Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “Juan Manzano”

Llegada de Cristóbal Colón a Castilla

Escudo de Palos de la Frontera según descripción heráldica. Curioso tiene 4 anclas y esto no quiere decir que tuviera 4 Almirantes, un ejemplo para las 5 anclas del escudo de Colón

Escudo de Palos de la Frontera según descripción heráldica.
Curioso tiene 4 anclas y esto no quiere decir que tuviera 4 Almirantes, un ejemplo para las 5 anclas del escudo de Colón

Después de un periodo sin actividad en la página vuelvo a las publicaciones. Tengo algunas pendientes pero la primera que voy a publicar es consecuencia de unos artículos publicados en un por la Universidad Internacional de Andalucía.
El artículo versa sobre las estancias de Colón en la villa Palos y su autor es Eduardo García Cruzado.
Las estancias de Cristóbal Colón en este pueblo fueron relativamente cortas, unos seis o siete meses en total, pero en los momentos más cruciales, siendo lo suficientemente intensas, fructíferas y trascendentales como para dar a luz el mayor descubrimiento geográfico y cultural de la Historia. La vinculación de la figura de Cristóbal Colón con esta villa, se personifica en cuatro estancias entre 1485 y 1493; estancias que, como veremos, se mostrarán trascendentales en la consecución con éxito de su proyecto. Cuatro visitas durante los años más decisivos en la vida del Almirante, en los que consiguió patrocinar y ejecutar su plan.
Hernando Colón afirma que su padre partió de Portugal para Castilla “a fines del año 1484”. Por su parte el dominico Las Casas, asegura que Cristóbal Colón marchó de Portugal “por el año de 1484 o principios del año 1485”. La gran mayoría de los historiadores coinciden en aceptar que en 1485, una vez fracasadas las negociaciones con la corte lusitana de Juan II, Colón ya se encontraba en tierras castellanas con la intención de proponer su plan a los Reyes Católicos. Hasta este punto existe gran unanimidad, sin embargo, las cuestiones de cuándo llegó, por qué vía, a qué lugar y con quién entró en contacto a su llegada, son objeto de numerosas discrepancias e interpretaciones.
Está ampliamente aceptada entre los historiadores, la idea de la llegada de Colón a las costas Castellanas en barco desde el puerto de Lisboa. Así lo manifiestan los cronistas López de Gemara y Antonio de Herrera. Además, si aceptamos la afirmación de Hernando Colón y de Las Casas, Colón salió del reino luso “lo más secreto que pudo, temiendo que el rey lo mandara detener”. Siendo así, la vía marítima sería la más adecuada: “La salida secreta por tierra no habría podido realizarse sin salvoconducto real, con el riesgo constante de ser localizado por los funcionarios y guardias reales. Por mar, en cambio, no le faltaban a Colón, dada su estrecha amistad con armadores y marineros, ocasiones para encontrar un barco, posiblemente genovés, que viajase hasta las costas de España”.
El cronista Bartolmé de Las Casas es tajante, “tomando a su hijo niño, Diego Colón, dio consigo a la villa de Palos”
Ambos cronistas, Las Casas como Hernando Colón, se muestran rotundos a este respecto: la villa de Palos fue el lugar de arribo de Colón a su llegada a Castilla. No olvidemos, que el puerto de Palos mantenía frecuentes contactos con los distintos puertos portugueses, por lo que la ruta Lisboa-Palos sería habitual.
Con el testimonio de estos cronistas coincide López de Gómara en su Historia general de las Indias, y a este respecto menciona que Colón “se embarcó en Lisboa i vino a Palos…., siendo revelador conocer que las obras de Hernando y Las Casas aún no habían sido publicadas, por lo que esa información no pudo obtenerla de éstas.
Llegado al convento rabideño, ¿con quién trató Colón en esta primera estancia? Parece ser que fue fray Antonio de Marchena, quien probablemente ejercía el cargo de guardián del convento. Según la teoría más extendida, fray Juan Pérez aún no se encontraba en La Rábida, pues en la segunda visita de Colón en 1491, cuando Pérez lo recibe no lo conocía, según se deduce de la declaración del físico de Palos, García Hernández, que fue testigo del encuentro.
De lo que no cabe duda, es que fray Antonio de Marchena es el fraile astrólogo que refieren los documentos colombinos, el mismo que apoya incondicionalmente el plan de Colón en la Corte de los Reyes Católicos. Esta condición la conocemos por un testimonio de los propios monarcas, en las instrucciones que el 5 de septiembre de 1493 dan al Almirante durante los preparativos del segundo viaje al Nuevo Mundo: “ E platicando acá estas cosas, nos parece que sería bien que llevásedes es con vos un buen estrólogo; y nos paresció que sería bueno para esto fray Antonio de Marchena, porque es buen estrólogo, y siempre nos paresció que se conformaba con vuestro parecer…“
A él se refiere claramente el propio Almirante en una carta dirigida a los Reyes desde Santo Domingo y que copia Las Casas: “Ya saben Vuestras Altezas que anduve siete años en su corte importunándoles por esto; nunca en todo este tiempo se halló piloto, ni marinero, ni filósofo, ni de otra ciencia que todos no dijesen que mi empresa era falsa, que nunca yo hallé ayuda de nadie, salvo de fray Antonio de Marchena, después de aquella Dios eterno…
A las gestiones y empeño de este fraile, debemos con toda probabilidad que en Enero de 1486 los Reyes reciban al “Colón pobremente vestido” en la Corte; a él también debemos que los Reyes ordenasen la constitución de una comisión de expertos para examinar el proyecto colombino; y a él también debemos, que Colón fuese recibido por los duques de Medina Sidonia y Medinaceli.
Examinadas las cuestiones que al principio nos planteamos y antes de abordar la segunda estancia de Colón en tierras palermas, la última gran pregunta que se nos plantea es: ¿qué razones movieron a Colón a desplazarse hasta la villa de Palos?. Múltiples motivos pudieron causar dicha elección, pero desde luego no debió ser una visita realizada por azar.
Nos centraremos aquí en las razones de índole familiar, que son las más aceptadas por los historiadores. Sin duda, la corta edad de Diego sería un impedimento para las numerosas gestiones que Colón tenía intención de hacer en la Corte, recordemos itinerante en aquellos años, con el fin de exponer, convencer y negociar su proyecto, siendo consciente que sería un proceso largo y complicado, donde un niño de tan corta edad no tendría cabida. En la vecina villa de Huelva, según sabemos, residían unos parientes de Felipa, la difunta mujer de Colón: los Muliart. Miguel Muliart estaba casado con Violante Moniz de Perestrello, hermana de Felipa, y por ende cuñada suya y tía carnal de Diego. Ellos serían los más idóneos para el cuidado del niño. La proximidad entre el puerto onubense y el activo puerto palermo es máxima, ambos en las confluencias de los ríos Tinto y Odiel, por ello, como manifiesta Juan Manzano “arribar en Palos, es llegar a Huelva”, despejando con ello las dudas de aquellos que se preguntan por qué entonces no desembarcó directamente en la villa onubense.
Los cronistas Hernando, Las Casas y Herrera coinciden en afirmar que Colón dejó a su hijo Diego en el convento rabideño. Esta afirmación tiene sentido durante las semanas que Colón se hospedase en el convento, sin embargo, una vez éste parte hacia la Corte, carece de toda lógica pensar que un niño tan pequeño quedase en el cenobio al cuidado de los franciscanos. Lo coherente es que Diego quedase en Huelva con su tía Violante, mientras su padre, recordemos con muy escasos recursos, erraba tras la Corte negociando su proyecto.
Esta circunstancia parece corroborarlo el hecho que Cristóbal Colón, tras el éxito de su primer viaje, entre las mercedes que solicitó a los Reyes, aparezca una dirigida expresamente a sus cuñados. Posteriormente, dará a Violante de por vida, una pensión de 10.000 maravedíes anuales. Todo ello, hace pensar que Colón estaba muy agradecido a su cuñada por los favores realizados; si Diego hubiese quedado al cuidado de los frailes del convento, poco tendría que agradecerles a sus cuñados. El propio Diego, ya Almirante, otorgó a su tía una pensión vitalicia de 20.000 maravedíes.
Desconocemos el tiempo exacto que estuvo Colón en Palos en esta primera visita. Según Hernando y Las Casas, partió muy pronto hacia Córdoba al encuentro de los Reyes. Sabemos que éstos permanecieron en Córdoba ese año el 3 de Setiembre. Es decir, Colón pudo permanecer en La Rábida en esta ocasión varios meses, pero dada las afirmaciones de Hernando y Las Casas, lo más probable es que estuviera unas pocas semanas, tal vez cuatro o cinco, lo suficiente para descansar, entablar amistad con Marchena, planificar sus próximos pasos y dejar a buen recaudo a su hijo Diego

 Segunda estancia. Octubre-Diciembre de 1491.
Tras el fracaso de Colón en la Corte de los Reyes Católicos, la cual estaba totalmente centrada y preocupada en la finalización de la guerra granadina, y los siguientes fracasos al proponer de nuevo su proyecto a Juan II de Portugal en 1488 y, posteriormente, a los duques de Medina Sidonia y Medinaceli, Colón, desalentado y empobrecido, regresa a Palos. Nos encontramos hacia principios del otoño de 1491, y posiblemente su intención es dejar nuevamente a su hijo Diego al cuidado de sus cuñados, y esperar en el puerto de Palos a alguna nave que le traslade a Francia, con la idea de ofrecer el proyecto a Carlos VIII. No es de extrañar, dada su delicada situación económica de extrema pobreza, que acudiera de nuevo al cenobio rabideño en busca de alojo, manutención y consuelo.
¿Quien le recibe ahora en La Rábida?. Según el historiador Juan Manzano, en La Rábida está nuevamente fray Antonio de Marchena, el fraile astrólogo, con el cargo de guardián; pero quien le recibirá es fray Juan Pérez, encargado de la hospedería del convento. Manzano fundamenta su afirmación basándose en varios testimonios de los Pleitos Clombinos, especialmente en la declaración de Alonso Vélez, alcalde mayor de la villa de Palos. En su testimonio diferencia de forma muy clara entre la existencia de un fraile astrólogo guardián del monasterio, que recordemos tiene que ser fray Antonio de Marchena, y un tal fray Juan que había servido siendo mozo a la reina Isabel. El caso es, que la acción de los frailes rabideños resultará nuevamente providencial para Colón, pues consiguen animarle en su desesperación y desaliento, convencerle para que no marche para Francia y reanudar las conversaciones con los Reyes Católicos.
Pero ¿Quién es fray Juan Pérez?. Al igual que en el caso de Marchena los datos biográficos que conocemos sobre este fraile son escasísimos. A él se refiere claramente Colón en una carta a los Reyes en 1501: “Yo me di en Barcelona a vuestras altezas sin desear de mi cosa, y ansí como fue el ánima, ansí fue la honra y la hacienda. Fray Juan Pérez lo diría y el ama”.
Por las declaraciones de los testigos de los Pleitos Colombinos, en concreto las del médico García Hernández y el alcalde Alonso Vélez, sabemos que había servido en su juventud en la Contaduría Real de Castilla y ejercido como confesor de la reina Isabel. Como veremos, su papel será ahora decisivo para el destino de Colón.
Por la declaración del físico García Hernández, recogida también por Las Casas, tenemos conocimiento de que este médico, que además poseía también ciertos conocimientos de astrología, se entrevistó con su amigo fray Juan Pérez y con Colón, en el convento de La Rábida, donde trataron sobre el proyecto colombino. No cabe duda que, tras sus conversaciones y pláticas con Colón también Pérez, al igual que Marchena, creerá firmemente en su proyecto ; por ello, aprovechará su amistad con la reina Isabel para interceder ante ella, a la cual escribe una carta rogándole que atienda de nuevo a Cristóbal Colón, evitando con ello su marcha a Francia. Sabemos que el portador de la misiva del fraile para la soberana fue un piloto de Lepe llamado Sebastián Rodríguez, el cual se desplazó hasta el campamento de Santa Fe donde se encontraba en aquellos días la reina. Mientras esperaban la ansiada respuesta, como refieren numerosos testimonios, el menesteroso Colón y, probablemente, su hijo, quedaron hospedados en el convento. Entre otros, el testigo Pedro Arias recordaba que “el dicho Almirante estava muy pobre y los frayles los sustentavan”.
Durante su estancia en el monasterio, Colón no sólo habló de sus proyectos con los frailes y con el físico. Sabemos que algunas veces se acercaba a la villa de Palos para conversar con el famoso Pedro Vázquez de la Frontera, el viejo y sabio marino que había servido como piloto en una expedición descubridora portuguesa, a quien había conocido en su primera estancia. A estas entrevistas se refiere claramente
el testigo de los Pleitos Colombinos Fernando Valiente, el cual dice que “dicho Cristóbal Colón, antes que fuese a negociar con los Reyes Cathólicos sobre el dicho descubrimiento, vino a esta villa de Palos… e posó en el monasterio de La Rabida, e de allí venía algunas vezes a esta villa e hablava con un Pero Vasques de la Frontera, que era hombre muy sabio en el arte de la mar…e este testigo vió quel Colón se partió, e se dixo que se yba a la Corte a negociar con los Reyes Cathólicos que le diesen dineros e recabdo, para encaminar la armada; e después vino a esta villa.”. Por su parte, Alonso Gallego declara “que oyó decir a un Pero Vasques de la Frontera, vezino de la villa de Palos, quel dicho Colón vino a querer yr al dicho viaje, quel dicho Colón venia a tomar lengua y aviso del dicho Pero Vasques de la Frontera como persona que avia sydo criado del rey de Portugal para ir a fazer el dicho descubrimiento…
La respuesta de la reina Isabel a fray Juan Pérez, su antiguo confesor, fue temprana. Según la declaración de García Hernández, a los 14 días, hecho que corrobora Las Casas en su Historia de La Indias. En la contestación, la soberana agradece el propósito del fraile y requería su presencia en la corte para tratar el asunto, dejando a Colón en “seguridad de esperanza” hasta que la reina lo mandase llamar de nuevo. Y así se hizo, el fraile partirá inmediatamente hacia Santa Fé a lomos de una mula que alquiló a Juan Rodríguez Cabezudo vecino de Moguer.
La entrevista de fray Juan Peréz con la reina en el campamento granadino obtuvo el resultado esperado por el franciscano, que no cabe duda debió poseer gran poder de convicción exponiéndole, tal vez, no sólo la viabilidad del proyecto colombino y los beneficios que acarrearía para los monarca, sino también, las posibilidades evangelizadoras que el hallazgo de aquellas nuevas tierras traería. Doña Isabel no sólo ordenó que Colón regresara a la corte, es más, le envió 20.000 maravedíes en florines para que pudiese desplazarse y presentarse dignamente ante ellos. Es evidente que el franciscano informaría de la paupérrima situación en la que se encontraba Colón.
Según el testimonio de García Hernández, corroborado por Las Casas, fue un tal Diego Prieto, vecino de la villa de Palos, el encargado de traer desde la vega granadina los 20.000 maravedíes concedidos, además de una carta de los soberanos dirigida a Colón. Éste confió, seguramente siguiendo las instrucciones de fray Juan Pérez, el subsidio y la misiva al mencionado físico de Palos, hombre de confianza del franciscano, quien a su vez, las entregó a Colón; era el 10 de diciembre de 1491. Unos días después, Colón, sin duda ilusionando y entusiasmado, parte hacia Santa Fe, donde le esperaba fray Juan Pérez. Con ello finaliza esta segunda estancia de Cristóbal Colón en tierras palermas.
Este artículo aclara la llegada de Cristóbal Colón a Castilla y pone en duda lo que alegan otras teorías de que Colón llega a Castilla posteriormente, puede que quede en duda el mes de 1485 en el que llegó pero deja bien claro que se pudo producir entre Marzo-Junio de 1485.

Pedro Madruga Versus Cristóbal Colón: Dudas Razonables

Nobleza

Philippot y sus seguidores aseguran que Cristóbal Colón tenía que ser noble para que atendieran en la corte su proyecto, lo cual no es cierto, ya que implicaría que todas las personas que trabajaban en la corte o eran atendidos por los Reyes tendrían que ser nobles y esto no es cierto ejemplos:

 Fernando del Pulgar:

Su padre era un escribano de Toledo, Diego Rodríguez, quizás descendía de judíos conversos, escribano solía ser oficio reservado entonces a los de tal estirpe y más en Toledo, Pulgar fue cronista en la corte durante la guerra de Granada, fue llamado por Isabel la católica en 1481 para ser cronista de la corte

Lucio Marineo Sículo:

Nació en Vizzini (Sicilia) hacia 1444.

Estudió las artes liberales en Catania, Palermo y Roma —donde, siguiendo la moda, cambió su nombre Luca de Marinis por el de Lucius Marineus— y ejerció como profesor de gramática en Palermo hasta 1484, año en el que se puso al servicio del Almirante de Castilla, Fadrique Enríquez, que había llegado a Sicilia para casarse con la condesa de Módica. Lo llamó el Rey Fernando a la Corte y le nombró capellán suyo y cronista

Hernando de Talavera:

Llamado a la Corte por la Reina Isabel, fue su confesor, nombrado Obispo de Avila y Arzobispo de Granada

Juana Torres:

Ama del príncipe Juan, hija de comerciante Judio en Sevilla

Jhoan de Coloma:

Era el Secretario del Rey de Aragón y actuó como Secretario en las Capitulaciones de Santa Fe

Luis de Santángel:

Escribano de ración del Rey Fernando

Francisco Pizarro:

Pizarro fue hijo bastardo, criador de cerdos y sin cultura. Nació en Trujillo (Cáceres). Nombrado Gobernador de nueva Castilla- actualmente territorio Peruano y Marqués de los Atavillos

Amerigo Vespucci:

Era un florentino que había llegado a España como empleado de comercio poco antes de la primera salida de Colón, se acomodó en las cercanías de la corte estableciendo contactos y proyectando negocios con algunos destacados señores, participo en dos exploraciones del nuevo mundo, 1497 y 1499

Fue nombrado primer piloto mayor de la Casa de la Contratación

Pedro Martir de Angleria:

Humanista y geógrafo italiano nacido en Arona (Lombardía) en 1457 y muerto en Granada en 1526, cuyo verdadero nombre era Pietro Martire d’Anghiera

Encontrándose en Zaragoza, fue presentado por el conde de Tendilla — Iñigo López de Mendoza —, que después sería vi- rrey de Granada, a la reina Isabel la Católica. La amistad de Pedro Mártir de Anglería con su favorecedor y amigo se re- montaba a la época en que habían trabado conocimiento en Roma, y algunos autores sostienen que, por iniciativa del mismo, el lombardo insigne se trasladó a la patria de Cervantes.

Francesillo de Zuñiga:

Este no estuvo con los Reyes Católicos, pero si estuvo en la corte de Carlos V:

Nacido en Béjar, hacia 1480, en el seno de una familia judía, conversa al cristianismo durante los primeros años de su infancia, adoptó el nombre con el que se le conoce, probablemente por ser el de su primer amo, don Álvaro de Zúñiga y Guzmán, duque de Béjar desde 1488 y uno de los personajes más citados en su obra, cuya familia, originaria del solar navarro de Zúñiga, fundó en 1396 el señorío de Béjar, convertido en ducado a mediados del siglo XV.

Podríamos seguir, pero para no alargar este punto, simplemente confirmar que no hacía falta ser noble para tratar con los Reyes Católicos y estar en la corte.

Otro de los argumentos esgrimidos es el de otorgarle títulos dicen: que a ningún plebeyo le otorgarían títulos, bueno ya hemos visto que no es así hay por lo menos dos plebeyos a los que otorgaron títulos: Francisco Pizarro y Hernando deTalavera. Alegan que los títulos concedidos por los reyes a Colón de: Almirante, Virrey, Gobernador y el trato de don no se lo darían a ningún plebeyo:

1º Olvidan que los títulos concedidos en las Capitulaciones de Santa Fe, lo serán si descubre tierras “Primeramente que Vuestras Altezas como Señores que son de las dichas Mares Oceanas fazen dende agora al dicho don Christoval Colon su almirante en todas aquellas islas y tierras firmes que por su mano o industria se descubriran o ganaran en las dichas Mares Oceanas para durante su vida”

Otrosí que Vuestras Altezas fazen al dicho don Christoval su Visorey e Governador General en todas las dichas tierras firmes e yslas que como dicho es el descubriere o ganare en las dichas mares”

Es decir, que si no hubiera descubierto nada no sería nada

2º Olvidan “documento de confirmación de privilegios, en el cual le conceden a Cristóbal Colón, no Don Cristóbal Colón, los cargos de Almirante, Virrey y Gobernador de las islas y tierra firme que descubriese y el título de Don”

3º Olvidan: Además Gonzalo Fernández de Oviedo en la primera edición de l a Historia General y Natural de las Indias, Islas y Tierras del mar océano, dice entre otras cosas:

Que los gratissimos Principes Cathólicos hizieron señaladas mercedes y en especial le confirmaron su privilegio en la dicha Barcelona a XXVIII de Mayo de mil CCCXCIII. Y entre otras, de más de le hacer noble e dar título de almirante perpetuo destas Indias a él e a sus sucessores, por vía de mayorazgo, y que todos los que dél dependiesen e avu sus hermanos, se llamasen don, le dieron las mismas armas reales de Castilla y León, mezcladas e repartidas con otras que assi mesmo le concedieron de nuevo”.

4º Olvidan: la carta dirigida por Cristóbal Colón a los Reyes Católicos, en su primer relato del descubrimiento, que dice: “éstos me anoblecieron que dende en adelante yo me llamase Don”.

Y También este otro: “en una carta dirigida a doña Juana de la Torre, en la que dice refiriéndose a los Reyes: Adonde pudiera yo tener mejor arrimo… que en el Rey e la Reyna nuestros Señores, que de nada me han puesto en tanta honra…?

O lo que dice Lucio Marineo Sículo: “tal fue la justicia que a todo se hizo en este feliz reinado que los nobles y los caballeros, los ciudadanos y los campesinos, los señores y los vasallos, todos en fin participaban igualmente en ella.

5º Philippot y seguidores dicen: que un hombre de la personalidad de Colón con sus conocimientos tenía que ser noble, en algún sitio tuvo que aprender latín y el conocimiento de las escritoras, para esto aluden al conocimiento adquirido por Pedro Madruga en el convento de Sto Domingo de Tui desde los 8-14 años, extremo este que no esta confirmado.

Olvidan: Carta del almyrante al rey y a la rreyna incluida en el libro de las profecias:

Muy altos rreyes. De muy pequeña hedad entré en la mar navegando, e lo he continuado fasta oy. La mesma arte ynclina a quien le prosigue a desear de saber los se-cretos d’este mundo. Ya pasan de XL años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta oy se navega, todo lo he andado. Trauto y conversaçión he tenido con gente sabia, heclesiásticos e seglares, Latinos y Griegos, Judíos y Moros, y con otros muchos de otras setas. A este mi deseo fallé a Nuestro Señor muy propicio, y ove d’él para ello espírito de ynteligençia: en la marinería me fiso abondoso, de astrología me dió lo que abastava, y asy de geometría y arismética, y engenio en el ánima, y manos para debusar espera, y en ella las çibdades, ryos y montañas, yslas y puertos, todo en su propio sytio.

En este tiempo he yo visto y puesto estudio en ver de todas escrituras, cosmografía, ystorias, corónicas, y fylosofía, y de otras artes

Entre todas estas disposiciones favorables a Colón, se levantó inesperadamenteun obstáculo debido a la naturaleza de sus demandas, y no fue otro que la petición para él mismo y para sus herederos del título y la autoridad de Almirante y Virrey de todas las tierras que fueran descubiertas por él, con la décima parte de los beneficios. Esto se juzgó completamente inadmisible. Fernando, que había seguido con fría desconfianza la expedición desde el principio, fue apoyado por las protestas de Talavera, el nuevo arzobispo de Granada, quien declaró que: “Tales demandas tenían sabor a un alto grado de arrogancia, y sería impropio en sus Altezas garantizarlas a un indigente aventurero”.

Por último añado lo siguiente:

Isabel Enciso Alonso-Muńumer es doctora en Historia Moderna por la Universidad Complutense de Madrid y, en la actualidad desempeña su labor docente en la Universidad Rey Juan Carlos

Libro: Los Reyes Católicos

Si los monarcas no cambiaron la estructura estamental los privilegios económicos, sociales y políticos existentes, introdujeron una novedad: La posibilidad de la promoción social. La alta nobleza siguió participando en el gobierno, como lo simplifican la figura del cardenal Mendoza y tantos otros, y siguió desempeñando funciones militares y diplomáticas, pero se promociono a letrados, Comerciantes, financieros, que a través de las patentes de hidalguía pasaron a engrosar las filas de la nobleza. En la reforma de la administración se hace patente el criterio selectivo de de los monarcas; prima la formación sobre linaje, y se intenta restringir el área de influencia política de la élite aristocrática para terminar con la inestabilidad política que había presidido a su reinado.

Los comerciantes y financieros pudieron adquirir un cierto status y ascender en el escalafón social gracias a su trabajo.También los que ejercían profesiones liberales, como una abogados, médicos o letrados, pudieron mejorar su situación, a través de su participación en la administración, pero, en realidad, en el siglo XV y no se había desarrollado un espíritu un -espíritu burgués- y capa intermedia de los no-privilegiados invertirá en conseguir títulos de nobleza.

Consuelo Varela Bueno: Investigadora del CSIC en la Escuela de Estudios Hispano Americanos (Sevilla) desde 1990. Desde 1993 hasta el año 2000 fue Directora de la Escuela de Estudios Hispano Americanos.

Tesis de Licenciatura por la Universidad de Sevilla, 1984.

Tesis de Doctorado por la Universidad de Sevilla, 1986.

Miembro del Consejo de Redacción de la Revista de Indias (CSIC, Madrid), de Colonial Latin American Rewiew (Washington) y de la Colección de Monografías “Biblioteca Americana” del CSIC. Desde 1999 es Investigadora Principal del Proyecto de la DIGICYT, Escrituras de la Historia.

Ha impartido Seminarios y Cursos en diversas Universidades españolas; europeas (París, Roma, Génova); asiáticas (Tokio, Macau, Nueva Delhi) y americanas (Los Angeles, Chicago, Gainesville, Washington, Rodhe Island, Nueva Orleáns, Santo Domingo, Bogotá, Cartagena de Indias).

Especialidad

Colón y los primeros años del Descubrimiento de América. Viajes españoles por el Pacífico.

Dice al respecto: En aquellas sociedades, mucho más cosmopolitas y permisivas, era mucho más fácil la aclimatación social y cultural que hoy en día. Bastaba simplemente con tener un buen contacto y Colón lo tenía

Firma

Lo de la firma de Cristóbal Colón siempre ha sido un enigma, consta de un anagrama que no tiene fácil interpretación fidedigna, hay múltiples interpretaciones, y como no Philippot y seguidores tiene la suya, pero antes hagamos un poco de historia:

Cristóbal Colón ordena «al que herede el Mayorazgo y estando en posesión de ello firme de mi firma, la cual ahora acostumbro es una X con una S encima y con una M con una A romana encima y encima de ella una S y después una Y con una S encima con sus rayas y vírgulas como ahora yo hago».

Hay que decir que el señor Philippot,consideran dicho Mayorazgo falso, por los siguientes irregularidades mostradas:

1º La firma que aparece no se corresponde con la grafia del Almirante y se cometen varios errores al colocar los puntos que Colón situaba a cada lado de las eses

2º Se da vivo al infante D. Juan cuando había fallecido el 7 de Octubre de 1497.

3º No fue elevado a escritura pública

4º Faltan dos hojas

5º Aparecen tachaduras en varios renglones

6º La letra no era la de Colón, no hay los giros gallegos que tanto utilizaba Colón en la escritura y en el habla, sin embargo, en el testamento de 1506 si aparecen

7º Aparece firmado por los Reyes Católicos y por el secretario, D. Fernando Álvarez, que había muerto en 1501 y había dejado de firmar en documentos oficiales en 1497

La firma y la interpretación dada por Philippot es esta

         .S. .Soutomaior.

.S. A .S. .Soutomaior. Alvares .Soutomaior.

X  M  Y Xuáres Mendes Yannes

:Xpo. FERENS./ Yo: Xpouo Fernández Eanes

Constituye el árbol familiar del conde de Camiña – Pedro Madruga-

Hay que decir que Philippot entiende que Ferens es abreviatura de Fernández o Fernán Eanes, no se de que fuente interpreta esto, pero como se equivoco una vez, con la madre, es posible que se haya vuelta a equivocar y Xpo lo interpreta como Cristóbal Pedro, para ello hace la interpretación del documento Nº 9 utilizado por Celso García de la Riega alegando que Xpo del documento es Cristóbal Pedro, lo cual es otro error pueden verlo en:

https://celsogarciadelariega.wordpress.com/2013/11/17/estudio-del-documento-no-9-cristobo-de-colon-aportado-por-celso-garcia-de-la-riega-a-su-teoria-colon-gallego/

Bien esta es la interpretación de Philippot de la firma de Colón, que recordemos la interpreta siguiendo las normas del Mayorazgo de 1498, que él considera falso, pero la parte de la firma la considera fiable.

Otras Interpretaciones:

Manuel Lago y González, Obispo de TúyBoletín de la Real Academia de la Historia,tomo 82 (1923), pp. 297-299:

Las siglas, por tanto, se han de leer de abajo arriba (X con S encima, M con A encima y S encima de la A, y finalmente Y griega con S encima también), es decir, como abreviaturas, pues sólo en abreviaturas se usan en los manuscritos las letras superpuestas. Así resultará:

 Y teniendo en cuenta que en griego,con ortografía antigua) es la abreviatura dela dey, por tanto,la de , y las dos letras del último grupo, por natural exigencia de la frase, la de la palabra , la lectura de todas las siglas resulta (Cristo, hijo de María).

Indicio suficientemente claro de que la inscripción se ha de leer en griego es el cuidado con que exige el Almirante que la Y del tercer grupo sea griega. Y esta letra es precisamente la que en el transcurso de cuatro siglos ha desconcertado a los intérpretes, que se han empeñado en ver en ella la inicial de «Iesus» o de «Ioseph», sin reparar en que ambas palabras se escribían entonces constantemente con I latina hasta en sus abreviaturas (Ihūs, Ios.) y debía ser rarísima la fórmula Christus, Maria, Ioseph, si acaso se usaba alguna vez.

Colón, que conocía la significación de su nombre de Cristóbal (Christophorus, , el que lleva a Cristo), hasta el punto de traducir al latín la segunda parte de él firmando XPO FERENS, que amaba con fervorosa devoción a la Santísima Virgen y veía en ella la primera , y que creía haber recibido de Dios la misión de llevar a Cristo a las Indias reunió estas ideas en las siglas que eligió para su firma y las enlazó con su nombre, que escribió debajo en forma que a todos les fuese asequible su significado.

Sólo una dificultad podría oponerse a la lectura de las siglas en griego: la de que Colón no conociese esta lengua. Pero ¿quién puede asegurar que el marino que había recorrido todos los mares y visitado los puertos de Grecia y otros del Oriente no conocía lo poco de griego que se necesita para entender y adoptar una frase de tres palabras, de las cuales sólo una es puramente griega, pues las otras dos son hebreas y han pasado al latín y al castellano? ¿No entendía también, como ha demostrado, la palabra ? ¿Y no podía haber aprendido esa frase de alguno que supiese griego, si él no lo sabía?

Como esta interpretación satisface cumplidamente a todas las condiciones del problema, creo que debemos leer las siglas de la firma del descubridor del Nuevo Mundo:

 «Cristo, hijo de María», dando por resuelta la cuestión que ha preocupado hasta ahora a los investigadores de asuntos históricos.

Para Simon Wiesentahal: “Operación Nuevo Mundo, la misión secreta de Cristóbal Colón” 1976

Nos dice: Dado el espíritu de la época, lo más probable es que sea una formula religiosa. Los partidarios de la ascendencia hebrea de Colón leen:

         .S. Shaday

.S. A .S. Shaday Adonat Shaday

  X  M  Y Chesed Moleh Yehova

(Señor, Señor Dios Señor, Dios ten Piedad,)

Por otra parte sigue Simon Wiesentahal:

La firma misma << :Xpo FERENS>>, forma la base del triángulo. Los dos puntos que aparecen delante de la palabra<<Xpo>>, en castellano se llama colón, y los estudiosos convienen en que sustituyen al apellido del descubridor, <<Xpo>> es la abreviatura de Cristo. En cuanto al vocablo <<Ferens>>, reina gran diversidad de pareceres; unos lo explican a partir del latín, otros del hebreo, involucrándose a veces en el asunto el hecho de que Colón evitaba escribir completo su nombre de pila cristiano, Cristóbal o Cristophorus. Más entrar en esas especulaciones, todas poco convincentes nos llevaría demasiado lejos.

<<:Xpo Ferens>> sólo figura en las cartas con el signo bet-hai. En las cartas a Diego donde éste no aparece, encontramos el mismo triangulo, pero su base es distinta: están firmadas <<El Almirante>> o <<Virrey>>. No tiene un carácter tan intimo, y Diego debía poder mostrarlas a otras personas.

Algunos estudiosos hebreos apuntan que la disposición de la firma en triángulo recuerda las inscripciones sepulcrales de antiguos cementerios judios de España y del sur de Francia. Es imposible, sin embargo, demostrar que Colón la eligiera justamente por este motivo.

En cuanto a la interpretación Cristiana hay varias:

         .S. Servus

.S. A .S. Sum Altisimi Salvatorius

  X  M  Y Xriste Maria Yesu

          .S. Servidor

.S. A .S. Sus Altezas Sacras

X  M  Y Xristo Maria Ysabel

Con estas dos creo que llegan como muestra de que la cristiana puede tener varias interpretaciones.

Por otra parte si consideramos que el Mayorazgo es falso, no haría falta seguir las instrucciones de Colón para la interpretación del anagrama, hay que tener en cuenta que su hijo Diego, heredero de sus títulos, no siguió la orden dada por su padre con la firma, nunca firmo de esta forma lo cual es sospechoso si tenemos en cuenta el respeto que tenía por su padre, en el caso de ser Pedro Madruga, habría firmado según las instrucciones dadas por su padre para no olvidar su origen como noble gallego, lo cual nos hace pensar que el mayorazgo en cuanto a la firma también es falso.

También hay quien interpreta el anagrama como una recopilación de títulos que corresponden a Colón por ser Almirante y si la leemos de arriba abajo tendremos:

       . S . Señor

.S. A .S. Su Alta Señoría

 X  M  Y Excelente Magnifico Ilustre

Cuando firma :Xpo FERENS hay que hacer de nuevo caso al significado de los puntos. En latín, dos puntos colocados uno sobre otro quiere decir ID EST – Nominativo y acusativo neutro is-, cuyo significado es “quiere decir, o es decir”, por lo que la traducción sería: X M Y :Xpo FERENS = Excelente Magnifico Ilustre, es decir, el que lleva a Cristo

En fin cada uno de ustedes que saque sus propias conclusiones

Escudo De Armas

Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón y biografo, afirma: Aunque el mismo no fuera noble de cuna, sí que lo había llegado hacer por sus hazañas o merecimientos.

Consuelo Varela dice:

Escudo ColónCuando los reyes ennoblecieron a Colón le otorgaron como primero y segundo cuartel las armas de Castilla y león, el castillo y el león. el tercero eran unas islas doradas «en onda de mar» y en el cuarto le autorizaban a incluir «las armas que solíais tener». no quiere esto decir que obligatoriamente Colón tuviera sus propias armas, aunque el almirante sí las puso incluyendo en ese cuartel un campo de oro, con banda azul y jefe de gules. idénticas a las de la familia catalana de mon ros, aliada por matrimonio con la familia Colom, de origen judío.

Dr. D. Félix Martínez Llorente – Universidad de Valladolid-

Título del trabajo: Escudo de armas de Cristóbal Colón

Desde los primero los tiempos de difusión del sistema heráldico por España, la tenencia de un blasón no presuponía, en modo alguno, la condición nobiliaria de su titular. Si en un principio constituyó una técnica militar de identificación personal, reservada al ámbito caballeresco de la sociedad, prontamente adquirió una rápida difusión que desbordó los límites de la milicia, extendiéndose por la sociedad hacia las capas inferiores, alejadas de dicha funcionalidad bélica. Como muy bien afirma Samuel Eliot Morrison, entra dentro de lo probable que el padre de Cristóbal Colón aun siendo de origen humilde, dispusiese de algún tipo de armas, sobre todo si pertenecían a un gremio, corporación de mercaderes o cofradía.

Es indudable que, aunque sin ser determinante para el tema que nos ocupa, la condición no noble del Almirante y de los más significados miembros de su linaje conocido- sus hermanos, Bartolomé y Diego-, resulta evidente a la luz de las mercedes de reconocimiento que de la misma, y de manera privilegiada, vendrán a otorgarles los reyes Católicos en 1492 y 1493.

La introducción de anclas en el diseño, como de las que hacían uso los Almirantes de Castilla desde comienzos del siglo XV, corroboraría aún más si cabe nuestras sospechas. Colón ha venido a echar mano, en este caso, de unos emblemas de dignidad que sorprendentemente incorpora a las que declara como armas privativas y de las que, presuntamente, vendría haciendo uso desde fechas recientes; concretamente, desde que lo Reyes Católicos vinieron a reconocerle su condición de Almirante de la Mar Océana en las capitulaciones de Santa Fe de abril de 1492

Todo lo escrito anteriormente que significa, que Colón no tenía escudo de armas antes de que se lo otorgasen los Reyes Católicos, que en su vanidad Colón copio las anclas de los Almirantes castellanos, y que si acaso pudiera ser que como bien se dice al principio la “tenencia de un blasón no presuponía, en modo alguno, la condición nobiliaria de su titular”, es decir, que pudo poner sus emblemas de su familia pero que no eran nobiliarios, podría ser de un gremio.

En cuanto a las cinco anclas, Philippot interpreto que pertenecían a la familia de Pedro Madruga a saber los cinco Almirantes serían:

Payo Gomez Charino 1284-1286 con Sancho IV

Alfonso Paez de Sotomaior 1300-1305 con Fernando IV

Alfonso Jofre Tenorio 1312-1340 con Alfonso XI

Diego Hurtado de Mendoza 1392-1404 con Enrique III

Y la quinta ancla sería el propio Pedro Madruga Versus Cristóbal Colón

De estos Almirantes solo dos son inequivocamente Sotomaior, Payo Gomez Charino y Alfonso Paez de Sotomaior, Diego Hurtado de Mendoza, es un familiar lejano y que tiene su propio escudo, con lo cual no puede aparecer en dos escudos a la vez, y Alfonso Jofre Tenorio, era hijo de una hermana de Payo Gomez Charino, Teresa Paez de Sotomaior, tengo dudas de si se podría poner, ya que no es familia directa. Antonio pedro en un artículo dice:

Con el casamiento de Elvira Mendes con Pedro Álvares de Soutomaior, abuelo de Pedro Madruga, se unirían las dos casas: Tenorio-Sotomaior y por tal motivo la casa Sotomaior tendría un Almirante más, por venir de quien viene la opinión se puede decir que puede ser así, en cualquier caso suena raro que una casa se una a otra y la que tiene mayor categoría absorba a la otra dejando de tener su propio rango, es como si estuviéramos hablando de compra venta de negocios o de empresas que absorben unas a otras.

Lo que nos interesa es que se ha caído un ancla de las 5 que tenía el escudo de Colón, por tanto según la teoría de Philippot a quién pertenecería la otra ancla

Por otra parte sabemos que su hijo Hernando quitó de las armas las anclas utilizando solamente las armas de Castilla y León y mantelado con las islas. Armas que están así representadas en su tumba. Esto no se entiende si las anclas hubieran pertenecido realmente al linaje de su padre, por tanto creo que Hernando no hubiera contradecido la voluntad de su padre de ser cierto su linaje

Secreto De Estado

Esto si que es un argumento notorio, para encontrar ubicación a Pedro Madruga Versus Cristóbal Colón, el señor Philippot, nos ilustra con un posible secreto de estado que ha durado 5 siglos nada más y nada menos, las agencias de espionaje debían de haber aprendido de los Reyes Católicos.

El señor Philippot nos dice que Pedro Madruga desaparece el mismo día y el mismo año que aparece Cristóbal Colón, es decir, Alba de Tormes 11 de Abril de 1486, los dos curiosamente tenían entrevista con los reyes Católicos en dicho lugar, lo que ocurre es que hay datos que contradicen esto:

1º Cristóbal Colón estuvo en Portugal desde 1476, se caso con Filipa Moñiz y tuvo un hijo con ella Diego Colón Moñiz, nacido en Portugal, alrededor de 1480,

2º Colón fue recibido por los Reyes en Alcalá de Henares el 20 Enero de 1486, fue la primera vez que presentó su proyecto a los Reyes y hay constancia documental, claro esto a Philippot no le cuadraba, por tanto se inventó que los reyes también recibieron a Pedro Madruga el Alcalá, pero que no hay constancia documental, pero si dice que uno de los testigos fue Hernando de Talavera, y la pregunta es ¿ No habiendo constancia documental del encuentro, cómo sabe que uno de los testigos del encuentro es Talavera?

3º En este secreto de estado tendría que participar Joa II de Portugal, ya que debería de saber que Pedro Madruga se había transformado en Cristóbal Colón en Castilla, sin embargo, en carta dirigida personal a Colón, el Rey de Portugal le llama Cristóbal Colón, no le llama Pedro Álvarez de Sotomaior ni Conde de Caminha, lo cual es extraño ya que en dicha carta pretendía que Colón volviera a Portugal, lo normal entonces era que le tratará por los nombres por los que sería conocido por el Rey portugués

Hay un salvoconducto que el rey Juan II extendió a su nombre, Cristóbal Colón, el 20 de marzo de 1488, que debió de serle de utilidad, pues se encontraba el Lisboa en diciembre de 1488, y allí fue testigo de la llegada de Bartolomé Dias a la ciudad del Tajo. Si era un salvoconducto porque no lo extendió a nombre de Pedro Álvarez de Sotomaior, Conde de Caminha.

Vaya poder debían tener los Reyes Católicos sobre Juan II, para hacerle partícipe del secreto de estado

4º Según: Juan Manzano, catedrático de historia del derecho Universidad de Sevilla, especializado en la figura de Cristóbal Colón y la historia del descubrimiento de América, Manzano se inició muy pronto en el americanismo y obtuvo el título de Doctor con las Notas a las Leyes de Indias de Manuel José de Ayala, publicadas en 1935, Consuelo Varela de la que ya hablamos, Antonio Rumeu de Armas especializado en historia de América y de las Islas Canarias, fue profesor extraordinario en la Universidad de Georgetown en Estados Unidos y emérito de la Escuela Diplomática en España y en varios países sudamericanos -México, Argentina, Perú, Colombia y Chile-, en los que le nombraron académico de número en sus correspondientes de la historia.

Fue Presidente de la Real Academia de la Historia de la que era miembro desde 1968 y fundador del Anuario de Estudios Atlánticos, que dirigió hasta poco antes de morir. Además dirigió Hispania y Cuadernos de Historia y otros doctos dicen que Cristóbal Colón llego a Castilla en 1485, al Monasterio de la Rábida.

Según lo que dicen estos autores sería incompatible con la teoría de transformación de Pedro Madruga en Cristóbal Colón en 1486 ya que un año antes Colón ya estaba en Castilla, con su hijo Diego, y bajo el nombre de Cristóbal Colón.

5º Por otra parte mantener un secreto de estado, en la corte, con un noble gallego que tanta lata dio a los Reyes Católicos resulta cuando menos complicado, con la cantidad de personas que había en la corte, entre ellos los embajadores de los distintos países que se espiaban unos a otros, con la nobleza castellana que conocía a Pedro Madruga, con la nobleza gallega, enemigos de Madruga, que visitaba la corte o que participó en la toma de Granada, ejemplo Conde de Andrade, Diego de Muros, sobrino del Obispo de Tuy y luego secretario del Cardenal Mendoza.

Realmente con todos estos argumentos en contra se podría mantener un secreto de estado, a mi me da la impresión de que no

Francesillo de Zuñiga

Este argumento no es de Philippot, Philippot es mucho más riguroso en su investigación, como par fiarse de un cotilleo del sigo XVI. Esto se lo debemos a otro autor1. Pero antes conozcamos a Francesillo de Zuñiga o Francés como le llamaban

Según José Antonio Sánchez Paso: Universidad de Salamanca Doctor, Filología Hispánica, editor y director técnico en Universidad de Salamanca y especialista en Francés de Zuñiga dice:

Francés Nacido en Béjar, hacia 1480, en el seno de una familia judía, conversa al cristianismo, Su primer oficio fue el de sastre remendón. En 1505 se casó con Isabel de la Serna y poco después tuvo dos hijos, Mariana y Álvaro, poniendo a este último el nombre y los mismos apellidos que tenía el duque de Béjar, Entre 1510 y 1516, al servicio de su señor, visitó la corte con frecuencia. El 18 de noviembre de 1517 conoció a Carlos V en su visita a Valladolid, poco después de su llegada a España. De 1518 a 1520 acompañó al Emperador, junto con el duque de Béjar, hasta que éste embarcó para Flandes.

En febrero de 1525 ya realizó una primera entrega de la Crónica, que incluía los hechos sucedidos en la corte entre 1517 y 1524. Dado su éxito, a finales de 1526 concluyó la segunda versión, que vio la luz en enero de 1527, e incluía las vivencias de los años posteriores, La Crónica tuvo una gran difusión en vida del bufón, por lo que él mismo realizó numerosas copias, introduciendo, de una a otra versión, no sólo adiciones sino también modificaciones sobre pasajes ya redactados. Otros copistas se encargaron de que los manuscritos se multiplicaran, a menudo con diferencias notables entre sí. Hasta nuestros tiempos han llegado, al menos, 22 manuscritos diferentes, lo que dificulta la labor de los especialistas que intentan rastrear cuál es el más próximo al autor.

La primera versión impresa, en 1855, debida a Pascual de Gayangos, no se debió basar en un manuscrito muy fiable, pero fue seguida por otros estudiosos posteriores, lo que contribuyó a aumentar la confusión.

Sánchez Paso termina su documentado trabajo comentando que “…en determinados pasajes en los que, desde el primer momento, sabemos que está haciendo ficción sobre algo que pueda tener un fondo de verdad histórica: pongo por caso la visita que un grupo de cortesanos hace a la cueva de Atapuerca, en las proximidades de Burgos, donde tomando por excusa algún comentario que quizás corriese por la corte sobre dicha cueva ensarta una serie de disparates y bromas muy de su tono, pero cabe dudar y mucho de que realmente los cortesanos que menciona hiciesen tal visita…”

Según lo descrito no habría que darle mucho relieve y mucho menos tenerlo como un Oráculo que dice la gran verdad a sus comentadas sátiras.

El texto:

CRÓNICA BURLESCA DEL EMPERADOR CARLOS V” Por Francesillo de Zúñiga (1480-1532)*

Capitulo LXIII
“De las demás cosas que pasaron en este camino de Granada a Valladolid” (Año 1523)

…Iba también con su majestad monsieur Laxao, é contábale cómo don Diego de Sotomayor é el clavero de Alcántara é Rodrigo Manrique no tenían justicia para pedirle la encomienda mayor de la dicha órden; que él era aficionado a ser de ella, y mas si le diesen la encomienda mayor. Decíale también que don Diego de Sotomayor parecía hijo bastardo de Colón, el almirante de Indias e solicitador de la mejorada; que parecía heredero del ladrón que desespero, porque siempre estaba haciendo gestos con los ojos …”.

En el Capítulo siguiente, en una carta que le escribe al Papa Clemente, dice Francesillo: “A Laxao dimos la encomienda mayor de Alcántara, y a don Diego de Sotomayor y a Rodrigo Manrique el hábito de San Francisco…”

Pero veamos que nos dice el autor1, sobre el texto, que lo redescubrió y que tanto interés le ha dado él y sus seguidores a semejante información:

Es preciso aclarar que Diego de Sotomayor de quien se dice “parece hijo bastardo de Colón” era en realidad hijo de Pedro madruga, lo que, como mínimo, demuestra que Francesillo y Philippot, con cinco siglos de diferencia sostenían que Colón y Pedro madruga eran una misma persona.

deben tener en cuenta que toda la información que proporciona la obra sobre hechos y personas y, que hasta el momento se ha podido comprobar, se ajusta a la realidad. Así, cuando afirma en otros casos que alguien “parece hijo bastardo de alguien las genealogías confirman que realmente lo era. También los hechos que se narran son ciertos.

Bien creo que con esto ya tenemos bastante:

1º Qué Francés diga “parecía hijo bastardo de Colón”, no significa que Francés supiera que Colón era Pedro Madruga, es más no debía de saberlo ya que si lo supiera entraría en una contradicción, ya que entonces nunca podría decir que era hijo bastardo, cuando en realidad era su padre verdadero

2º El autor no cae en la cuenta del condicional “parecía” que es distinto de “parece”, parecía significaría que podría ser o no, parece sin embargo puede significar es

Quizás de lo único que se trate es interpretar lo que dice Francés de Zuñiga, y no reinterpretarlo, y lo que dice es que “don Diego de Sotomayor parecía hijo bastardo de Colón”, es decir, que Colón tuvo una relación con Teresa de Távora, mujer de Pedro Madruga, y fruto de dicha relación nació Diego de Sotomaior, lo cual explicaría también la tan cacareada relación de los Sotomaior con los Colón

4º Nadie de los que conocieron a Colón, tanto amigos como enemigos, dijo nada de los gestos en los ojos, algo que no pasa desapercibido a nadie:

Ni: Bartolomé de las Casas, Pedro Martir Angleria, Ándres Bernaldez, Pulgar, Marineo Siculo, Gaspar Gorricio, Fray Antonio Marchena, Hernando de Talavera, personas todas ellas que conocieron personalmente a Colón.

Por tanto como tanto le gusta decir al autor, sobre ciertos documentos, yo le diría lo mismo que lo queme que no pasa nada.

1 Autor: Rodrigo Cota “Colón, Pontevedra, Caminha

Continuará

Navegador de artículos