Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Sanjenjo

Articulo escrito por Celso García de la Riega en la “Ilustración Cantábrica” pagína 32 Tomo IV  el año es de 1882

Las poéticas riberas donde las rías bajas de Galicia ofrecen a los bañistas innumerables pueblecillos, colocados en las situaciones mas ventajosas para que aquellos olviden, durante el veranoo, la bulliciosa y agitada vida de las ciudades. Estos pueblecillos, que viven hoy tan sólo de la industria del mar, prosperan indudablemente el día que fáciles comunicaciones les hagan accesibles a las expediciones veraniegas del interior: sucederá con ellos lo que con los de Trouville, Deaville y otros puntos de la Bretaña y Normandía, escondidos antes en aquellas brumosas costas, y trasformados hoy en elegantes estaciones de baños.

El pueblo de Sanjenjo, en la ria de Pontevedra, es el único de la orilla derecha llamado a obtener próximo desarrollo, principalmente como punto de baños, en cuanto se hallen terminadas las lineas férreas del país y se concluya la carretera de diez a doce kilómetros que habrá de unirle a la capital de la provincia.

Su situación, en el suave repecho de una colina frondosa, a entrada de la ría, casi en pleno Océano, y en el centro de una ancha ensenada, es bellísima. El puerto tiene un corto malecón, que termina en derruido muelle y se halla formado por una pequeña lengua de tierra y arena, con un peñascal en su extremo: sobre este peñascal se hallan edificados dos o tres almacenes de salazón. Colocada una persona en ese centro de la lengua de tierra, ve hacia la derecha la extensa. y ancha playa en semicírculo que une aanjenjo con el pequeño caserío de Portonovo; y a la izquierda, el malecón citado, unas cuantas casas que baña la pleamar, y luégo una ,sucesión pequeñas playas encajadas entre arrecifes o peñascales, terminando en la punta o cabo de Festiñans. Todas estas playas a ambos lados de Sanjenjo, limpias, suaves y de finísima arena, parece que han sido creadas exprofeso para baños.

La población es reducida: fórmando en gracioso grupo, desde la colina hasta el peñascal, unas noventa casas, en gran parte de pescadores y marineros: contiene algunos almacenes de salazón de sardina, cuyo género se exporta en poca cantidad, por mas que esta industria, con pocos impulsos, probablemente crecería mucho y daría mayor importancia al puerto, dedicado casi exclusivamente al movimiento de lanchas pescadoras. En cambio, la calidad de la sardina es superior, como la de todos los peces que se crían en las rías bajas: día llegará en que las poblaciones del interior de España, surtidas hoy por los puertos del Cantábrico o del Mediterráneo conocerán y apreciarán las exquisitas cocondicionesel pescado exextraído dle las rías de Vigo, Pontevedra y Arosa. Cuando el ferrocarril traiga al centro de la Península las pescadillas y las nécoras de cualquiera de dichas rías, las tan celebradas de Cadiz y las bocas del Puerto no resistirán la comparación; las piardas reemplazaran a los boquerones de Alaga; sabrán los madrileños los que son verdaderos besugos, y entonces se pondrán al alcance de todas las fortunas, las almejas, los congrios, la merluza, los lenguados, los rodaballos, etc.

Las redes de los pescadores de Sanjenjo traen a la playa numerosos ejemplares de toda clase de peces; ¡cuantos son devueltos al mar por falta de compradores!

Las cercanías del pueblo, llenas de huertos, prados, bosques y jardines, son risueñas y encantadoras, ya se dirija el paseante hacia Arra o Noaya, ya hacia Nantes o Dorron. Subiendo la colina en cuya falda se halla Sanjenjo, preséntase un espectáculo delicioso: a un lado la inmensa línea del Océano que empieza con las islas de Ons y va a perderse a espalda de las Cies; en frente ancho espacio de mar, surcado por multitud de barcos pescadores, limitado por la ribera izquierda. de la ria con los pueblos y arenales de Mogor, Cela, Aldan, Bueu, Beluso y la entrada de la pequeña ria de Aldan. En el fondo, el magnifico puerto de Marin, los bajos de la barra y 1a isla. del Tambo, que oculta la ensenada de Combarro y Campelo. En este ultimo punto se ha formado hace años, con todas las condiciones científicas, un parque de ostricultura, visitado por el Sr. Paz Graells, y señalado, entre los de España, con el numero I; dedicado en la actualidad, única y exclusivamente, a la criá de ostras; su explotación en grande escala no empezará hasta. que el ferrocarril pueda ofrecer mercados.

A pesar de lo reducido que es el pueblo de Sanjenjo, existe en él un núcleo de buena sociedad que se acrecienta en la época de baños. Es cabeza. de ayuntamiento y ayudantía de marina. De un extenso distrito; tiene casino, escuelas de niños y una. pequeña, aunque bien cuidada iglesia parroquial. La mejor fiesta de las que se celebran en Sanjenjo, es la de Santa Rosalía, a principios de Setiembre, que constituye una vistosa y entretenida. romería, y atrae gran concurrencia; en ella nunca falta una caravana de pontevedreses, galantemente recibida por la simpática familia de los duques de Patiño (que escogen dicha época para los baños), por el ayudante de Marina y por otros apreciables vecinos del pueblo, cuyos habitantes son en general afables y cariñosos con los forasteros.

Para terminar diré que los marineros de Sanjenjo y de la costa de su distrito son de los mas excelentes que tripulan nuestros buques de guerra y nuestra marina. mercante; decididos y valientes en las maniobras peligrosas, humildes y honrados en su trato, laboriosos y constantes en las rudas fatigas del mar, no tienen más ambición que la de cubrir las primeras necesidades de sus numerosas familias de ahí no pasan sus deseos é ilusiones. Los marineros de Sanjenjo y Portonovo, ya vayan al servicio de la armada, ya marchen a trabajar en la América del Sur, o en la isla de Cuba, vuelven con su ahorros a hacerse propietarios en su patria o a sacar inesperadamente de la estrechez y de la pobreza a sus nunca olvidadas familias. En la Habana, muchos de ellos ejercen animosamente las penosas industrias de boteros y de mozos de los almacenes de Casa-Blanca; y la verdad es que, digan lo que quieran los que desconocen a Galicia, una de las glorias mas grandes de la hermosa Suiza española es la circunstancia de que sus hijos, donde quiera que se les encuentra, siempre se les ve trabajando con perseverancia y honradez.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Sanjenjo

  1. Fantástica capacidad visionaria, y yo que creo que todavía no explotamos nuestros recursos lo suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: