Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “reyes católicos”

¿Cristóbal Colón era extranjero? II

Foto tomada hace siete años en el aeropuerto de Génova.
El diario il Sole 24 h, hace una promoción argumentando que sus informaciones son veraces y fuera de toda duda, no como el origen de Cristóbal Colón

Comenzamos el segundo y último post sobre ¿Colón extranjero?.

En el primero analizamos como no se había podido probar que Colón tuviera su origen en Génova o en la Liguría ya que no se había encontrado ningún familiar en dicha zona, tanto por parte de Fernando Colón, hijo del Almirante, como por parte de Balatassare Colombo uno de los litigantes en el pleito de sucesión.

Pasaremos a analizar la diferente documentación que hay y que no hay al respecto de su extranjería.

Lo primero que llama la atención en Cristóbal Colón es que no tuviera la más mínima intención de obtener “Carta de naturaleza” documento imprescindible para obtener los mismos derechos que los súbditos y naturales del reino.

Pues bien, Cristóbal Colón, “extranjero indeterminado”, se vio colmado de las más altas dignidades que en Castilla podían serle concedidas sin tener necesidad de dicha naturalización y lo mismo sucedió con su hermano Bartolomé. Unicamente Diego, el más joven, llegó a obtener en 1504 la carta de naturaleza que tramitó porque, ambicionando la concesión de un obispado, que no le fue otorgado, le resultaba imprescindible.

los dos italianos amigos de Colón, colaboradores ambos en sus empresas náuticas y financieras, el florentino Gianotto (Juanoto) Berardi y el genovés Francesco Rivarolo (Riberol) decidieron naturalizarse castellanos.

Veamos cómo se halla redactada la cédula de nacionalidad de Berardi:
-Carta de naturaleza en los reinos de la Corona de Castilla a favor del “florentino” Juanoto Berardi, banquero de Cristóbal Colón fechada en Segovia a 10 de julio de 1494:

Juanote Berardi.–Naturaleza:

«Don Fernando e doña Ysabel etc. Por quanto vos Juanote Berardi florentín, estante en estos nuestros reynos, nos hesistes relaçion por vuestra petiçion diziendo: que vos soys natural de la çibdad de Florencia, e ha dies años e más tienpo que estays en estos nuestros reynos e quereys venir e morar en ellos e ser nuestro natural dellos; e nos suplicastes e pedistes por merçed que vos hiziesemos natural destos nuestros reynos, para que pudiésedes gozar de todas las graçias, franquezas, libertades, esençiones, preheminençias e perrogativas de que gozan e pueden gozar los otros nuestros subditos e naturales…»

Hay muchos ejemplos de genoveses, florentinos, venecianos .. que obtuvieron carta de naturaleza ejemplos: Agustín Spínola Marco del Castillo, Clérigo del Castillo, Nicolao Nero Baltasar Rey,Damián Negrón, Antonio Rodolfi, Andrea de Odón, Pablo Landi, Bailía Salvago, Antonio Salvago…….

La cuestión es ¿Por qué Cristóbal Colón no hizo carta de naturaleza?. Dice José María Lancho Abogado experto en patrimonio histórico y en derecho tecnológico, y como él muchos otros historiadores:

En el caso de Colón, la condición legal de castellano está exhaustivamente trazada en un haz de documentos jurídicos que parten de las Capitulaciones de Santa Fe, documento básico que recoge las garantías reales a las propuestas de Colón y que tenían, como uno de sus efectos jurídicos fundamentales, que naturalizaban, en todo caso, a Colón como castellano. El tipo de ennoblecimiento de Colón tenía efectos directos en esa naturalización y él mismo se preocupó en que no dieran lugar a duda alguna”.

Esta explicación podría bastar pero claro se entra en una contradicción aparente, o al menos a mi me lo parece, y es la siguiente en los pleitos colombinos, 1508, restitución de los títulos y derechos para Diego Colón hijo.

El fiscal real Pedro Ruiz, en nombre de la Corona, defendía las prerrogativas de ésta contra el segundo almirante don Diego Colón, que pretendía corresponderle suceder por derecho propio a su padre en todo aquello que por los Reyes te había sido concedido. El Consejo declaró lo que le pertenecía y debía pertenecer “por virtud de las capitulaciones e asiento que con SS. AA. fizo don Cristóbal“, y no conforme don Diego se comenzó el proceso.

El fiscal Real argumenta:

“Lo otro y más principal, porque segund leyes del reyno, en especial por la ley del Ordenamiento de Alcalá. La dicha ley del Ordenamiento, dando concordia entre las dichas leyes, dispone que las dichas cosas de suso declaradas, sy el Rey las diere a su natural e vasallo e vecino en su reino, en tal caso vala la donación como en la escritura de privillejo lo dixere; pero si la donación o enajenación se hiziese en persona no natural ny vecino del reino o estranjero: del reino, en tal caso la donación o enajenación de las dichas cosas no vale ny debe ser guardada, de donde se concluye que pues EL DICHO DON CRISTOBAL COLON ERA ESTRANJERO, NO NATURAL NY VECINO DEL REINO NY MORADOR EN EL, según la dicha dispusyción de la dicha ley, la merced que le fué fecha, aunque fuera para syempre e para sus heredaros, no valió ny se debe guardar, que según derecho común e leyes del  Ordenamiento, para que uno se pueda decir vecino e morador, ha meneser que por diez años antes tenga casa en el reino: pues notorio es que todo esto faltó en el dicho don Cristóbal Colón, por donde ha logar la dispusyción de la dicha ley del Ordenamiento de Alcalá”.

Bueno con que versión nos quedamos con la de con solo firmar las Capitulaciones Colón ya sería natural o con la del fiscal que dice que Diego Colón no tiene derecho a la herencia de los títulos porque su padre no se naturalizó, yo creo que ni con la una ni con la otra ya que las dos son contradictorias, además si se fijan el fiscal tiene empeño en hacerlo extranjero indefinido pues como siempre que hablan de Colón extranjero nunca dicen de dónde algo fuera de lo normal en la documentación castellana, en ningún documento aparece de dónde era Colón decir extranjero y nada es practica,mente lo mismo.

Por otra parte en la Capitulación, como contrato que era, ya sea a nivel privado entre los Reyes y Colón o entre la Corona del reino y Colón en cualquiera de los dos casos debería aparecer “…Cristóbal Colón extranjero, de Genova,.. y no aparece no es así el caso de las Capitulaciones de Fernando de Magallanes y Rui Faleiro en las cuales si aparece el origen y se les denomina como “portugueses”, las capitulaciones de Colón son muy parecidas a las de Magallanes y Faleiro, por tanto en las Capitulaciones de Colón debería aparecer el origen pero es que por poner no aparece la palabra extranjero por ningún lado, esto es tremendamente inusual la única explicación sería que no era extranjero

El único documento en el que aparece Cristóbal Colón con un origen es una cédula de pago que la Reina Isabel ordena al limosnero, don Pedro de Toledo, para que entregue 30 doblas de oro, equivalente a unos 11.000 maravedíes a Colón, el escribano de dicho documento define a Colón como “el portugués”, esto es importante pues en aquella época a los gallegos, plebe, se les definía como portugueses.

Otro elemento interesante son las Cartas de Seguro

En una época en la que las represalias contra los extranjeros no era una excepción en los comportamientos sociales, no era extraño que aquellos acudieran a los monarcas con la intención de solicitar su protección. En toda Europa, peregrinos, mercaderes o navegantes se movían al amparo de unas cartas que les permitían negociar con relativa libertad, garantizándoles protección contra detenciones arbitrarias o confiscaciones de bienes. La Corona fue siempre consciente de que para fomentar las relaciones comerciales se hacía necesario proteger de alguna forma a los mercaderes extranjeros.

Pues bien Colón en los años anteriores al viaje realizó diferentes trabajos, alguno de ellos para los Reyes, como aparece en una de sus cédulas de pago citada en el post anterior, y por otra parte trabajó como vendedor de libros de imprenta en Córdoba. Lo más natural sería que siendo extranjero y trabajando para los Reyes éstos le hicieran un seguro para estar protegido, pues tampoco la tenía.

Bartolomé Colón tampoco se naturalizó y eso que lo hicieron los Reyes Capitan de la flota que le llevó a las Indias y lo nombraron Adelantado de Indias, a pesar de  estos cargos tampoco lo naturalizaron.

Sin embargo a Diego Colón si lo naturalizaron, Dicha carta está fechada en Medina del Campo, a 8 de febrero de 1504:
Don Fernando e doña Isabel, por la gracia de Dios, etc.: Por hacer bien e merced a vos don Diego Colón, hermano del Almirante don Cristóbal Colón, e acatando vuestra fidelidad e leales servicios que nos habéis fecho, e esperamos que nos faréis de aqui adelante, por la presente vos facemos natural destos nuestros reinos de Castilla e de León, para que podáis haber e hayáis cualesquier dignidades e beneficios eclesiásticos que vos fueren dados, e podáis gozar e gocéis de todas las honras e gracias e mercedes e franquezas e libertades, exenciones e perrogativas e inmunidades…”

Qué echan en falta en este documento, pues si, el origen de Diego Colón tal y como dice Antonio Rumeu de Armas en su obra El “portugués” Cristóbal Colón en Castilla puntualiza: “Era norma establecida en el derecho público castellano que en las cartas de naturaleza se hiciese constar siempre la nacionalidad de origen. En el Registro del Sello del Archivo de Simancas se conservan un centenar, por lo menos, de documentos de esta índole correspondientes al reinado de los Reyes Católicos. En todas ellas se cumple el requisito apuntado”.

A todo esto le podemos añadir algunas frases de Colón:

-El 27 de noviembre de 1492, y mientras se exploraban las costas de Cuba, el Almirante escribe en su Diario: “Y digo que Vuestras Altezas no deben consentir que aquí trate ni faga pie ningún extranjero, salvo católicos cristianos, pues esto fué el fin y el comienzo del propósito, que fuese por acrecentamiento y gloria de la religión cristiana, ni venir a estas partes ninguno que no sea buen cristiano” .
« Diario de Navegación », dirigiéndose a los Reyes Católicos, el alto objeto de su empresa, dice : « En el Katay domina un príncipe llamado el Gran Kan, que, en nuestro romanee, significa rey de reyes ».

Podría añadir más frases pero lo dejaremos así, algunas están puestas en otros post de  este blog, pero voy a finalizar este post con algo que muy pocos saben y que fue descubierto por casualidad. En una obra de Alessandro Geraldini de Amelia primer Obispo de la catedral primada de America en Santo Domingo, sirvió a los Reyes Católicos contra Portugal, llego a ser embajador de los reyes Católicos en Francia e Inglaterra, capellán mayor de la Reina Isabel y maestro de las infantas, es decir, que aparte de  esto era coetáneo de Cristóbal Colón al cual conoció. Pues Geraldini en su obra “itinerario por las Regiones Subequinocciales” nos cuenta:

cuentan esos monstruos de la naturaleza que Colón había oido en Clivio, ciudad de Galicia, de boca de unos marineros que habían sido arrojados durante largo tiempo por esos mares , de boca de una cierta clase de hombres que navegaban por esos mares, que se vista la tierra por esas latitudes. Dicen, además, que ellos habían sido zarandeados al sur de las islas afortunadas, Que por una tempestad terrible habían visto árboles desconocidos Y que había contado a Colón que cerca existían territorios poblados

Este texto que nos relata que sitúa nada más y nada menos a Colón en Galicia, además no sería una estancia eventual pues sería muy sorprendente que tocara una vez puerto y los marineros le confiaran esa historia que podría ser la base de su empresa para ir a las Indias.

Con este post acabamos el hilo de ¿Colón extranjero?, espero haberos servido de ayuda o por lo menos de sembrar alguna duda sobre un posible origen extranjero de Colón solo acabar que tal como aparece en los documentos Colón era tratado como un “extranjero indeterminado” por tanto bien podría ser un gallego que por la forma de hablar con algún acento portugués pasara como extranjero, entre sus interlocutores,cuando en realidad era gallego

Anuncios

Constanza de Zuniga y su Hijo Pedro Madruga, Pedro Álvarez de Sotomaior

Supuesto cuadro de Pedro Madruga

Supuesto cuadro de Pedro Madruga

Ya había realizado un post sobre Constanza en Febrero de 2015, este es una ampliación del mismo.

Leyendo el testamento de Fernán Eanes de Sotomayor en la parte que se refiere a su hijo bastardo:

Yten mando a Pero de Sotomaior mi fijo bastardo que yo hove de una muger que sabe bien su nombre e quien ella es Alfon Garcia Dardan mi escudero e el dicho Rodrigo de Deza mi sobrino, que le den al dicho mi fijo bastardo todas las cosas que menester hoviere para se criar, e con que deprenda en estudio porque es mi boluntad que sea Clerigo, e esto que sea fecho e se haga a bien, e vista de fray Estevan de Soutelo, maestro en santa theologia, e del dicho Alfon Garcia Dardan: Yten mando que den a la madre del dicho Pedro mi fijo bastardo por el cargo que della tengo, docientos florines de oro, de la dicha ley, e cuno de Aragon

Siempre me extraño la importancia que le da Fernán Eans al encubrimiento de la madre de su hijo bastardo, si fuera una mujer plebeya no tendría reparos en decir quien era, es más creo que ni siquiera se hubiera preocupado por ella, ahora bien si fuera mujer noble la cosa cambia y es muy loable que quisiera guardar a buen recaudo el nombre de la madre seguramente porque era mujer joven por tanto tendría oportunidad de casarse y además para facilitar esa posibilidad le quita la carga del hijo enviándolo a estudiar a Tuy. También me inspira esto el hecho de que diga que su escudero y su sobrino Deza saben quién es, realmente si fuera plebeya no haría falta añadir dicho conocimiento para la ocultación, hay carga de culpa, se asegura Fernán Eanes que se  sepa que el hijo bastardo es conocido por gente de su confianza y que en caso de que hubiera algún problema a su muerte que hubiera testigos que confirmaran dicho suceso y creo que si la mujer fuera plebeya no se preocuparía de esto.

Por último el hecho de que le pague es otro argumento a favor para suponer que era noble y no plebeya, no se trataba de una dote Fernán Eanes estaba casado tampoco era limosna era una cantidad significativa que me da la impresión de que a una plebeya no le daría. En base a esto siempre me incliné a que la madre de Pedro Madruga tendría que ser noble.

Hay cinco elementos que dan más fundamento a que la madre de Pedro Madruga fuera noble y son: el testamental, el testifical, el documental, el hecho de que en los muros del Castillo de Sotomayor aparece el escudo de armas de los Zuñiga y los cronistas de la época.

Primero: tenemos a un hijo de Pedro Madruga, Alvaro de Sotomayor II Conde de Camiña, llamando en su testamento a su abuela Constanza de Zuñiga sin demostrarse nunca la falsedad de dicho testamento

Segundo: Un testigo en la prueba de los cuatro costados que se realiza para la entrada en las ordenes militares, en este caso es Diego Sotomayor, hijo de Pedro Madruga, que quería entrar en la orden de Alcántara el 10 de Diciembre de 1510, dicho testigo dice conocer a la abuela de Diego Sotomayor que se llamaba Constanza de Quñiga, se puede escribir Quiñiga o Zuñiga.

Tercero: Aquí tenemos la prueba documental de la existencia de dicha Constanza de Zuñiga hallado en la documentación del Castillo de Sotomayor.

En la teoría de Madruga-Colón nunca se creyó la existencia de la tal Constanza de Zuñiga, la confundían con Constanza de Zuñiga Avellaneda mucho más joven y por la edad no podría ser la madre de Pedro Madruga. Por tal motivo alegaban que no podía ser la madre de Pedro Madruga que nació en 1432, ante esto alegaban que la respuesta para los dos primeros fundamentos: uno era que el testamento era una falsificación y para el segundo la entrada de Diego en la orden decían que el testigo había mentido porque para entrar en la orden se necesitaba que la familia fuera noble por los cuatro costados y que la Constanza de Zuñiga Avellaneda era la noble citada para tal fin, todo esto podía estar bien fundamentado, no probado, pero claro el error de los seguidores de la teoría Madruga-Colón fue el no tener conocimiento del documento guardado en el Museo de Pontevedra de la colección del Castillo de Sotomayor, donde se prueba la existencia de Constanza de Zuñiga.

Resumiendo el documento dice:

Con fecha 12 de febrero de 1460, doña Constanza de Zúñiga otorga un poder facultando o arrendamiento de casas, viñas e otras heredades, y para recibir e recaudar”.

¿Por qué no pueden ser Constanza de Zuñiga y Constanza de Zúñiga Avellaneda la misma persona?:

Para esa fecha Constanza de Zúñiga Avellaneda sería una niña de corta edad con lo cual en dicho documento actuarían en su nombre los padres, que se habían casado en 1447.

Por otra parte no era la primogénita sino la cuarta hija, lo que nos indica que para el año 1460 tendría que ser muy pequeña.

El padre murió en 1479 así que el arrendamiento de sus propiedades, en el caso de haber sido esta Constanza de Zúñiga la misma Constanza de Zúñiga Avellaneda, serían hechos en 1460 por el padre.

El texto del documento deja claro que Constanza de Zúñiga de la colección dispersa del Castillo de Soutomaior no es la Constanza de Zúñiga Avellaneda que los partidarios de la teoría Madruga-Colón afirman que fue la señora de la estirpe de los Zúñiga que sirvió a Diego de Soutomaior para inventarse una abuela paterna. Pero con este documento del Museo, lo cierto es que Diego de Soutomaior no inventaba a una abuela inexistente, pues por las fechas del poder de 1460 y por pertenecer a los archivos familiares de los Soutomaior (demostrando ese entronque con los Zúñiga), solo podía tratarse entonces de la madre de Pedro Álvarez de Soutomaior, de tan discutida existencia. Lo único que queda por decir que queda demostrado es que esta Constanza de Zuñiga era totalmente autónoma en 1460, algo imposible para Constanza de Zuñiga Avellaneda

Cuarto: El hecho de que el escudo de armas de los Zuñiga este en el castillo de Sotomaior, lo que es muy llamativo, en la parte de la muralla defensiva del Castillo de Sotomaior, construida por Pedro Madruga, están las armas esculpidas de los Sotomaior y los Zúñiga demostrando el parentesco, en el caso de no haber relación entre Pedro Madruga y Constanza de Zuñiga los Zuñiga nunca hubieran consentido que sus armas estuvieran al lado de las de Sotomaior, si estaban unidas era por una filiación y de no ser así no hubieran consentido semejante mentira. También cabe mencionar la buena relación que había entre Pedro Madruga y Teresa de Zuñiga, Condesa de Santa Marta.

Viendo sus armas su trato con Teresa de Zuñiga, Condesa de Santa Marta, el testigo de la orden militar y la mención que su hijo, el Conde D. Álvaro de Sotomayor, hace de su abuela Constanza de Zúñiga, en su testamento… parece indiscutible la filiación entre Madruga y Constanza de Zuñiga: desde el punto de vista genealógico, cuatro hechos distintos corroboran la maternidad de Pedro Álvarez de Sotomayor. Mientras la mención a Constanza de Zúñiga, explícita, literal, sin ambages, nos refiere quién fue la madre de Madruga, sus armas y sus relaciones familiares vienen a confirmar sin la menor duda quién fue dicha señora.

Quinto: Los cronistas Vasco de Ponte coetáneo de Pedro Madruga y cronista de los Sotomaior nos dice que la madre de Pedro Madruga era Constanza de Zuñiga sobrina de la Condesa de Santa Marta Teresa de Zuñiga. Luis Salazar de Castro, denominado el príncipe de los genealogistas y aunque muy posterior a Pedro Madruga nos dice que Constanza de Zuñiga era la madre de Pedro Madruga.

Aunque el documento encontrado en el Museo, procedente de la colección del Castillo Sotomaior, no nos dice en el mismo ninguna filiación de Constanza de Zuñiga y Pedro Madruga, los fundamentos exhibidos más arriba si nos dan el criterio suficiente como para establecer una genealogía entre Pedro Madruga y Constanza de Zuñiga como su madre. Con muchísimo menos se construyó la filiación entre Constanza Gonçalves Colón y Pedro Madruga, madre e hijo, a pesar de que Constanza Gonçalves Colón nunca existió debido a un error de transcripción del documento del cual se tomó.

Con este post acabo ya con la teoría de Madruga-Colón, creo que a lo largo de los diferentes post en los que he tocado el tema de la teoría he demostrado la inviabilidad de dicha teoría he puesto sobre la mesa las pruebas documentales, testificales, lógicas y razonadas suficientes como para dar carpetazo a esta teoría, ahora bien siempre podrá haber personas que crean que no es suficiente y que todo es interpretativo pero a esas personas yo les digo que la teoría también es interpretativa desde el momento en que nunca ha probado nada, solo hay especulación y ficción no hay nada contundente que pruebe un mínimo paralelismo entre los dos personajes, Madruga y Colón, sin embargo tal y como he probado si hay divergencia en la ubicación:

Cuando Madruga estaba sitiando Coruña con el Conde de Benavente Colón estaba en Islandia.

Cuando Madruga estaba de Canónigo en la Catedral de Tui Colón aparece navegando por el Mediterráneo.

Cuando Madruga estaba reconquistando las posesiones perdidas en los años 1478-1485 Colón aparece navegando por las Azores, Madeira y Guinea

Cuando Madruga estaba defendiendo la Pontevedra sitiada Colón estaba en la batalla de San Vicente.

Tampoco tiene mucho sentido el llamado “Secreto de Estado” base y pilar de esta teoría:

Bajo este paraguas cabe todo hasta las grandes mentiras que se tuvieron que producir por parte de todos los personajes implicados directa e indirectamente:

Miente Pedro Madruga al transformarse en Cristóbal Colón

Miente todos los hijos de Pedro Madruga al tener conocimiento de que su padre Madruga se había transformado en Cristóbal Colón, ya que en los documentos firmados por ellos se reconocen como herederos.

Mienten las mujeres de los hijos, Pedro Madriuga, y sus familias

Mienten los maridos de las hijas, Pedro Madruga, y sus familias

Miente su mujer Teresa de Távora al reconocerse como viuda en los documentos

Miente la familia de Teresa de Tabora porque conocería el secreto de estado

Miente la familia de Cristóbal Colón, hermanos e hijos

Miente la familia de Felipa Moñiz

Mienten los Reyes Católicos al firmar documentos falsos escribiendo que Pedro Madruga esta muerto, con el problema  que podría representar ya que hay algunos que no solo implican a Pedro Madruga sino también a terceros y ante una falsificación podría crear problemas judiciales.

Mienten los consejeros de la Corte puesto que Madruga era muy conocido en la Corte Castellana y sabrían que era Colón

Mienten los embajadores en la Corte Castellana, la mayoría espias de sus respectivos paises

Mienten los cronistas de la época que conocían a los dos personajes

Miente el rey de Portugal al escribirle a Colón en 1488 llamándole Cristóbal Colón, a Madruga lo conocía de sobra y en 1493 se entrevistó con Colón a la llegada del primer viaje

Mienten los asesores de la corte portuguesa y sus embajadores

Mienten los noble gallegos que estuvieron en la toma de Granada al igual que Colón

Mienten los nobles castellanos que conocían a los dos personajes

Miente Cristóbal Colón, por ejemplo en su testamento cuando dice que hagan misas por el alma por sus padres y su mujer, Teresa de Tabora estaba viva cuando Colón murió

Es decir que este supuesto “secreto de estado” implicaría a mucha gente de la época y podría denominarse la teoría de la “GRAN MENTIRA” y aparte de todo sería cualquier cosa menos “secreto de estado” dada la cantidad de gente que lo conocía.

Otro aporte más:

Las leyes castellanas y portuguesas impedían la bigamia siendo Madruga y Colón la misma persona no podría estar casado con Teresa de Tabora y con Felipa Moñiz

Las leyes castellanas impedían que una misma persona pudiera tener dos Mayorazgos diferentes y especialmente tenía que primar a la familia legal, es decir, si Madruga fuera Colón éste no podría hacer un Mayorazgo a sus hijos bastardos, tendría prioridad los hijos de Madruga con Teresa de Távora

Las leyes castellanas prohibían que una persona que estuviera viva no mantuviera a su familia, Teresa de Távora y sus hijos vivieron de la limosna de los reyes católicos, si Madruga fuera Colón esto no se podría

permitir, y en caso de que se diera dicha situación en los documentos en los cuales los Reyes Católicos le daban dinero o una casa expropiada en Córdoba para su hija que se casaba, en dicho documento tendría que poner “descuento de…” y en ningún documento hay esto.

Las Leyes castellanas y portuguesas prohibían el que dos personas tuvieran el mismo Título, si Pedro Madruga y Colón fueran la misma persona seguiría siendo el Conde de Camiña y su hijo Alvaro no podría ser el II Conde de Camiña, solo podría serlo si su padre se muriera o si hubiera abdicado mediante documento y este documento no existe, de haberse producido esta opción documentalmente nunca hubieran diferenciado entre el I Conde de Camiña, Pedro Madruga, y el II Conde de Camiña, su hijo Alvaro.

Si a pesar de todas estas argumentaciones hay personas que siguen creyendo en la teoría Madruga-Colón no será por falta de información, la información a favor y en contra la tienen y serán libres de elegir la opción que quieran, a mi lo que me queda es que antes solo tenían la opción a favor y aporté la información en contra que es de lo que se trata que ante todo haya información para poder elegir

Errores en el Paralelismo establecido entre las Vidas Pedro Madruga y Cristóbal Colón

Supuesto cuadro de Pedro Madruga

Supuesto cuadro de Pedro Madruga

Cristóbal Colón

Cristóbal Colón

Uno de los argumentos dados por los defensores de la teoría Pedro Madruga-Cristóbal Colón es la similitud o paralelismodado en sus vidas como para poder interpretarlas como una misma persona en dos personajes. Desde luego no deja de ser sorprendente hasta donde se puede ir con tal de llegar a un fin, en este caso la demostración de que son una misma persona, y hacerlo además con poco rigor histórico y científico.
Por lo tanto, en la medida de mis capacidades, desmitificaré un tanto esta tendencia interesada del supuesto paralelismo.

P.M: Pedro Madruga
C.C: Cristóbal Colón


P.M: Don Pedro Alvarez de Sotomayor, Pedro Madruga, nació en 1432
C.C: Cristóbal Colón según el testimonio de sus coetáneos nació entre 1430-1436.
Esto no tiene ningún fundamento, solo el cura de los Palacios, Bernáldez, dijo “que murió en senectude bona”, es decir, 70 años nadie más dijo cual sería la edad de Colón ni siquiera los más próximos, su hijo Hernando en su biografía o Bartolomé de las Casas en su historia, no dijeron nunca nada de su edad y Bernáldez pudo caer una deducción errónea por lo viejo que podía aparentar Colón. Además que mejor testimonio que el del propio Colón en sus cartas. En la carta dirigida a los Reyes, 1501-1502, les dice “que lleva 40 años en el uso de la mar”…, esto nos sitúa en 1461-62 cuando comenzó a navegar, si además cogemos la carta en la que dice “que comenzó a navegar de muy joven”, pongamos entre 12-15 años, tendríamos que habría nacido entre 1446-1449, pero nunca en la década de 1430 que es cuando nació Madruga

P.M: Entre sus antepasados se encuentran 4 Almirantes
C.C: “Yo no soy el primer Almirante de mi familia” decía Colón
Bueno aquí hay dos errores primero en la familia de Madruga había dos o tres ,según interpretaciones, Almirantes no cuatro.
Y Colón no decía esto lo decía su hijo Hernando y casi todos los historiadores actuales consideran que fue una invención de Hernando, ya que el motivo de su biografía era encumbrar a su padre, dada la cantidad de errores cometidos por Hernando a lo largo de la biografía esta es más que dudosa en los datos aportados sobre su padre. Por otra parte se demuestra que no es cierto por algo muy sencillo si Colón fuera Pedro Madruga y con cuatro Almirantes de Castilla en su familia, según se alega, no se entiende el por qué en el memorial de agravios de 1502 Colón les dice a los Reyes Católicos que cuando firmaron las Capitulaciones de Santa Fe no le informaron de que los Almirantes de Castilla tenían derecho a la tercera parte de los beneficios, si fuera cierto la teoría Madruga-Colón no se entendería este reproche

P.M: Sus conocimientos en Latín y en las Sagradas Escrituras es de su época en el seminario de Santo Domingo de Tui años 1440-1446
C.C: El Barón Humbolt que sus rudimentarios conocimientos de latín debió aprenderlos en la niñez “como monaguillo de una oscura feligresía”
Bueno lo primero que salta a la vista es que lo de monaguillo no es más que una opinión que no debe tomarse como verdad histórica quizás como acto fe si pero nada más. Pero es que además este paralelismo es falso en los datos de Madruga, Pedro Madruga no solo estuvo en Santo Domingo de Tui hasta 1446, hay documentación que lo cita como canónigo de la Catedral de Tui en la década de 1450, en 1460,1463, 1465 y en 1467 Enrique IV lo quiso nombrar Arzobispo de Santiago por tanto conocimientos de Latin a Madruga se le suponen y mucho.

P.M Durante el periodo entre 1460 y 1463 debió enrolarse como mercenario, con Juan de Lorena, dándose en el manejo de las armas de fuego que más tarde utilizó en Galicia.
C.C “De veintiocho años comencé a servir” Después de la muerte de Alfonso V de Aragón, la corona de Nápoles fue disputada por Juan de Lorena, “la naturaleza brillante de tal empresa, atraía a los audaces espíritus aquellos tiempos. La nobleza y caballería, los soldados de fortuna, los recios corsarios, los osados aventureros, los ansiosos mercenarios”.
Bueno, lo primero que hay que decir es que mezclan porque esta frase de los 28 años es con relación a los Reyes Católicos no al padre de Fernando el Católico, lo cual significa interpretación sesgada y libre de la frase. Ponen a Pedro Madruga como mercenario de Juan de Lorena, por las cartas que dice Colón que estuvo de corsario en el Mediterráneo, pero vuelven a equivocarse, volvemos a lo de antes Pedo Madruga no pudo estar en el Mediterráneo peleando para Juan de Lorena ya que en esa época esta documentado como canónigo de Tui, lo que no entiendo es como se pueden argumentar estos hechos y quedarse como si nada, o una de dos o no saben que Pedro Madruga fue canónigo de la Catedral de Tui o lo saben pero les da igual, argumentarán que un año tiene doce meses y que bien podría estar unos mese en Tui y otros en el Mediterráneo, como si de aquella existiera el AVE y los teléfonos móviles, por si no lo saben les pongo los documentos y el código donde pueden encontrarlo:
AHCDT. Protocolos. Lib. XIII. Fol. 32. 13 xullo de 1460
«Mandarom a Vasco d’Aamyll canonigo que dos dineiros da calongia de Pero Alvares pague dous sollos que deve da renda de Santa Vaya»
En este otro documento lo tenemos participando con el cabildo tudense en el pago de las posesiones capitulares que llenaban de substanciosos ingresos a aquellos que por ellas posaban y administraban:
AHCDT. Protocolos, lib. XIII. Fol. 167. 1463

«E entonçe Pero Alvares de Souto Mayor coengo de Tuy teençeiro da renda e teença de Sta. Vaya deu e outorgou por fiadores devedores e principaas pagadores de pagar ao dito cabido a dita renda por los preços de cada ano…»
AHCDT. Protocolos, lib. XIII. Fol. 175. 1463.
«Pero Alvares de Souto Mayor prometeu para a obra da capella de santandre do obispo dom Johan su tyo tanto que a começar a obra dela dous myll maravedis de moeda vella e o dito cabido llo tevo en muyta merçed»
Como podemos comprobar no era un canónigo cualquiera, manejaba el dinero del Cabildo, con cual sería muy posible que ejerciera función de tesorero,y, digo yo un tesorero del Cabildo de la Catedral de Tui podría ausentarse unos meses a lo largo del año para guerrear en el Mediterráneo al lado de Juan de Lorena, hay que recordar que las Catedrales eran Gobernadas por los Cabildos.

P.M: En 1446, una vez liberado de la tutela de Fray Esteban de Soutelo “cambió los libros por la espada” dice L. Ferreiro. Y en 1469 regresó a Galicia después de 23 años de ausencia
C.C: “Yo he andado 23 años en la mar sin tiempo que se ha contar” le cuenta Colón a los Reyes en una carta.
Esto es erróneo a todas luces, Ferreiro se basa en Vasco de Aponte para decir esto, es posible que cuando lo dijo no conociera la documentación o simplemente ponen la cita sin más y no aclaran en que se basa Ferreiro y si lo comparte, Lo cierto es que por el punto anterior Madruga no desapareció de Tui estuvo muy localizado, ser canónigo no era algo simple y tenía que cumplir con sus obligaciones, como para ausentarse durante 23 años en el mar.

P.M: Hacia 1482 surge sus primeras desavenencias conyugales, como consecuencia de las gestiones de su esposa, Teresa de Távora, cerca de los Reyes de Castilla para traspasarle a su primogénito señorío de Galicia aparte
C.C: La mayoría de sus La mayoría de sus biógrafos afirman que el hijo habido de Felipa Moñiz, nació en 1482.
Bueno sorprende que digan esto, muchas desavenencias no debió tener cuando Cristóbal de Sotomayor y Távora nació en en 1484, que era el hijo pequeño de Madruga y Teresa de Távora. Tampoco es ajustado que Diego Colón naciera en 1482, su nacimiento lo sitúan los historiadores; Manzano, Ballesteros, Romeu de Armas…etc en 1480 por tanto es muy discutible tal afirmación.

P.M: “El tratado de paz entre los reyes de Portugal y Castilla, concertado en 1479, quebrantó al Conde de Camiña que tuvo que retirarse a Portugal”
C.C: “Por volta de 1479 chega a Lisboa um navegador ou comerciante chamado Cristovao Colombo da sua origen quase todo se ignora”
Este paralelismo resulta desconcertante ya que mezclan Pedro Madruga, Cristóbal Colón y Cristovao Colombo,es decir, que según esto admiten que Madruga en su momento actuaba con el nombre de Cristovao Colombo. Aparte es erróneo todos los historiadores admiten que Colón llegó a Portugal en Agosto de 1476 después de la batalla de San Vicente, en fin creo que este paralelismo es de un antiparalelismo total.

P.M: El martes 10 de Enero de 1486, después de otorgar testamento en Refojos, Oporto, “el Conde se fue para la Corte-que a la sazón estaba en Alcalá de Henares-y habló a sus grandes parientes que tenía en Castilla, con el fin de obtener el perdón de los reyes”
C.C: “Yo vine a les servir que son siete años agora, a veynte días de henero este mismo mes..” Nota de Colón correspondiente al 14 Enero de 1493, ese 20 de Enero cuadró en Viernes que era el día de audiencias
Bueno esto tampoco es que sea así, primero Madruga no va directamente a Alcalá de Henares el cronista Vasco da Ponte dice que va Alba de Tormes a hablar con el Duque de Alba para que mediara ante los Reyes, de hecho no hay constancia documental de que Pedro Madruga haya sido recibido por los Reyes en Alcalá de Henares, sin embargo, si la hay de Cristóbal Colón. Alegan que el que no aparezca el documento es porque falta una hoja en el libro de audiencias, muy apropiado para la ocasión, y de faltar una hoja porque tiene que ser la que menciona a Pedro Madruga, y aquí es donde empieza el famoso secreto de estado, es decir, no hay constancia de los cronistas de la época de que Madruga fuera a Alcalá de Henares si la hay a Alba de Tormes ni tampoco hay constancia de que en el libro de audiencias conste dicha visita, pero aseguran que fue así.
Aquí me gustaría hacer un razonamiento, de Refojos a Alcalá de Henares hay 600 km, en Refojos firmó testamento el 10 de Enero se supone que estuvo parte de la mañana, en Enero oscurece a las 5:30 de la tarde, tiene que atravesar 3 Sierras, los caballos recorrían una media de 50 km, dudo mucho que aun queriendo ir a Alcalá de Henares hubiera podido llegar a tiempo.

P.M: La desaparición de Pedro Madruga en Alba de Tormes se produjo el 11 de Abril de 1486
C.C: La encomienda del asunto de Colón a Fray Hernando de Talavera, tuvo lugar a últimos de Febrero de 1486. A partir de esa fecha nada vuelve a saberse de Cristóbal Colón, como si se lo hubiese tragado la tierra, hasta el mes de Noviembre en que se reúne la junta de Salamanca para estudiar su proyecto.
Esto no es correcto, desde Alcalá de Henares hasta el 27 de febrero de 1487, que en Linares recibió 10.950 maravedís, y posteriormente hasta 6 de mayo de 1487, en que Alonso de Quintanilla manda asentar una cédula con mandamiento del Obispo (Tomas González -de Palencia-, éste puede ser Hernando de Talavera?) de haber entregado… “a Cristóval de Colomo estrangero tres mill maravedís”.
Como vemos hasta el 6 de mayo si estuvo localizado de otra forma no hubieran podido entregarle los 3.000 maravedies, por tanto debió de seguir el rumbo de la Corte por Castilla, es más hay historiadores que dicen que siguió el recorrido de la Corte hasta el 14 de Agosto de 1486 que fue cuando los Reyes pusieron rumbo a Galicia, por tanto de paralelismo nada.
10º
Los dos primeros indigenas bautizados en España y apadrinados por Colón recibieron los nombres de Pedro y Cristóbal.
Hay que decir que esto no es cierto, la teoría Madruga-Colón busca con sumo interés aquello que pueda relacionar los nombres de Cristóbal y Pedro por aquello de relacionar el cambio de identidad de Pedro a Cristóbal, por eso inciden tanto en Marineo Siculo, humanista italiano que llego a la corte en 1497, y que en un texto lo llama Petrun Colonun en lugar de Cristóbal Colón y también hacen uso de Gaspar Fructuoso, cronista portugués del siglo XVI, que hace mención en su obra Saudades da Terra, en la que también dicen que pone Pedro Colombo. Esto es curioso porque yo he leído y buscado el texto en la obra y no lo encontré, pero en cualquier caso que quieren defender su teoría basándose en dos personas que no conocieron a Colón sabiendo que todos los cronistas coetáneos de Colón, las cartas oficiales y privadas en las que aparece como Cristóbal Colón es un argumento cuando menos muy débil.
En base al los nombres de Pedro y Cristóbal también quieren relacionarlo con los indios bautizados que además no es cierto su base de información otra vez vuelven a equivocarse:
Gonzalo Fernández de Oviedo, cronista de la Historia de las Indias, y testigo presencial de la llegada de Colón a Barcelona da algunas noticia mas de estos seis indios bautizados en Barcelona: “… y un indio [de los bautizados] que era el mas principal de ellos, llamaron don Fernando de Aragón, el cual era natural de esta isla Española y pariente del rey o cacique Guacanagari. Y a otro llamaron don Juan de Castilla, y a los demás se les dieron otros nombres, como ellos lo pidieron, o sus padrinos acordaron que se les diese, conforme a la Iglesia Católica. Mas a aquel segundo que se llamó don Juan de Castilla quiso el príncipe [don Juan] para si y que quedase en su real casa y que fuese muy bien tratado y mirado como si fuera hijo de un caballero principal, a quien tuviera mucho amor. Y le mandó doctrinar y enseñar en las cosas de nuestra santa fe, y dio cargo de él a su mayordomo Patiño; al cual indio yo vi en estado que hablaba ya bien la lengua castellana, y después de dos años murió”.
Luego vendrían otros paralelismos que no demuestran absolutamente nada en favor de la teoría Madruga-Colón, como la que trata el paralelismo de los nombres de los hijos de Madruga: Cristóbal, Diego y Hernando, con los de Colón: Diego y Hernando y Cristóbal por el padre.
O como lo que dicen que Madruga y Colón eran amigos de Joao II de Portugal, como tantos otros, esto no demuestra nada si por ser amigos del Rey de Portugal Colón y Madruga eran la misma persona entonces cualquier amigo de Joao II podría ser Colón.
O la que relacionan al intendente Fonseca como enemigo de Colón y sus hijos tratando de relacionarlo con el enfrentamiento del Arzobispo Fonseca, tío del intendente, con Madruga, tampoco demuestra nada pues Fonseca como intendente era enemigo de muchos como Hernán Cortés, al ser intendente controlaba todas las contrataciones y su enfrentamiento tiene más que ver con el dinero que sacaba poniendo productos defectuosos o caballos malos que con Madruga….
No quiero extenderme más, creo que he demostrado que de paralelismo en las vidas Madruga y Colón muy poco o nada, luego añaden las casualidades de la toponimia, el lenguaje, los documentos del apellido Colón en Pontevedra, pero esto no se corresponde con la teoría de Madruga-Colón esto es anterior se corresponde con la teoría de Celso García de la Riega y seguidores muy anterior a la teoría de Madruga pero que añaden sutilmente como si se correspondiera con la teoría Madruga-Colón.

Me gustaría aclarar algo, todos estos post que he realizado sobre la teoría Pedro Madruga-Cristóbal Colón son informativos, es decir, entiendo que haya muchas personas que no tienen acceso a la historia de Pedro Madruga, yo lo único que hago es informar sobre los inconvenientes que no se dicen, entiendo que los defensores de dicha teoría no los expongan, aunque sería deseable, y por tal motivo yo me propongo contarlos, especialmente cuando lo que digo esta documentado porque sino los cuento yo no los va a contar nadie y no quisiera que  estos post se vieran como una cuestión personal. Esta claro que yo no soy partidario de dicha teoría y que tengo muy claro que  es una teoría diferente a la de Celso García de la Riega y seguidores, por tanto defendiendo el galleguismo de Colón lo que no puedo hacer es callarme este Blog es informativo y yo es lo que hago, o trato, desde luego lo que creo que no debo hacer es callarme. Por tanto los seguidores de Madruga-Colón quiero que entiendan que  esto como algo personal.

Cristóbal Colón y Su Libro De Las Profecías

libro-profeciasColón comenzó a escribir esta obra en 1502, ayudado en gran medida por su gran amigo el monje cartujo del monasterio de Santa María de las Cuevas de Sevilla, fray Gaspar Gorricio, mientras esperaba la orden que le permitiera emprender su cuarto viaje (del 9 de mayo de 1502 al 7 de noviembre de 1504). Debió terminarla en 1504 tras concluir este viaje, al que alude en el folio (en adelante f.) 59 vuelto. Está compuesta de 84 hojas de las que faltan 14, escritas en castellano, salvo las citas bíblicas de la Vulgata y de los Padres de la Iglesia que lo son en latín, y una breve anotación en italiano que se encuentra en el f. 58. El título exacto de la obra, como consta en el vuelto del f. 1, es “Libro o colección de auctoridades, dichos, sentencias y profecías de la recuperación de la sancta ciudad y del monte de Dios, Sión, y acerca de la invención y conversión de las islas de la India y de todas las gentes y naciones, a nuestros reyes hispanos”. En el margen izquierdo superior del f. 1 se anota: “Profecías que juntó el Almirante Don Cristóbal Colón de la Recuperación de la sa. Ciudad de Hierusalem y del descubrimiento de las Indias, dirigidas a los Reyes Catholicos”.

Lo primero que llama la atención es que faltan 14 hojas, arrancadas, y la pregunta que surge ¿por qué las arrancaron?, ¿cuál fue el motivo?.

En el folio 1, una nota de Juan de Loaísa, bibliotecario de la colombina en 1682,  anuncia:

“Este libro escribió D. Xstoval Colón en el año 1502 con lo que para ello le ayudó el P. D. frey Gaspar Gorricio, Monge de la Cartuxa de Sevilla, como parece de la carta siguiente. Tiene 84 foxas y entre ellas faltan 14 foxas; sin duda sería lo mejor, como lo advierte quien lo leyó en muchos años a y lo dice en el folio 77; y cuando esto se escribe es el año de 1682, sábado 24 de octubre”.

En el folio 77 hay una nota manuscrita:

Advertencia de un bibliotecario, añadida posteriormente: «Mal hizo quien hurtó de aquí estas hojas, porque era lo mejor de la profecías d’este libro»

Es decir que ya tenemos una fuente más de misterio en la vida de Cristóbal Colón, ¿a quién podría interesar que lo escrito es esas páginas no fuera leído?

La respuesta no es fácil por no decir imposible sin tener las paginas delante, tampoco se puede deducir por lo dicho en el folio 67, pues esta roto por la mitad, lo que si queda del mismo es:

(En el margen izquierdo: «Abad Joaquín»)
Ni indignamente o sin razón os asevero a vosotros, muy altos reyes, que os están reservadas mayores cosas, cuando ciertamente hemos leído que el abad calabrés Joaquín [de Fiore] predijo que será de España el que ha de restaurar la fortaleza de Sión.

Lo único que nos dice es que Cristóbal Colón se creía que era él esa persona. Faltan los folios: -63,64,65,66 y del 68 al 76. Por lo demás no podemos deducir que es lo que podría molestar y en que sentido de lo que hubiera escrito en esos folios que faltan.

El Libro de las Profecías no es una obra desarrollada y sistemática. Más bien se trata de una colección abrumadora de citas, fundamentalmente bíblicas, inconexas entre sí y sin comentar. Sólo el título de la obra y la inclusión de unas cartas de Colón dirigidas a fray Gaspar de Gorricio, en septiembre de 1501 (junto con la respuesta de éste, de marzo de 1502), y a los Reyes Católicos (en 1501), ayudan a comprender el sentido global de la obra y de tanta cita bíblica. Tras estas cartas y una serie de citas bíblicas y patrísticas, la obra se divide, sin mayores explicaciones, en tres capítulos igualmente saturados de citas sin apenas comentarios: “De perterito” (desde el f. 30 vuelto hasta el f. 53), “De presenti et futuro” (desde el f. 54 vuelto hasta el f. 62 vuelto; faltan los folios 63, 64, 65 y 66) y “De futuro” (desde el f. 67 vuelto, cortado por la mitad, hasta el 83 vuelto).

A lo largo de sus 70 hojas conservadas, pueden encontrarse, de manera implícita o explícita, al menos 385 referencias bíblicas, de las cuales 326 pertenecen al Antiguo Testamento y sólo 59 al Nuevo Testamento.

En sus escritos, particularmente en el Libro de las Profecías, Colón sostiene que la finalidad de sus viajes a las Indias es doble: por un lado, la obtención de oro para financiar la recuperación de Jerusalén para la Cristiandad, en manos entonces de los otomanos, y, por otro, la evangelización de los indios. Más aún, considera que él mismo estaba predestinado por Dios para realizar el descubrimiento de las Indias y que esta predestinación estaba implícitamente anunciada en la Biblia.

Uno de los objetivos declarados de Colón junto a la evangelización de los indios, fue la recuperación o restauración de Jerusalén para la Iglesia, como consta en el mencionado título del Libro de las Profecías. Este objetivo no aparece únicamente en este libro. También es mencionado, a veces exclusivamente y otras junto con el de la evangelización, en otros escritos del Almirante tan importantes como su diario de a bordo del primer viaje a las Indias (26 de diciembre de 1492), la Institución del Mayorazgo (22 de febrero de 1498), sus cartas a la Reina Isabel (agosto-septiembre de 1501), al Papa Alejandro VI (febrero de 1502) y a los Reyes Católicos (escrita desde Jamaica con motivo de su cuarto viaje el 7 de julio de 1503).

Conviene destacar, sin embargo, que este afán de Colón por recuperar Jerusalén para la Cristiandad, afán lógico en la religiosidad de la época pero no correspondido por los príncipes y reyes europeos más realistas y pragmáticos, en ocasiones parece ambiguo, pues también habla de la reconstrucción de la “Casa” de Jerusalén. Algunos autores sospechan que esta referencia a la “casa santa” lo es realmente al Templo de Jerusalén, pues, en hebreo, “casa” y “templo” se dicen de igual manera (bayit). ¿Está pensando Colón realmente en la reconstrucción del Templo de Jerusalén, algo deseado por los judíos pero nunca, al menos como templo judío, por la Iglesia cristiana?.

De ser cierto este deseo implícito de reconstrucción del Templo, Colón estaría bordeando la ortodoxia cristiana y mostrando una fe judía mal disimulada. En el cálculo que establece el propio Colón sobre la creación del mundo en sus apostillas a la Historia rerum ubique gestarum de Eneas Silvio Piccolomini (quien luego fuera Papa Pío II entre 1458 y 1464 d. C.), muestra un marcado interés en las fechas relativas al Templo de Jerusalén, particularmente las concernientes a su construcción y sucesivas destrucciones y reconstrucciones:

Y desde que saliron de Egipto hasta que se fabricó la primera Casa 480 años. Y desque foi fabricada la primera Casa fasta su destrucción son 410 años. Y desque foi destruida la primera Casa fasta la salida del cativerio de Babilonia a 70 años, y estonces se comenzó la segunda Casa. Y duró la segunda Casa 400 años. Y desque naco Abraam fasta que foe destruído la segunda Casa 1088 años. Y desqde la destrucción de la 2a Casa fasta segundo los judíos, fasta agora, siendo el año del nacimiento de Nuestro Señor de 1481, son 1413 años. Y desde el comienzo fasta esta era de 1481 son 5241 años (penúltimo folio vuelto de las apostillas).

No obstante, este aparente interés por el Templo, más propio de un judío que de un cristiano, vuelve a quedar suavizado o mitigado cuando hace referencia explícita al Dios cristiano trinitario y cuando menciona la restauración del Templo para “la Yglesia Santa”. No cabe pensar, por tanto, en una restauración del culto judío. En cualquier caso, las citas bíblicas (especialmente de los profetas, particularmente Isaías, y de los Salmos) que utiliza Colón para defender la necesidad de recuperar Jerusalén para la Cristiandad (tanto si eso implica o no realmente la reconstrucción del Templo) son abundantísimas y cabe destacar que esta restauración de Jerusalén adquiere un sentido entre apocalíptico y escatológico cuando Colón ve en ello el preámbulo para la inauguración del reinado personal del mismo Dios en Sión.

Es en este libro donde Colón va a mostrar, mediante una identificación personal con distintas imágenes y figuras de las Escrituras, particularmente del Antiguo Testamento, una conciencia muy clara de ser el enviado o mensajero de Dios para el descubrimiento de las Indias.

A todas las referencias bíblicas que utiliza Colón para presentarse como Enviado de Dios cabría añadir, secundariamente, la interpretación que se ha hecho de su propio nombre, tal como relata Bartolomé de Las Casas: “Cristóbal, conviene a saber, Christum ferens, que quiere decir traedor o llevador de Cristo, y así se firmaba él algunas veces

Esta firma es patente en Colón especialmente a partir de 1502. Después de escribir el Libro de las Profecías la utilizó al menos en dos ocasiones como puede verse en el “Libramiento a favor de Diego Rodríguez”, de 7 de septiembre de 1504; y en el “Libramiento a favor de Rodrigo Viscaíno y de Francisco Niño”, de 8 de septiembre de 1504. J. Gil, Mitos y utopías del Descubrimiento. 1. Colón y su tiempo, Alianza Editorial, Madrid (1992) 215, quien sostiene la fe judía de Colón, interpreta que Xpo Ferens no significa “portador de Cristo” sino “portador para Cristo”, es decir, para el Mesías judío.

Colón parece atribuirse a sí mismo el cumplimiento de una “profecía” proveniente del mundo pagano, extraída de la tragedia Medea de Séneca (4-65 d. C.), en la que se vaticina el descubrimiento de un nuevo y gran mundo. Colón la cita en el Libro de las Profecías:

Vernán los tardos años del mundo ciertos tiempos en los cuales el mar Océano aflojará los atamentos de las cosas, y se abrirá una grande tierra, y um nuevo marinero como aquél que fue guía de Jasón, que hobo nombre de Tiphi, descobrirá mucho mundo, y entonces non será la isla Tule la postrera de las tierras (Libro de las Profecías, f. 59 vuelto).

En la carta a los Reyes Católicos de 7 de julio de 1503, el Dios que cree Colón se le revela no es tanto el Dios de Jesucristo (a quien ni siquiera menciona), sino el Yahvé liberador y cumplidor de promesas del Antiguo Testamento.

“[…] ¿Qué hizo Él más al tu pueblo de Israel cuando le sacó de Egipto? ¿Ni por David, que de pastor hizo Rey en Judea? Tórnate a Él y conoce ya tu yerro: su misericordia es infinita. Tu vejez no impedirá a toda cosa grande: muchas heredades tiene Él grandísimas. Abraam pasava de cien años cuando engendró a Isaac, ni Sara era moza. Tú llamas por socorro. Incierto, responde, ¿quién te ha afligido tanto y tantas vezes: Dios o el mundo?[…]”.

Llama la atención esto: “Abraam pasava de cien años cuando engendró a Isaac, ni Sara era moza”, da la impresión de que se quiere comparar con su edad y que se siente viejo, ¿pero de qué edad?.

Este post lo hice porque me encontré un trabajo de: JUAN LUIS DE LEÓN AZCÁRATE Facultad de Teología. Universidad de Deusto, que me ha servido como fuente, me llamó la atención y como casi nunca se escribe sobre libro de las profecías, al menos en los blogs que suelo ver sobre el origen de Colón, he querido traerlo al blog para que los lectores sepan un poco lo que  esta escrito en el mismo, evidentemente no he puesto todo solo unas ligeras pinceladas como muestra del mismo.

Que cada uno obtenga sus propias conclusiones

 

Carta de Juan II, Rey de Portugal, A Cristóbal Colón Nombrándolo Por Su Nombre Verdadero

Carta del rey Juan de Portugal a Cristóbal Colón -20 de marzo de 1488-  

ARCHIVO GENERAL DE INDIAS, Patronato, 295, N. 1. (Digitalizado en PARES).

Juan II, rey de Portugal

Carta de Juan II, Rey d ePOrtugal, a Cristóbal Colón

Carta de Juan II, Rey d ePOrtugal, a Cristóbal Colón

«Xpoval Colon Nos Dom Joham, per graza de Deos, Rey de Portugall, é dos Algarbes; da aquem é da allem mar em Africa, Senhor de Guinee; vos enviamos muito saudar. Vimos a carta que Nos escribestes: é á boa vontade é afeizaon que por ella mostraaes teerdes á nosso servizo, vos agardecemos muito. E cuanto á vossa vinda ca, certo, assi pollo que apontaaes como por outros respeitos para que vossa industra, é boo engenho Nos será necessareo, Nos á desejamos, é prazernos ha muito de visedes, porque era o que á vos toca se dará tal forma de que vos devaaes ser contente. E porque por ventura teerees algum rezeo de nossas justizas por razaon dalgumas cousas á que sejaaes obligado, Nos por esta nossa carta vos seguramos polla vinda, stada, é tornada que nom sejaaes presso, retendo, acusado, citado nem demandado por nenhuna cousa, ora seja civil, ora criminal, de cualquier cualidade. E por ella mesma mandamos á todas nossas justizas que ó cumpran así. E por tanto vos rogamos é encomendamos que vossa vinda seja loguo, é para isso non tenhaaes pejo algum: é agardecernoslo hemos é teeremos muito en servizo.

Remite Real y como nombra a Colón:

Scripta en Avis á veinte de Marzo de mil cuatrocientos ochenta y ocho. El Rey: A Xρistovam Collom, noso espicial amigo em Sevilha.

Continuación de la carta de Juan II

Continuación de la carta de Juan II 

 

Estamos ante un documento importante de la vida de Cristóbal Colón, la carta que dirigió Juan II Rey de Portugal a Colón, presenta tres curiosidades:

Una el encabezamiento en la que se dirige al destinatario como Xpoval Colón

Segunda y más curiosa es el remite que va dirigido a:

A Xρistovam Collon, noso espicial amigo em Sevilha

Lo primero que llama la atención es el apellido del destinatario Collon, que es el mismo que aparece en piedra en la Basílica de Sta María en Pontevedra, en la capilla del Carmen – Yoan de Collon-. Nos fijaremos en que Sevilla lo escribe con la ortografía portuguesa LH, mientras que Collon lo escribe con la ortografía castellana y acabada en n. Pienso que este detalle es muy importante pues nos encontramos con una carta oficial del Rey de Portugal que le llama por su nombre en 1488 estando Colón en Castilla y le trata de nuestro especial amigo.

Y una tercera en la que no le da el trato de “Don” Cristóbal Colón

En la carta el Rey portugués le dice que ha visto la carta que le ha escrito y la buena voluntad que muestra el futuro Almirante de las Indias en estar al servicio del monarca luso.

Se muestra muy complacido por la partida de Colón a Portugal. El rey termina asegurando a Colón, por los posibles recelos que éste pudiera tener con la justicia portuguesa, que no será hecho preso, ni requerido,acusado o demandado por ningún asunto y termina recomendando a Colón que parta enseguida a Portugal.

Cuando recibió la carta debió de ir a Murcia a entrevistarse con los Reyes, que estuvieron en Murcia de Abril 1488 a Julio de 1488, se sabe que Colón estuvo en Murcia por la cédula otorgada en Junio de  1488 en la cual le otorgan 3000 maravedís, probablemente iría para hablar de su viaje pero los Reyes Católicos estaban ocupados solo con la conquista de Granada. Se sabe que Colón estaba en Diciembre de 1488 en Lisboa.

Por tanto e posible que la empresa ofrecida al Rey de Portugal en la carta habría quedado en suspenso ya que los Reyes Católicos le dieron dinero a Colón para su sustento.

Bajo mi punto de vista la carta de Juan II es muy importante por como llama al destinatario, si atendemos a todas las teorías sobre el origen de Colón, especialmente las que le otorgan un origen noble, nos daremos cuenta de que en ninguna de ellas se llama Cristóbal Colón, por tanto debemos entender que en todas ellas hubo suplantación de identificación, es decir, que en todas hubo un cambio de un nombre x a Cristóbal Colón, independientemente de los motivos que tuviera cada personaje para cambiar de nombre.

Personalmente esta transmutación en todas las teorías me llama la atención porque implicaría que Juan II estuviera implicado en el engaño del cambio de nombre del personaje que conoció en Portugal y lo que es más que estuviera de acuerdo en ello.

La carta es privada no veo ningún motivo por el cual no podría haberlo llamado por su nombre verdadero, ejemplo Don Pedro Álvarez de Sotomayor o en el caso mallorquín Juan Colóm…., y si por el que supuestamente adoptó en Castilla.

Tampoco entiendo que si Colón le había enviado una carta anteriormente participándole de su intención de ir a Portugal con su empresa porque Juan II tendría que ocultar el nombre verdadero del destinatario.

Tampoco entiendo que habiéndole llamado nuestro especial amigo, lo cual implica un conocimiento del personaje, sería una razón poderosa para llamarle por su nombre auténtico resaltando de esta forma que quiere que vuelva a Portugal par realizar la empresa.

Por otra parte hay algo contradictorio si le dice que no va a ser demandado ni entregado a la justicia, ni será hecho preso sería otra razón más que suficiente para llamarle por su nombre auténtico, demostraría la voluntad de Juan II de que fuera cierto y que avisaría a la justicia portuguesa de no hacer nada contra el ciudadano Colón aunque hubiera alguna causa pendiente penal o civil y para ello tendría que dar el nombre auténtico.

Todas estas explicaciones me suenan a excusa para tratar de explicar lo inexplicable, que sería que Colón cambió de nombre en Castilla para ocultar no se que cosa según la teoría del origen que se  estudie.

Por tanto bajo mi punto de vista no se trata de que el nombre  escrito por Juan II como destinatario sea falso sino más bien que es el único y verdadero que tuvo siempre Cristóbal Colón, siendo la carta escrita por Juan II una prueba más que suficiente, ciudadano gallego de Poio de profesión mareante y que no tenía nada que ver con la nobleza, que era como lo denominaba Celso García de la Riega en su Tesis del origen gallego de Colón

Merced de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para poder intitularse de Don

1492, 04, 30, Granada.

Documento Merced de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para poder intitularse de Don

Documento Merced de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para poder intitularse de Don

Merced de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para poder intitularse de Don y usar los oficios de Almirante, Virrey y Gobernador de las Islas y Tierra Firme que se descubrieren en el mar océano.

ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS, RGS, Leg. 149204, 20.
Documento digitalizado en PARES.
Don Fernando e dona Ysabel, etc. Por quanto vos Xρistóval Colón vades por nuestro mandado a descubrir e ganar (…). E asý es cosa justa e rasonable que pues os poneréis al dicho peligro por nuestro serviçio seades dello remunerado. E queriéndos honrar e faser merçed por los susodicho, es nuestra voluntad que vos el dicho Xρistóval Colón, después que ayádes descubierto e ganado las dichas Yslas e Tierra Firme en la dicha mar oçéana o quales quier dellas, que seádes nuestro Almirante delas dichas Yslas e Tierra Firme que asý descubriérdes e ganáredes. E seádes nuestro Almirante, e Visorrey, e Governador en ellas. E vos podádes dende en adelante llamar e yntitular Don Xρistóval Colón. E sy vuestros fijos e subçesores en el dicho ofiçio e cargo se puedan yntitular e llamar Don, e Almirante, e Visorrey, e Governador dellas. E para que podádes usar e exerçer el dicho ofiçio de almirantadgo con el dicho ofiçio de Visorrey e Governador delas dichas Yslas e Tierra Firme que asý descubriéredes e ganáredes por vos e por vuestros logartenientes (…).
Creo que el documento es claro cuando dice: E vos podádes dende en adelante llamar e yntitular Don Xρistóval Colón. E sy vuestros fijos e subçesores en el dicho ofiçio e cargo se puedan yntitular e llamar Don, e Almirante, e Visorrey, e Governador dellas.
Demuestra que Cristóbal Colón no tenía nobleza antes de comenzar las negociaciones con los Reyes Católicos

Cristóbal Colón: Toponimia del Primer Viaje Y Sus Homónimos Gallegos

Carta de Cristóbal Colón a Los Reyes Católicos Dell Primer Viaje: Marzo 1493

A la primera que yo fallé puse nombre San Salvador a la memoria de su Alta Magestad: los indios la llaman Guanahani. A la segunda puse nombre la isla de Santa Maria de Concepción. á la tercera Fernandina: á la cuarta la Isabela: á la quinta isla Juana, é así á cada una nombre nuevo 

Ría de Pontevedra

Ría de Pontevedra

En esta carta anuncia la llegada a las Indias y da los nombres que fue poniendo conforme las iría descubriendo, llama la atención que no pusiera los nombres de: Fernandina, Isabela y Juana a las primeras islas, ya que sería un honor y un reconocimiento a los Reyes Católicos por su patrocinio en el viaje de descubrimiento, lo cual nos lleva a un reflexión y es la causa de los dos primeros nombres: San Salvador y Santa Maria de Concepción. Del primero dice en la carta que conmemoración de su Alta Magestad, lo cual viene a significar gratitud por el viaje y por la belleza natural de las islas que había descubierto, pero del segundo nombre no dice nada de por qué se lo pone, ninguna especificación, lo más curioso es que en el mismo viaje más adelante vuelve a poner por dos veces el nombre de San Salvador y a una bahía el nombre de Porto Santo, sin dar ninguna explicación piadosa, por tanto creo que los nombres dados obedecen a un pensamiento intimo, o un recuerdo de su patria, personalmente al igual que otros creo que obedece a un recuerdo de su patria, a la emoción del momento al verse compensado con tantas burlas e insidias para poder llegar hasta allí, por tal motivo que el recuerdo que le viene es el del niño donde residía y el de su patria. Recordemos que en Poio la casa natal de Colón estaba en la parroquia de San Salvador, que Santa Maria de Concepción era la Copatrona de San Salvador de Poio y que el lugar era conocido por Porto Santo.

Las coincidencias son importantes ya que los dos nombres primeros que dio fueron el de la Parroquia y el de la Copatrona y posteriormente a una bahía el del lugar, Portosanto, en el primer viaje de los 64 topónimos que puso tenemos que 17 de ellos eran Homónimos de la Ría de Pontevedra:

San Salvador (3 veces), Santa Maria de Concepción (2 veces), Porto Santo (2 veces), Santa Lucia, Río Sol, Puerto del Sol, Mar de nuestra señora, Punta Lanzada, Punta Aguda, Punta do Ferro, Punta seca, Puerto de San Nicolás, Isla de las Ratas, a estos nombres hay que añadir otros dos importantes que aunque no formen parte de la toponimia si informan de la importancia de la teoría gallega del origen de Colón;

La única fiesta que celebró durante el viaje fue el 18 de Diciembre, La Virgen de la O, que era la Patrona de Pontevedra y sigue siendo. Esto es muy importante pues estamos hablando de un viaje que incluyó los meses de Diciembre-Enero y que curiosamente no celebró ninguna de las festividades Navideñas, con lo cual volvemos a lo de antes la importancia que debió suponer para Colón el recuerdo de su patria durante el viaje

Escultura dedicada a la Nao la Gallega, patrocinada por el Rotary Club, situada en la PLaza do Peirao

Escultura dedicada a la Nao la Gallega, patrocinada por el Rotary Club, situada en la PLaza do Peirao

Por último Colón fue con una Nao llamada la Gallega construida en los astilleros de Pontevedra, tal y como informó el Padre Sarmiento y que posteriormente demostró Celso García de la Riega en su libro “La Gallega, Nao Capitana de Colón”, que para el viaje fue rebautizada con el nombre de Santa María Basílica que se encuentra en Pontevedra y que fue construida con las donaciones de l Gremio de Mareantes y que actualmente sigue perteneciendo a dicho Gremio.

De la Ría de Vigo 8 Homónimos: Punta Lagoa, Punta Santa, Boca de las carabelas, Puerto del príncipe, Cabo de Campana, Punta Pierna, Cabo Cabrón, Punta del Cabo.

De la Ría Vilagarcía 2 Homónimos:   Mar de Santo Tomé y Isla Cabra

Del resto de Galicia 8 Homónimos: Cabo verde, Sierra de Moa, Cabo del pico, Punta del Fraile, Cabo de la estrella, Cabo del Becerro, Cabo Redondo, Río del Oro.

Tenemos entonces que de los 64 topónimos, más o menos, puestos por Colón más de la mitad son gallegos y esto creo que no debe ser visto como una casualidad sino como la importancia que le daba Colón a sus orígenes y a su patria a la cual quería homenajear.

El recuerdo a su patria fue constante a lo largo de los cuatro viajes, nombrando alrededor de 200 topónimos que tienen sus homónimos en Galicia, la mayoría de ellos de la Ría de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía pero para tener semejante recuerdo tenía que haber vivido en su pueblo algunos años de su juventud, que es cuando se realiza mejor la impronta de los recuerdos, en los primeros años de juventud, que es cuando tienes los mejores recuerdos en los que no hay preocupaciones, todo es felicidad y es la época en la que tu cerebro más conocimientos duraderos adquiere, entre ellos los del pueblo de origen, recordemos que su hijo y biógrafo Hernando dijo que su padre empezó a navegar de joven, alrededor 14 años, por tanto Cristóbal debió permanecer hasta esa edad o más en la zona donde nació, si se hubiera ido antes es muy posible que no recordara los nombres especialmente el de la Copatrona, Sta María de la Concepción, y el de la patrona de Pontevedra, Virgen de la O, cuyo recuerdo debió quedar grabado por la celebraciones habidas durante dichas festividades, por otra parte los primeros años de navegación debieron tener lugar en Galicia ya que estaba en época de aprendizaje, mediante transporte de mercancías a lo largo de la costa gallega, costa portuguesa e incluso llegando hasta el Golfo de Vizcaya, es en esta etapa donde sin duda debió de aprender el oficio del mar.

Para finalizar decir que el primero en darse cuenta de la relación que existía entre la Toponimia y sus Homónimos gallegos fue Celso García de la Riega, padre de la teoría del origen gallego de Colón, que después de que él enunciara su teoría fueron todos los demás argumentando también la Toponimia: Catalana, Ibicenca, Mallorquina..etc

Pedro Madruga Versus Cristóbal Colón Muerto II

El testamento, otorgado en Tuy, ante Suero Pérez, el 15 de Diciembre de 1476, se titula Conde de Camiña, Vizconde de Tuy, Mariscal de Bayona, y de esos títulos hace mayorazgo en su hijo Alvaro. Nombra por hijos a Diego, Alfonso, Mayor y Constanza), es decir, que en 1476 aun no habían nacido ni Fernando ni Cristóbal ni María

Cristóbal de Sotomayor, era el hijo menor, cuando en 1498 los Reyes Católicos lo quieren enviar a Inglaterra para ser paje de Enrique VII, mediante esta CartaI. Carta de los Reyes Católicos al embajador español en Londres, Doctor de la Puebla, en relación a la Condesa de Camiña y a su hijo Cristóbal de Sotomayor. La almunia de Doña godina, 17 de octubre de 1498”.

[Archivo General de Simancas (AGS.). Patronato Real, L. 51, doc. 64.]

En esta fecha, 1498, Cristóbal de Sotomayor, según tengo entendido, tenía 14 años, es decir, que nació en 1484 en Portugal. De ser cierto este dato, no deja de ser sorprendente que Pedro Madruga Versus Cristóbal Colón, tuviera a la vez dos familias, Una como Pedro Madruga y otra como Cristóbal Colón, pues Diego Colón habría nacido alrededor de 1478-1480, aun resulta más sorprendente que Felipa Moñiz, mujer de Cristóbal Colón, y Teresa Tavóra, mujer de Pedro Madruga, fueran primas, es decir, se llevaban también que no les importaba compartir marido y que fuera bígamo, en aquella época era un delito grave.

Abundando en esto, el 15 de Diciembre de 1476 en el testamento de Pedro Madruga, como vimos más arriba, desde 1477, podemos poner ya que fue el 15 de Diciembre, le faltaban por tener tres hijos y además como Cristóbal Colón tuvo uno, ante esto me resulta difícil de creer que Pedro Madruga y Cristóbal Colón sean la misma persona, si además tenemos en cuenta que Pedro Madruga en los años 1480, cuando Colón ya estaba casado con Felipa Moñiz y con su hijo Diego con uno o dos años, todavía seguía en la lucha en Galicia y en esos años secuestro a Diego de Muros resulta más sorprendente la doble vida, Madruga-Colón.

Por otra parte como dije en el anterior artículo había más documentos que ponían de manifiesto la muerte de Pedro Madruga. Tal como ocurrió en el anterior artículo tengo que agradecer a Fernando Dopico Blanco la transcripción de los documentos

Alvaro Sotomayor 1

Se trata de un mandamiento de los RR. CC. a don Álvaro de Sotomayor, Conde de Camiña, para que asumiese de vez el pago de cierta cantidad de maravedís que estaba debiendo a dos mercaderes napolitanos. Deuda que había contraído con anterioridad su padre Pedro Madruga, en razón de haber sido condenado en su momento por la Audiencia a restituir a los dos mercaderes lo que estos habían perdido (supongo que una nao y mercancías) en el episodio del cerco de Pontevedra, protagonizado por Pedro Madruga y sus amigos.

Deseo aclarar que, según reza en el documento, Pedro Madruga les había tomado ciertos bienes a los dos mercaderes napolitanos (hay que suponer que una nao y mercancías, ya que no se especifica en el documento) en Pontevedra. Por ello le habían movido pleito, que el conde había perdido, claro. Y tenía la obligación y sentencia de indemnizar a los dichos mercaderes. Esa sentencia se impuso con cargo a sus bienes si no se cumplía, por ello le cayó el marrón a Álvaro tras la muerte de su padre …

En cuanto a los mercaderes, probablemente se hallaban comerciando en Pontevedra cuando el Camiña se lanzó a cercar la ciudad; que sabemos fue sorpresivamente (para no variar en sus tácticas y estrategia habituales).

Alvaro Sotomayor 2Aunque en el documento no aparece como difunto, En el documento dice: “(…) a vos don Álvaro de Sotomayor, nuestro vasallo, salud e graçia. (…) qu-ellos ovieron tratado çierto pleito con Pero Álvares de Sotomayor, Conde de Camina, vuestro padre, sobre çierta toma que les ovo fecho en la villa de Pontevedra (…)”.

Luego sigue el relatorio de que el Madruga tendría que haber pagado, pero que no lo hizo. Por lo tanto, los reyes conminaban a su heredero, Álvaro, a que pagase la deuda de su padre. Por pura lógica aristotélica, se deduce que el Madruga ya había pasado a mejor vida. De lo contrario, por razón de las leyes que regían esas cuestiones, nunca ejecutarían mandamiento fiscal contra su heredero …

Documento:

1504, maio, 15, Medina del Campo.

Sentencia no preito entre partes polo señorío sobre a vila e xurisdición de Salvaterra do Miño. Executoria do preito entre García Sarmiento, Señor de Sobroso, e dona Inés Enríquez, viuva de don Álvaro de Soutomaior, II Conde de Camiña, e titora dos seus fillos. Saen logo ó preito en terceira parte os irmáns de don Álvaro, a saber: Don Diego, don Afonso, don Cristovo, dona Maior e dona Constanza de Soutomaior; todos eles fillos lexítimos de don Pedro Álvarez de Soutomaior, I Conde de Camiña, e de dona Tareixa de Távora.

ARCHIVO DE LA REAL CHANCILLERÍA DE VALLADOLID, Registro de Ejecutorias, c. 187/4.

Transcrición & notas: Fernando DOPICO BLANCO. Ferrol, 2014.

??????????????????????????????

(…) paresçió ante los dicho nuestros jueces comisarios don Diego de Sotomayor, por su ynterese e en nonbre e como conjunta persona de don Alonso e don Xρistoval, sus hermanos, fijos de don Pedro Álvares de Sotomayor, Conde de Camina, (…) e dixo que a su notiçia hera venido en como ante ellos e ante los dichos juezes comisarios se avía tratado e trataba çierto pleito entre Garçía Sarmiento e entre don Pedro

de Sotomayor, hijo del Conde de Camina ya defunto, sobre el senorío e posisyón dela dicha villa de Salvatierra e sobre su término, e tierra, e jurediçión, e sobre las otras cosas anexas e pertenesçientes al senorío dela dicha villa (…)”.

??????????????????????????????(…) porque hallaríamos qu-él e los dichos sus hermanos heran fijos legítimos naturales del dicho conde don Pero Álvares de Sotomayor e de la condesa doña Teresa de Távara. El qual dicho conde teniendo e poseyendo la dicha villa de Salvatierra con todo lo a ella anexo e pertenesçiente por justos e derechos títulos, fallesçiera dela presente vida. El qual, al tienpo de su fin e muerte, instituyera al dicho don Diego e a los dichos sus hermanos e a otros hermanos que fallesçieran de la presente vida por sus legítimos e huniversales herederos, e como a sus fijos de legítimo matrimonio nasçidos e procreados. E que, entre otros bienes que d-él quedaran e fincaran, dexara la dicha villa de Salvatierra con todo lo que estava declarado de suso por bienes partibles. En los quales dichos bienes a él e a los dichos sus hermanos les pertenesçían su legítima parte como tales herederos. Por lo qual, pidió e suplicó mandásemos admitir la dicha opusiçión que asý fazía al dicho pleito por su ynterese e delos dichos sus hermanos. E que non se hiziese ni pronunçiase cosa alguna delo que así estaba pedido e demandado por las partes contrarias, pronunçiando la relación por él fecha verdadera. E mandásemos ver el testamento qu-el dicho don Pero Álvares, su padre, fiziera. Del qual ante nos fazía presentación, dándole testimonio convenible para averle de presentar (…)”.

ARCHV  Registro de Ejecutorias(…) por quanto don Diego de Sotomayor, e don Alonso, e don Xρistoval, e dona Mayor, e dona Costança de Soto-mayor, fijos e herederos que se dezían de don Pero Álvares de Sotomayor, Conde que fue de Camina, ya defunto, e de otras algunas personas fueron presentadas ante los dichos juezes comisarios çiertas peticiones (…)”.

Yo por mi parte encontré este en “ VIDA Y DESVENTURA DE UN LETRADO GAllEGO, DON CRISTÓBAl DE SOTOMAYOR, DE SECRETARIO REAl A AlCAlDE MAYOR EN YNDIAS

 Por ISTVÁN SZÁSZDI LEÓN-BORJA

Universidad de Valladolid

 Real Cédula a favor los herederos del Conde de Camiña. Es el primer folio de varios en que aparece D. Cristónal como estudiante de leyes en el Estudio salmantino. Salamanca, 15 de enero de 1506. [AGS. CYRS. L.6, 421]

+ / El Rey /

Ochoa de Landa Yo vos mando que de qualesquier maravedis de vuestro dar ge dedes e paguedes a los herederos / de Pedro Aluares de Sotomayor Conde de Camiña difunto o a quien su poder ouiere çinquenta mill marauedis / para cunplimiento de dozientas mill marauedis que Yo e los otros testamentarios de la señora Reyna mi / muy cara e muy amada muger que aya santa gloria acordamos que le seran pagados por qualquier cargo en que su señoria e Yo le seamos e podamos ser por los maravedis de juro que fueron dexados / al dicho Conde por las declaratorias del año pasado de mill e quatroçientos e ochenta años y el / ni sus herederos no han gozado hasta aqui porque no han sacado carta de preuillegio dellos a los çiento / e çinquenta mill maravedis rrestantes les mandamos librar por contadores e dadgelos e pagadgelos en / dineros contados. E tomad su carta de pago o de quien el dicho su poder ouiere con la qual e con esta çedula / tomandola rrazon della el secretario Juan Lopez mando que vos sean rresçibidos en cuenta las dichas çinquenta / mill maravedis e mando a los contadores mayores que asyenten el traslado desta çedula en los libros que / ellos tienen e la sobrescriuan e tornen el oreginal a la parte de los dichos herederos para que lo en ella / contenido ayan efeto. E non fagades ende al. Fecha en la çibdad de Salamanca a quinze dias del mes de enero de quinientos e seys años. / Yo el Rey. /

Por mandado de Su Alteza / Juan Lopez [rubricado] /

Conosco yo don Diego de Sotomayor fijo heredero de Pedro Aluares de Sotomayor, Conde que fue de Camiña ya / defunto en esta çedula del Rey mi señor suso escripta contenido por virtud de las donaçiones que juntamente con esta çedula / os entregue que tengo de la Condesa mi señora madre como donataria que es de don Aluaro mi hermano y heredera de don Francisco / que tenia conprada la parte de doña Costança y heredera de don Alonso e por la donaçion que tenia de don Xpoual como / donatario de doña Mayor que resçebi de vos Ochoa de Landa los çinquenta mill marauedis que Su Altesa por esta çedula / manda dar e pagar a los herederos del dicho Conde Camiña mi señor padre que aya santa gloria segund que en ella se / contiene e soy contento e pagado de los dichos çinquenta mill marauedis por quanto los rresçibi de vos en dineros con asiento / e porque es verdad vos di esta carta de pago firmada de mi nonbre. Fecha en Salamanca, a diez e syete dias de hebrero / de mill e quinientos e seys años. [de su mano] Es la cuantya cyncuenta mil maravedis /

Don Diego de Soto / Mayor [rubricado] /

Ochoa de Landa que pague a los herederos del Conde de Camiña defuncto LU para conplimiento de a U. [fv.]

Antonio de Fonseca [rubricado] Juan Velasques [rubricado] Juan Lopez [rubricado] / Asentada / Juan Lopez [rubricada] / Ochoa de Landa auista çedula de Su Altesa desta otra parte escrita contenido / vedla

e cunplidla en todo segund que en ella se contyene e por / ella Su Altesa vos enbia mandar. / Licenciatus Muxica [rubricado] Franciscus Licenciatus [rubricado] / Juan de Porras

[rubricado] Pero Yañes [rubricado] Martin Sanches [rubricado] Xpoual de Auila [rubricado] / Descontad destos los dineros que le aveys / dado en cuenta desta çedula. /

Este documento es muy interesante ya que es una Cédula del Rey Fernando, firmado por varios personajes y menciona tres veces al Conde de Camiña difunto

Gobierno de España. Ministerio de CulturaIncitativa a los alcaldes mayores de Galicia, a petición de Rodrigo Alonso, clérigo de la iglesia de Santa Cristina, que es en el obispado de Tuy, en defensa de su beneficio porque Pedro Álvarez de Sotomayor, “cuyo diz que era el dicho logar”, ya difunto, tomaba sus rentas.

Archivo General de Simancas,RGS,LEG,149405,265     Gobierno de España. Ministerio de Cultura

Libro de las Profecias “Carta de Colón a los Reyes Católicos”

Carta del almyrante al rey y a la rreyna

Christianísimos & muy altos prínçipes:

La rasón que tengo, de la restituçión de la Casa santa a la Santa Yglesia militante es la syguiente.

Muy altos rreyes. De muy pequeña hedad entré en la mar navegando, e lo he continuado fasta oy. La mesma arte ynclina a quien le prosigue a desear de saber los se-cretos d’este mundo. Ya pasan de XL años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta oy se navega, todo lo he andado. Trauto y conversaçión he tenido con gente sabia, heclesiásticos e seglares, Latinos y Griegos, Judíos y Moros, y con otros muchos de otras setas. A este mi deseo fallé a Nuestro Señor muy propicio, y ove d’él para ello espírito de ynteligençia: en la marinería me fiso abondoso, de astrología me dió lo que abastava, y asy de geometría y arismética, y engenio en el ánima, y manos para debusar espera, y en ella las çibdades, ryos y montañas, yslas y puertos, todo en su propio sytio.

En este tiempo he yo visto y puesto estudio en ver de todas escrituras, cosmografía, ystorias, corónicas, y fylosofía, y de otras artes, a que me abrió Nuestro Señor el entendimiento con mano palpable a que era hasedero navegar de aquí a las Yndias, y me abrió la voluntad para la hexecuçión d’ello. Y con este fuego vine a Vuestras Altezas. Todos aquellos que supieron de mi ynpresa con rixa le negaron burlando. Todas las çiencias, de que dise ar[r]iba, non me aprovecharon, ni las abtoridades d’ellas. En sólo Vuestras Altezas quedó la fee y costançia. ¿Quién dubda que esta lunbre no fuese del Espírito Santo, asy como de mí? El qual con rrayos de claridad maravillosos consoló con su santa y sacra Escritura, a vos muy alta y clara, con quarenta y quatro libros del viejo Testamento, y quatro hevangelios, con veynte & tres hepístolas de aquellos bienaventurados apóstoles, abibándome que yo prosyguiese, y de contino, sin çesar un momento, me abiban con gran priesa?

Milagro ebidentísimo quiso faser Nuestro Señor en esto del viaje de las Yndias, por me consolar a mí y a otros en est’otro de la Casa santa. Siete años pasé aquí en su real corte, disputando el caso con tantas pre-

Fol. 4 vuelto

sonas de tanta abtoridad y sabios en todas artes; y en fin concluyeron que todo hera vano, y se desistieron con esto d’ello. Después, paró en lo que Jhesu Christo nuestro redentor diso, y de antes avía dicho por boca de sus santos profetas. Y así se deve de creher que parerá est’otro; y en fee d’ello, si lo dicho no abasta, doy el sacro evangelio, en que dixo que todo pasaría, mas no su palabra maravillosa;18 y con esto diso que todo hera nesçesario que se acabase quanto por él y por los profetas estava escrito.19

Yo dise que diría la rasón que tengo de la restituçión de la Casa santa a la santa Yglesia. Digo que yo deso todo mi navegar desde hedad nueva, y las pláticas que yo aya tenido con tanta gente en tantas tierras y de tantas setas, y dexo las tantas artes y escrituras de que yo dyxe a[r]riba; solamente me tengo a la santa y sacra Escritura, y a algunas abtoridades proféticas de algunas presonas santas, que por revelaçión divina han dicho algo d’esto.

Pudiera ser que Vuestras Altezas y todos los otros que me conosçen, y a quien esta escritura fuere amostrada, que en secreto o públicamente me reprehenderán de reprehensión de diversas maneras: de non doto en letras, de lego marinero, de honbre mundanal, &c.

Respondo aquello que dixo San Mateus: «¡O, Señor, que quisistes tener secreto tantas cosas a los sabios, y rebelástelas a los ynoçentes!»20 Y el mesmo san Mateos: «Yendo Nuestro Señor en Jherusalem, cantaban los mochachos: ‘¡Osana fijo de David!’ Los scribas, por le tentar, le preguntaron sy oya lo que desían; y él les respondió que sy, disiendo: ‘¿No sabéys vos que de la boca de los niños e ynoçentes se pronunsçia la verdad?’»;21 o más largo de los apóstoles, que dixieron cosas tan fundadas, en espeçial san Juan: «Yn prinyipio erat verbum, et verbum erat apud Deum»,22 &c., palabras tan altas de presonas que nunca deprehendieron letras.

Digo que el Espíritu Santo obra en Christianos, Judíos, Moros, y en todos otros de toda seta, y no solamente en los sabios, mas en los ynorantes; que en mi tiempo yo he visto aldeano que da cuenta del çielo y estrellas y del curso d’ellas mejor que otros, que gastaron dineros en ello; y digo que no solamente el Espíritu Santo rebela las cosas de porvenir a las

Fol. 5

criaturas racionales,23 mas nos las amuestra por señales del çielo,24 del ayre, y de las bestias cuando le aplaz, como fue del boy que falló en Rroma al tiempo de Julio Çésar,25 y en otras muchas maneras que serían prolixas para desir, y muy notas para todo el mundo.

(En el margen derecho) Séneca VII, tragedia de Medea en el coro,‘audax nimium’: «Vernán los tardos años del mundo»…

La Sacra Escritura testifica en el Testamento viejo, por boca de los profetas, y en el nuebo por nuestro redentor Jhesu Christo, qu’este mundo a de aver fin; los señales de quándo esto aya de ser diso Mateo y Marco y Lucas;26 los profetas abondosamente tanbién lo avían predicado.

Santo Agostín diz que la fin d’este mundo ha de ser en el sétimo millenar de los años de la criaçión d’él;27 los sacros teólogos le siguen, en espeçial el cardenal Pedro de Ayliaco28 en el verbo XI y en otros lugares, como diré abaso.

De la criaçión del mundo, o de Audán fasta el avenimiento de Nuestro Señor Jhesu Christo son çinco mill e tresientos y quarenta e tres años, y tresientos y diez e ocho días, por la cuenta del rey don Alonso,29 la qual se tiene por la más çierta. Pedro de Ayliaco, Elucidario astronomice concordie cum theologica & hystorica veritate30 sobre el verbo X, con los quales poniendo mill y quingentos y uno ynperfeto, son por todos seys mill ochoçientos quarenta & çinco ynperfetos.

Segund esta cuenta, no falta salvo çiento e çinquenta y çinco años para conplimiento de siete mill, en los quales dise ar[r]iba por las abtoridades dichas que avrá de feneçer el mundo. Nuestro Redentor diso que antes de la consumaçión d’este mundo se abrá de conplir todo lo qu’estava escrito por los profetas.

Los profetas, escriviendo, fablavan de diversas maneras el de por venir por pasado y el pasado por venir, y asymismo del presente; y disieron muchas cosas por semejança, otras propincas a la verdad, y otras por entero a la letra; y uno más que otro, y uno por mejor manera, y otro no tanto. Ysays es aquél que más alaba san Gerónimo y santo Agostín, y los otros dotores, a todos, apruevan y tienen en grande reverençia; de Ysaya disen que no solamente pro[p]heta, mas hevangelista. Este puso toda su diligençia a escrevir lo venidero y llamar toda la gente a nuestra santa fee católica.

Fol. 5 vuelto

Muchos santos dotores y sacros teólogos escryvieron sobre todas las profeçías y los otros libros de la sacra Escritura; mucho nos alunbraron de lo que teníamos ynnoto, bien que en ello en muchas cosas discordan; algunas ovo de que no le fue alargado la ynteleg[enc]ia.

Torno a replicar mi protestaçión de no ser dicho presunçioso sin çiençia, y me allego de contino al desir de san Mateus, que diso: «¡O Señor, que quisyste tener secreto tantas cosas a los sabios, y rebelástelas a los ynoçentes!»;31 y con esto pago, y con la espiriençia que d’ello se a visto.

Grandísyma parte de las profeçías y sacra Es[cri]ptura está ya acabado; ellas lo disen,32 y la santa Yglesia a alta boz sin çesar lo está disiendo, y no es menester otro testimonio. De una diré porque haz a mi caso, y la cual me descansa y fas contento quantas vezes yo pienso en ella.

Yo soy pecador grabísimo.33 La piadad y misiricordia de Nuestro Señor sienpre que yo he llamado por ellas, me han cobierto todo; cosolaçión suabísima he fallado en hechar todo mi cuydado34 a contenplar su maravilloso conspeto.

Ya dise que para la hesecuçión de la ynpresa de las Yndias no me aprovechó rasón, ni matemática, ny mapamundos; llenamente se cunplió lo que diso Ysayas. Y esto es lo que deseo de escrevir aquí por le redusir a Vuestras Altezas a memoria, y porque se alegren del otro que yo le diré de Jherusalen por las mesmas autoridades, de la qual ynpresa, si fee ay, tengan por muy çierto la vitoria.

Acuérdense Vuestras Altezas de los hevangelios y de tantas promesas que Nuestro Redentor nos fiso, y quán esprimentado está todo. San Pedro, cuando saltó en la mar, andovo sobr’ella en quanto la fee fue firme.35 Quien toviere tanta fee como un grano de paniso, le obedeçerán las montañas;36 quien toviere fee, demande, que todo se le dará;37 pusad y abriros han.38 No deve nadie de temer a tomar qualquiera ynpresa en nonbre de Nuestro Salvador, seyendo justa y con sana yntinçión para su santo serviçio; a santa Catalina socorrió después que vido la prueva d’ella. Acuérdense Vuestras Altezas que con pocos dineros tomaron la ynpresa d’este reyno de Granada. La determinaçión de toda cosa la desó Nuestro Señor a cada uno en su albedrío, bien que a muchos amonesta. Ninguna

Fol. 6

cosa le falta, que sea en el poder de la gente para dársela. ¡O qué Señor tam bueno, que dessea que faga la gente con que le sea él a cargo! De día y de noche y todos momentos le debrían las gentes dar gratias devotíssimas.

Yo dise arriba que quedava mucho por complir de las prophetías, y digo que son cosas grandes en el mundo, y digo que la señal es que Nuestro Señor da priessa en ello: el predicar del Evangelio en tantas tierras de tan poco tiempo acá me lo diçe.39

B. El abad Johachín, calabrés,40 diso que había de salir de España quien havía de redificar la Casa del monte Sión.

A. El cardenal Pedro de Ayliaco mucho escrive del fin de la seta de Mahoma, y del avenimiento del Antechristo en un tratado que hiso De concordia astronomie, veritatis & narrationis historice,41 en el qual recita el dicho de muchos astrónomos sobre las diez reboluciones de Saturno, y en espeçial en el fin del dicho libro en los nueve postreros capítulos.

Comentario: En esta carta parece ser que Cristóbal Colón nos deja claro donde aprendió todos sus conocimientos y educación, en la MARINERÍA, otra cosa es que haya gente que dude de lo que dice en esta carta, pero entoces pregunto ¿No habría que desconfiar de todo lo que dice en sus cartas? o que criterio hay que seguir para creer unas cosas que nos cuenta en sus cartas y otras no. Será acaso interés en creer unas y otras no

TÍTULO EXPEDIDO POR LOS REYES CATÓLICOS A CRISTÓBAL COLÓN

TÍTULO EXPEDIDO POR LOS REYES CATÓLICOS A DON CRISTÓBAL COLÓN DE ALMIRANTE, VIRREY E GOBERNADOR DE LAS ISLAS E TIERRA FIRMA QUE DESCOBRIESE.

Don Fernando e Doña Isabel, por la Gracia de Dios, Rey e Reyna de Castilla, de Leon, de Aragon, de Sevilla, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Múrcia, de Xaen, de los Algarbes, de Algeciras, de Gibraltar, e de las Islas de Canarias; Conde e Condesa de Barcelona, e Señores de Vizcaya e de Molina; Duques de Atenas e de Neopatria, de Gociano: Por quanto vos, Cristóbal Colon, vades por Nuestro mandado a descobrir e ganar con ciertas xustas Nuestras, e con Nuestras gentes, ciertas islas e Tierra-firme en la Mar Océana; e se espera que con la ayuda de Dios, se descobrirán e ganarán algunas de las dichas islas e Tierra-firme en la dicha Mar Océana, por vuestra mano e industria; e ansí es cosa xusta e rrazonable, que pues os poneis al dicho peligro por Nuestro servicio, séades dello remunerado; e queriendoos honrrar e fazer merced por lo susodicho, es Nuestra merced e voluntad, que vos el dicho Cristóbal Colon, dempues que hayades descobierto e ganado las dichas islas e Tierra-firme en la dicha Mar Océana, o qualesquier dellas, que seades nuestro Almirante de las dichas islas e Tierra-firme que ansi descobriéredes e ganáredes, e seades Nuestro Almirante e Virrey e Gobernador en ellas, e vos podades dende en adelante llamar e intitular Don Cristóbal Colon; e ansi vuestros fixos e subcesores en el dicho oficio e cargo, se puedan intitular e llamar Don, e Almirante, e Virrey e Gobernador dellas; e para que podades usar y exercer el dicho oficio de Almirantadgo, con el dicho oficio de Virrey e Gobernador de las dichas islas e Tierra-firme que ansí descobriéredes e ganáredes por vos o por vuestros Lugares-Tinientes, e oir e librar todos los pleytos e cabsas ceviles e creminales tocantes al dicho oficio de Almirantadgo e Visorrey e Gobernador, segun falláredes por derecho, e sigun lo acostumbran usar y exercer los Almirantes de Nuestros rreynos; e podades punir e castigar los delinquentes, e usédes de los dichos oficios de Almirantadgo e Visorey e Gobernador, vos e los dichos vuestros Lugares-Tenientes, en todo lo a los dichos oficios e cada uno dellos anexo e concerniente; e que hayades e llevades los derechos e salarios a los dichos oficios e cada uno dellos anexos e pertenescientes, sigun e como los llevan e acostumbran llevar el Nuestro Almirante mayor en el Almirantadgo de los Nuestros rreynos de Castilla, e los Visoreyes e Gobernadores de los dichos Nuestros rreynos.

E por esta nuestra carta o por su treslado, sinado de escribano público, Mandamos al Príncipe D. Xoan, Nuestro Muy Caro e Muy amado fixo, e a los Infantes, Duques, Perlados, Marqueses, Condes, Maestre de las Ordenes, Priores, Comendadores e a los del Nuestro Consexo e Oidores de la Nuestra Abdiencia, Alcaldes e otras xusticias qualesquier de la Nuestra Casa e Córte, e Chancillería; e a los Subcomendadores, Alcaydes de los castillos e casas fuertes e llanas, e a todos los Consexos, Asistentes, Corregidores, Alcaldes, Alguaciles, Aberinos, Veintequatro caballeros xurados, Escuderos, Oficiales e homes buenos de todas las cibdades e villas e lugares de los Nuestros rreynos e Señoríos, e de los que vos conquistáredes e ganáredes; e a los Capitanes, Maestres, Contramaestres, Oficiales, marineros e gentes del mar, nuestros súbditos e naturales que agora son e serán de aquí adelante, e a cada uno e a qualquier dellos, que seyendo por vos descobiertas e ganadas las dichas islas, e Tierra-firme en la dicha Mar Océana, e fecho por vos, o por quien vuestro poder obiere el xuramento e solenidad quen tal caso se rrequiere, vos hayan e thengan, dende en adelante para en toda vuestra vida, e dempues de vos a vuestro fixo e subcesor, e de subcesor en subcesor para siempre xamás, por Nuestro Almirante de la dicha Mar Océana, e por Visorey, e Gobernador en las dichas islas e Tierra-firme que vos el dicho Don Cristóbal Colon descobriéredes e ganáredes, e usen con vos, e con los dichos vuestros Lugares-Tinientes quen los dichos oficios de Almirantazgo e Visorrey e Gobernador posiéredes; en todo lo a ellos concerniente, e vos rrecudan e fagan rrecudir con la quitacion e derechos e otras cosas, a los dichos oficios anexos e pertenescientes, e vos guarden e fagan guardar todas las honrras, gracias e mercedes e libertades, preeminencias, prerrogativas, exenciones, inmunidades, e todas las otras cosas e cada una dellas, que por rrazon de los dichos oficios de Almirante e Visorey e Gobernador, debedes haber e gozar, e vos deben ser guardadas; todo bien e complidamente, en guisa que vos non mengue ende cosa alguna; e quen ello, nin en parte dello, embargo nin contrario alguno vos pongan, nin consientan poner.

Nos, por esta Nuestra Carta, dende agora para entonces vos facemos merced de los dichos oficios de Almirantadgo e Visorey e gobernador, por xuro de heredad, para siempre xamás; e vos damos la posesion e casi posesion dellos e de cada uno dellos, e poder e abtoridad para los usar y exercer, e llevar los derechos e salarios a ellos e cada uno dellos anexos e pertenescientes, sigun e como dicho es; sobre lo qual todo que dicho es, si nescesario vos fuere, e si lo vos pidiéredes, Mandamos al Nuestro Chanciller e notarios, e a los otros oficiales questán a la tabla de los Nuestros sellos, que vos den e libren, e pasen e sellen Nuestra Carta de previlexio la mas fuerte e firme e bastante que les pidiéredes, e obiéredes menester.

E los unos nin los otros non fagades nin fagan en deal por alguna manera, so pena de la Nuestra merced, e de diez mill maravedís para la Nuestra Cámara, a cada uno que lo contrario ficiere; e demas, Mandamos al home que les esta Nuestra Carta mostrare, que los emplace que parezcan ante Nos en la Nuestra Córte, de quier que Nos seamos, del dia que los emplazare a quince dias primeros siguientes, so la dicha pena; so la qual, Mandamos a qualquier escribano público que para esto fuere llamado, que dé, ende, al que se la mostrare, testimonio sinado con su sino, porque Nos sepamos como se comple Nuestro mandado.

Dada en la Nuestra Cibdad de Granada a treinta dias del mes de Abril año del nascimiento de Nuestro Salvador Xesucristo de mil e quatrocientos e noventa e dos años.-Yo el Rey.-Yo la Reyna.-Yo Xoan de Coloma, Secretario del Rey e de la Reyna Nuestros Señores, la fisce escrebir por su mandado.-Acordada en forma.-Registrada.-Sebastian de Olano.-Francisco de Madrid, Chanciller.

Fuente: Colección de documentos inéditos: relativos al descubrimiento, conquista y organización de las antiguas posesiones españolas en América y Oceanía, sacados de los Archivos del Reino y muy especialmente del de Indias, por TORRES DE MENDOZA, Luis de, abogado de los Tribunales, ex-Diputado a Cortes, con la cooperación competente. Autorizada por el Ministerio de Ultramar, según Real Orden de 10 de julio de 1862, Imprenta de Manuel Hernández, Madrid, 1864-84, 24 tomos. Primera Serie, tomo XXX, 1878, pp. 59-64

Navegador de artículos