Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “documentos pontevedreses de colón”

Un Documento que Avala la Teoría del Colón gallego de Celso García de la Riega

Este post se refiere al documento encontrado por Celso García de la Riega en 1892, documento nunca valorado en toda su extensión y en su significado.
El documento es el denominado como Nº 9 en el libro “Colón español.Su Origen y Patria”, escrito por Celso García de la Riega y publicado en Enerode 1914 tras 20 años de estudio sobre el origen español de Colón. El documento aludido es el de Cristobo de Colón documento que trata de una venta de finca y que data del año 1496.
De la Riega no estaba muy convencido de este documento le dedicó muy poco espacio en el libro y lo resolvió de una forma simple y sin complicaciones si el llegará a vislumbrar, aunque sea un poquito, su verdadero significado le hubiera sacado mucho más partido al documento y a su teoría, pero al resolverlo de forma simple y sin casi significado para su teoría posibilitó que los contrarios de su teoría encontraran un punto débil en su teoría.
De la Riega tenía dudas sobre el nombre que aparecía antes del apellido “De Colón” tanto es así que en un principio el nombre que interpretó fue Pedro pero luego sin saber el por qué de sus motivaciones le llevaron a concluir que el nombre era Cristobo sin aclarar su razonamiento y deducción, podría pensarse que lo hizo para apuntalar y apoyar su teoría pero como dije anteriormente a este documento le dedicó 10 lineas algo que si fuera para apuntalar su teoría y estuviera seguro le hubiera dedicado paginas y le hubiera sacado todo el partido posible al mismo, y, esto no lo hizo así de ahí su duda.
Cuando me encontré con la posible firma de Colón en un libro de “Cosmografía de Ptolomeo” y que dicha firma podría ser de 1484, antes de llegar aCastilla recordé este documento de García de la Riega y decidí repasar el estudio que realizó Emilia Rodriguez-Solano Pastrana, catedrática de Historia, en el año 1967 al repasarlo me impresionó pues he de decir que al igual que de la Riega yo a este documento le di una importancia relativa pero ahora alcanza un mayor significado máxime después del informe del IPCE sobre los documento de García de la Riega y del comunicado de la Real Academia Gallega exculpándolo de falsificador dando los documentos por validos.

Datos a tener en cuenta:
Este documento era propiedad de Celso García de la Riega, no sé porque circunstancias de la vida fue a parar al Museo de Pontevedra donde se encuentra actualmente.
Tanto los informes de Serrano Sanz,de la RAG, de la RAH la única duda que le pusieron era al nombre, el apellido “De Colón” era correcto.
El documento original era una escritura de venta del año 1496, el documento del Museo es un traslado al cartulario del Concello del año 1535, este dato es importante.
El documento fue estudiado en su Memoria de Licenciatura por la Catedrática de Historia Emilia Rodriguez-Solano Pastrana su director era Lucas Alvarez Catedrático de Paleografía y Diplomacia documental, reconocido profesionalmente a nivel Internacional, esto es importante porque como ya hedicho en más de una ocasión ningún director de Tesis, Tesina o proyecto Memoria fin de carrera deja poner cualquier dato a la ponente, puede ir en ello su prestigio.
El proyecto analizó y estudio todos los documentos de Celso García de la Riega pero especialmente el de “Cristobo de Colón”.
Las Técnicas utilizadas en el estudio fueron: Camara Oscura, Infrarrojos, análisis de tintas.
Los documentos fueron sometidos al estudio Paleográfico y al estudio Diplomático documental. La Paleografía estudia e interpreta la escritura, la Diplomacia estudia los caracteres del documento:
Externos: batería escritora, forma de letras, abreviaturas, signaturas, sellos Internos: ortografía, idioma y cláusulas.
Estas pruebas difícilmente las soporta un documento que no sea realmente auténtico.
Las conclusiones del estudio fueron que todos los documentos eran auténticos, de la época y que lo único eran que estaban avivados o recalcados en los nombres, tal y como concluyó el IPCE 48 años después.
El titulo de la memoria era :  Autenticidad Diplomatica, Sus Fraudes y Metodos Técnicos de investigación
De los facsímiles, fotográficos, analizados 5 de ellos estaban manipulados ya sea por efecto de la fotografía, el del propio libro, o por otras causas manipuladoras: RAG o RAH, los únicos dos facsímiles auténticos que hay, uno lo tengo yo y otro la familia de Emilia Rodriguez-Solano Pastrana.
Bien después de  esta introducción entremos de lleno en el asunto:
El documento como he dicho lo descubrió en 1892 Celso García de la Riega, al tener el Cartulario del Concello, ahora en el Museo de Pontevedra, en el libro lo describió así:
En un cartulario de mi propiedad, con 58 hojas de pergamino, que contiene diversos documentos interesantes, y al folio 20 vuelto, consta la escritura de aforamiento por el Concejo en 14 de Octubre de 1496 á María Alonso, de un terreno cercano á la puerta y torre de Santa María, señalando como uno de sus límites la heredad de Cristobo de Colón. (Fotograbado núm. 9.) No parece aceptable la interpretación de que en aquella fecha viviese en Pontevedra una persona con tan notable nombre; lo más razonable es presumir que dicha heredad conservaba como denominación popular, según costumbre muy general aún existente, la de un propietario antiguo que se distinguió por cualquier concepto, á no ser que algún individuo de la familia, ya fallecido, hubiese dejado la heredad en su testamento á su pariente Cristobo y alguien la tuviese en administración por ignorarse el paradero del favorecido, pues nadie podía sospechar que tal vez fuese el italiano Cristóforo Colombo, genovés y descubridor de las Indias Occidentales.
Este cartulario y la cédula relativa á Oderigo debieron pertenecer al Concejo, por cuya justa causa procede que vuelvan á su sitio; en su consecuencia, pongo ambos documentos á disposición del Excmo. Ayuntamiento”.
Esta descripción del documento demuestra que no tenía claro al personaje del documento, lo deja caer como algo posible, pero no es contundente. Por otra parte lo que demuestra es su honradez y honestidad al decir que debería volver al Ayuntamiento.

La Enmienda:

Fotografía sin alterar

Fotografía sin alterar

Como he dicho ni Serrano Sanz, ni la RAG ni la RAH pusieron ninguna pega al apellido “De Colón” si al nombre que decían que había sido enmendado por Celso García de la Riega. El caso de Serrano Sanz es sangrante que un investigador como él tan reconocido hay cometido semejante error, el fue el primero en analizar los documentos un mes después de la publicación del libro y el estudio lo hizo sobre los fotograbados del libro y claro patinó en sus conclusiones por culpa de la fotografía, pues en el libro el fotograbado de Cristobo no es el único que salió con algún error fotográfico, lo mismo les ocurrió a la RAG y a la RAH al realizar parte del estudio sobre fotos y no sobre los propios documentos.
El caso es que es cierto que el nombre había sido enmendado pero no por Celso García de la Riega, aquí lo tomaron por tonto, la enmienda por lógica no fue de Celso García de la Riega de otra forma le hubiera sacado mucho más partido al documento, esto no lo quisieren pensar, o si, por la propia disposición del RAG y RAH a culpar de falsedad a

Fotografía invertida

Fotografía invertida

Celso García de la Riega. Lo que si es cierto es que había enmienda o manipulación en el nombre pero la enmienda fue realizada en origen por el propio escriban que había copiado el documento esto aparte de ser importante es muy interesante.
No puedo poner aquí todo lo que aparece en la memoria de Rodriguez-Solano ya que solo al documento de Cristobo le dedica 69 paginas, por tanto lo que intentaré es resumir sin alterar el significado.
Como aclaración hay que decir que la ponente reconoce que ha habido una interpolación en el nombre que antecede al apellido “De Colón”.
Todos los que han analizado el documento coinciden en que la “x” no encaja en el contexto, del que se despega ostensiblemente; y todos están conformes, también, en que aparece allí suplantando a la ”e” de la preposición “de”, Previamente borrada. En cuánto la grafía que le sigue, nadie ha logrado encontrarle un significado razonable si bien es evidente que aparece groseramente enmendada. En definitiva, se han hecho muchas
conjeturas pero no se ha dado ninguna solución
.

Fotografía del documento del Museo,

Fotografía del documento del Museo,

El problema, en realidad, es muy complejo. Ante todo habría que dilucidar si se trata de una interpolación o enmienda hecha por el mismo escribanque extendió documento, o bien es reciente. En el primer caso la enmienda no haría perder al documento su condición de auténtico. En el segundo caso sería una manifiesta falsificación. En cualquiera de los dos casos hay que considerar otras dos cuestiones, que son:
1º ¿cuál era el nombre que allí constaba antes de ser alterado?
2º ¿cuál es el nombre que se pretendió resultará de la alteración?
En la nota marginal que de puño letra del autor del libro figuran en el documento original, se expresa la duda de si dirá Pedro o bien Cristobo. Para que dijera Pedro habría que prescindir de la “x”, luego al admitir esta hipótesis resulta claro que de la Riega ya se había percatado de queel nombre estaba enmendado y, prescindiendo de esta enmienda, siguió investigando cuál sería el nombre genuino que supuso seria Pedro en el caso de que la segunda grafía fuera una “P” antes de ser enmendada.
Nota del laboratorio fotográfico del ingenieros del ejército que colaboró con la comisión de la Real Academia Historia. Dice así:

Foto del documento del Museo invertida

Foto del documento del Museo invertida

No aparece enmienda, a pesar de estar ligeramente carcomido el pergamino, como en otros puntos de la página”.
Esta nota es muy importante en relación con el fin que perseguimos de esclarecer si la enmienda que se estudia es o no genuina. Al decir el informe pericial que no aparece enmienda se refiere, naturalmente, a una enmienda reciente y no a la que pudiera ser parte consustancial del contexto.Al señalar que no aparece enmienda” a pesar de estar ligeramente carcomido pergamino” quiere decir que las grafías en cuestión y el contenido forman un todo a cualquier efecto.
La comisión considera indudable que las tres primeras gracias “d”,”X” y “Φ” (que también podría ser una “φ”) acusan una manipulación, de la que quedan señales, no sólo en la línea que se hayan, Sino también en las dos que las siguen. Tal manipulación parece que consistió en raspar o borraren parte las letras genuinas, con la intención de aprovechar algunos de sus trazos para formar las que se escribieron después.
Considerados en conjunto los tres informes, básicamente dicen lo mismo los tres, se llega a la conclusión  de que unánimemente estiman: que documento ha sido alterado con la finalidad de sustituir el nombre genuino de “pº” por otro qué nadie ha podido interpretar salvo, García de la Riega que leyó “Cristobo”. Pero entienden sus ingenieros que esa lectura es errónea, tan errónea que en estos informes se hacen para probar que la enmienda consiste en una falsedad.

Esta imagen es una parte del doc Original, Museo de Pontevedra, le he aplicado unas técnicas de fotografía sin alterar el contenido: contraste, borrado parte de llave, enfoque. En teoría se aprecia mejor

Esta imagen es una parte del doc Original, Museo de Pontevedra, le he aplicado unas técnicas de fotografía sin alterar el contenido: contraste, luminosidad, inversión, borrado parte de llave, enfoque. En teoría se aprecia mejor

Aparte de esto, hay que aclarar con arreglo a las normas usuales en el análisis diplomático que lo que estaba escrito en el lugar enmendado antesde la enmienda es lo que actualmente se lee. Nada de esto se ha intentado hacer hasta ahora, si bien es justo reconocer que no es mucho lo que sepuede hacer basándose, principalmente, en facsímiles fotográficos. Nosotros lo intentaremos con base en el examen directo del documento, auxiliados con los elementos técnicos de investigación de que hoy se dispone.
En el mes de Agosto del año 1966 obtuvimos el permiso del Museo de Pontevedra para estudiar el documento y hacerle fotografías.
Basta un examen superficial de este documento para darse cuenta de que no existen en el más alteraciones qué las que afectan a las grafías que anteceden al apellido “de Colón”, y que estas alteraciones no son recientes. Observándolo con mas atención vemos que la zona en que está escrita la“x”, fue borrada por un medio abrasivo, posiblemente con piedra pómez. En cuanto a la llave que aparece en las fotografías encuadrando las gracias objeto de estudio, esta hecha con tinta color violeta. Hemos oído decir en el museo que esta manera de señalar era peculiar de Castro Sampedro.Aparte de esto, El documento está muy sobado.
El pergamino tiene en toda la zona enmendada una coloración natural poco importante, pero el defectuoso cromatismo de algunas placas ha dadolugar,exagerando el efecto, a que parezca una gran mancha provocada por supuestas manipulaciones.
Examinando el documento bajo los efectos de la luz negra, la escritura de la enmienda aparece en color negro uniforme y sin que se observe nada que permita suponer la presencia de dos tintas distintas. Las pequeñas manchas próximas a la “x” se confunden ahora con la fluorescencia del pergamino, por lo que hay que descartar el supuesto de que sean restos de anteriores grafías. Lo que a nuestro juicio se deduce de este examen es lo siguiente:
Uno.- la enmienda es genuina, y se hizo al extender el documento
Dos.- la “x” ha suplantado a la “e” de la preposición “de”, previo el raspado de esta vocal
Tres.- la gracia que sigue a la “x” está groseramente alterada por algunos trazos de la misma tinta super puestos a la grafía primitiva. Esta a teración parece afectar sólo la parte que está encima de la llave que la corta. Este corte parece ser efectivo, observándose una solución de continuidad en ese punto; a partir del cual, hacia abajo, el trazo es más fino y del grosor que seguramente tendría la grafía en su estado primitivo.
Cuatro.- la “o” que figuran encima parece totalmente genuina.
Eliminando el supuesto de que esta “o”, unida al gancho de la “y” de Lyonor, formará una extraña tilde de abreviatura, y que la enmienda fuera reciente, el problema queda reducido a las simple interpretación de la segunda grafía, Lo cual requiere un meditado estudio que, requiere su tiempoSegún esto cabe admitir que la grafía primitiva tenía que estar constituida por los trazos que pudieran ser cubiertos por los que constituyen la grafía que actualmente contemplamos.
Pero fijándonos bien esta grafía aparece cortada en el que el palo descendente corta la llave que la encuadra. Si suponemos que este corte ha sido intencionado, habrá que suponer, también, que le escriban quiso eliminarlo al efectuar la enmienda, y si no lo borro, por lo menos lo abandono.Siendo ingenua la enmienda,como nosotros creemos, no importa que la presencia del expresado palo larga claramente perceptible. Ahora bien; supuesto esto, lo que quedaría de tan extraña grafía seria una “phi” mayúscula, o sea, que la lección actual seria:
…..heredad de Xº Φ de Colón
que nosotros interpretaríamos “…heredad de Cristo Ferens de Colón”.
Llegados a esta conclusión cabe conjeturar que le escriban que hacía 1535, Inscribió en el “cartulario do concello” la escritura otorgada en 1496quiso dejar constancia, mediante esta enmienda de que el titular de una heredad  colindante con una huerta sita cerca de la puerta de Santa Maríala grande, y cuyo aforamiento fue el objeto de la escritura, era Cristóbal Colón, el descubridor del nuevo mundo que habitualmente firmada XPOFERENS.
Esta interpretación existe una previa explicación sobre los significados de la “Xº” y de “Φ”, se trata posiblemente de la abreviatura de “Cristo”que, al estar seguida día una “Φ”, entonces creer que el nombre de Cristo que figuraba originariamente, Ha sido sustituido por el de Cristo Ferens. Descartada la posibilidad de que titular de la finca pudiera llamarse “Cristo” el nombre del mismo ha de ser tal, que pueda escribirse abreviadamente con dos únicos determinantes: la inicial “x” y la final “º”.
Puede objetarse que “Ferens” aparece siempre escrito con “F” Y nunca con “Φ”. En Esta también tiene una explicación que podremos encontrar en la página 485 de la obra de Navarrete viajes Y descubrimientos. Dice aquí que cuando Azara, Encargado de negocios en Roma, escribió a Juan Bautista Muñoz enviándole dos calcos del testamento militar atribuido a Colón, Comentada:” Vm. Re para el modo de firmar, Medio en latín y media en grieg,que huele a pedantería de aquel siglo: XPOFERENS.”
Con esto quería decir Azara que lo lógico hubiera sido escribir todo latín, o todo en griego. No queremos que, aun pensando si, nuestro escriban haya tenido un propósito de corregir al Almirante, pero si creemos que si por aprovechar del mejor modo posible lo que ya estaba escrito hubo de necesitar que todo quedará en griego, no debió de encontrar ninguna razón que supusieron utilizar la “Φ” como sigla de la palabra latina “Ferens,que en griego seria: Φερων -No estoy seguro si se escribe así apenas se lee y no se griego, pero debe ser algo parecido-
Para finalizar en uno de los apartados de la conclusiones de la Memoria dice apartado tercero:
El documento Nº 9, denominado por García de la Riega “Cristobo de Colón”-hoy desdeñado en todo el mundo- es un documento de grandísima importancia.
Espero que hayan entendido lo escrito, he tenido que sintetizar mucho pero la importancia de este documento y el dar a conocer el trabajo de los únicos científicos que lo han estudiado merecía la pena, especialmente al ser un documento único en el mundo con el nombre Cristobo de Colón, situado en el año 1496 en Pontevedra y que de ser cierta la interpretación del estudio sería un aval de la teoría del origen gallego de Colón de Celso García de la Riega.

Notificación 2015 Real Academia Galega Sobre Celso García de la Riega

Celso García de la Riega

Celso García de la Riega

Este post se refiere a la petición que formulé a la Real Academia Galega, retirada del Informe de Oviedo Arce, en Julio del 2014 y la contestación definitiva que me dieron es del 1 de Junio de 2015.

No tenía claro si publicarlo o no pero al final ha pesado más el dar a conocer o compartir la información que considero importante y que no solo debo conocerla solo yo, como tengo claro que la Real Academia Galega no va a variar en nada lo que me contestó ni tampoco lo va a publicar: ni en nota de prensa ni en su WEB a pesar de que publicarlo sería muy interesante. Al fin y al cabo he logrado algo muy importante, pero será mejor que lo lean….

El 14 de Julio de 2014 le envié un e-mail a la Secretaría de la Real Academia Galega, RAG, que decía lo siguiente:

Buenos días:

El viernes día 4 de Julio, le mande un e-mail a esta misma dirección de e-mail, han pasado 14 días y no he recibido ningún tipo de respuesta, por tanto siendo yo bisnieto, biógrafo de Celso García de la Riega y representante de la familia, en este asunto, rogaría que me dieran algún tipo de contestación, ya sea: nos estamos informando, estamos valorando o no nos interesa nada la opinión de la familia.

Considero que a lo largo de la historia ha habido errores y rectificaciones, este es un caso más, esta claro el error cometido por D. Eladio Oviedo Arce al realizar el informe de la Real Academia Gallega en el año 1917, por tanto la familia cree de justicia que después de demostrarse que los documentos de Celso García de la Riega no han sido falsificados sino avivados o recalcados en aquellas palabras o grafías que no se leían bien, se retire el informe de Oviedo Arce de dicha Academia, esta demostración se da en tres informes:

1º En el de Vladimir Mansfield, Ingeniero y Arqueólogo especialista en falsificaciones de documentos antiguos, que dijo que los documentos estaban avivados o recalcados y no falsificados.

2º Tesina de Dª Emilia Rodriguez Solano, 1967, dirigida por Lucas Álvarez Catedrático de Paleografía y Diplomacia Documental, en dicha tesis en las conclusiones dice que los documentos de García de la Riega son verdaderos y que lo que están es avivados diciendo lo mismo en la escritura de abajo, original, y en la escritura de encima y añade que el señor Oviedo Arce se ha equivocado en sus apreciaciones. Queda claro que si el señor Lucas Álvarez no estuviera de acuerdo con estas conclusiones no las dejaría poner.

3º Informe del IPCE, 2013, que también avala lo anterior.

4º Fotografías realizadas en la escuela de restauración de Pontevedra, 2014, que también demuestran que solo hay avivado o recalcado.

Por todos estos motivos la familia cree que sería de justicia eliminar toda duda sobre la honorabilidad de Celso García de la Riega, que sería justo para la historia pontevedresa y gallega que se eliminara su estigmatización como falsificador.

Sin más se despide atentamente

Guillermo García de la Riega Bellver

Las respuestas son en gallego, todas aquellos lectores que no entiendan el gallego y le interesa la traducción completa para una mayor comprensión, les pongo un enlace a un traductor oficial de la Xunta de Galicia: http://www.xunta.es/tradutor/text.do

El 27 de Enero de 2015, después de varios e-mails por el medio, me contestaron, reproducción literal, lo siguiente:

Estimado señor:

a Real Academia Galega, despois de valorar e estudar detalladamente a súa solicitude acordou, no Plenario do pasado 17 de xaneiro, celebrar, no mes de marzo, unha xornada de traballo dedicada a Celso García de la Riega, coordinada polo académico numerario e catedrático de historia Pegerto Saavedra Fernández, para a que nos poñeremos en contacto con vostede”.

Después de 7 meses, desde mi petición, este e-mail me pareció muy alentador, se iba a celebrar una jornada dedicada Celso García de la Riega en la RAG.

El día 1 de Junio de 2015 contestan definitivamente esto:

Estimado señor:

En resposta á súa carta do 14 de xullo de 2014 e a outros escritos posteriores, solicitando que a Real Academia Galega “emita un comunicado rectificando o dando por anulado el informe” elaborado en 1917 polo académico de número don Eladio Oviedo Arce, tocante a os documentos que don Celso García de la Riega utilizara no seu libro Colón español. Su origen y patria (1914), a Comisión Executiva desta Corporación, tendo en conta a opinión de membros da Sección de Historia, desexa facerlle chegar algunhas consideracións.

• O xuízo dado entón apoiouse en feitos comprobados. Oviedo Arce, xefe do Arquivo do Reino de Galicia e recoñecido paleógrafo, advertiu que varios dos mencionados documentos foran alterados mediante raspaduras, retoques e escrituras moi posteriores á confección dos orixinais. Aínda que o informe deste académico foi o que tivo máis impacto na opinión pública, en particular en diversas comunidades de emigrantes, xa en 1914 don Manuel Serrano Sanz desautorizara tamén a maior parte dos documentos que puido consultar de entre os utilizados por García de la Riega; e logo, en 1928, oito membros da Real Academia da Historia, analizando na residencia do prelado Eijo Garay os orixinais enviados desde Pontevedra, coa axuda do Laboratorio de Enxeñeiros do Exército, concluíron que houbera unha “manipulación sistemática, dirigida a modificar, o suplantar varios nombres de personas” e que por tanto “en lo que se refiere a los lugares alterados, carecen absolutamente de valor”.

• Por fortuna, estudos posteriores, nomeadamente o de dona Emilia Rodríguez Solano na súa Memoria de Licenciatura de 1967, viñeron a confirmar que a manipulación dos documentos por parte de García de la Riega consistiu en “avivar” a letra para facilitar a reprodución e non en modificar o contido (aínda que que nalgún caso a autora non o descarta). Novos estudos, realizados con técnicas máis adiantadas, en especial o do Instituto de Patrimonio Cultural de España (ICPE), van na mesma liña interpretativa.

• Ademais do feito de non poder consultar persoalmente todos os documentos citados por Celso García de la Riega (por estaren varios deles en poder da familia, atranco que tamén atoparon os membros da RAH) e de non contar con medios técnicos adecuados para analizar fotografías de escasa calidade, no ánimo de Oviedo Arce deberon de pesar, con certeza, os enfrontamentos que o escritor de Pontevedra e outros xornalistas da mesma cidade tiveran con Murguía e coa Real Academia Galega, da que García de la Riega fora membro, pero que abandonara para logo atacala en termos en ocasións inxuriosos. Como sinala o profesor e académico Xosé Ramón Barreiro na documentadísima biografía de Murguía, “parece indubitable, pasados os anos, que Murguía quixo aproveitar a ocasión para enterrar definitivamente a memoria de García de la Riega como historiador. E logrouno vicariamente a través de Oviedo Arce. Os vellos encontros, as feridas aínda abertas entre o celtómano e o celtófobo, as inxurias proferidas cando se fundou a Academia, cobrounas agora Murguía con intereses”.

• En consecuencia, a Real Academia Galega recoñece que as circunstancias de todo tipo nas que foi elaborado, hai un século, o informe de Oviedo Arce, tanto as de tipo propiamente científico (limitacións técnicas, imposibilidade de ver todos os documentos, etc.) como as de carácter ideolóxico e político, explican os malentendidos que tiveron lugar. Non obstante, tratándose dun informe redactado hai un século, nunhas circunstancias que non son as de hoxe no relativo a coñecementos de tipo lingüístico, paleográfico ou histórico, nin aos medios técnicos utilizados para ler, reproducir ou analizar documentos, nin ao contexto cultural e ideolóxico no que os intelectuais desenvolven o seu traballo, non semella apropiado nin conveniente entrar en xuízos ou desmentidos acerca do pasado.

    Á vista do o devandito, aínda que a Real Academia Galega estima que non procede hoxe desautorizar ou anular sen máis o dito informe, non por iso deixa de recoñecer igualmente que os estudos sobre documentos utilizados por don Celso García de la Riega, levados a cabo recentemente e con técnicas de análise máis avanzadas, demostran que, sendo innegable que os manipulou, tamén o é que o fixo en xeral coa finalidade de “avivalos” e non de modificar o seu contido. Por tanto, a Real Academia Galega non considera xusto que fose cualificado despois da súa morte de sistemático e vulgar falsificador.

Atentamente,

Henrique Monteagudo

Secretario da Real Academia Galega

Hechos admitidos por la RAG:

1º Admiten que los documentos, por los estudios realizados por Emilia Rodriguez-Solano Pastrana y por el IPCE, son originales que no han sido falsificados y si avivados o recalcados para resaltar las palabras que no se leían bien.

2º Reconocen las limitaciones Científicas de Oviedo Arce a la hora de realizar el informe.

3º Que en dicha elaboración hubo influencias ideológicas o políticas que favorecieron la poca o nula objetividad de dicho informe

4º “Que parece indudable, pasados los años, que Murguía quiso aprovechar la ocasión para enterrar definitivamente la memoria de García de la Riega como historiador. Y lo logró vicariamente a través de Oviedo Arce. los viejos enfrentamientos, las heridas aun abiertas entre el celtómano y el celtófobo, las injurias realizadas cuando se fundó la Academia, las cobró Murguía con intereses”. Sorprende que una Institución Académica, Sección de Historia, reconozca que el informe fue realizado por venganza de su Presidente, Murguía, y no actúe en consecuencia restituyendo la honorabilidad de Celso García de la Riega.

5º La RAG considera injusto que Celso García de la Riega fuese catalogado después de su muerte como de sistemático y vulgar falsificador

Errores o equivocaciones de la respuesta

En el segundo punto cuando dicen:

que el juicio realizado se apoyó en hechos comprobados, Oviedo Arce advirtió que varios documentos fueron alterados mediante raspaduras, retoques e escrituras posteriores a la confección original

Esto no es exacto ningún hecho había sido comprobado, no hubo raspaduras lo cual indicaría engaño o falsedad, por otra parte imposible de hacer en papeles que tenían 5 siglos, ni retoques para falsificar, que era la acusación de Oviedo Arce, sin embargo, si hubo retoques, pequeñas correcciones que se hicieron para permitir la lectura de los nombres en los documentos, es decir, avivado o recalcado de grafías que no se leían bien,y, menos en un fotograbado de un libro de 1914 que era lo que preocupaba a D. Celso que los documentos no se pudieran leer en el libro “Colón español…”

En el tercer punto lo que mencionan tampoco es exacto: “Emilia Rodriguez Solano confirmó en 1967, que los documentos los manipuló Celso García de la Riega para avivar la letra para facilitar la reproducción no para modificar el contenido, hasta aquí de acuerdo, pero luego añaden (aunque en algún caso la autora no lo descarta)”, esto no es exacto Emilia Rodriguez Solano lo que dijo acerca de un solo documento, Cristobo de Colón Doc Nº 9 del libro, fue que había sido manipulado pero en origen, es decir, que lo hizo el propio escribiente en 1496, nunca que lo haya podido hacer Celso García de la Riega o alguien en su época, la pregunta que surge aquí es ¿por qué añaden una sombra de duda aquí?. Por otra parte no reparan en algo que si dijo Emilia Rodriguez-Solano Pastrana y que contradice lo anterior, según ellos han creído leer, en el punto segundo de las conclusiones de su estudio:

Los informes publicados entre los años 1914 y 1928, todos condenatorios con respecto al valor de dichos documentos, contienen tantos y tan grandes errores, puestos de manifiesto en el curso de nuestro estudio, que estimamos carece de cualquier valor para juzgar sobre el que puedan tener los documentos que en ellos se estudian, siendo, por tanto, nulo todo cuanto a este respeto se ha dicho con base en los citados informes

Se equivocan cuando dicen que Celso García de la Riega injurió a la Academia y que era un celtófobo, nunca injurió a la Academia. En artículo publicado por el Diario de Pontevedra explica perfectamente los motivos de la renuncia a la RAG como socio de número. Nunca fue celtófobo Celso García de la Riega defendía su alternativa a los asentamientos Celtas y era la de que los primeros asentamientos en Galicia fueron por parte de los griegos,y, lo argumentaba difícilmente se puede entender esto como celtófobo.

Llama la atención cuando dicen: “Que la RAG reconoce las limitaciones de dicho informe tanto técnicas como la parcialidad y la falta de profesionalidad, como las de carácter ideológico e político, para a continuación más abajo decir: que no encuentra apropiado ni conveniente entrar en juicios o desmentidos acerca del pasado”. ¿Cómo no va a entrar a valorar un informe que es infame, calumnioso, que dice falsedades y que pone en entredicho el honor de Celso García de la Riega? y más teniendo en cuenta que fue realizado al amparo de la Real Academia Galega, si no lo valoran ellos ¿quién lo va a valorar?, acaso las instituciones académicas no tienen entre sus funciones velar por la verdad histórica, por su rigurosidad, la de eliminar bulos o manipulaciones del pasado o realizar rectificaciones de hechos pasados. Según lo escrito por la RAG nunca habría que valorar la historia misma, si no es apropiado desmentir errores del pasado entonces que es lo apropiado: callar, esconder una realidad, seguir manteniendo las sombras sobre Celso García de la Riega, dejar a salvo los errores pasados de la Academia, o castigar a Celso García de la Riega por renunciar a la Academia y no defender el celtismo que proponía Murguía o por oponerse a Murguía……

No enjuiciar o desmentir el pasado implica no valorar el descrédito sufrido por la familia y amigos de Celso García de la Riega ni valorar su figura.

No enjuiciar o desmentir el pasado implica admitir un informe, en la web de la RAG, infame y calumnioso.

No enjuiciar o desmentir el pasado supone darle la razón a Murguía, utilizar el odio como herramienta de estudio histórico, y que siga enterrada la memoria de Celso García de la Riega.

No enjuiciar o desmentir el pasado implica que una teoría sobre el origen gallego de Colón, por tanto perteneciente a la cultura gallega, no se hubiera desarrollado ni enriquecerla a Galicia ni darla a conocer a los gallegos ni al mundo.

¿Puede la cultura gallega tener a dos personajes, Murguía y Oviedo Arce, como símbolos de dicha cultura cuando su comportamiento moral, ético y científico no se corresponden con el significado de intelectual ni de la honradez cultural,y, por el contrario si permite tener a Celso García de la Riega como un personaje fraudulento de la cultura gallega?, cuando la RAG admite que no fue así.

Durante todo un año he mandado a la RAG toda la documentación solicitada y alguna a mayores:

El Informe del IPCE

El estudio de Emilia Rodriguez Solano 

Las cartas que Oviedo Arce dirigió a Casto Sampedro en las cuales se comprueba la persecución de Oviedo a Celso García de la Riega, la escasa o nula objetividad y profesionalidad en la realización del informe.

Bueno pues con todo esto y reconociendo lo que admiten, aun así no quieren retirar el informe infame, que no demuestra nada en el aspecto documental, más bien lo que demuestra es lo que nunca se debe hacer en un informe catalogado como científico.

Es posible que la RAG no quiera retirar el informe por ser un suceso enmarcado dentro del contexto histórico, bueno de acuerdo pero entonces que pongan una nota aclaratoria antes de que se pueda leer y en la misma página WEB de la RAG, hasta es posible que mucha gente que no conozca la historia sintiera curiosidad.

Bajo mi punto de vista habría que saber de verdad si lo que motivó a Murguía fue el odio o si realmente pudo haber otra motivación por su parte, que podía ser el miedo de Murguía a que Celso García de la Riega quedara como mejor historiador que él, piensen que si la teoría de Celso García de la Riega sobre el origen gallego de Colón cobrara fuerza y prestigio también podría suceder lo mismo con la teoría de los asentamientos griegos antes que celtas en Galicia, esto Murguía no podía permitirlo, para que esto no sucediera había que tachar de falsedad la teoría de Colón y de este modo destruir la personalidad y su profesionalidad intelectual de Celso García de la Riega. ¿Cuál era la mejor opción para llevar a cabo este plan? La falsedad documental.  

¿Por qué las instituciones gallegas no se toman en serio estudiar el tema de  Colón?, ahora ya no tienen excusa los documentos se han comprobado originales y no falsificados, hasta la RAG lo admite como hemos visto en su email. Galicia no tendría nada que perder y si mucho que ganar hay una oportunidad histórica de plantear una alternativa al origen genovés que además entiendo sería de un gran interés pues nacería de un error histórico, como es el haber identificado origen gallego con falsedad, ahora no hay nada de esto. Desde el punto de vista informativo, turístico, histórico…., a Galicia le vendría de perlas nos visualizaría en el mapa y podría ser un buen valor económico.

Nuevo Documento Con El Apellido De Colón

Aportación: Carlos Martin

Cédula Real, depositada en Pares Documento 1 de dos

Cédula Real, depositada en Pares
Documento 1 de dos

Ha aparecido otro documento con el apellido “De Colón“, en este caso se trata de un documento de una Real cédula  al doctor Matienzo y a Francisco Pinelo para que juntó con el almirante averigüen las cuentas del último viaje que se hizo. Toro, 24 de febrero de 1505.

La parte del documento donde aparece el apellido De Colón dice así:

“….ya sabéis como por otra mi cédula vos envié a mandar que vos junta sedes con el almirante don Cristóbal de colon para averiguar los maravedis que se deben deste viaje postrero que el dicho almirante pide segund la dicha cédula se contiene…”

Damos las gracias a Carlos Martin que realiza comentarios en este Blog, y, aunque en muchas ocasiones no estamos de acuerdo con sus conclusiones o razonamientos aportados por él, no cabe duda de que sabe de lo que habla y de lo que  escribe, lástima que no cuide mejor las formas, aquí se podría aplicar el dicho: Lo cortés no quita lo valiente.

Todas las aportaciones para aclarar la personalidad de Colón y de su origen son bienvenidas, en este caso el tener un tercer documento en el cual aparece escrito el apellido De

Cédula Real Documento 2 de 2 En rojo aparece el lugar donde esta le nombre

Cédula Real
Documento 2 de 2
En rojo aparece el lugar donde esta le nombre

Colón es un buen argumento para la reivindicación de la teoría gallega de Celso García de la Riega, recuerden que el apellido De Colón aparece: En las Capitulaciones de Santa Fe, Mayorazgo 1498 y ahora en esta cédula, y, que además el apellido De Colón coincide con el apellido de los documentos pontevedreses donde  aparece una familia con el apellido De Colón del siglo XV y XVI, años 1432-1516. Para muchos no dejará de ser una coincidencia pero es una coincidencia que merece una investigación.

Documento: Antonio o Afonso De Colón

Antonio o Afonso De Colón

Doc de Antonio de Colón

Doc de Antonio de Colón

Comencemos por lo que nos dice del documento referido Celso García de la Riega en su Libro “Colón español. Su Origen y Patria

El mencionado presidente de la Sociedad Arqueológica, Sr. Sampedro, encontró y me comunicó la siguiente noticia consignada en un cuaderno de cuentas y de visitas de la cofradía de marineros de Pontevedra titulada de San Miguel, que se conserva en el Museo Arqueológico. En una relación figura A.° (Alfonso ó Antonio de Colón (quizás hijo de María), patrón ó maestre de un barco (pues en otro documento vio el Sr. Sampedro el nombre de maestre Colón), como deudor del impuesto que los buques de tráfico pagaban á dicha Cofradía por los viajes que verificaban. La apuntación dice así: «Debe A.° de Colón quatro maravedís do biaje de abeyro.» (Aveiro, en Portugal). (Fotograbado núm. 8.) No es posible designar la fecha, aunque se halla comprendida entre 1480 y 1490, ya porque varias relaciones no la tienen, ya porque los papeles del cuaderno están cosidos y mezclados sin orden y sin obedecer á ningún criterio» El tráfico marítimo entre Pontevedra y Aveiro era bastante activo; en mi libro La Gallega, página 68, he publicado el contrato de flete del navío Santa María (que presumo fué ocho años después nave capitana de Colón) hecho para transporte de sal en 5 de Julio de 1484 por un vecino de la segunda de aquellas villas á Fernán Cervino, dueño del barco en la primera, ante los testigos Foronda y García Ruiz, que precisamente figuran en la tripulación de dicha nave capitana”.

Transcripción Doc Aureliano Pardo a Sampedro I

Carta Aureliano Pardo a Sampedro I

Tal y como leemos el documento fue encontrado y aportado por Casto Sampedro a la teoría de Celso García de la Riega. En el informe de la Real Academia Gallega, dirigido por Oviedo Arce, a este documento no se le pone pega en el apellido, solo se le pone pega en la interpretación del nombre de pila, recuerden de la Riega interpreta Antonio o Alfonso, pero Oviedo Arce dice que el nombre era Alonso y también pone entredicho el año del documento, mientras de la Riega lo data entre 1480-1490, Oviedo Arce lo data a principios del siglo XVI. Hubo otras personas antirrieguistas como Astrana Marin, Altolaguirre o el propio Serrano Sanz, que pusieron en duda este documento poniendo el acento en el nombre de pila, que no deja de ser interpretativo, pero que nunca pusieron en duda el apellido Colón del documento, lo cual da muestra de lo enconado que  estaba el tema y de la perdida de objetividad por parte de unas personas que se decían profesionales de la Historia y Academicos, lo importante era desvirtuar por la forma que fuera la teoría del origen gallego de Colón.

Aureliano Pardo Transcripción documento II

Aureliano Pardo Transcripción documento II

Posteriormente hizo su aparición en escena Rómulo D. Carbia 1855-1944, historiador argentino, fue durante algunos años Doctor en Historia Americana por la Universidad de Sevilla. Carbia se permitió el lujo de decir que el documento de Antonio de Colón era un documento tan adulterado como los anteriores por Celso García de la Riega y que dicho personaje nunca existió en Pontevedra, siendo un verso suelto en esta polémica ya que todos los demás críticos ponían en duda del documento solo la interpretación del nombre de pila, nunca el apellido.

En relación al documento el informe que tenía el Sr. Casto Sampedro, el autor no pone ninguna pega al documento la única duda que le pone es en la interpretación del nombre de pila, que el autor coincide con Oviedo Arce en que es Afonso.

Carta Aureliano Pardo comunicando el hallazgo Doc

Carta Aureliano Pardo comunicando el hallazgo Doc

En el año 1960 Antonio Fernández investigador de la teoría gallega sobre el origen de Colón, encuentra un documento en los archivos de Santiago de Compostela del Convento de Santo Domingo de Pontevedra, en un libro que contiene “Los Foros y Donaciones de las casas de la Villa de Pontevedra”. el documento tiene fecha del 6 de Agosto de 1512 donde aparece como testigo un Afonso de Colón. Con este descubrimiento se acallaron las dudas sobre el documento de Celso García de la Riega y además se aporta otro documento más para la teoría.

El documento en realidad no había sido descubierto sino que había sido redescubierto, de  este documento tenía conocimiento Casto Sampedro en 1926, como muy tarde yo creo que lo sabía antes de  esta fecha. El documento fue encontrado por el Padre Aureliano Pardo y comunicado por él a Casto Sampedro. De dicho descubrimiento Casto Sampedro no comunicó nada, al menos que yo sepa, desde luego a ningún partidario e investigador del origen gallego de Colón.

Hoja del informe, comparen la letra, folio de la carta y de la transcripción

Hoja del informe, comparen la letra, folio de la carta y de la transcripción

Aureliano Pardo Villar era un padre perteneciente a la orden de los Dominicos  estuvo la mayor parte de su vida en el convento de los Dominicos en Padrón, tiene muchos trabajos sobre la orden, aparte de ser un historiador de su orden era paleografó, digo esto porque creo que el informe que tenía en su poder Casto Sampedro, sobre los documentos de Celso García de la Riega, fue realizado por Aureliano Pardo, aunque no tiene firma si tiene unas concurrencias entre las cartas de Aureliano Pardo a Casto Sampedro y el informe como son: el mismo tipo de folio y la letra que era muy parecida sino igual, yo no soy perito y puedo equivocarme por tal motivo he puesto imágenes de la carta del documento y una hoja del informe y ustedes podrán comprobar lo que digo y estar o no de acuerdo.

Si lo que digo es cierto la historia se volvería, una vez más, contra Casto Sampedro y su empeño por desvirtuar la teoría gallega, ya que el informe, aparte de no darlo a conocer, no habría sido realizado por un cualquiera sino por una persona con capacidad para emitir el informe, y, por otra parte por la ocultación del documento hallado sobre Afonso de Colón.

Documento: Domingos de Colón y Benjamin Fonterosa

Transcripción:

La primera fotografía tomada por Pintos en casa de Casto Sampedro

La primera fotografía tomada por Pintos en casa de Casto Sampedro

 “Año domini milésimo quatrigentesimo trigésimo séptimo vynte e nove dias do mes de Jullyo pedro falcon juez e lourenco yans alcalde e fernan peres jurado mandaron a martin de cañizo e afonso garcía portajeiros que dos maravedís que este dito ano colleran e recabdaran das posturas da dita villa a cada unha das portas donde estaban por portajeiros que desen e pagasen a d.s (domingos) de colon e b.n (benjamín) fonterosa por lo alugo (alquiler) de duas bestas que levaran con pescado a Santiago a noso señor o arcebispo vynte e qtro maravedís bellos (viejos) e a lourenco de guillarey de huna carga de leña que dou pa o cabaleiro chamorro que posou en casa de pedro qun o bello tres mrs e asi son por todos bynte e sete mrs que líos faran recebir en conta a gonzalbo de camoens e líos descontaran dos mrs das posturas que se comenzaran por dia de san Juan de Junyo deste dito ano que el do dito concello tina arrendadas, testigos pedro qun o bello loys mendes mercader, gonzalvo fiel e outros”.

El documento que nos ocupa hoy estaba tipificado como el Nº 7, no formó parte del estudio IPCE, de los documentos que estaban incluidos en el libro de Celso García de la Riega “Colón español. Su Origen y Patria”. Este documento se lo aportó Casto Sampedro tal y como le dice a Celso García de la Riega en la carta que le dirigió, Prudencio Otero y otros se lo otorgan a Carmelo Castiñeiras, en Febrero de 1912: “También recuerdo, que al registrar los archivos de Hacienda, Notarial, Judicial, Municipal. Etc. He hallado varios apellidos de Colón, Como el del “maestro Colón Y Maestro Xpoval, que supongo será el mismo, el de Juan de Colón, El preso, el de Alonso de Colón, maestre de navío; El de Domingo de Colón y Benjamín Fonterosa”. Como podrán comprobar la aclaración es indiscutible de que el señor Casto Sampedro al dirigirle estas palabras a Celso García de la Riega deja claro que el da por bueno el apellido de Domingo de Colón y el de Benjamin Fonterosa, este documento nunca salió de la casa de Casto Sampedro, según dejaron por escrito José y Gerardo Álvarez Limeses, recordemos que los dos vieron los documentos y que Gerardo Álvarez Limeses fue Director del Museo de Pontevedra después de Casto Sampedro, Celso García de la Riega va a casa de Sampedro a verlo y las fotografías del documento las fue a realizar el fotógrafo Pintos a la casa del señor Casto Sampedro, como también se lee en la carta antes aludida.

Fotografía tomada en el Museo de Pontevedra, donde esta depositado el documento, se puede apreciar la diferencia entre una y otra

Fotografía tomada en el Museo de Pontevedra, donde esta depositado el documento, se puede apreciar la diferencia entre una y otra

Pues bien en el informe de la Real Academia Gallega Oviedo Arce dice que este documento ha resultado manipulado y que las grafías son de tinta moderna y que no se distinguen las antiguas……… esto lo dice sabiendo que fue Casto Sampedro el que dice que lo encontró y que dio los nombres por buenos, recuerden las cartas entre Oviedo Arce y Casto Sampedro durante el proceso de elaboración del informe, no se sabe por qué Casto Sampedro cambió de opinión entre 1912 y 1917, este documento en 1912 era bueno y en 1917 era falso, ¿por qué?, y lo que es más raro del documento ya habló Celso García de la Riega en la Conferencia de 1898 ¿por qué Casto Sampedro no dijo nada desde 1898 hasta 1917, es más próximamente subiré unas actas de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra donde Casto Sampedro, su presidente, felicita a Celso García de la Riega por la conferencia dada en Madrid.

Pero veamos ahora que dice el informe, contestando al informe de Serrano Sanz, que tenía en su posesión Casto Sampedro del cual ya hablamos en el anterior post de esta categoría:

Dice Serrano Sanz: que a primera vista son auténticos los nombres de Domingos de Colón y Benjamin Fonterosa, pero que fijándose un poco resulta que la sílaba co y las letras l y b y f difieren de otras del mismo documento, y que la sílaba co esta siempre enlazada menos en Colón.

Contesta: Si la c y la o de Colón, no están aquí enlazadas como es frecuente, puede  explicarse porque hace el oficio de mayúscula y el que escribe parte de esa base al ponerla separada, como se haya en muchos documentos del mismo Tumbo, libro, y puede asegurarse que si el señor Serrano Sanz lo viera rectificaría en el acto.

En las otras letras no se observa mayor diferencia que la que se registran entre otras del mismo Tumbo y algunas del mismo documento.

Es sorprendente que Casto Sampedro habiendo sido como dice, el descubridor de este documento que acepta que pone Domingo de Colón y Benjamin Fonterosa haya podido aceptar la manipulación informativa de Serrano Sanz primero, Oviedo Arce después y por último Real Academia de la Historia.

En este caso, documento Nº 7, es donde más se adapta la opinión de Enrique Zas en su libro “Galicia -Patria de Colón-“ donde en el capitulo dedicado al informe de la Real Academia Galega, R.A.G, dirigido por Oviedo Arce dice:

Después de todo lo apuntado, resultaría verdaderamente asombroso que el titulado falsificador resultara falsificado”.

El documento tenía una importancia capital en la teoría gallega de Celso García de la Riega, la importancia dada a este documento ha resultado fundamental para que Oviedo Arce demostrara toda su animosidad contra Celso García de la Riega, pero para aclarar vayamos a lo que dice Celso García de la Riega sobre el documento en la conferencia de 1898 dada en la Real Sociedad Geográfica:

En presencia del acuerdo del concejo de Pontevedra, que en 29 de Julio de 1437 manda pagar 24 maravedís viejos á Domingos de Colón y á Benjamín Fonterosa, nace espontáneamente la reflexión de que va muy poca distancia de un matrimonio realizado por personas de ambas familias, á la asociación para negocios ó de intereses entre éstas últimas, ó viceversa, de la asociación al matrimonio. Creo que no es desatinado semejante raciocinio, y hé aquí un medio sencillo para explicar el hecho de que el Almirante haya tenido por padres á un Colón y á una Fonterosa, por más que este pensamiento parezca á primera vista vulgarísima sentencia. Del mencionado acuerdo resulta que el Domingo de Colón, á quien se refiere, era un alquilador de acémilas; si el Descubridor fué hijo de este modesto individuo, no sería absurdo suponer que las preocupaciones sociales de aquellos tiempos le obligaron á ocultar origen y patria”.

Sigue:

Aparecen Fonterosas […] Si el Almirante pertenecía á esta familia, hebrea sin duda, que así puede deducirse de sus nombres bíblicos, ó por lo menos de cristianos nuevos, ¿no habríamos de disculparle y declarar plenamente justificada su resolución de no revelar tales antecedentes, dado el odio á dicha raza que existía á la sazón y dadas las iras que contra ella se desencadenaron en la segunda mitad del siglo XV?. ¿No merecería examen en este caso la inclinación de Colón á las citas del Antiguo Testamento?”.

Celso García de la Riega fue el primero en argumentar que la posible causa de la ocultación del origen de Colón fuera su ascendencia judía, posteriormente se sumaron otros autores. De todo esto se deduce la importancia que le ha dado Oviedo Arce a este documento y todo lo dicho del mismo en el informe de la R.A.G.

Uno de los argumentos ofrecidos por Oviedo Arce y Casto Sampedro para desacreditar la teoría y de paso a Celso García de la Riega, fue lo que ellos llamaron la coincidencia de nombres en los documentos pontevedreses e italianos, especialmente se volcaron en la manipulación de los documentos en los que aparece el apellido Fonterosa identificado en Italia como el apellido materno, pero en honor a la verdad esto no es cierto. El apellido materno aparecido en Italia con las Actas de la Raccolta, 1892, no era Fonterosa sino que el nombre de la madre que aparecía era Sussana Fontanarubea en nada parecido al apellido Fonterosa, fueron los italianos quienes debido a la repercusión de la teoría gallega convirtieron el Fontanarrubea documental en Fontanarrosa haciendo un alarde de desvirtuación documental, es decir, que se puede decir que fueron ellos quienes se adaptaron a los apellidos gallegos. Otra diferencia radica en que el padre en los documentos de Génova aparece el nombre de Domingo en los de Pontevedra aparece Domingos.

Para concluir en el hipotético caso de que este documento hubiera sido manipulado habría que haberle pedido explicaciones al Sr. Casto Sampedro y preguntarle a él ¿por qué el documento era falso?. Ya que él fue el que encontró el documento, el primero en leerlo, el primero en autentificar los nombres escritos en el mismo y el único que lo tuvo depositado en su casa desde 1898 hasta 1917 en que fue entregado a Oviedo Arce para el informe de la R.A.G

Informe Paleográfico en poder de Casto Sampedro

En este post he subido parte del informe que tenía Casto Sampedro en su poder, es un informe que refuta el realizado por Serrano Sanz en Abril de 1914 en la Revista Archivos y Bibliotecas, lo importante de  este archivo no es solo lo que dice sino el valor histórico por lo que representa. Este informe estaba en su posesión cuando Casto Sampedro tenía la relación epistolar con Oviedo Arce cuando esté elaboraba el informe de la Real Academia Gallega,1917, sobre los documentos pontevedreses de Celso García de la Riega.

También pongo en este post las fotografías de los documentos que fueron estudiados por el IPCE: Bartolomé de Colón, Domingo de Colón o mozo, Blanca de Colón, Domingo de Colón o vello y María de Colón. Las fotografías fueron realizadas en blanco y negro con luz infrarroja por el IPCE.

Cuando habla del articulista se refiere a Serrano Sanz

Bartolomeu de Colón

Bartolomé de Colón, Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Bartolomé de Colón, Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Dice la articulista que el nombre de Bartolomé de Colón es de letra moderna distinta de la del resto del documento.

D. Celso ya advierte que esas y otras palabras fuero recargadas por aparecer algo desvanecida, pero sin alterar el documento.

Puede creerse esto sin dificultad alguna, puesto que en todo ese cuerpo de escritura no se ve rasco ni trazo alguno de otro que hubiese antes; cosa menos que imposible si se hubiese alterado lo existente.

Lo de ser letra moderna y distinta puede explicarse porque al recalcar lo ya escrito siempre se dejan trazos y rasgos del que lo realiza, y las personas impresionables que no tenga esto en cuenta, tomarán por falsificación lo que en todo caso no es más que unas imprudencia de una persona segura de que seguía manteniéndose la pureza del documento.

La comparación del Co de Colón sin enlace con la de cofrades de la línea inferior, si bien da por resultado una diferencia, no acusa en modo alguno la certeza de la alteración en que el Co de Colón, no está enlazado por ser la C mayúscula, que es la adecuada por nombre propio y la c de  de cofrades es minúscula y pide el enlace como en muchas palabras que están en el mismo caso.

De modo que al menos por la diferencias que nota el articulista, no se puede tachar de inadmisible el segundo documento.

Domingo de Colón, o moço

La afirmación respecto del documento de este número, que ofrece los mismos caracteres que el anterior en los mismos puntos del examen y que es indudablemente del mismo puño y letra,

Domingo de Colón, o mozo. Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Domingo de Colón, o mozo. Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

despegándose en absoluto del resto de la escritura.

Algo en efecto parece se no tar en las palabras objeto de la crítica en relación con las demás., pero no parece que haya motivo bastante para que el documento sea inadmisible.

La misma mano que recargo las del anterior, pudo haber recargado estás, unas más y otros menos, y las que no están en menos no lo están más que algunas del documento; y al recargarlo se desfiguró también el carácter de la letra, y por eso el articulista dice que se despega del resto del documento.

En las siete palabras que componen este trozo de escritura, tampoco se nota rasgo mi trazo alguno de escritura anterior punto, luego se trata indiscutiblemente de un recargo y no de una alteración.

Esto lo confirma el IPCE al decir que los documentos no sufrieron raspaduras ni otras alteraciones

Blanca de Colón

Blanca de Colón,  Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Blanca de Colón,
Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Parécele muy sospechoso al señor Serrano y Sanz la palabra Colón por ser letra redondilla y sin enlace con la sílaba co; la letra se parece muchísimo a las a las de otras palabras del mismo documento; si no hubiese preocupación en el que examina los documentos es seguro que no le hubiese producido sospecha alguna.

La falta de enlace entre la c y la o de Colón y la existencia del mismo entre iguales sílabas de las palabras como y cognosco, ya quedaron explicadas satisfactoriamente al ocuparnos del documento dos, Bartolomé de Colón.

Domingos de Colón o vello

Se trata del trazo casa é trro ata a casa (Ds Domingos) de Colón o vo (vello).

Es constante que la primera abreviatura debe leerse como lo dice Don Celso terratorio y no terreno, como leyó el Sr Serrano Sanz al cual le falta por lo visto, dentro de su mucha

Domingo de Colón, o vello Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Domingo de Colón, o vello Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

competencia, el conocimiento especialísimo de la paleografía pontevedresa del tiempo pues en ella siempre está escrito como D. Celso leyó.

La letra de este trazo acusa en efecto diferencia de forma con el resto del documento pero no por eso se puede deducir en buena lógica que esté alterado, pues puede haber sido escrita por otra mano y aún por la misma del documento en una forma a que obligaba la brevedad del espacio y la conveniencia de dejar en el claro lo que por la razón de la falta de aquel tendría que quedar oscuro, si s empleaba la misma forma de la letra del resto del documento.

La razón de que consten las mismas palabras en el mismo documento más abajo tachadas, pero perfectamente legibles, demuestra que las sospechas no tendrían razón de ser, si se quisiera perpetuar una alteración.

En la marca blanca situada a la derecha es donde se hizo la enmienda original, tachando el nombre de Domingo de Colón o vello  sustituyendo y escribiendo donde esta la marca, el tono y el matiz de la letra es el mismo a lo largo de todo el documento, lo cual demuestra que no hubo alteración ni manipulación

María de Colón 

María de Colón, Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

María de Colón, Fotografía en Blanco y Negro con luz Infrarroja

Las palabras de Colón se le atribuye que difieren por completo del resto del documento, y que son de la misma letra que los vocablos iguales de las escrituras anteriores.

Se necesita estar muy presumido para hacer tan rotundas afirmaciones; al que no le esté probablemente pasará de largo sin notar diferencia sospechosa.

Bartolomé de Colón Documento Estudiado Por El IPCE

En esta ocasión les expongo el documento de Bartolomé Colón, analizado por el IPCE, es uno de los 5 documentos enviados a Madrid para su estudio.

Para hablar del mismo y hacer un poco de historia, recurrí al informe de la Real Academia Gallega, elaborado por Eladio Oviedo Arce, 1917.

Pueden consultar parte del informe en la url:

https://celsogarciadelariega.wordpress.com/2012/11/10/informe-de-la-real-academia-gallega/#more-379

Sigamos que nos dice Oviedo Arce sobre el documento de Bartolomé Colón, bueno dice muchas cosas inútiles, pero lo principal y lo que importa es esto:

bartolameude colon e a° da nova.

“García de la Riega dice que estas palabras y otras aledañas «fueron recalcadas por aparecer algo desvanecidas y por desconocer el arte de la fotografía, pero sin que el documento sufriese alteración alguna». Por lo visto García de la Riega ignoraba que un documento recalcado, (avivado, revivido dicen con extraña técnica los continuadores de su obra), es un documento, por lo menos, inutilizado, sin la menor garantía de integridad y genuinidad, y que sólo sería admisible en el caso de que bajo las grafías recalcadasse percibieran claramente las primitivas. El recalcador ha tenido gran cuidado en raspar las primitivas grafías, en forma tal que no quedase de ellas ninguna huella.”

Veamos: dice que un documento queda inutilizado cuando se recalca, bueno también se lo podría decir a Menéndez Pidal cuando avivó o recalcó ciertas partes del Poema del Mio Cid, ningún historiador le llamó la atención ni dijo nada, era algo normal que se hacía en la época cuando los documentos no se leían bien por estas desvanecida la tinta, esto también fue comentado por Dª Carmen Hidalgo Brinquis, IPCE, en la conferencia de Mayo del 2013, es decir, que en este punto Oviedo Arce se equivoca, como en otras tantas ocasiones.

En cuanto a las grafías recalcadas que no se veían también estaba equivocado, como veremos más adelante.

Por último menciona que fue raspado, en papel es casi imposible realizar un raspado sin que quede marca o resulte dañado, pero esto lo veremos en otro post ya que del informe del IPCE si hay algo que dice claramente es que ninguno de los documentos fue raspado o que haya sufrido cualquier tipo de manipulación.

Ahora solo toca leer la parte del informe de Bartolomé Colón y ustedes decidan

Bartolomé de Colón                                                Bartolmé de Colón IIBartolomé de Colón III

 

 

 

 

 

 

 

 

 

02

 

 

Foto de la Policía científica

Se puede apreciar los dos tipos de tinta, parda y violeta, y el avivado que realizó Celso García de la Riega

 

 

 

09

 

 

 

Detalle de la misma fotografía en color

 

 

 

06

 

En Blanco y negro, se puede apreciar mejor las dos tintas

 

 

 

 

 

07

 

 

 

 

Se puede observar como en las dos fotografias aparecen:

La tinta original, la violeta no aparece perfilada, si comparan estas dos de la policia cientifica con las anteriores donde aparece la tinta violeta, se puede comprobar que la tinta violeta falta, la del avivado, lo cual se  explica por ser la tinta original que no ha sido repasada.

08

En este documento se basó Dª Carmen Hidalgo Brinquis para decir que este docuemnto había sido avivado para que se viera los nombres en el fotograbado y que lo que hay escrito encima es lo mismo que hay debajo, es decir, que el docuemnto fue: avivado, recalcado, repasado o el término que ustedes gusten, pero nunca fue falsificado.

Por último les dejo la url del video de la conferencia de Dª Carmen Hidalgo Brinquis, en la que habla de este docuemnto, es muy ilustrativa, les recomiendo que lo vean:

 

 

 

Navegador de artículos