Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

CELSO GARCÍA DE LA RIEGA E COLÓN: RELATORIO DUNHA INFAMIA III Parte

Por Guillermo García de la Riega Bellver (bisnieto y biógrafo de don Celso)
Presenta: D. Carlos Valle (Director del Museo de Pontevedra)
Dña. Margariña Valderrama (Catedrática de Historia. I.E.M “Sánchez Cantón”
Organiza: Ateneo de Pontevedra y Asociación Cristóbal Colón Galego

Informe Mansfield

 Después de este informe los continuadores siguieron aportando pruebas a la teoría de Colón gallego, pero seguían sin defender a D. Celso de su inocencia, pero en el año 1922 llegaron a Pontevedra un matrimonio Inglés, Los Mansfiel, ellos vinieron a Pontevedra por encargo de Sociedad Geográfica de Londres para investigar lo del origen de Colón, tanto el como ella eran miembros de dicha sociedad.

Ella se llamaba Charlotte Mansfield y era una reconocida escritora, el era Coronel del ejercito inglés, era ingeniero, Arqueólogo y especialista en identificación de documentos antiguos falsificados por métodos cientificos, estuvieron durante un año residiendo en Pontevedra entablaron mucha amistad con: Ramón Sobrino Buhigas y D. Celso García de la Riega Quiñones, hijo del finado D. Celso.

Durante el año estuvieron estudiando el origen de Colón y realizo un estudio de los documentos con ellos en la mano, por lo menos los de D. Celso, realizo microfotografías de los mismos y su conclusión fue que los documentos no estaban falsificados y que estaban recalcados, solo algunos, y dijo que los documentos recalcados lo que estaba escrito por encima era lo mismo que aparecía debajo, a este informe no le hizo caso nadie, de los enemigos de la teoría no interesaba, Mansfield había presentado dos trabajos al concurso de ABC sobre el origen de Colón en los que decía que demostraba las teorías de D. Celso y que los documentos no estaban falsificados, no he podido encontrar dichos trabajos, pero si una conferencia dada en la Sociedad Anglo-Española recogida en el diario el progreso y en crónica de Manuel Graña con fecha 25/10/1924, en dicha conferencia uno de los temas tocados es el de los documentos y dice que por medio de las micrografías se puede comprobar que en los documentos recalcados, no todos, lo que hay escrito debajo es lo mismo que hay encima y también dijo que ciertos documentos alterados, que están en posesión de la Sociedad Arqueológica, dichas alteraciones no existían cuando D. Celso los examino. De esto también habla en las cartas a Sobrino Buhigas las cuales se conservan en el Museo y de artículos que escribió en el ABC sobre el tema.

En una misiva con fecha 27/12/1925, el coronel Mansfield manifiesta: “ Nuestro Trabajo demuestra los errores de Serrano y Oviedo de manera concluyente y más que bastante para rehabilitar a la Riega, y, “además con pruebas acusamos a algunas personas de haber alterado algunos documentos después de la muerte de D. Celso.”

Esta es la primera demostración de la inocencia de D. Celso que apenas tuvo repercusión.

Informe Real Academia de la Historia

 Posteriormente en 1928 llego el informe de la Real Academia Española de la Historia, en dicho informe toma como base el informe de Oviedo y Arce y el de Serrano Sanz

pero solo emite informe de los documentos que tienen. Los que tienen son los de Casto Sampedro que salen por segunda vez de su despacho, Casto Sampedro se los había dado al Obispo Madrid-Alcala Leopoldo Eijo y Garay para su estudio, el estudio no aporta nada nuevo, en algún documento no esta de acuerdo con Oviedo, pequeñas diferencias, pero en lo esencial certifican el estudio de Oviedo y Arce, con un lenguaje más académico eso si. Sobre este estudio les comentaré tres hechos que no pueden pasarse por alto:

1º Uno de los firmantes del informe es Antonio Ballesteros Bareta, Licenciado en Filosofia y letras, Derecho y con Doctorado en Historia, Catedrático de Historia ern las Universidades de Sevilla y Madrid, este posteriormente al informe declara:

Algunos Les negaron autenticidad, pero no están en lo cierto; yo los he examinado por dos veces, una en el mismo archivo de Pontevedra, donde me los enseñó el archivero don Castro Sampedro Folgar y estaban sin alterar”.

Ref: Historia de América Edit Salvat 1945, tomo IV pag 104.

2º Carta del Obispo de Madrid Alcala Leopoldo Eijo y Garay a Gerardo Álvarez Limeses:

Tenía un peso sobre mi alma desde que leí el artículo de “El Debate”, a que se refiere la carta de Vd. del día 6 de los corrientes. En síntesis la impresión que daba era ésta: el Obispo de Madrid ha traído los documentos y los ha presentado a la Academia de la Historia; y ésta ha comprobado que son documentos falsificados. Y esto me duele mucho.

Tengo fervorosa simpatía por la tesis “Colón Gallego”; he clamado muchas veces contra la injusticia de calificar de falsificador a D. Celso, y de hablar mucho de los documentos retocados callándose acerca de los que sin el más leve retoque dicen lo mismo que aquellos; y con todo eso !vengo a aparecer como suministrando a la Real Academia de la Historia la prueba de la falsificación¡

La historia de mi gestión es muy sencilla: durante dos o tres veranos he ocupado las horas de mi descanso en Vigo en estudiar cuanto podía reunir sobre “Colón Gallego”; casi siempre me lo facilitaba nuestro común amigo el Sr.Dn. José Salgueiro,

Muchas veces había yo dicho a Salgueiro mi vivísimo deseo de saber como piensa en el asunto el venerado maestro Dn.Casto sampedro. Un día me dijo Salgueiro que Dn. Casto estaba dispuesto a entregarme a mí, por única excepción, los documentos que sobre la materia tiene. Es excusa decir mi agradecimiento y mi entusiasmo. Al regresar a Madrid, terminadas mis vacaciones, recibí por conducto del Sr. salgueiro los documentos, bajo recibo y con una carta de Dn Casto en que me decía que pondría en conocimiento de la Academia de la Historia que los infolios estaban en en mi poder; y tiempo después recibí comunicación oficial de la misma en que se decía que por Dn. Casto Sampedro sabía la corporación que por “ acuerdo de la Sociedad Arqueológica” de Pontevedra se hallaba en mi poder” para facilitar su examen a los Centros y personas a quienes interese estudiarlos, varios documentos relativos a Cristóbal Colón y se me pedía que señalase día, lugar y hora en que la comisión de Indias y los señores académicos de número que a ella quisieran agregarse, pudieran pasar a examinar y estudiar los documentos de referencia.

Si todos los documentos estuviesen intactos, sin enmiendas, raspaduras, refuerzos o cualquier modificación del escrito primitivo, yo habría tenido singular satisfacción en enseñarlos a la Real Academia y a quien quisiera verlos; si no se me hubiese entregado más que documentos retocados, los habría devuelto sin que nadie, por conducto mio los viese; claro es que devolverlos y no mostrárselos a la Academia habría sido violento; pero lo habría hecho. Mas como al lado de los retocados había otros indudablemente genuinos e impolutos me allané a las circunstancias y los puse a disposición de la Academia.

Esta los estudió todos, fotografió los que quiso, y dará dictamen, según tiene anunciado. Espero que cuando lo haga no se limitará a tratar de los retocados, sino que reconocerá la pureza de los otros. Pero no es esto justamente lo que de el artículo de “El Debate” se desprende. Hay que esperar hasta que la Real Academia dé su dictamen.

Y nada más, querido amigo, sino que yo sentiría mucho que, simpatizando tan fervorosamente con “Colón Gallego”, se me hiciese aparecer como contrario, y aún facilitador de pruebas de falsificación. Amén de que si en unos u otros documentos hubiere falsificaciones habría que averiguar a quién se deben, y nunca se podrían atribuir, sin demostrarlo, a Dn. Celso q.e.p.d. Más que los refuerzos y retoques, que él paladinamente manifestó.

Esta carta es importante ya que demuestra a las claras que cuando la Academia de la Historia de Madrid dio a conocer el informe de los documentos, 19 Octubre 1928, solo dictamino de los retocados y manipulados, cuando el propio Obispo de Madrid reconoce que había documentos que eran genuinos e impolutos.

Carta Alcalde Génova3ºCarta del Alcalde Genova en posesión del señor Altolaguirre:

Cuando murio el señor Altolaguirre sus hijos vendieron su biblioteca, un Anticuario Barcelones compro algunos de ellos, se llamabaAlcalde Génova II Joan Colomer, en el viaje de vuelta a Barcelona empezo a consultar los libros y en algunos de ellos encontro las cartas de Prudencio Otero, cuando le pedia que una comisión de la R.A.H se desplazara a Pontevedra para comprobar los documentos, su sorpresa llego cuando descubre una carta del Ayuntamiento de Génova dirigida la encargado militar de la embajada italiana, en dicha carta le decía que le enviaba la documentación pedida, la pregunta es ¿Qué hacia Altolaguirre con una carta del ayuntamiento de Genová en la cual le decía que la documentación pedida había sido enviada para contrarrestar la tesis gallega?.

La carta y la traducción fue enviada por Joan Colomer a Modesto Bara en PontevedraCarta Joan Colomer 2

Documentos aportados génovaCarta Joan Colomer 1

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: