Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “luis de la riega”

Documentos De la Familia Colón en Pontevedra: Juan De Colón

Juan de Colón, aforamiento finca de Andurique

Juan de Colón, aforamiento finca de Andurique

Este es el primer documento a partir del cual comenzó a desarrollar su teoría, el documento se lo había dado su tío Luis de la Riega, correspondiente de la Real Academia de la Historia, a su tío Luis se lo dio Telmo Vigo. Luis de la Riega cuando estaba escribiendo el libro el “Río Lérez” en el cual describía desde el nacimiento hasta la desembocadura el discurrir del río, describiendo los paisajes, los pueblos sus leyendas de los lugares por donde pasaba el río.

El personaje Juan de Colón es el más documentado de todos los Colón pontevedreses, aparece en varios documentos, en una leyenda en piedra en la capilla del Carmen en la Basílica de Sta María la Mayor y en la base del crucero de Poio enfrente de la casa natal de Cristóbal Colón, según la tradición oral de muchos siglos de antigüedad.

El primer documento es un aforamiento del Monasterio de Poio que hace a Juan de Colón y a su mujer Constanza de Colón.

Pongamos lo que escribe Celso García de la Riega del documento:

 “El vecino de Pontevedra D. Telmo Vigo, á cuya familia perteneció la finca de que voy á hablar, dio en 1891 á D. Luis de la Riega, de quien la he recibido, una ejecutoria de la sentencia recaída en el pleito habido entre el monasterio de Poyo y D. Melchor de Figueroa y Cien- fuegos, vecino de Pontevedra, fecha 13 de Agosto de 1616. Consta de 12 folios; está firmada por el Marqués de Cerralbo, Gobernador y Capitán general de Galicia, y por los oidores de la Audiencia de Coruña D . Mateo Velasco de Bustamante, D . Antonio de Valdés y D. Francisco Moscoso Figueroa, y consigna, por copia literal, el contrato de aforamiento, en lenguaje gallego, de la huerta y heredad de Andurique/hecho en 13 de Octubre de 1519 por el mencionado monasterio al mareante del arrabal de Pontevedra Juan de Colón y á su mujer Constanza de Colón. Repitiendo lo dicho en páginas anteriores, la huerta y heredad de Andurique están en el lugar de Portosanto, feligresía de San Salvador de Poyo, y es muy probable que la familia Colón haya sido desde antigua fecha arrendataria de la finca expresada, convirtiéndose Juan de Colón, á virtud del aforamiento, en propietario del dominio útil de la misma; acaso habiendo obtenido ganancias y hecho ahorros, por su profesión de mareante, quizás practicada en América, pudo concertarse con la Comunidad benedictina para la adquisición definitiva de la finca. Entonces era abad comendatario del monasterio de Poyo, según la propia escritura, D. Juan de Vivona, cardenal de Santa María in Pórtici. 

Este documento y el referente á Cristobo de Colón fueron los primeros que, sin mayor ó menor indicación de nadie, me inspiraron en el año 1892 nuevo concepto acerca del origen y de la patria del primer Almirante de Indias”.

Juan de Colón, pago de fianza

Juan de Colón, pago de fianza

En el libro también menciona otro documento de Juan de Colón del cual le había hablado Casto Sampedro, de este documento no imprimir imagen en el libro, pero lo podrán ver a la izquierda.

Lo que nos dice Celso García de la Riega en el libro es lo siguiente:

 “El Sr. Sampedro también me participó que había encontrado en el Archivo notarial una curiosa escritura, fecha 11 de Octubre de 1518, en que Juan Nepto y Juan de Padrón, vecinos de Pontevedra (vicarios del poderoso gremio de mareantes), afianzan ante Jácome Fernández, alcalde ordinario, á Juan de Colón, preso en la Cárcel pública, obligándose, al efecto, con sus personas, bienes muebles y raíces, y pago de 3.000 maravedís, pares de blancas. Esta escritura no dice la causa de la prisión de Juan de Colón (hijo, tal vez, del maestre Antonio de Colón), que era un mareante de cierta importancia, según puede deducirse, tanto de la cuantía de la fianza, como del aforamiento que se consigna en el siguiente documento, referente, sin duda, al mismo individuo”. 

Otro documento de Juan de Colón es:

Juan de Colón, pago a Sta María

Juan de Colón, pago a Sta María

Escritura otorgada el 21 septiembre de 1529 ante el notario Alonso García de Sisto, en que rinde cuentas de la obra de la iglesia de Santa María Juan de Colón.

Otro documento de Juan de Colón esta relacionado con el anterior y es la leyenda en piedra que aparece en la Capilla del Carmen en Sta María, dicha capilla la descubrieron por casualidad, al deribar un altar de madera apareció esta capilla con la leyendaJuan de Colón, Capilla del Carmen  Santa Maria “LOS DO CERCO: DE YOAN NETO: E DE YOAN DE COL ON FEZERON ESTA CAPILLA”.

Por último ha aparecido otro documento que me lo mandó Sonia Barja, participante de este blog con sus comentarios en los diferentes post, el documento se encuentra en el Museo de Pontevedra y aun habiendo sido publicado por Comesaña Martínez, María Ángela (1995) no sabíamos nada del mismo y me atrevería a decir que nadie del mundo colombiano sabía del mismo lo cual es de agradecer a Sonia que nos lo haya dado a conocer, de el documento no hay imagen.

Año 1501 O tombo do Hospital e Ermida de santa María do Camiño de Pontevedra: Museo de Pontevedra:

“Ano do nasçimiento de noso Sennor Ihesu Cristo de mill e quinientos e nove anos trece dias do mes de junyo estando ena malataria de Santa Maria do Camino da villa de Pontevedra en presencia de min o dito notario e testigos Lorenço do Carramal e Grigorio Mouran e Juan de Boneysto (?) Gonçal Castano laçarados e Anton de San Domingo e Clara Fonso e marquesa Ygnes Vermella e Gonçal Tacon lazarados e lazaradas de dita hermita de Santa Maria do Camino que presentes eran por si e por seus çesores e con consentimiento de Vasco Yanes seu prior que presente estava dizeran que ratificavan e avian por voo e valideyro un contrabto de foro que por eles que por eles e por seus antepasados fora feyto a Alvaro Nunes plateyro que presente estaba e a sua moller Maria Rodrigues la orta questa do hespytal de dyta hermita que parte e vay de longo con o camino que bay para para o rio dos Gafos e entesta eno muro da vyna de Juan Lopez plateyro segund que pasou se conten en este contrabto de foro que pasou ante Pero Vasdente notario apostolico para que bolbese e figese fee en juyzio e fora del para senpre jamas segundo e en la maneyra que se en el conten e ratificamos e damos por ninguna o pleyto que sobre ello avemos para que non valla nen faga fee en juyzio nen fora del o tes e conprir o dito foro de çenso e de conprir e defender con ello ao dito Alvaro Nunez e sua moller e heredeyros que o obligaçion de vees de dyta hermyta que para ello oblygamos e so a pena en o dyto contrabto contava er esto de como pasou e o dito Alvaro Nunez dixo que lo pedya por testimonio synaado por si e por suas vozes e heredeyros e se oblygo de lo ter conplyr e pagar por seus vees que para ello obligo e este foy e pasou ansy o ano, dya, mes sobredytos estando a ello presentes por testigos Juan Fernandez Agulla notario e Juan do Colon e Pero Franco mareantes vezinos da dita villa”.

Casto Sampedro y su Anti Colón Gallego V

Febrero de 1912

 

Amigo D. Celso:

Casto a Celso 1Ahí va el número de la “Correspondencia gallega” en el que no llegó usted a fijarse, según me dice. La especie de que usted es el único que posee documentos relativos a Colón, la he oido muchas veces a personas afectas a usted; y, además, se publicó más de una vez en los periódicos locales.

Ahí va también la copia del documento relativo a la prisión libertad provisional de un Juan de Colón, que pudiera ser el del foro de Andurique; Utilícelo como quiera y luego sírvase devolvérmelo.

Anteayer le entregué a Celso las cuartillas del prólogo que tuvo usted la bondad de mandarme, y ello me anima hablarle con franqueza, en vista de que los intermediarios y los amigos no suelen expresarse con la debida exactitud.

Recuerdo perfectamente haberme fijado y parado la atención en la noticia del primer documento de Colón, inmediatamente que se publicó el libro de su tío D. Luis, pues vengo leyendo con singular interés y anotando desde hace muchos años, cuánto importa o puede importar a las cosas de la tierra.

Carta Casto a Celso 2También recuerdo, que al registrar los archivos de Hacienda, Notarial, Judicial, Municipal. Etc. He hallado varios apellidos de Colón, Como el del maestro Colón Y Maestro Xpoval, que supongo será el mismo, Es de Juan de Colón, El preso, Es el de Alonso de Colón, maestre de navío; El de Domingo de Colón y Benjamín Fonterosa, es de Colón de Portugal y el de Vargas de Colón, estos dos últimos del siglo XVII.

Recuerdo sí mismo haberle indicado a usted el hecho de estos hallazgos, uniéndolos al de D. Luis aunque no dándole, por el momento más que un valor relativo para los efectos de los verdaderos orígenes del gran navegante.

Recuerdo también, la existencia en Tuy de un condiscípulo mío llamado Fonterosa, indicándole a usted que don Sabino Besada, como hijo de Tuy y personas de edad, podría darle a usted noticias de dicho apellido, Y en efecto, lo interrumpo usted en el camino, según me dijo al día siguiente.

Cuando Usted publicó la conferencia leída en la Sociedad Geográfica de Madrid, me enteré con algún disgusto que los antecedentes de su notable labor no estaban expuestos con la que yo creía y sigo creyendo total exactitud; a pesar de que en una carta que conservo me hacía usted entender otra cosa. Acaso en ello habrá tenido única parte ya la confusión y fácil olvido de recuerdos e imprecisiones.

Carta Casto a Celso 3Sin embargo, No di a esto mayor importancia, como usted habría observado en nuestras diarias conversaciones en esta y en otras materias análogas, y sobre todo porque seguir facilitando a usted como facilito a todo el mundo, cuánto me caí a la mano Y pueda ser útil a los que cultivan el estudio de estar cosas.

También he notado, que coincidiendo con la repetición de la especie de que era usted el único poseedor de documentos colonianos, cuando recibía usted visitas de personas que a la vez que a saludarle, venían a enterarse de los documentos originales en que usted se fundaba, y a obtener fotografías de los mismos, nunca vino persona alguna a enterarse y a fotografiar los que esta sociedad posee y que tengo yo como principales, fuera de alguno que le pertenece a usted, Y esto lo extrañaba yo, tanto más, cuanto que encamine hacia usted a quienes no se proponían verle, Y algunos les acompañe yo mismo.

Además de estos resquemores, tenía yo la queja (por más que le haya tenido en silencio hasta ahora) de que ciertos documentos que usted utilizó en su trabajo, proceden al parecer de Joaquín Núñez, quien me los había a mi ofrecido convocación de estar yo dedicado a revisar los muchos protocolos hallados en la casa en que falleció el viejo notario don Vicente Vázquez, de cuyos documentos; a reclamarlos yo, por su tardanza de facilitarme los, me dijo que se lo sabía usted pedido y que al contestarle a ustedes quedan para mí, le dijo usted que era lo mismo que usted me los entregaría. Ya estás la hora en que no me habló usted una palabra respecto a los que tuviese, a su procedencia, a su contenido ni a su entrega más o menos tardía. Y aún recuerdo que la noticia de tales documentos se la di yo a usted en mi despacho. Desde luego no estimé en ello otra cosa que el afán de usted en contribuir al estudio a que yo me vengo también dedicando, y a la pereza y al olvido de usted en entregarme dichos documentos después de utilizados.

En obtener partido de los documentos citados formulando deducciones y afirmaciones interesantes, si, que yo no he tenido parte alguna, todo lo hizo usted y así lo vengo predicando y repitiendo a todos los que me hablan de la cuestión

[….]

Carta Casto a Celso 4Dígame usted pues, amigo D. Celso, si desde el principio hasta el fin, no he obrado con prudencia y hasta con resignación; verdad haces, que ya no pude sufrir lo de ser usted el único que tiene documentos, Y venirme los a pedir. Tal prudencia y silencio en mi evitaron cuestiones y polémicas desagradables, y que tanto gusto dan a las galerías, sin que los puntos a discutir cobren más verdad y solidez.

En resumen, creo que esta sociedad (a la cual más bien que a mi pudiera usted referirse) tiene más parte en el hallazgo de antecedentes relacionados con el origen de Colón, y en la indicación de un valor relativo, de la que usted se ha servido asignarle en la conferencia de Madrid y en el prólogo, cuyas primeras cuartillas tuvo la bondad de enviarme, y dicha parte se concreta en que yo fui quien primeramente entero a usted del hallazgo de varios documentos con el apellido Colón, relacionándolos con el publicado por don Luis; y aunque sin mayor alcance por entonces para los orígenes de Colón, se señalaba ya con interés suficiente para estar a armar el brazo y tener cuenta de todo lo que fuese apareciendo de nuevo.

Por mi estado de salud un tanto atropellado, que sólo me permite bajar al despacho de 11 a 1, así como otras ocupaciones, no pude contestar a ustedes antes, ruégole no lo tome A desconsideración.

Siempre un devoto y admirador hasta que vaya una tarde a verla a verle y charlemos un rato.

 

Aclaración:

El señor Sampedro dice hablando de los documentos: “nunca vino persona alguna a enterarse y a fotografiar los que esta sociedad posee y que tengo yo como principales, fuera de alguno que le pertenece a usted” este fuera de alguno que le pertenece a usted se refiera al de Cirstobo de Colón que era de D. Celso y que se quedó Sampedro con él junto con el de María Fonterosa que también era de D. Celso.

En cuanto a lo de Joaquín Núñez, si habría que echarle algo en cara sería al propio Joaquín Núñez no a D. Celso

Comentario:

En esta carta se deducen muchas cosas:

1º Casto Sampedro y De la Riega eran amigos, al menos hasta 1912.

2º Tenían amigos que se dedicaban a enredar a los dos

3º Siendo amigos, no se entiende la actitud de Casto Sampedro a partir de la muerte de D. Celso, 1914.

4º Muy importante, Casto Sampedro dice que descubrió el documento de Domingo de Colón y Benjamín Fonterosa, este documento fue declarado por su amigo Oviedo Arce y por la Real Academia de la Historia como manipulado, raspado, y falsificado en los nombres, la pregunta es ¿ Cuándo fue raspado y falsificado? Desde luego hasta 1912 estaba correcto e impoluto según Casto Sampedro y además lo descubrió él, ¿Cómo pudo admitir que Oviedo dijera en el informe que era falso?

5º Siempre se creyó que los dos documentos mencionados por D. Casto: Maestro Colón y Xpobal, fueron descubierto después de muerto García de la Riega y que Casto Sampedro se los entregó a Prudencio Otero como nuevos, según la carta no fue así, pero lo más intrigante entonces es porque D. Celso no los mencionó en el libro de Colón español.

6º Importante, fíjense en esto:

Casto Sampedro en la carta dice:

Además de estos resquemores, tenía yo la queja (por más que le haya tenido en silencio hasta ahora) de que ciertos documentos que usted utilizó en su trabajo, proceden al parecer de Joaquín Núñez, quien me los había a mi ofrecido convocación de estar yo dedicado a revisar los muchos protocolos hallados en la casa en que falleció el viejo notario don Vicente Vázquez, de cuyos documentos; a reclamarlos yo, por su tardanza de facilitarme los, me dijo que se lo sabía usted pedido Y que al contestarle a ustedes quedan para mí, le dijo usted que era lo mismo que usted me los entregaría”

En un artículo en el progreso de 1917, https://celsogarciadelariega.wordpress.com/2013/02/22/la-patria-de-colon-v/#more-541, Casto Sampedro dice:

2º No es exacto que el señor García de la Riega haya encontrado la materia de sus investigaciones documentales en un Minutario que yo lo hubiese facilitado; era un Libro del Concejo en el que creo poder asegurar, no figuraban las alteraciones que más tarde apreciaron en su texto, llamándome entre todas la atención una mancha caída precisamente sobre lo más importante del libro, para el caso, se refiere al documento de Domingo de Colón y Benjamín Fonterosa, y que hasta ahora no he podido explicar por más que lo intente. De los documentos del señor Núñez nada supe, aunque debería saberlo, hasta hace pocos meses.

Es decir, hasta 1912 no había ninguna alteración en dicho documento y además D. Casto lo da por descubierto por él y por auténtico, ¿ A qué jugo D. Casto? ¿ Por qué se implicó tanto en desprestigiar a D. Celso, su amigo?

7º En esta carta se comprueba que D. Casto se sentía despechado y ninguneado por D. Celso, ¿Podría haber sido esta la causa de su comportamiento con Oviedo y los informes? Parece que D. Casto concedía más importancia a la indicación inicial que al desarrollo de la teoría y habría que comprobar a quien creer ya que D. Celso si le dio su importancia a Casto Sampedro y a la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, tanto en la Conferencia como en el libro Colón español como en algún artículo publicado por D. Celso sobre el origen de Colón.

Donde se contradice Casto Sampedro, con respecto a Joaquín Núñez, en la carta o en el artículo del Progreso, probablemente en el artículo haya mentido para darle más fuerza a su argumentación frente a Gerardo Álvarez Limeses.

Después de esta carta hay más luz sobre el comportamiento de Casto Sampedro.

Creo que con esta carta doy por terminada esta serie sobre Casto Sampedro y su Anti Colón Gallego, aunque tengo alguna más es más de lo mismo

Exposición Permanente En La Casa Colón de Poio.

Ayer asistí a la inauguración de la exposición permanente en la Casa Museo de Colón en Poio, organizada por la asociación creada recientemente “Galicia Histórica”.

Yo creía que una asociación que se denominara Galicia Histórica observaría los cánones de la verdad y el rigor histórico del Colón Gallego, pues no ha sido así. Relatemos desde el principio

Comenzamos con la presentación del acto realizado en el exterior del Edificio, por parte de la asociación actuaron Rodrigo Cota y Pedro Martin Gilarranz, ellos organizaron el acto, en la presentación estaban el Alcalde y la Concejal de Cultura por parte del Ayuntamiento, que no tuvieron nada que ver con la organización del acto, estaba Alfonso Philippot –Teoría Pedro Madruga-Colón- estaba Enrique Barreiro como arquitecto del edificio, estaba el hijo de Modesto Bará. ¿No les parece que faltaba alguien mucho más importante que cualquiera de los que allí había? Pues si señores faltaba la representación del padre de la criatura, es decir, Celso García de la Riega, y eso que yo estaba frente a ellos, creen ustedes que hicieron algo, pues no, no hicieron ni el mínimo amago de recordarlo y eso que este año es el centenario de la muerte de Celso García de la Riega, es el centenario de la publicación del “Colón español. Su Origen y Patria” y que yo como bisnieto y biógrafo había publicado recientemente su biografía. No se acordaron de nada de esto o no quisieron mencionarlo.

Luego pasamos al interior para realizar el recorrido de la exposición, en la planta baja había unos paneles con la historia de colón, nada transcendental.

Pasamos a la segunda planta, se suponía que estaría dedicada a Celso García de la Riega, pues no, del padre de la teoría había un panel, compartido, en el cual decían lo de la conferencia de 1898 y dos líneas más con foto incluida, no pusieron ningún dato biográfico, no pusieron las obras que escribió, lo mínimo hubiera sido “LA GALLEGA” y “Colón español…” que fueron las dos obras junto con la conferencia las que conformaron el edificio de la teoría de Colón Gallego, pues señores se lo soplaron olímpicamente y sin ningún rubor, pero lo peor no es esto. Compartía panel con: Casto Sampedro, el primer libro publicado de Colón gallego publicado por Horta y Pardo y Prudencio Otero, bien vayamos por partes.

PANEL DE CASA COLÓN BEquiparar en importancia a Casto Sampedro y Celso García de la Riega es ofensivo, Casto Sampedro aportó una serie de documentos al igual que otros: Carmelo Castiñeira, Joaquín Núñez, Luis de la Riega, Telmo Vigo, Lois y Casal, aparte de Celso García de la Riega, claro, sin embargo a todos estos señores no los nombra, por equiparar deberían haber sido nombrados, pero en esto hay otro agravante mayor y es que Casto Sampedro nunca creyó ni defendió el Colón Gallego y defendió públicamente, por escrito en prensa, el ORIGEN GENOVÉS DE Cristóbal COLÓN, creen ustedes que este señor puede ser un defensor de la teoría gallega y menos que conste como tal en una exposición, aparte de otras cosas peores que no es momento de comentar. Esta Asociación al realizar esta exposición demuestra que no tiene ningún rigor histórico, recuerden se llaman “Galicia Histórica”, pues si con la primera actuación demuestran tanta falta de rigor en la investigación histórica imagínense lo que harán posteriormente.

Lo del primer libro de Horta y Pardo tiene delito, pues no es un libro sino un librillo de 25 a 30 páginas, editado en New York, que lo único que hace es recoger toda la información aportada por Celso García de la Riega, cuando estuvo visitándolo en 1909 en su casa, lo menciona en el librillo y Celso García de la Riega se lo agradeció públicamente en un artículo de prensa, pero estos señores les gusta la tergiversación histórica del Colón gallego y lo han elevado a categoría del primer libro publicado de la teoría Colón Gallego, por favor si es más corto que la conferencia dada por Celso García de la Riega en la Sociedad Geográfica, da la impresión de que lo hicieron apropósito para menos valorar a Celso García de la Riega y su obra.

Por último compartiendo cartel aparece Prudencio Otero al cual han ninguneado al igual que a Celso García de la Riega, bueno también le dedican una parte de otro panel con el crucero, ya le dedican bastante más que al padre de la teoría. Prudencio Otero se merecía otro panel aparte, por ser el primero en coger el testigo de su amigo Celso, después de su muerte, y por ser uno de sus más fervientes defensores.

Por último subimos a la tercera planta que esta dedicada a Alfonso Philippot y su teoría de Pedro Madruga-Colón, esta exposición ha sido para encumbrarlo a él y su teoría, con los mismos tópicos o fundamentos erróneos de la teoría Pedro Madruga-Colón: la firma, el escudo con sus 5 anclas, el estudio caligráfico…etc, de los cuales no puedo extenderme porque sino nadie va a leer este mensaje.

Por último me da pena el Ayuntamiento de Poio, especialmente su alcalde, Luciano Sobral, que siempre ha apoyado todas las iniciativas del Colón gallego, al cual yo respeto mucho, pero creo que el Ayuntamiento no se ha dado cuenta que esta exposición permanente del Cristóbal Colón gallego nacido en Poio es sectaria y sesgada.

 

Navegador de artículos