Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “documentos de colón gallego”

Documento: Domingos de Colón y Benjamin Fonterosa

Transcripción:

La primera fotografía tomada por Pintos en casa de Casto Sampedro

La primera fotografía tomada por Pintos en casa de Casto Sampedro

 “Año domini milésimo quatrigentesimo trigésimo séptimo vynte e nove dias do mes de Jullyo pedro falcon juez e lourenco yans alcalde e fernan peres jurado mandaron a martin de cañizo e afonso garcía portajeiros que dos maravedís que este dito ano colleran e recabdaran das posturas da dita villa a cada unha das portas donde estaban por portajeiros que desen e pagasen a d.s (domingos) de colon e b.n (benjamín) fonterosa por lo alugo (alquiler) de duas bestas que levaran con pescado a Santiago a noso señor o arcebispo vynte e qtro maravedís bellos (viejos) e a lourenco de guillarey de huna carga de leña que dou pa o cabaleiro chamorro que posou en casa de pedro qun o bello tres mrs e asi son por todos bynte e sete mrs que líos faran recebir en conta a gonzalbo de camoens e líos descontaran dos mrs das posturas que se comenzaran por dia de san Juan de Junyo deste dito ano que el do dito concello tina arrendadas, testigos pedro qun o bello loys mendes mercader, gonzalvo fiel e outros”.

El documento que nos ocupa hoy estaba tipificado como el Nº 7, no formó parte del estudio IPCE, de los documentos que estaban incluidos en el libro de Celso García de la Riega “Colón español. Su Origen y Patria”. Este documento se lo aportó Casto Sampedro tal y como le dice a Celso García de la Riega en la carta que le dirigió, Prudencio Otero y otros se lo otorgan a Carmelo Castiñeiras, en Febrero de 1912: “También recuerdo, que al registrar los archivos de Hacienda, Notarial, Judicial, Municipal. Etc. He hallado varios apellidos de Colón, Como el del “maestro Colón Y Maestro Xpoval, que supongo será el mismo, el de Juan de Colón, El preso, el de Alonso de Colón, maestre de navío; El de Domingo de Colón y Benjamín Fonterosa”. Como podrán comprobar la aclaración es indiscutible de que el señor Casto Sampedro al dirigirle estas palabras a Celso García de la Riega deja claro que el da por bueno el apellido de Domingo de Colón y el de Benjamin Fonterosa, este documento nunca salió de la casa de Casto Sampedro, según dejaron por escrito José y Gerardo Álvarez Limeses, recordemos que los dos vieron los documentos y que Gerardo Álvarez Limeses fue Director del Museo de Pontevedra después de Casto Sampedro, Celso García de la Riega va a casa de Sampedro a verlo y las fotografías del documento las fue a realizar el fotógrafo Pintos a la casa del señor Casto Sampedro, como también se lee en la carta antes aludida.

Fotografía tomada en el Museo de Pontevedra, donde esta depositado el documento, se puede apreciar la diferencia entre una y otra

Fotografía tomada en el Museo de Pontevedra, donde esta depositado el documento, se puede apreciar la diferencia entre una y otra

Pues bien en el informe de la Real Academia Gallega Oviedo Arce dice que este documento ha resultado manipulado y que las grafías son de tinta moderna y que no se distinguen las antiguas……… esto lo dice sabiendo que fue Casto Sampedro el que dice que lo encontró y que dio los nombres por buenos, recuerden las cartas entre Oviedo Arce y Casto Sampedro durante el proceso de elaboración del informe, no se sabe por qué Casto Sampedro cambió de opinión entre 1912 y 1917, este documento en 1912 era bueno y en 1917 era falso, ¿por qué?, y lo que es más raro del documento ya habló Celso García de la Riega en la Conferencia de 1898 ¿por qué Casto Sampedro no dijo nada desde 1898 hasta 1917, es más próximamente subiré unas actas de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra donde Casto Sampedro, su presidente, felicita a Celso García de la Riega por la conferencia dada en Madrid.

Pero veamos ahora que dice el informe, contestando al informe de Serrano Sanz, que tenía en su posesión Casto Sampedro del cual ya hablamos en el anterior post de esta categoría:

Dice Serrano Sanz: que a primera vista son auténticos los nombres de Domingos de Colón y Benjamin Fonterosa, pero que fijándose un poco resulta que la sílaba co y las letras l y b y f difieren de otras del mismo documento, y que la sílaba co esta siempre enlazada menos en Colón.

Contesta: Si la c y la o de Colón, no están aquí enlazadas como es frecuente, puede  explicarse porque hace el oficio de mayúscula y el que escribe parte de esa base al ponerla separada, como se haya en muchos documentos del mismo Tumbo, libro, y puede asegurarse que si el señor Serrano Sanz lo viera rectificaría en el acto.

En las otras letras no se observa mayor diferencia que la que se registran entre otras del mismo Tumbo y algunas del mismo documento.

Es sorprendente que Casto Sampedro habiendo sido como dice, el descubridor de este documento que acepta que pone Domingo de Colón y Benjamin Fonterosa haya podido aceptar la manipulación informativa de Serrano Sanz primero, Oviedo Arce después y por último Real Academia de la Historia.

En este caso, documento Nº 7, es donde más se adapta la opinión de Enrique Zas en su libro “Galicia -Patria de Colón-“ donde en el capitulo dedicado al informe de la Real Academia Galega, R.A.G, dirigido por Oviedo Arce dice:

Después de todo lo apuntado, resultaría verdaderamente asombroso que el titulado falsificador resultara falsificado”.

El documento tenía una importancia capital en la teoría gallega de Celso García de la Riega, la importancia dada a este documento ha resultado fundamental para que Oviedo Arce demostrara toda su animosidad contra Celso García de la Riega, pero para aclarar vayamos a lo que dice Celso García de la Riega sobre el documento en la conferencia de 1898 dada en la Real Sociedad Geográfica:

En presencia del acuerdo del concejo de Pontevedra, que en 29 de Julio de 1437 manda pagar 24 maravedís viejos á Domingos de Colón y á Benjamín Fonterosa, nace espontáneamente la reflexión de que va muy poca distancia de un matrimonio realizado por personas de ambas familias, á la asociación para negocios ó de intereses entre éstas últimas, ó viceversa, de la asociación al matrimonio. Creo que no es desatinado semejante raciocinio, y hé aquí un medio sencillo para explicar el hecho de que el Almirante haya tenido por padres á un Colón y á una Fonterosa, por más que este pensamiento parezca á primera vista vulgarísima sentencia. Del mencionado acuerdo resulta que el Domingo de Colón, á quien se refiere, era un alquilador de acémilas; si el Descubridor fué hijo de este modesto individuo, no sería absurdo suponer que las preocupaciones sociales de aquellos tiempos le obligaron á ocultar origen y patria”.

Sigue:

Aparecen Fonterosas […] Si el Almirante pertenecía á esta familia, hebrea sin duda, que así puede deducirse de sus nombres bíblicos, ó por lo menos de cristianos nuevos, ¿no habríamos de disculparle y declarar plenamente justificada su resolución de no revelar tales antecedentes, dado el odio á dicha raza que existía á la sazón y dadas las iras que contra ella se desencadenaron en la segunda mitad del siglo XV?. ¿No merecería examen en este caso la inclinación de Colón á las citas del Antiguo Testamento?”.

Celso García de la Riega fue el primero en argumentar que la posible causa de la ocultación del origen de Colón fuera su ascendencia judía, posteriormente se sumaron otros autores. De todo esto se deduce la importancia que le ha dado Oviedo Arce a este documento y todo lo dicho del mismo en el informe de la R.A.G.

Uno de los argumentos ofrecidos por Oviedo Arce y Casto Sampedro para desacreditar la teoría y de paso a Celso García de la Riega, fue lo que ellos llamaron la coincidencia de nombres en los documentos pontevedreses e italianos, especialmente se volcaron en la manipulación de los documentos en los que aparece el apellido Fonterosa identificado en Italia como el apellido materno, pero en honor a la verdad esto no es cierto. El apellido materno aparecido en Italia con las Actas de la Raccolta, 1892, no era Fonterosa sino que el nombre de la madre que aparecía era Sussana Fontanarubea en nada parecido al apellido Fonterosa, fueron los italianos quienes debido a la repercusión de la teoría gallega convirtieron el Fontanarrubea documental en Fontanarrosa haciendo un alarde de desvirtuación documental, es decir, que se puede decir que fueron ellos quienes se adaptaron a los apellidos gallegos. Otra diferencia radica en que el padre en los documentos de Génova aparece el nombre de Domingo en los de Pontevedra aparece Domingos.

Para concluir en el hipotético caso de que este documento hubiera sido manipulado habría que haberle pedido explicaciones al Sr. Casto Sampedro y preguntarle a él ¿por qué el documento era falso?. Ya que él fue el que encontró el documento, el primero en leerlo, el primero en autentificar los nombres escritos en el mismo y el único que lo tuvo depositado en su casa desde 1898 hasta 1917 en que fue entregado a Oviedo Arce para el informe de la R.A.G

Celso García de la Riega y sus Documentos: Raspados o Recalcados, Falsificados o Repasados, Mentira o Verdad……..

Abraan FonterosaVoy a iniciar una serie de artículos analizando los documentos de Celso García de la Riega, que tanta polémica han traído y que siguen trayendo por parte de ciertas personas interesadas empeñadas en arrinconarlo en el olvido.

Para ello he contado con la colaboración de las profesoras: Susana Ara y Carmen Hermo, Profesoras de la Escola Superior de Conservación de Restauración e Bens Cultarais de Galicia, Pontevedra.

Agradezco a Susana Ara y a Carmen Hermo que hayan accedido a realizar fotografías de los documentos originales, las fotos fueron realizadas con una cámara Nikon de la serie Coldplix, que tenía acoplada una lupa binocular creo recordar que de la misma marca.

He de aclarar que ellas no han emitido ningún informe, yo tampoco soy quien para dictaminar si los documentos, de los que se han dicho, en tres informes de 1914- 1917 y 1928, que habían sido raspados y falsificados.

Considero que no me hace falta ser ningún especialista: paleógrafo, perito calígrafo o especialista en fotografía, para poder aplicar la lógica, por lo tanto se puede decir que lo que voy a opinar es una especulación mía, sana, y que cada uno de los lectores extraiga sus propias conclusiones.

Considero que si hoy en día, después de tantos años, sigue habiendo advenedizos que dictaminan que los documentos son falsos viendo unas fotos digitales, pero sin tener los documentos originales delante, me pregunto ¿Por qué no voy a opinar yo teniendo los originales? y especular igual que ellos.

DSCN0002Creo que esta aclarado el tema e insisto que cada uno de ustedes, más allá de cualquier opinión interesada, incluida la mía, obtenga sus propias conclusiones. El primer documento con el que voy a comenzar es el de “Abraan Fonterosa”.

Para poner en antecedentes a los lectores, el documento del que hablamos esta en papel, con una mancha de humedad en la parteDSCN0004 superior, hay que aclarar que los documentos en papel no se pueden raspar, bueno por poder si se pueden, pero las huellas dejadas en el papel tras dicho raspado serían tan evidentes que lo vería cualquier ojo inexperto, por si esto fuera poco, diré que Carmen Hidalgo Brinquis, IPCE, en conversación privada, después de la conferencia dada por ella, el año pasado en el Museo de Pontevedra me dijo que los documentos en papel en caso de rasparse se deshilacharía y aparecería roto con lo cual no se podría escribir encima, en el mismo sentido se pronunciaron, Susana DSCN0008Ara y Carmen Hermo, también se pronunció en el mismo sentido M. Carmen Prieto Ramos, Directora ARCHIVO DEL REINO DE GALICIA a consulta de Eduardo Esteban, presidente de la Asociación Colón Galego. Hay que aclarar que el papel de la época esta formado por fibras de cáñamo, lino y restos de trapos, raspar en un papel que tenía 4 siglos de existencia y algo deteriorado es misión imposible.

Sobre un posible Cambio del nombre original, del documento, por otro implicaría ni más ni menos que el documento tendría que haber sido raspado, para borrar el nombre original y escribir el nuevo, porque este no esta recalcado, especialmente si es como tratan de reflejar que fue falseado por Celso García de la Riega.

Ahora vayamos al detalle las imágenes fotografiadas por Susana Ara y Carmen Hermo, pueden comprobar que con la ampliación no se aprecia ningún raspado, niDSCN0005 DSCN0009que hay recalcado o repaso del nombre para avivarlo, simplemente hay unas manchas que también parecen en más abajo y que la tonalidad de la tinta es la misma que hay a lo largo del documento. Bueno hasta aquí todo lo que tengo que decir sobre el documento, ustedes sabrán extraer sus conclusiones y me gustaría que efectuaran comentarios sobre que les parece, especialmente si por casualidad hay algún lector, paleógrafo o especialista en diplomacia documental.

Ustedes saben que a Celso García de la Riega se le acusó de haber raspado los documentos y cambiar los nombres originales por otros, ahora esta demostrado que no han sido raspados ni falsificados, dicho en la conferencia y periódicos por Carmen Hidalgo Brinquis IPCE.

https://celsogarciadelariega.wordpress.com/2013/05/26/conferencia-maria-del-carmen-hidalgo-jefa-del-servicio-de-patrimonio-documental-del-ipce/

https://celsogarciadelariega.wordpress.com/2013/12/17/cultura-certifica-que-los-documentos-base-de-la-teoria-del-colon-gallego-son-autenticos/

DSCN0010Actualmente hay personas, advenedizos, que postulan una teoría, rocambolesca, sobre lo que pudo pasar con los documentos, siguen empeñados en las falsificaciones, dicen que alguien, del entorno de Celso García de la Riega, falsificó los nombres para hacerlos coincidir con la genealogía genovesa, rizan más el rizo diciendo que Celso García de la Riega, cuando se entero, ya no podía rectificarlo y que asumió el desaguisado realizado, para no perder todo su trabajo, asumiendo la similitud entre las dos genealogías y tratando de darle una explicación conveniente para que se la creyeran, afirmar esto refleja un desconocimiento de la historia ocurrida y un desconocimiento absoluto del personaje y máxime no aportando ninguna prueba, más que las neuronas torpes de unas cabezas aburridas, provocadas por los madrugones.

DSCN00111º Celso García de la Riega no se dejaría influir por nadie y menos con semejante falsedad, es curioso que estas personas le otorgan a Celso García de la Riega una honestidad intachable y por otro lado dicen que se dejo influir, en que quedamos lo uno u lo otro pero los dos…

2º El admitir esto implica que la alteración de los documentos tendría que haber sido realizada antes de la conferencia dada en Madrid, en la Sociedad Geográfica, por García de la Riega y a la cual llevó los documentos. Especulando un poco significaría que los asistentes a la conferencia, participarían en el secreto de la falsificación y también participarían personas no asistentes a la conferencia, que vieron y tuvieron los documentos en sus manos, como:

Carmelo Castiñeira, Joaquin Nuñez, Prudencio Otero, Gorostola, Luis Sobrino, Gerardo Álvarez Limeses, José Álvarez Limeses, Jaime Sola, Horta y Pardo, Casto DSCN0012Sampedro, Ballesteros Bareta….alguno de estos señores facilitaron documentos con el apellido Colón, es decir, todos metidos en el secreto y que participaron en el montaje de falsedad, según esta teoría.


Por último en la Raccolta italiana, documentos donde se encuentra la genealogía genovesa, hay un documento de 1473 en Savona, ante el notario Pedro Corsario, que habla de una Suzana hija de Jacob Fontanarubea, esposa de Doménico Colombo y mencionando a sus hijos Cristóforo y Giovanni Pellegrino, es decir, que Fontanarubea no se parece en nada a Fonterosa, lo curioso es que los italianos trucaron el apellido Fontanarubea en Fontanarosa y lo hicieron con posterioridad a la aparición de los documentos Fonterosa de Pontevedra.

Recuerden que pueden hacer clic sobre las fotos, con el ratón, para aumentar su tamaño

Conferencia Maria Del Carmen Hidalgo -Jefa del Servicio de Patrimonio Documental del IPCE-

El pasado Jueves, 23/05/2013, Maria Del Carmen Hidalgo -Jefa del Servicio de Patrimonio Documental del IPCE-

Conf_Doc_LariegaDio una conferencia sobre los análisis efectuados a los documentos, que Celso García de la Riega, aporto a su teoría sobre el origen de Cristóbal Colón, después de dos meses de estudios sobre los documentos se llego a las siguientes conclusiones:

 1º El papel de los documentos era del Siglo XV, con Filigrana, marca de agua, de la época

2º Las tintas se correspondían con las tintas empleadas en el siglo XV

3º Mediante fotografías comprobaron que los papeles no fueron: raspados ni tachados, con intención de engañar, es decir, no había intención dolosa por parte de García de la Riega

4º En colaboración con la policía científica, comprobaron que lo escrito por encima era lo mismo que aparecía debajo, es decir, que García de la Riega lo que hizo fue avivar o recalcar por encima las letras que ya estaban escritas con la intención de resaltar los nombres que aparecían en los documentos, es decir apellidos De Colón.

 Esto es el resultado de las investigaciones llevadas a cabo por el IPCE sobre los documentos de Celso García de la Riega.

Cabe recordar que tanto el informe de Serrano Sanz, a los dos meses de publicarse el libro, como el de Real Academia Gallega, Eladio Oviedo Arce, y el de la Real Academia de Historia, dijeron que los documentos habían sido raspados con la intención de suplantar nombres, es decir, de engañar y manipular los nombres. Ahora se confirma que esto era falso, bueno ya estaba confirmado antes, pero no por una institución oficial y de tanto crédito.

Caben muchas preguntas de la razón de estas manipulaciones y mentiras por parte

Primero:

Serrano Sanz, catedrático, en la Universidad de Zaragoza, de Historia Antigua y Media, en la Facultad de Filosofía y Letras. Académico correspondiente de las de Historia y de la Lengua y que dominaba cinco idiomas vivos y otros tantos muertos, entre ellos el árabe antiguo y el sánscrito.

¿Qué le indujo a este señor, tan preparado, a mentir en un informe de la revista Archivos y Bibliotecas?. Realizando el informe analizando los documentos a través de los fotograbados del libro. Qué motivos podría tener?

Segundo:

¿Cómo una institución, Real Academia Gallega, pudo participar de este engaño?. Es posible que las rencillas políticas, los odios viscerales, de Murguía hacia Celso García de la Riega, fuera motivo suficiente como para mentir en un informe, manipular la información, humillar al personaje, meterse con su obra, con su intelectualidad y lo mismo podría decirse de la Real Academia de la Historia, ¿cual fue el motivo para no ser más serios y meticulosos con el informe que emitieron?. ¿Qué motivo tuvieron para no desplazarse hasta Pontevedra para estudiar los documentos, con ellos delante y no por fotograbado, tal y como les pidió la comisión de Pontevedra?

Tercero:

¿Qué papel jugo Casto Sampedro? Era mimbro de la Real Academia Gallega, miembro de Real Academia de la Historia, amigo personal de Murguía y Eladio Oviedo Arce y una relación profesional con ambos muy estrecha. Amigo de Celso García de la Riega, hasta que se enfadaron, al que había designado como miembro de Mérito de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra 1897, y que había visto todos los documentos desde su descubrimiento y en su estado original.

¿Qué motivos podría haber tenido Casto Sampedro para no defender la honorabilidad de Celso García de la Riega y la legalidad de los documentos?. Han de saber que Casto Sampedro dijo, en artículo Progreso 10/07/1917, y en otros posteriores que los documentos eran falsos y habían sido manipulados.

Enlace de la conferencia en video:  http://www.youtube.com/watch?v=yPYcC6AFyYc

Otro enlace entrevistas y conferencia: http://www.youtube.com/watch?v=RTh97nXzxbs

Oleo Sobre Tela: Celso Garcia de la Riega San Bartolomé

San Bartolomé o vello

 

Navegador de artículos