey de allí entendía en el descubrir más que otro, él le atajó la vista, oído y todos los sentidos, que en catorce años no lo pude hacer entender lo que yo dije». Otra carta que dificulta entender la vida de Colón, porque si dice 14 años de hacer entender al Rey d ePortugal que quiere decir, o bien que estuvo 14 años en Portugal convenciendo al Rey de su empresa lo cual nos sitúa a Colón en 1470 hasta que llego a Castilla en 1484. O bien estuvo convenciendo al Rey portugués cuando estaba en Castilla, es decir 1490. Cualquiera de las dos soluciones es mala porque la primera implica que Colón tendría 14 años habiendo nacido en 1456 algo imposible para poder presentar una empresa de descubrimiento por no tener la experiencia suficiente y la otra también es mala ya que estará negociando a la vez con Portugal y con Castilla y abría preguntarse si los Reyes le hubieran pagado desde 1487 si supieran que a la vez estaba negociando con Portugal, por otra parte hay la carta del Rey de Portugal en 1488 diciendo que volviera con lo cual los 14 años podrían tomarse hasta esa fecha con lo cual hubiera llegado a Portugal en 1474 con 20 años. También me resulta muy joven como para tener experiencia en el mar y plantear una empresa a Joao II de Portugal.

En el Libro de las Profecías carta 1501, en el principio de la carta decía Colón

«Muy altos Reyes: De muy pequeña edad entré en la mar navegando, e lo he continuado fasta hoy. La mesma arte inclina á quien le prosigue á desear de saber los secretos deste mundo. Ya pasan de cuarenta años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta hoy se navega, todo lo he andado». Más despiste ya que esto nos sitúa en 1461 y además nos dice que entró a navegar de muy pequeña edad si nació en 1456 esto implica que entró a navegar con 4 años, imposible.

En pleno viaje, el 21 Diciembre de 1492, escribe:

Yo he andado veinte y tres años en la mar, sin salir della tiempo que se haya de contar, y vi todo el Levante y Poniente que dice por ir al camino del Septentrión, que es Inglaterra, y he andado la Guinea” Otro despiste como debemos interpretar los 23 años sin contar la estancia en Castilla, que no navegó, es decir desde 1484-1492 si tomamos esto así nos damos cuenta que empezó a navegar en 1461 que es la misma fecha de los 40 años en este uso de la carta anterior, si tomamos la cita desde 1492 nos sale que empezó a navegar en 1469, pero creo que e sto no es lo que hay que interpretar toda vez que dice: sin salir della tiempo que se haya de contar, lo cual entiendo yo que no incluye los años de Castilla.

¿Por qué he escrito todas estas frases de Cristóbal Colón?

Creo que hay que tomar en consideración lo de 28 años no puede darse la misma casualidad en 5 documentos, escritos por copistas diferentes y en fechas diferentes, por tanto creo que hay que buscar una explicación. Por otro lado he puesto las otras frases que aparecen en diferentes cartas escritas por Colón para demostrar una aparente contradicción o imposibilidad con la edad de 28 años.

Ahora que cada uno deduzca lo que le aporta la información del post y a poder ser crear un debate de opinión, ya que como dije anteriormente de ser esto cierto tira por tierra todas las teorías sobre un posible origen, ninguna teoría da esa edad. La menos perjudicada es la de Celso García de la Riega pues al estar basada en fundamentos objetivos la edad de Colón le influye menos.

Yo personalmente creo improbable la edad de 28 años de Colón en 1483, con esta edad no se adquiere el conocimiento ni la experiencia en navegación que tenía Colón y que el propio Colón se contradiga, indirectamente, en otras cartas me hace pensar que no es así, ahora bien los documentos no mienten, lo escrito escrito esta, por tanto hace falta una explicación.

Siento le extenso del post, ha quedado mucha transcripción por poner, pero creo que lo requiere al querer aportar las contradicciones de Colón y la falta de explicación sobre su edad.

Agradezco a Carlos Martín su colaboración ya que aporta: los memoriales, los documentos y las transcripciones

 

 

 

 

 

Frase de Cristóbal Colón: “Yo no soy el primer Almirante de mi familia…” , Autoría Dudosa

Yo no soy el primer Almirante de mi familia. Póngame, pues, el nombre que quisieren que al fin David, Rey sapientísimo fue guarda de ovejas y después fue hecho Rey de Jerusalén y yo siervo soy de aquel mismo Señor que le puso a él en tal estado

Lo primero que llama la atención es que mezcle el cargo de Almirante con el Rey David y sus dos cargos: pastor y Rey. Parece que quiere indicar que el no siendo el primer Almirante de su familia no dispondría del mismo sin embargo fue el Señor el que le puso en tal estado. También sorprende que no especifique sin l Almirante fue uno de su familia directa, un primo segundo y de donde era Almirante.

De esta frase los interesados en algunas teorías solo cogen lo primero.”Yo no soy el primer Almirante de mi familia”. Pero si se escribe toda la frase el significado puede cambiar o tener otra interpretación.

La frase contradictoria, bajo mi punto de vista el que haga mención a que David fue guarda de ovejas y luego Rey no tiene nada que ver con lo de no soy le primer Almirante de mi familia, pues mientras David ha mejorado su status de guardar ovejas a Rey, en el caso del Almirante no mejora nada puesto que en su familia había un Almirante y que él también lo era a pesar de no ser por herencia sino por acuerdo de un contrato con los Reyes Católicos. Podría haber cierto paralelismo en el caso de que en la familia de David hubiera habido un Rey, entonces si podría establecerse una relación entre las dos frases pero que yo sepa no es así.

Hay que advertir que esta frase no es autógrafa de Cristóbal Colón, la insertó su hijo Hernando en la Biografía de su padre. Ya hemos dicho en anteriores post como hay muchos historiadores que de la Biografía de su padre, Cristóbal Colón, solo es fiable los viajes el resto en lo que se refiere a la vida de Colón tiene muchos errores, vamos a dar unos cuantos ejemplos de historiadores que así lo mencionan.

Serrano Sanz, que hizo la primera traducción fiable del italiano al castellano de la Biografía del Almirante, recordemos que la biografía se escribió en latín en 1574 y que hasta principios del siglo XX que la tradujo Serrano no se había traducido correctamente la primera traducción fue en el siglo XVIII. Así Serrano Sanz dice:

 «Lo primero que salta a los ojos al examinar la Historia de D. Fernando es lo impropio del título, pues no es más que una relación de los viajes y descubrimientos de su padre, hecha en vista de documentos fidedignos; el resto de la biografía de D. Cristobal es poco, escrito con un desconocimiento inconcebible de los hechos de aquél antes de venir a España; con errores manifiestos y omisiones intencionadas… D. Hernando, según el mismo confiesa, no tuvo de joven curiosidad por conocer la vida de su padre, y luego continuó en la misma ignorancia… Extraña es la poca información documental que tuvo… fuera de lo que atañe a los viajes de su padre; se reduce a unos documentos, en su mayor parte muy discutidos y discutibles…».

Don Antonio Ballesteros Beratta no oculta su juicio adverso ante los dislates contenidos en la Historia del Almirante: «No se trata de una fuente cristalina; sus aguas turbias arrastran bastante fango intencional… En algunos dislates no siempre alcanzaremos el porqué de la desviación errónea… Adelantemos que algunas de las incongruencias no deben ser claramente atribuidas a Hernando, sino al interpolador o manipulador del manuscrito».

Las falsedades y supercherías son de tal calibre que el texto hernandino pudiera ser calificado como el primer falso cronicón de la Historia de España.

Hernando escribe en el libro incriminado, que el descubridor de América, «quiso que su patria fuese menos cierta y conocida», limitándose a señalar diversos lugares como posible cuna: Nervi, Cugureo, Buyasco. Más adelante acentúa la duda: «Otros que quieren engrandecer- le más dicen que era de Savona, y otros que genovés, y aun los que más le suben a la cumbre le hacen de Plasencia» (Emilia).

Cugureo no tiene existencia real en el mapa de Italia. Por tal razón, el supuesto viaje de Hernando a este lugar, en indagatoria de sus raíces, hay que calificarlo de grotesco. El encuentro postrer con los únicos supervivientes de la estirpe, los hermanos Colombo («el menos viejo pasaba de los cien años») tiene todas las características de una sarcástica burla.

¿Pudo Hernando contradecirse de esta manera, y suscribir con su nombre las vacilaciones, los viajes y las descaradas mentiras?

Por lo que respecta al linaje, la remota descendencia del procurador romano del Ponto Junius Cilo parece demencial. Igual sorpresa produce el parentesco con Guillaume de Casenove, llamado Coullon (Colombo el viejo) y Jorge Bissipat (Colombo el joven), nacidos en lugares tan dispares como Gascuña y Grecia. Estos dos marinos-piratas estuvieron al servicio del rey de Francia Luis XI.

Los supuestos estudios en la Universidad de Pavía deben ser rechazados de plano.

Hernando involucra dos acciones, que no tienen, como es lógico, la menor relación entre si, pues ocurrieron con una diferencia de casi diez años. El primer encuentro, el de 1476, fue una auténtica batalla naval, librada entre una escuadra francesa, capitaneada por Guillaume de Casenove, y una flota mercante genovesa. El segundo, el de 1485, tuvo por principal actor a Jorge Bissipat y se limitó al ataque y rendición de cuatro galeazas venecianas.

Llama la atención asimismo ver denominado Pedro Muñiz Perestrello al padre de Felipa Muñiz, abuelo de su hermano Diego, es otro error de falta de información y solo le tenía que preguntar a su hermano como se llamaba su abuelo.

En cuanto a los errores, el más garrafal de todo sitúa al puerto de Palos en Portugal.

Alexandre Cioranescu, ha abordado en las últimas décadas el arduo problema, llegando a deducciones dentro de un imperceptible hilo conductor común La Historia del Almirante, tal cual hoy la conocemos, se compone, como se ha dicho, de dos partes bien diferenciadas. La primera abarca los capítulos 1 a XV, y polariza su atención en biografiar a Cristóbal Colón antes de acometer la gesta imperecedera del descubrimiento. La segunda comprende los capítulos XVI a CVIII, y hace objeto de su estudio la descripción pormenorizada de las cuatro inmortales navegaciones al Nuevo Mundo, que aparecen enlazadas entre si con relatos sucintos de los acontecimientos intermedios.

La biografía es agria, rencorosa, agresiva y polémica, en desacuerdo absoluto con el carácter y el temperamento de Hernando, según lo retratan los contemporáneos. La crónica de los viajes objetiva y serena, aunque con la natural pasión para defender de todo escarnio, vejación o mancha la gloria paterna.

La biografía es algo añadido y postizo, ajeno por completo a la pluma de Hernando Colón. El engendro se debe a un autor desconocido que buceó sin embargo, en buenas fuentes, cuando la ocasión se lo deparó. En cambio los viajes pertenecen en su integridad al polígrafo cordobés. Es su gran aportación a la historia de América.

Ortiz de Zúñiga en el siglo XVI y Serrano y Sanz en nuestros días apuntaron o intuyeron esta solución.

La biografía anónima nace con una exclusiva finalidad: exaltar al héroe o sujeto de la misma don Cristóbal Colón. Con este fin había que labrar una ascendencia y un pasado honrosos, a tono con la categoría presente de la familia, derivada de sus títulos y enlaces. De ahí la desmedida obsesión por desmentir el origen humilde de los progenitores y del propio descubridor, encumbrándole en las alturas con una ascendencia y parentela ilustre, a base de cónsules romanos y almirantes-piratas. El autor pudo ser alguien del séquito de la virreina Álvarez de Toledo viuda de Diego Colón, acaso su propio capellán.

En cuanto al montaje de la refundición, ensamblando y retocando ambos escritos – biografía y viajes- la tarea debió acometerse por un escritor venal, de pocas luces, bajo la directa inspiración de don Luis Colón, primer duque de Veragua.

Dos circunstancias más se impone destacar antes de dar fin a la disertación .

La primera, el valor intrínseco de parte de la biografía, al tener su autor acceso al archivo familiar. La segunda, una nueva racha de supercherías interpoladas por el refundidor.

Como acabamos de leer parece claro que de la biografía de su padre escrita por Hernando no se ajusta a la realidad y más bien parece que haya sido otro el que la haya escrito. En cuanto a la frase del principio dos son  los motivos que nos hacen suponer otra falsedad y otra exaltación del personaje Cristóbal Colón.

En el memorial de agravios escrito por Colón en 1502, dirigido a los Reyes Católicos se lamenta colon de la mala información recibida en 1492. En dicho escrito declara que cuando solicitó en Burgos de los Reyes Católicos la confirmación de sus privilegios se reconoció derecho al diezmo y a Ochavo, pero no al tercio, porque en aquella fecha ignoraba el privilegio del almirante de Castilla para beneficiarse de este ingreso.

Además Colón escribió esto después de asesorarse con un abogado, es decir, que a él se lo debieron decir unos terceros y decidió consultar al abogado.

Parece claro que con este memorial se inhabilita todas aquellas teorías que suponen a un Cristóbal Colón de origen noble hijo bastardo de algún noble y con Almirantes de Castilla  en su familia ya que demuestra claramente la ignorancia de que tuviera derecho al tercio de los beneficios de los Almirantes de Castilla.

escudos-colon

2º En este punto el escudo. Los Reyes le otorgaron la posibilidad de tener un escudo de armas y le dan lo siguiente: en el primer cuartel el Castillo de Castilla, en el segundo cuartel el León de Aragón, en el tercero unas ondas simulando el mar con unas islas y en el cuarto le decir que ponga las armas que solides tener, pero no describen cuales son que sería lo protocolario, esto quiere decir que o bien las tenía o no, es lo que interpretan algunos historiadores. En cualquier caso le pone 5 anclas como indicando 5 Almirantes y esto no tiene porque ser así, es más da la impresión de querer ser un alarde fantasioso de Colón imitando a los Almirantes castellanos. A mayores para inclinarnos por esta versión no hay más que fijarse en los Pinzón, cuando Carlos I les otorgó la posibilidad de tener un escudo  de armas le añadieron 4 anclas y en la familia de los Pinzón no hay ni un Almirante ni antes ni durante ni después del descubrimiento.

Escudo Hermanos Pinzón

Escudo Hermanos Pinzón

Con todo esto creo que solo hay que fiarse de los escritos autógrafos de Cristóbal Colón, tanto la biografía de Hernando Colón como la de Bartolomé de las Casas hay encuadrarlas en un marco de desconfianza.

La Toponimia de las Indias Y sus Homónimos Gallegos: Cuarto Viaje Y Conclusión

CUARTO VIAJE

El cuarto y último viaje de Cristóbal Colón lo inició el 9 de Mayo de 1502. Llevo consigo a  su hijo Hernando Colón, que tendrá 12 o 13 años dependiendo el mes en el que hubiera nacido.

Fue el viaje que menos nombres puso a los diferentes accidentes geográficos, o al menos así lo parece por los datos que han llegado hasta nosotros.

En concreto que sean homónimos gallegos, en total hay 7 homónimos gallegos que son:

Junio de 1502

Islote de Ratas:

Islote que se encuentra en la Ría de Pontevedra, en concreto cerca de San Salvador de Poio

Setiembre 1502

Río Serpe

Situado en la Ría de Pontevedra cerca del islote de ratas

Cerros de Matamá:

Ría de Vigo

Punta Blanca

Cabo Prior, en Ferrol, provincia de A Coruña

Octubre 1502

Punta Prados

Costa Sur de Cedeira, Provincia de A Coruña

Abril 1503

Cabo San Blás

Ría de Pontevedra

De manera que tenemos 6 nombres del cuarto viaje que tienen su homónimo en la costa gallega, de los cuales tres son de la Ría de Pontevedra. Luego tenemos alguno dudoso que no he puesto como son: Cabo Róas al cual se le asigna el homónimo de Punta Arroás en la Ría de Vigo, arroás es una especie de delfín, puede que Colón dijera Arroás en lugar de Roás que es muy similar y que el copiador lo haya copiado mal pero no lo tengo tan claro. Hay otro Las Barcias, que en gallego significa tierras llanas o bajas, tampoco he encontrado en los diccionarios medievales gallegos ni en los más modernos esta palabra, por tanto yo lo descartaría hasta ver el origen de la misma.

El resto de los topónimos puestos en el cuarto viaje no tienen su homónimo en las costas gallegas, al menos que yo haya visto.

CONCLUSIÓN

Carta Nautica de la Autoridad Portuaria de Marin con los nombres de los Homónimos de la Ría de Pontevedra, pedido por la Asociación Colón Gallego. Faltan: San Nicólas, Sta Catalina, san Miguel, San Juan Bautista, Margarita.

Carta Nautica de la Autoridad Portuaria de Marin con los nombres de los Homónimos de la Ría de Pontevedra, pedido por la Asociación Colón Gallego.
Faltan: San Nicólas, Sta Catalina, san Miguel, San Juan Bautista, Margarita.

Después de haber puesto la toponimia de los cuatro viajes llega el momento de la conclusión y de ver en la globalidad si hay algo significativo en la toponimia que relacione a Cristóbal Colón con su posible origen gallego.

Pero antes voy a poner unas palabras de Ricardo Beltrán y Rózpide, Secretario de la Real Sociedad Geográfica y miembro de la Real Academia de la Historia:

Toda la nomenclatura geográfica de las tierras descubiertas por Colón en sus cuatro viajes es española, siendo de notar que en ella se reproducen voces propias y aún exclusivas, únicas del litoral gallego

Esta claro que algo debía de saber el señor Rózpide para decir esto, y es que él como secretario de la Real Academia Geográfica esta claro que de geografía y toponimia algo debía de saber.

Hay que recordar que los diarios de navegación están perdidos, ninguno de los cuatro existe, lo único que nos queda son las cartas relación de sus viaje descritas por Colón y lo recogido por Hernando Colón y Bartolomé de las Casas pero podemos estar seguros de que hay muchos más nombres de los recogidos que se han perdido y dada la trayectoria de los nombres puestos estoy seguro que había muchos más de Galicia y en concreto de la Ría de Pontevedra, esto no creo que sea ningún disparate creo que es algo que se hubiera ajustado a la realidad.

En mi opinión Cristóbal Colón dejó sus señas de identidad en el nombramiento de los accidentes geográficos de las Indias, es difícil de entender que un descubridor de un país X no haya puesto los nombres, que solo él como Almirante y Capitan de la flota podía nombrar, no haya puesto ningún nombre en relación con su país de origen, el más extendido Italia, pero es que tampoco lo puso de: Francia, Portugal, Griego, Noruega…etc. Solo ha puesto nombres de la costa y toponimia española y especialmente gallega.

Recordemos el número de los homónimos de la Ría de Pontevedra y el resto de Galicia:

90 Homónimos de Galicia, de los cuales 35 son de la Ría de Pontevedra

Sin ser homónimo pero que se nombra en los viajes están:

Mapa de los viajes de Colón

Mapa de los viajes de Colón

18 de Diciembre Virgen de la O, patrona de Pontevedra

San Telmo Patrón de Tui

Cabo Boto, Boto palabra gallega

Guardias y testigos, costumbre gallega en nombrar los montes o fincas no identificadas.

Isla La Gallega, aunque no aparece nombrada en los documentos consultados, si aparece nombrada por Colón en una carta dirigida a los reyes Católicos donde Colón dice: “El novio sospechoso había echado a la mar, por se escapar, hasta la isla La Gallega; perdió la barca”[..]

Dudosos:

He de decir que hay nombres que son dudosos por no haber encontrado la fuente de donde se han recogido, de Colón, así tenemos:

Río Miño, Río Xallas, Río Negro, Río Grande, Punta Cangrejo, Punta Touro, Punta Ventosa, Punta Lucia. Todos estos nombres se obtuvieron de los nombres ingleses que aparecen en Jamaica, cuando los Ingleses la conquistaron en el Siglo XVII la toponimia la tradujeron al inglés, en buena lógica estos nombres tendrán que haber sido puestos por Colón o en su defecto por otra persona, lógicamente gallega, personalmente me inclino a pensar que ha sido el propio Colón quien ha impuesto estos nombres ya que todos los años pasados en los cuatro viajes tuvo tiempo de sobra para nombrarlos, pero los dejaremos en interrogante, yo por lo menos creo que no hacen falta.

También he de decir que me he encontrado con una transcripción de la carta relación del segundo viaje, del Libro Copiador, y cual fue mi sorpresa al encontrar un cabo que no tenía referenciado por nadie es el Cabo Finisterre que lo puso en la Isla Isabel, Colón escribe:

en el cual cabo de Alfa e O puse colunas con cruz en nombre y señal de V. Al, por ser el estremo cabo de oriente de la tierra firme, ansí como tiene en poniente el cavo de Finisterre, qu ́es otro cabo estremo de la tierra firme a poniente, en medio de los cuales amos cavos se contiene todo el poblado mundo, sacado la Ysavela con otras islas de los caníbales y otras pocas”. Es decir nombra el cabo de Oriente, Alfa e O, y nombra el cabo de poniente, Finisterre, este no cabe duda de que  es gallego. Por tanto en lugar de 90 homónimos ya tenemos 91.

Hay estudios de diferentes personas que se han dedicado a relacionar los topónimos con sus cominos gallegos entre ellos tenemos: Enrique Zas, historiador Cubano y miembro de la Real Academia de la Historia, José Mosquera Manso, ictiólogo, cartógrafo, biólogo, historiador e mariño galego y gran conocedor de la zona caribeña, el historiador y Jesuita el P. Tomás Barreiro y el historiador y sacerdote Arturo Souto Vizoso.

Todos estos señores tienen trabajos muy buenos y extensos de la toponimia Americana y sus homónimos gallegos.

De Enrique Zas, aparte de muchos de los nombrados en los 4 post, tenemos como Topónimos que no he puesto:

Punta del Fraile, Punta Alba, Cabo de Torres, Punta Petis, Cabo del Con, paraje que en el primer viaje le llamó Recheo, santa María la Nueva, Punta Placeres

Algunos de  estos topónimos se encuentran en la Ría de Pontevedra

Josefina López de Serantes en su obra “ El enigma del Gran Almirante” hace referencia a Jose Mosquera Manso y nos enseña todos los mapas del caribe con los nombres puestos por Colón y sus homónimos en la costa gallega con los mapas correspondientes, así encontramos nombres que no he nombrado en los cuatro post:

Río Bao, Punta Negra, Bahía Mongrove, Punta Gallina, los Placeres, San Andrés de Lourizan, Punta Samieira, Santa Lucia de Samieira, Islote Lobeira, Alto de la Cruz, Costa de la Vela, Pico Carabela, Punta tolete, Punta Muros, Isla del Santo

Así todos estos nombres son de la Ría de Pontevedra, el de punta Tolete lo puse para identificar a la persona que lo encontró. El libro de Manso no lo tengo: “Galicia cuna  de Colón”y ahí es donde debe identificar las fuentes de donde obtuvo los diferentes nombres, trataré de conseguirlo e identificar sus fuentes ya que me parece importante.

El P. Tomás Barreda los que no he nombrado en los cuatro post:

Isla S. Martin, Punta del Buey, Punta Molino, Río y Punta de los Puercos, Punta de las Bestias, Punta Placeres, San Cristóbal, Punta Faxilda, Las Pozas.

Estas tres personas se basaron en nombres que hay en las costas Americanas, a cada topónimo indican donde se encuentran. Por tanto el estudio esta basado en datos reales, ahora bien no sabemos si fue Colón quién ha puesto los nombres, personalmente como he dicho yo me inclino a que si ya que será raro que otra/as personas pusieran los nombres en los mismas islas y zonas de costa donde Colón había puesto los conocidos. Además muchos de ellos también son exclusivos gallegos esta claro que los gallegos emigramos a muchas partes del mundo pero hay muy pocos descubridores y mucho menos que tuviéramos autoridad para ponerlos.

Hay que pensar que al ser un lugar nuevo, América, y descubierto el poner los nombres estaba vedado a las personas con autoridad para ello ya que tenía que ser documentado, por tal motivo me inclino a pensar que  estos nombres fueron impuestos por Colón y que al haberse perdido los diarios de a bordo no ha quedado del todo documentado.

Esto es otro enigma en la vida de Colón que se pierda un diario o dos vale pero que se pierdan todos ya es más curioso, máxime cuando sabemos que Colón tuvo que realizar copias para los Reyes, podría esto ser uno de los enigmas de Colón o quizás los diarios podrían estar perdidos entre toda la ingente documentación no clasificada de: Simancas, Valladolid, Sevilla….

Navegador de artículos