Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “diego colón”

El Proceso de los llamados Pleitos Colombinos, No Demostró la Extranjería de Cristóbal Colón

A la muerte de Cristóbal Colón, 1506, su hijo Diego inicio lo que luego se dio en llamar los “Pleitos Colombinos” que se alargaron después de muerto Diego, 1526, y que su viuda María Álvarez de Toledo, hija del Duque de Alba, continuo hasta 1541. ¿Cuál es el motivo de este post? Desde luego no es hablar de los pleitos, que están muy bien recogidos y explicados en la obra de Anunciada Colón de Carvajal y José Manuel Pérez-Prendes. El motivo es cierta parte argumentativa del proceso y que me ha llamado la atención, en concreto es por la supuesta extranjería de Cristóbal Colón y lo que voy a tratar es argumentar en contra basándome en el propio proceso.

En una entrevista a los dos autores, antes mencionados, José M. Pérez-Prendes dice:

En diversos documentos ahora encontrados, el fiscal señala que la legislación castellana impedía se le otorgaran a Colón los cargos que le confirieron, por el hecho ser extranjero, no súbdito ni vasallo de los Reyes Católicos.” Esto implica que no podían heredar los hijos los cargos, a pesar, de que los R.C le permitieron hacer Mayorazgo

Aquí ya me surge la primera pregunta ¿Por qué los R.C le concedieron dichos privilegios, si era extranjero? Posibles respuestas: O bien los R.C no sabían que era extranjero, cosa poco probable, o bien los R.C si sabían que era de uno de los Reinos Castellanos, con lo cual era súbdito y natural. Pero a renglón seguido surge otra pregunta ¿Por qué el fiscal alude a la extranjería de Colón? Y aquí vuelven a surgir posibles respuestas:

1º El fiscal emplea táctica. Es posible ya que esta acusación la emplearon hacia el final de los pleitos, no antes, lo veremos por las sentencias que hubo antes de emplear el fiscal esta argumentación.

2º Diego Colón sabía que si decía que eran súbditos y naturales, no tendrían nada que hacer en el juicio, pues los naturales estaban sometidos al criterio de los Reyes, en cuanto al cambio de otorgamiento de mercedes, es decir, ahora te las doy: Virreinato, Gobernador, Almirante y administración de justicia; pero mañana te las quito cuando quiero y tu no puedes rechistar.

La primera sentencia dice: “En Sevilla, á 5 de Mayo de 1511, se declaró pertenecer al almirante D. Diego Colón y a sus sucesores por siempre jamás la gobernación y administración de justicia en las tierras descubiertas por su padre, con título de visorrey. La sentencia fue aprobada y mandada cumplir por Provisión ejecutoria.” Parece claro que aquí no les importaba que Colón fuera extranjero.

El caso es que, cada vez, se iban conquistando mas tierras en el continente americano. Diego Colón, aspirando al gobierno absoluto, provisión de oficios, administración de justicia y percepción de rentas en la tierra extendida de polo á polo al occidente de la línea trazada por el pontífice Alejandro VI, á las islas del Pacífico, y á más, si más se descubriese, sentando que no le alcanzaba el precepto legal de dar residencia de sus actos; que los reyes de Castilla no tenían facultad para entender en el repartimiento de los indios ni para establecer tributos de cualquiera especie que fueran, toda vez que habrían de afectar al décimo y octavo de productos, pertenecientes al almirantazgo por las estipulaciones de Santa Fe. Sostenía igualmente su derecho á percibir parte de los diezmos eclesiásticos y de las penas de Cámara, y á nombrar, no solamente los concejos de los pueblos, pero aun los capitanes de los navíos que fueran á las Indias, con extremos que obligaron á significarle «ser el Rey y la Reina los señores naturales de las Indias, y no el Almirante, como él hasta aquí lo había creído.»

En la declaración de La Coruña. Es muy favorable a las pretensiones de la familia Colón. Por ella, el titular, en tanto es Virrey, queda exento ­no sus oficiales­ del juicio de residencia, e interviene en los municipios indianos, y en la Casa de la Contratación le corresponde la propuesta en terna de los oficios de gobierno, y tiene el derecho al cobro de la décima en toda su jurisdicción. Todos los historiadores del Derecho Indiano están de acuerdo en que la declaración de La Coruña fue un gran triunfo para los Colón. Pero como seguimos comprobando, parece que tampoco les importaba que Cristóbal Colón fuera extranjero y a la sazón que su hijo pudiera heredar los títulos de un extranjero que no tenía derecho a ellos, precisamente por ser extranjero. Creo que esta clara mi argumentación.

El cuarto pleito se inicia en 1524, a petición de don Diego Colón al ser depuesto de sus cargos indianos por defectuosa administración, y a su muerte, en 1526, el pleito fue continuado por su viuda, dona María de Toledo, en nombre del primogénito y menor don Luis Colón y de sus hermanos. Termina con la sentencia dada en Valladolid, en 1527, que declara nulas la sentencia de Sevilla (1511) y la declaración de La Coruña (1520) y ordena que el pleito se vea de nuevo en su totalidad.

El 5º pleito se inicia como consecuencia de la inmediata apelación de la familia de Colón a este fallo, y concluye con la sentencia dada en Dueñas en 1534. Sentencia muy contraria a los Colón y por consiguiente favorable a la Corona. Esta recobra sus preeminencias soberanas y sus regalías fiscales. Y los Colón solo conservan el titulo de Almirante y sus emolumentos; pero como Virreyes estarían sujetos al juicio de residencia.

Naturalmente hay una inmediata apelación de los Colón a esa sentencia dada en Dueñas, que da lugar al 6o pleito. Su tramite duró dos años: 1535 y 1536. Y durante él se plantea jurídicamente una nueva cuestión. El Fiscal de la Corona, el Lcdo. Villalobos expone que el descubrimiento de las Indias no lo hizo exclusivamente Colón, y por lo tanto en cuantos derechos de aquel suceso se derivasen, correspondía una parte a los herederos de Martin Alonso Pinzón, cuyo hijo acababa de cederlos a la Corona. Dicha tesis pretende en este pleito probarla documental y testificalmente el Fiscal, así como contradecirla los procuradores de don Luis Colón. La sentencia dada en Madrid ­18 de agosto de 1535­ fija los limites del Virreinato colombino circunscrito a las islas Española, Cuba, Puerto Rico, Jamaica y las tierras de Veragua y Paria, es decir, a las personalmente descubiertas por don Cristóbal.

Esta sentencia es apelada de inmediato por el Fiscal por disconformidad frente al reconocimiento del Virreinato colombino, a su juicio improcedente por haber sido Pinzón el verdadero descubridor de las Indias, produciendo este litigio el 7o pleito.

El final de todos estos pleitos fue el arbitraje del Obispo de Sigüenza, Fray García de Loaysa, presidente del Consejo de Indias, y del Dr. Gaspar de Montoya, del Consejo de Castilla, que dieron su laudo en Valladolid en 1536 (28 de junio y luego aclarado el 7 de julio).

Por este laudo, todo lo reclamado por la familia Colón ­almirantazgo, virreinato, gobernación general­ no honoríficos sino efectivos y además perpetuos y hereditarios, más el percibo del tercio, décima y ochavo, quedó reducido a lo siguiente:

Titulo sólo de Almirante, hereditario, con el ejercicio y derechos tales como los tenía el Almirante de Castilla, que era la institución que servía de modelo.

Supresión del Virreinato y de la Gobernación general de las Indias.

Constitución del señorío colombino, con el título de Marqués en Jamaica y de Duque en Veragua, con jurisdicción respectivamente sobre la isla jamaicana, y sobre veinte y cinco leguas cuadradas en Veragua.

Perpetuidad de los oficios de Alguacil mayor de Santo Domingo y de aquella Audiencia.

Diez mil ducados de oro renta anual en las Indias, como juro de heredad.

Reconocimiento de la posesión de las tierras, labranzas y pastos que los Colón tenían en La Española.

Y una renta anual de 500.000 maravedís a cada una de las hermanas de don Luis, doña María y doña Juana.

Conclusión, que el verdadero interés estaba en el control de los descubierto y por descubrir y en los beneficios obtenidos con el descubrimiento, el que Colón fuera extranjero, como alegaba el fiscal no era el motivo de la discrepancia, pues, hasta le cuarto juicio pareció no importarles, ya que, seguían siendo Virrey, Gobernador General, Almirante y administrador de justicia.

En vista de lo expuesto, desde mi punto de vista, con los pleitos no se verifica que Cristóbal Colón fuera extranjero, tal y como dice Pérez-Prendes, primero porque de ser así no tendrían sentido ni las Capitulaciones de Santa Fe, con todas los títulos dados a un extranjero, ni tendría sentido el que los R.C concedieran a Colón la concesión de hacer Mayorazgo, algo que era prerrogativa de los Reyes y que solo existía en Castilla, en el resto de los países europeos, incluida Génova, no existía Mayorazgo, había testamento. Aparte de que como hemos comprobado en los primeros juicios se les dio a los Colón los títulos heredados que venían en las Capitulaciones y en el propio Mayorazgo de Cristóbal Colón.

 

Fuentes utilizadas: Asunción Colón de Carvajal, José Pérez- Prendes, Bibiano Torres Ramírez  y Biblioteca Cervantes

Bartolomé y Diego Colón, su Origen

Bartolomé Colón, según dibujo de Antonio Herrera

Bartolomé Colón, según dibujo de Antonio Herrera

Es curioso que siempre se hable del origen de Cristóbal Colón y nunca, o casi, del origen de los hermanos, quizás porque ligar los hermanos a un origen y a una misma familia sea tremendamente complicado en ninguno de los supuestos orígenes otorgados a Colón: Catalán, Mallorquín, Ibicenco, Corso, Cogolludo, Extremeño.. etc se habla de los hermanos imagino que un motivo más que suficiente sea que Cristóbal Colón puede ser un noble bastardo pero enlazar a la supuesta madre de un bastardo con los hermanos es complicado, ya es difícil demostrar el supuesto origen imagínense el de los hermanos.
Pero en este post no vamos a hablar de un origen concreto de los hermanos, en particular, y si vamos a desarrollar la españolidad de los hermanos y es que hay detalles en los que solo se puede deducir un origen español para los dos hermanos toda vez que resulta complicado ante ciertos acontecimientos hacerlos extranjeros.
Al repasar la lectura del libro de Enrique ZasGalicia Patria de Colón” me ha hecho recordar ciertos argumentos, nada despreciables, para explicar el origen español de los dos hermanos: Diego y Bartolomé. Enrique Zas era historiador cubano correspondiente de la Real Academia de la Historia Española, entre sus obras más reseñadas esta la historia de Cuba y por supuesto el origen gallego de Colón, seguidor de la teoría de Celso García de la Riega.
Resulta curioso que si tenemos en cuenta la biografía oficial, sobre el origen de Colón, tenemos a tres hermanos nacidos en Genova, hijos de un supuesto Domenico Colombo y Sussana Fontanarrubea que hacía unas veces de tabernero otras cardador de lana, es decir, que los tres hijos estaban alejados de una relación con el mar más bien todo lo contrario su relación era totalmente de comercio terrestre. A mi personalmente me llama la atención que tanto Bartolomé como Cristóbal se manejaran tan bien en el mar y además fueran buenos dibujantes de cartas marinas cuando su educación y su entorno estaba en el comercio terrestre además me resulta muy chocante que procediendo los tres de Genova hayan coincido los tres en Castilla en el momento crucial en que Cristóbal empezó a desarrollar su empresa de las Indias, todavía resulta más curioso que Bartolomé y Cristóbal hayan coincidido en Lisboa en el momento en que Cristóbal aparece en Portugal, 1476, y máxime si tenemos en cuenta lo dicho por Cristóbal Colón que pasó 23 años navegando sin apenas tener descanso en tierra, claro las preguntas surgen enseguida ¿cómo se encontraron estos dos hermanos?, ¿sabían el uno del otro? ¿cuándo decidieron dedicarse los hijos del cardador de lanas a la navegación?. Todavía lo más curioso es que Cristóbal le encargué a su hermano Bartolomé, recordemos después de no verlo desde la niñez y de muchos años de navegación, una misión tan delicada y compleja como la de convencer a Inglaterra y Francia para que apoyen su empresa, me resulta complejo pensar que Cristóbal solo se lo haya encargado por ser su hermano, tendría que tener confianza y seguridad en Bartolomé para asignarle dicha misión, y, vuelve a surgir otra pregunta ¿cuándo adquirió esta confianza y seguridad en su hermano si desde pequeños no se veían ni supuestamente sabían el uno del otro?.
Bueno creo que todas estas preguntas de momento no tienen respuesta pero si podemos conjeturar que para que se diera esta circunstancia no podrían ser extranjeros, tenían que estar más cerca para saber el uno del otro, por eso lo que voy a plantear es la españolidad de Bartolomé y Diego Colón y por extensión la de Cristóbal Colón.
Tenemos un documento en el cual se expresa de manera indirecta la españolidad de Bartolomé que es el de la Merced de Adelantado que le conceden los Reyes Católicos:
Don Fernando e Doña Isabel, por la Gracia de Dios, Rey e Reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada………., porque a los Reis e Principes es propia cosa honrar e sublimar e facer mercedes e gracias a los SUS SUBDITOS E NATURALES, especialmente a aquellos que bien e lealmente los sirven; lo cual por Nos visto, e considerando los muchos e buenos e leales servicios que vos Bartolmé Colón, hermano de don Cristóbal Colón, nuestro Almirante del Mar Océano e Vosorey e Gobernador de las islas nuevamente halladas en las Indias…..
Los reyes no pueden ser mas explícitos: reconocen al Adelantado, como SUBDITO Y NATURAL. Aquí no caben malas interpretaciones don Bartolomé Colón es para los reyes un súbdito y natural a quien por sus servicios, premia con el cargo y título de Adelantado de las Indias.
Pero esto no es todo. Los Reyes dicen en la merced de su adelantamiento que siendo cosa de ellos honrar y sublimar e facer Mercedes e gracias a los sus súbditos y naturales, especialmente aquellos que bien e lealmente los sirven; lo cual por Nos visto, e considerando los muchos que buenos he leales servicios que voS don Bartolomé Colón….”
De lo que se desprende que Bartolomé Colón había hecho -según los reyes- muchos buenos y leales servicios a Castilla y que por esta circunstancia, como agradecimiento y recompensa, a los muchos, que hay que interpretar, como largos servicios, le hacían merced del título de Adelantado de las Indias.
Bartolomé Colón llega a Castilla en 1494 después de la partida del Almirante en su segundo viaje.
Paso a la corte con sus sobrinos Diego y Fernando que iban a ser Pajes del Príncipe don Juan. Parece ser que fue recibido con especial agrado por los reyes y como éstos supieran que era un hábil marinero, le confiaron el mando de tres buques cargados de provisiones con destino ala Isabella a donde no tardo en llegar el almirante fue nombrado por su hermano Cristóbal con el título de Adelantado. Regreso a España mucho tiempo después en 1500 con sus hermanos por la pesquisa de Bobadilla y volvió con con el Almirante en 1502.
Bartolomé apenas era conocido en la corte hasta entonces, sólo cuando regreso preso y cargado de hierros, su nombre empezó a ser considerado en Castilla.
El 11 de junio de 1496 regresada Cristóbal Colón de su segundo viaje y a instancias del Almirante lo Reyes Católicos libraron el título de Adelantado el 22 de julio del año 1497.
Hasta entonces Bartolomé no se habían distinguido ciertamente en grandes hechos y sus servicios a los reyes hay que catalogarlos en el número de los modestos.
No obstante los monarcas le conceden Mercedes considerando los muchos, buenos y leales servicios el Adelantado.
En cambio a Américo Vespucio, se le decía después de 15 años de servicios en los preparativos de las armadas y viajes:” por hacer bien y Mercedes a vos Américo Vespucio, Florentino, acatando vuestra fidelidad e algunos buenos servicios que me habéis fecho, espero que me haréis de aquí adelante”…
A Bartolomé Colón, que entre viajes y otras dilaciones sólo llevaba dos años de escasos servicios, se le reconocían como muchos, buenos y leales.
Y que conste que Américo Vespucio había hecho ya una famosa expedición con Hojeda y Juan de la Cosa.
Bartolomé necesariamente probó con alguna relación de largos años de servicios en la península y por su calidad de súbdito y natural, todo ello unido al estrecho parentesco que lo unía con el almirante, el derecho a la gracia concedida, aquellos tiempos no eran estos, y las Mercedes no se conquistaban tan fácilmente después de aquella insigne epopeya de la reconquista en qué los nobles españoles habían conquistado a punta de lanza la fama que correspondía tan noble esfuerzo. Aún pesaba sobre la monarquía la celosa animosidad de los ricos hombres pretéritos. ¡Y no digamos y las Mercedes recaían sobre extranjeros!.
Es pues innegable, que la concesión honrosa y retributiva que mereció el Adelantado, no es la que pertenece seguramente a un extranjero que en el año 1494 pone el pie la corte y que dos años después ostenta el título de Gobernador militar y político, no de una provincia, sino de un reino de colosales proporciones y que a más de aquel elevadísimo cargo, poseía el de Justicia Mayor en tiempo de paz y de Capitán General en tiempo de guerra, ¡Bartolomé no era Cristóbal, no había descubierto las islas occidentales, como para otorgarle tales favores!
Visto lo dicho Bartolomé Colón tenía que tener un pasado de honrosos servicios a Castilla y como bien dice la Merced de su Adelantamiento, un súbdito de los reinos de Castilla y nacido en ellos.
Y Diego Colón? A Diego Colón sin embargo se le otorgó la carta de Naturaleza de Reinos. Según el diccionario el significado de naturaleza “privilegio que concede el soberano a los extranjeros para gozar de los derechos propios de los naturales“, Otra definición de diccionario nos dice “la calidad queda derecho hacer tenido por natural de un pueblo para ciertos efectos civiles”, y naturaleza o derechos adquirido a él por linaje.
Así pues la idea expresada por la palabra naturaleza es sumamente compleja y susceptible, Por tanto, de muy varias interpretaciones.
El documento de la gracia dispensada por los reyes a Diego Colón, Que se registra en el Real Archivo de Simancas, Dice así:
Naturaleza de Reinos a don Diego Colón, hermano del Almirante don Cristóbal, que no es lo mismo que Carta de Naturaleza.
Don Fernández doña Isabel, Por la gracia de Dios, etc.: por hacer bien e merced a vos D. Diego Colón, Hermano del Almirante D. Cristóbal Colón, e acatando vuestra fidelidad e leales servicios que nos habéis fecho, e esperamos que nos fareis de aquí en adelante por la presente vos facemos natural de nuestros Reinos de Castilla e de León, para que podáis haber e hayáis Cualesquier dignidades e beneficios eclesiásticos que vos fueran dados..
La naturaleza era pues necesaria, para ejercer ciertas divinidades eclesiásticas.
En el testamento de la Reina Isabel hay una cláusula que dice: que no se concedan empleos a extranjeros.
Entonces tenemos tres hermanos nacidos en Genova hijos de tabernero-lanero, dos ellos se convierten en marineros, los tres salen de Genova y se encuentran en Portugal dos ellos y del tercero, Diego, no se sabe si estaba en Portugal o se reencuentra con ellos en Castilla. No se sabe como se encuentran Bartolomé y Cristóbal en Portugal ni tampoco se sabe si salieron juntos de Genova o por separado.
La cuestión es que un buen día llega Bartolomé Colón por la corte con sus dos sobrinos y los Reyes se enteran que es buen navegante, sin conocerlo de nada lo nombran Capitan de la flota de tres barcos que sale para las Indias y dos años después lo nombran Adelantado de las Indias, con las implicaciones jurídicas del cargo y sin ser natural o súbdito de los Reyes, es raro.
Por tanto lo más lógico es que fuera súbdito y natural tal y como dice el documento de nombramiento y que además lo hubieran conocido antes de 1494.
Hay otro dato del que no hay apenas información, Bartolomé Colón estuvo un año en Galicia desde 1506, año en que su hermano estaba muy enfermo y en el año en el que murió, y esto no deja de ser curioso.

Los Continos del Segundo Viaje de Cristóbal Colón

Los Continos eran oficiales nombrados directamente por los Reyes con funciones indeterminadas para que prestaran sus servicios allí donde sus señores lo deseaban, con variadas competencias, donde fueran fieles ejecutores de la voluntad real. Podían estar bajo el mandato de otro oficial, como en el caso del Almirante-Visorrey en el Segundo Viaje, pero ello era consecuencia de la voluntad real y sólo mientras ésta lo demandara. Característico de los Continos es su servicio continuado al Rey o a la Reina, juraban su cargo como tales oficiales y percibían quitaciones por sus servicios, cuyas cartas eran incorporadas a los libros de los Contadores Mayores. Por su familiaridad con los Reyes muchas veces fueron llamados criados, siendo esto cierto de algunos que sí lo fueron, por haber sido criados en la Casa Real a la cual habían entrado a formar parte desde temprana edad. Su disponibilidad hacía de ellos oficiales eficientes de máxima utilidad para el cumplimiento de los deseos reales, que recibían instrucciones escritas para el ejercicio de su misión. Pertenecían muchas veces a familias con tradición en la continería, unas veces eran hidalgos y otras veces a poderosas familias de la gran nobleza.

Los continos de Colón eran oficiales, de gran lealtad y privanza, que muchas veces pertenecían a la nobleza urbana castellana. Los continos del Almirante fueron los precursores de los criados de los Virreyes de Indias. No todos alcanzaron el éxito social en el Nuevo Mundo, pero hay constancia que algunos lograron fama, poder y buenos enlaces en la sociedad antillana.

Cabe señalar que durante su reinado don Fernando y doña Isabel usaron de los continos con gran frecuencia, así proliferaron continos con nombramientos de corregidores, con misiones de naturaleza diplomática, de carácter económico y militar, cuando los Reyes necesitaban asegurarse del cumplimiento de su mandato.

Parece evidente la importancia de los Continos dentro del gobierno de los Reyes Catolicos, y no es casualidad el gran número de continos utilizados por los Reyes para servir como corregidores, Alcaldes de algunas poblaciones importantes que eran nombrados por el rey y que tenían competencias en asuntos administrativos y judiciales: a la cabeza de las ciudades más importantes se situaba el corregidor, como representante del rey, y en las localidades pequeñas, en lugar del corregidor se nombraba un alcalde ordinario. El corregimiento era la piedra esquinera de la reforma del gobierno local que hicieron Fernando e Isabel en Castilla.

En el Segundo Viaje de Cristóbal Colón los Reyes enviaron a un buen número de estos servidores extraordinarios para asegurar la efectividad de aquella armada expedicionaria. La reacción inicial de Colón fue contraria, pues veía en aquella decisión una intromisión de los monarcas en su virreinato, ello dio pie a sus reiteradas peticiones de llevar sus propios continos. Los Reyes temieron que ello fuera causa de conflicto con los propios continos que enviaban, pero por dar placer a Colón, ante su insistencia, le otorgaron lo que pedía.

En el segundo viaje Colón hizo uso de un gobierno bicéfalo, en la carta-relación que escribió en torno al 20 de abril de 1494 a los reyes se lo comunicaba:

Para el gobierno de aquí e fecho y hordenado un consejo que las personas dél son éstas: Don Diego, mi hermano, fray Buyl, presidentes, Pero Fernández Coronel, alguacil maior, y a Alonso de Carvajal, rregidor de Baeza, Juan de Luxán, criado de Vuestras Altezas, y el bachiller Gallego”. Luján y Carvajal eran continos de los reyes, por eso Colón llamó al primero “criado”

La decisión de los Reyes de enviar sus continos provocó el que Cristóbal Colón demandara el llevar los suyos propios. Una decisión, pues, que era indicio de que Colón utilizaría la gran autonomía capitulada en Santa Fe para convertir las Antillas en su celoso señorío.

Me llama la atención dos hechos de lo dicho hasta ahora:

1º Que Diego Colón fuera nombrado cabeza del consejo en las Indias, se supone que si fuera extranjero, no podría formar parte de puestos que fueran importantes especialmente si tenía a continos de los Reyes a sus ordenes. A Diego Colón le concedieron carta de naturaleza en 1504, es decir, 11 años después de haber sido cabeza del Consejo, según esto cabría preguntarse si esto no sería una prueba más de que los Colón no eran extranjeros en tierras españolas, al menos para los Reyes y las personas de su confianza, de otro modo no se entiende que hayan esperado 11 años, por lo menos, para carta de naturaleza. Por este motivo los defensores del Colón gallego decimos que la carta de naturaleza que le fue otorgada a Diego Colón fue para seguir la vida  eclesiástica, siendo Diego Colón gallego para optar al puesto eclesiástico que le daban en Navarra al ser de diferente región necesitaba carta de naturaleza de hecho en la carta pone: “para que podáis haber e hayáis cualesquier dignidades e beneficios eclesiásticos” por esto no es nada descabellado interpretar que Diego Colón no era extranjero.

2º Por otra parte, sería un hecho sorprendente y extraordinario que si Pedro Madruga fuera Colón los Reyes Católicos le concedieran el que pudiera disponer de continos, pues sabiendo de la rebeldía y la desobediencia de Pedro Madruga hacia los Reyes estos no podrían haber sido tan locos de que Pedro Madruga-Colón tuviera su propio ejercito en las Indias, un motivo más para suponer que esta teoría es inviable.

Don Cristóbal Colón quería tener continos, no como para poseer simples criados asalariados que ornaran su corte virreinal, sino como militares que estrictamente bajo su control hicieran mantener la autoridad de su persona.

la primera reacción de los Reyes fue negativa ante tal pretensión de su Almirante. El 4 de agosto de 1493, desde Barcelona, Sus Altezas escribieron a su consejero el Arcediano de Sevilla, don Juan Rodríguez de Fonseca

«Dos letras vuestras recibimos que nos envió Francisco Pinelo… cuanto a los continos que decís que toma el Almirante de las Indias, bien fue lo que le distéis que para este viaje no ha menester tomar continos algunos, pues todos los que allá van por nuestro mandado han de facer lo quél en nuestro nombre les mandare, y facer apartamiento de suyos y ajenos podría traer mucho inconveniente [….]

Unos días más tarde, el 18 de agosto, los Reyes volvieron sobre el particular, y le mandaron a Fonseca que limara asperezas con Colón, los Reyes le mandaban a su Consejero:

«y cuanto a los continos quél quiere iievar, ya sabéis que! otro día vos escribimos que él pueda llevar diez escuderos a pie e otros veinte hombres que sean suyos, y a esos se les pague como a los otros, e entren en el número de la gente que ha de ir… Y pues todos van a su gobernación y han de facer lo quél les mandare, non es más menester…» 

Una gran generosidad inhabitual de los Reyes, pues éstos se comprometían a pagar a los continos del Virrey como si fueran propios. El mismo día del mes de agosto, aquéllos firmaron una Real Cédula dirigida a Juan de Soria, que era Secretario del Príncipe y había sido nombrado Contador de la Armada del Segundo Viaje, y que tenía poderes de los Contadores Mayores. En ella los Reyes abordaron el tema de nuevo, pues le habían escrito anteriormente sobre el particular, instruyéndole al Contador:

«Y cuánto a los continos quel dicho Almirante de las Indias dice que quiere llevar, el otro día vos escribimos que de escuderos se le pagasen diez escuderos de a pie, e otras veinte personas de los otros, de manera que lleve treinta personas suyas, y pues toda la gente ha de ir a su ordenación y gobernación, todos harán lo quél les mandare; y pues su partida está tan al cabo, Nos vos mandamos que procuréis cómo vaya con mucho contentamiento, porque así lo queremos e nos place…» 

Cuando se habla de escuderos hablamos de hombres de armas, función que debían cumplir tales continos. Según parece Colón quería poner sus escuderos en todos los navíos pero los Reyes sólo le concedieron el poner uno suyo en cada nao de la armada. La función de éstos no era de naturaleza económica sino la de mantener el orden en las naos como representantes del Virrey. El Escudero era la autoridad en cada caso junto al Escribano y al Oficial de los Contadores Mayores que debía ir en cada uno, según mandaron los Reyes.

El recuerdo de los motines del Viaje del Descubrimiento hacía que Colón tomara sus precauciones. Eran estos escuderos continos jóvenes hidalgos reclutados con la ayuda de Juan Rodríguez de Fonseca, cuando los Reyes le dieron la orden de facilitar los deseos de Colón. El salario de los escuderos continos del Virrey alcanzaba los 900 maravedís al mes, por lo menos eso es lo que cobró Pedro de Terreros desde el 27 de agosto de 1493 hasta que volvió del Nuevo Mundo, el 11 de junio de 1496. Fue doña Alice Gould la que descubrió la lista de los continos de Colón en el Segundo Viaje “:

1. Arroyal, Pedro de
2. Barrasa, Francisco
3. Cañizares, Diego de

4. Cerón, Juan
5. Comillas, Luis de
6. Córdoba, Ferrando de 

7. Escobar, Diego de
8. Gallego, Pedro
9. Lanuza, Martín de 

10. Mayorga, Luis de
11. Meneses, Alvar Pérez de 

12. Molina, Juan Pérez de 

13. Morales, Bartolomé de 

14. Muñoz, Alonso
15. Porras, Francisco de
16. Porras, Gonzalo de
17. Troche, García de
18. Sepúlveda, Lope de
19. Terreros, Pedro de 

20. Torres, Cristóbal 

21. Vargas, Francisco 

22. Venegas, Juan. 

LOS CRIADOS DEL VIRREY. 

El modelo de los Continos Reales es el que marcará la andadura de los continos del Virrey, quienes pronto se verán confusamente tratados como «criados» de éste. Es por tanto, el contino de Colón, el directo precedente de los criados de los Virreyes indianos posteriores.

Los continos del Virrey juraron su oficio, conociendo y comprometiéndose a cumplir la Ordenanza de Continos, que en imitación a aquélla de los Continos Reales debieron tener, previamente a ser tomados como tales por su señor.

Veamos algunos ejemplos, Pedro de Terreros, quien según Miss Alice Gould fue el único que con Colón participara en los Cuatro Viajes, aparece en la «Relación de Cuentas de Salarios Debidos» en un asiento que se inicia:

«Pedro de Terreros asentaronsele nueve gientos maravedís de sueldo cada mes por Escudero contino del Almirante don Xristoval Colon desde XXVI de agosto de XCIII años hasta XI de junio de XCVI años que boluio de las Yndias a Cáliz…» 

«Pedro de Arroyal camarero del Almyrante ovo de aver treynta maravedís de sueldo cada dia que montan al año diez mili e ochocientos maravedís desde el primero de mayo de noventa y ocho años fasta. Rescíbyo mas el dicho Antón Marlno por el dicho Pedro de Arroyal dos mili e giento e sesenta maravedís para su mantenimiento de seys meses a razón de dose maravedís cada dia por el dicho libramiento». 

Aunque en la lista de arriba no aparece hay otro contigo del Virrey que aparece nombrado junto a Pedro Terreros:

«testygos que fueron presentes a ver Jurar a todos e a cada vno por sy de los suso dichos segund y en ia manera que de suso se contyene Pedro de Terreros, Maestresala del dicho señor Almirante, e Yñigo Lopes de Quñiga, trinchante, criados del señor Almirante…» 

Pedro de Terreros fue Capitán de la carabela Santa María de Guía, la nave capitana donde iba el propio Almirante en el Tercer Viaje. Por ser contino del Virrey, y no por otra razón, éste le delegó el honor de tomar posesión en nombre de los Reyes de Tierra Firme. En el Cuarto Viaje fue Capitán del navío Gallego, y fue Terreros, también, a quien escogió el Almirante para pedir en su nombre al Gobernador frey Nicolás de Ovando permiso para entrar en el puerto de Santo Domingo.

Tanto Pedro Terreros como Diego Méndez pueden ser recordados como los criados por excelencia de Colón, arriesgando su vida y sus bienes, siempre en servicio de su señor.

El propio Méndez, en cambio, nos dejó ilustrado el trato del Almirante a sus Continos, en la relación del Cuarto Viaje que recoge su testamento, con fecha en Valladolid, de 26 de junio de 1536. Cuando el Almirante le pidió que cruzara el mar para conseguir ayuda, Méndez le respondió: «Señor muchas vezes he puesto mi vyda a peligro de muerte por salvar la vuestra y de todos estos que aquí están y Nuestro Señor milagrosamente me a guardado, y la vida, y con todo no an faltado murmuradores que dizen que Vuestra Señoría me acomete a mi todas las cosas de honra avyendo en la compañía otros que las harían tan bien como yo; y por tanto parezeme a mi que Vuestra Señoría los haga llamar a todos y les proponga este negocio para ver si entre todos ellos abra alguno que lo quiera enprender; lo que yo dudo, y quando todos se hechen fuera, yo pondré mi vyda a muerte por vuestro servygio como muchas vezes lo he hecho.» Y así se hizo al día siguiente, siendo los demás de opinión que aquello era imposible «donde muy regias naos ae avyan perdido andando a descubrír…» Entonces Méndez se levantó y dijo: «Señor, una vyda tengo no mas. Yo la quiero abenturar por servicio de Vuestra Señoría y por el byen de todos los que aqui están, porque tengo esperanga en Dyos Nuestro Señor que vista la yntengion con que yo lo hago, me librara como muchas otras vezes lo a hecho.» Y añade Méndez, «Oyda por el Almirante mi de- terminagion, levantóse y abragome y besóme en el carrillo diziendo: «Bien sabía yo que no abya aqui ninguno que osase tomar esta ympresa sino vos. Esperanga tengo en Dios nuestro señor sal- dreys della con vytoría como de las otras que abeys enprendydo». 

Precisamente pensando en sus continos, Cristóbal Colón pidió y obtuvo una Real Provisión fechada en Medina del Campo a 30 de mayo de 1497, por la cual se le concedía el delegar en terceras personas el Poder Real de que gozaba en los asuntos de la negociación indiana. La Real Provisión de 30 de mayo de 1497, dada en Medina del Campo, fue interpretada por el propio Cristóbal Colón, al anotar en el vuelto de la provisión: «que no se entienda en negogio de las Yndias syn vna persona del Almirante». Esta medida, concedida por la Corona a Colón, le permitiría a éste último controlar a toda la administración en el Nuevo Mundo, o por lo menos participar en ella con los oficiales que hubiera elegido. ¿Quiénes mejor que los continos para cumplir con tal función y servicio al Virrey?.

El 25 de agosto de 1501 se libró una Real Cédula por la cual los Reyes ordenaban la entrega de quintales de palo de brasil a cinco continos del Virrey, estos eran: Pedro Hernández Coronel, Pedro de Terreros, Cristóbal de Torres, Diego Tristan y Pedro de Salcedo. Ese mismo día se expidió otra Real Cédula en los mismos términos para el también contino de Colón Gonzalo de Valdenebro. Y el mes siguiente, con fechas de 1 y 30 de septiembre, los Reyes firmaron otras sendas a favor de Juan de Molina y de Juan Cerón, igualmente continos del Virrey.

Otro dato sobre los Continos de Colón y que luego pasaron a ser servidores de Diego Colón lo aporta la historia del propio Diego Colón cuando quiso imponer su autoridad virreinal en San Juan Bautista, frente a Juan Ponce de León — a quien don Fernando el Católico había nombrado Gobernador de la Isla estando ésta en litigio — envió a Juan Cerón por su Alcalde Mayor a aquélla. Le acompañaban para aquel menester su hermano Martín Cerón, con cargo de Alguacil Mayor de la Isla, García Troche, contino de Cristóbal Colón, Alonso de Cea, quien había sido grumete en el Cuarto Viaje del Almirante viejo y que había pasado a ser «criado del Almirante Don Cristóbal Colón» Así figura en los protocolos notariales sevillanos.

Juan Cerón era el oficial más importante de San Juan después del gobernador Juan Ponce, a partir de que tomó la vara de justicia empezó a repartir los indios boricuas entre los vecinos y pobladores estantes, incluso a Ponce le quitó los caciques con que cogía el oro de la compañía que tenía con el Rey. Don Fernando por medio de dos Reales Provisiones reforzó los poderes de Ponce nombrándole Capitán Gobernador de San Juan Bautista y a la vez mandaba a quienes tuvieran las varas de la justicia que las entregaran al dicho Juan Ponce. Ello le permitió destituir a Cerón y a Miguel Díaz, después de haber enviado traslado de ellas al Virrey. Por esos días había llegado Cristóbal de Sotomayor, antiguo Secretario Real y letrado, quien —como creía Murga— debió ser el responsable de que Ponce tomara la decisión de prender al contino. El Alcalde Mayor tomó la Provisión, besóla y la puso sobre su cabeza en señal de obediencia, quedando al poco libre. Ponce otorgó la Alcaldía Mayor de la Isla a Cristóbal Sotomayor, quien remitió a Cerón y al Alguacil y aun Teniente de Alcaide presos al Rey con procesos falsos según declarara Diego Colón. El Rey había conseguido socavar la autoridad del Virrey en la Isla de San Juan, al remover a su contino, y colocar en su lugar al bachiller Sotomayor cuya única misión en el Nuevo Mundo era la de informar conforme a derecho a Ponce y mantener a la antigua Boriquén bajo control del Rey don Fernando.

Cuando en 1511 Cerón fue restablecido en San Juan, García Troche era Contador, oficio que ocupó más de tres años durante los difíciles días de la sublevación indígena de la isla. El Rey le premió con un regimiento. Por entonces Cerón, Díaz de Aux, los oficiales reales y Ponce habían acordado el cooperar y olvidar los tiempos pasados para el bien de la Isla. El alzamiento de los indios, con la muerte de Sotomayor, probó cuan im- portante era el permanecer unidos. Las noticias de la tragedia llevaron a don Fernando a demandar tal actitud de sus oficiales, a partir del 21 de julio de 1511 en que ordenó a Ponce que entregara las varas de la justicia a Cerón y a Díaz de Aux y que regresara a España, con el fin de evitar una guerra civil entre los españoles.

Con este post quiero poner de manifiesto la importancia que tuvieron los continos de Cristóbal Colón en la historia de las indias, por otra parte poner de manifiesto la confianza de los Reyes en Colón al otorgarle el poder de tener sus propios continos no cabe duda, o al menos esa es mi impresión, de que los Reyes a lo largo de los 7 u 8 años que tuvieron a Colón de un lado para otro, retrasando su proyecto debieron ser años de una relación extensa y profunda de otra forma no se entiende que le pudieran otorgar tantos favores y títulos, la empresa de las Indias por ser un negocio, que en un principio no se sabía si iba a ser rentable, no podía condicionar las mercedes concedidas.

Por otra parte constatar que algunos de sus continos o criados debieron ser gallegos: Pedro de Salcedo, Alonso de Cea, Diego Méndez son apellidos gallegos, aunque Méndez también es portugués, y los dos primeros son toponímicos gallegos.

Otro factor que causa sorpresa es que si Colón fuera genovés no tuviera entre las personas de su confianza a ningún genovés ni italiano.

Referencias utilizadas de:

István Szászdi, Luís Arranz, Consuelo Varela, Alice Goudl, Romeu de Armas, Manzano

Hay partes con texto literal del trabajo de: István Szászdi “Los Continos de Cristóbal Colón”

Cartas De Cristóbal Colón Y Su Posible Interpretación

En esta entrada voy a analizar las frases dichas por Cristóbal Colón, siempre dentro de nuestras posibilidades, y que son interpretadas por algunos en propio beneficio de la teoría que defiende.

No soy partidario de utilizar las frases de Cristóbal Colón o de su hijo Hernando para interpretar datos de su vida o por lo menos bajo la influencia de una idea preconcebida ya que pueden inducir a error.

Una vez aclarado esto y dejar claro que me puedo equivocar en mis apreciaciones pasemos al asunto:

La primera frase que vamos a analizar y que es muy utilizada por los Philoppotistas es la que dice: “diez hermanos no te serían demasiados: nunca yo fallé mayor amigo á diestro y siniestro que mis hermanos”.

Con esta frase de Colón lo que tratan de argumentar es que según esta frase Cristóbal Colón tenía más hijos aparte de: Diego y Hernando, que serían los hijos de Pedro Madruga. Bueno si lo dejáramos así podría ser un buen argumento a su favor y darles un cierta valor argumentativo, pero que ocurre cuando en lugar de poner los dos últimos renglones del párrafo ponemos todo el párrafo y algo más del anterior párrafo, y de esta forma podremos comprobar si el resultado interpretativo podría ser el mismo:

Carta de Cristóbal Colón a su hijo Diego Colón 1 Diciembre 1504

Con estas cartas te dije lo que agora digo, que fué bien mirado á te quedar allá en. tal tiempo, y que era razón comenzar entender en los negocios; y la razón ayuda mucho á esto. Paréceme que se debe sacar en buena letra aquel capítulo de aquella carta que sus Altezas me escribieron á donde dicen que complirán comigo, y te pornán en la posesión de todo, y dásela con otro escrito que diga de mi enfermedad y como es imposible que yo pueda agora ir besar sus Reales pies y manos; y que las Indias se pierden y están con el fuego de mil partes; y como yo non he recibido ni recibo nada de la renta que en ellas he: ni nadie osa de aceptar de requerir allá nada; y que vivo de emprestado. Unos dineros que allá lobe, allí los gasté en traer esa gente que fue comigo acá á sus casas; porcine huera gran cargo de conciencia á los dejar y desampararlos. Al Sr. Obispo de Palencia es de dar parte destocon de la tanta confianza que en su merced tengo y ansi al -Sr. Camarero.- Creía yo que Carvajal y Gerónimo en tal sazón estarían ahí.—Nuestro Señor es aquel que está, y que lo aviará como sabe que nos conviene. 

Carvajal llegó ayer aquí: yo le quise enviar luego con esta misma orden: excusóseme mucho diciendo que su mujer está á la muerte. Veré que vaya porque él mucho sabe destos negocios.—También trabajaré que vayan tu hermano y tu tío á besar las manos á sus Altezas, y les dar cuenta del viaje, si mis cartas non abastan. De tu hermano haz mucha cuenta: él tiene buen natural, y ya deja las mocedades: diez hermanos no te serían demasiados: nunca yo fallé mayor amigo á diestro y siniestro que mis hermanos”.

Bien según lo escrito arriba la interpretación, bajo mi punto de vista, ya varía estamos ante una carta en la que Colón le manda a su hijo Diego y a otros interlocutores, entre ellos a Diego de Deza, que vayan a reclamar al Rey Fernando el Católico lo que es suyo y le pertenece, lo que yo interpreto es que diez hermanos no te serían suficientes para llevar a cabo la empresa de reclamaciones, siendo además las personas en las cuales más confiarías, dandole a entender la dificultad de la empresa que entraña las peticiones al Rey Fernando. En esta carta reclama el diezmo y el octavo que le corresponde y que el Rey Fernando no le daba todo lo que habían firmado y estipulado en las Capitulaciones de Santa Fe.

Pero si mi razonamiento no les motiva en el sentido en el que yo interpreto la  frase de la carta anterior, no hay problema tenemos una carta que lo aclara extraordinariamente, carta por cierto que nunca ha sido mencionada, por los defensores de la anterior, pero que su existencia es tan real como la anterior. También es una carta dirigida a su hijo Diego y unos días después de la anterior.

Carta de Cristóbal Colón a su hijo Diego Colón 13 Diciembre 1504

Con esta te envío otra carta de fee para los dichos mercadores.— Ya dije la razon que hay para templar el gasto -A tu tio tien el acatamiento que es razon, y á tu hermano allega como debe hacer el hermano mayor al menor: tú no tienes otro, y loado nuestro Señor, este es tal que bien te es menester. El ha salido y sale de muy buen saber.

En este caso creo que la interpretación es clara y que no hace falta darle muchas vueltas, le dice claramente que no tiene otro hermano aparte de Hernando.

De todo lo dicho tenemos un hecho probado: Diego Colón solo tenía un hermano, Hernando Colón. Si esto fuera así, y no tiene porque no serlo, sería un serio problema para los Philopotistas ya que uno de sus principales argumentos se basa en la supuesta ayuda y colaboración que había entre los Diego y Hernando Colón por una parte y los hijos de Pedro Madruga, Sotomayor, por otra, ésta supuesta colaboración se basaría en que eran hermanastros, es decir, hijos de la dualidad Pedro Madruga-Colón y que por tanto Madruga-Colón velaría por los intereses de ambos.

Ahora bien si como consta escrito por el propio Cristóbal Colón que Diego solo tenía un hermano ¿Qué sentido tendría la supuesta colaboración? qué explicación tendría entonces:

La mejora que pidió Cristóbal Colón para Diego Sotomayor y que la teoría de Madruga-Colón explica que fue pedida por ser Diego Sotomayor hijo de Madruga-Colón.

Lo que dijo Francesillo de Zuñiga sobre que Diego de Sotomayor parecía hijo bastardo de Cristóbal Colón-Madruga,

Qué explicación tendría que Cristóbal de Sotomayor viajara a America con Diego y Hernando Colón dando a entender que era por ser hermanos o que Cristóbal Sotomayor fue designado Gobernador por Fernando el Católico por ser hijo de Madruga-Colón……..

Todas estas situaciones y muchas más la teoría de Philippot las relaciona para darle un mayor peso a su teoría por ser hijos de Colón y de Pedro Madruga, si resulta que Diego solo tuvo un hermano, Hernando, todas las suposiciones dichas más arriba no tendrían ningún sentido para la teoría dual Pedro Madruga-Colón.

La posible fecha de llegada a Castilla de Cristóbal Colón

En esta parte partimos de las cartas escritas por Colón y los datos que da acerca de su posible llegada a Castilla, como podrán comprobar hay datos contradictorios en los que los propios investigadores e historiadores no se ponen de acuerdo, lo cual da idea de lo complicado de las interpretaciones.

Así tenemos una primera carta carta escrita por Colón a los Reyes Católicos durante el primer viaje:

 

Diario de Abordo 1er Viaje 21 de Diciembre 1492

«Yo he andado veintitrés años en la mar, sin salir della tiempo que se haya de contar, y vi todo el Levante y Poniente, que dice por ir al camino de Septentrión, que es Inglaterra, y he andado la Guinea, mas en todas estas partidas no se hallará la perfección de los puertos.

El problema en interpretar esta frase estaría que año de partida toma Colón al escribir esto, si tomamos como año de partida el año en el que escribe la carta, 1492, tendríamos que la frase –yo he andado 23 años en la mar, sin salir della– nos llevaría a 1469 que sería el año en el que empezaría a navegar, esta fecha sería imposible ya que Colón ya capitaneaba naves en el Mediterráneo en 1472 bajo las ordenes de Guillerme Cazanove Coullon, sería harto difícil que Colón capitaneara una nave con 17 años, si hacemos caso de lo que nos dice en otra carta de que empezó a navegar con 14 años, es decir en 1469 tendría 14 años, y, si a 1469 le restamos 14 años nos daría que habría nacido en 1455, por tanto una vez que sabemos que Colón no tomo como año de referencia el año 1492 nos vemos en la obligación de interpretar que fecha pudo haber tomado como referencia.

Esta claro que el tiempo que permaneció en Castilla no navegó hasta su marcha al descubrimiento, por tanto hemos de descontar los años que estuvo en Castilla. Por otra parte tenemos que su hijo en la biografía dice que llegó a Castilla en 1483, este podría ser una fecha de referencia, pero que ocurre con su estancia en Portugal de los años que estuvo en Portugal no sabemos cuantos años estaría navegando, lo que si sabemos es que no estuvo siempre navegando por tanto podríamos entender que tampoco podría tener como referencia a los años de estancia en Portugal dado que durante los años de estancia en Portugal se pasó mucho tiempo en el dique seco y desde luego no estuvo años seguidos navegando.

Por tanto en mi opinión habría que tomar esos 23 años de navegación en la mar, sin salir della a los años anteriores a su llegada a Portugal. Si damos por buena la fecha de llegada a Portugal en 1476, tendríamos que empezó a navegar en 1453. Pero si nos fijamos en la frase también dice:

y vi todo el Levante y Poniente, que dice por ir al camino de Septentrión, que es Inglaterra, y he andado la Guinea,

Es decir que el periodo de los 23 años tiene que abarcar a los años de  estancia en Portugal, es lo que entiendo, por tanto creo que los años a descontar serían los que  estuvo en Castilla si aceptamos que llegó en 1483 a Castilla significaría que empezó a navegar en 1460, si aceptamos que comenzó a navegar con 14 años querría decir que nació en 1446.

Cabe preguntarse si Colón al escribir esto tendría en cuenta las estancias en Portugal sin navegar, me parece un tanto complejo que Colón estuviera acordándose y restando el tiempo de  estancia en Portugal sin navegación, yo no me atrevo tanto ya que habría que tener muy claro el tiempo que  estuvo en tierra y en tiempo que pasó navegando cuando fue a Islandia, Inglaterra, La Mina en Guinea y otros viajes , con lo cual solo me quedo con la especulación de que esos 23 años de navegación los realizó hasta su llegada a Portugal.

Pero hay otras cartas y otras fechas:

Carta de Colón al Ama Principe Juan Finales 1500

Yo vine con amor tan entrañable á servir á estos Príncipes, y he servido de servicio de que jamás se oyó ni vido. 

Siete años se pasaron en la plática y nueve ejecutando cosas muy señaladas y dignas de memoria se pasaron en este tiempo: de todo no se fizo concepto. Llegué yo, y estoy que non ha nadie tan vil que no piense de ultrajarme. Por virtud se contará en el mundo á quien puede no consentillo. 

Según lo dicho por Colón en esta carta interpretamos que su estancia en Castilla sumaría 16 años, hasta fecha en que se ha escrito la carta, es decir que la llegada a Castilla sería en 1484.

Pero resulta contradictorio esta fecha, ya que realmente habría que entender que hasta Abril 1492, no se firmaron las Capitulaciones Santa Fe, serían los 7 años de Platica, lo que ocurre es que no cuadra con los nueve años ejecutando cosas muy señaladas, la empresa de Colón, ya que esto nos situaría en 1501 y la carta es de 1500, por tanto el dato nos daría a entender que Colón presentó el proyecto del viaje en 1484 y no en 1486, pero entonces nos encontraríamos que los siete años de platica acabarían en 1491 y la firma de las Capitulaciones fue en 1492. No me atrevo a especular nada con esta carta pues de una forma u otra no se cumple lo escrito con lo conocido en la historia y lo que explican los historiadores.

Por tanto dejo esta carta a la interpretación de cada lector.

En otra carta tenemos:

Una minuta autógrafa del propio Cristobal Colón , Finales 1500

Señores: Ya son diez y siete años que yo vine servir estos Príncipes con la impresa de las indias: los ocho fuí traído en disputas, y en fin se dió mi aviso por cosa de burla. 

En siete años hice yo esta conquista por voluntad Divina. Al tiempo que yo pensé de haber mercedes y descanso, de improviso fuí preso y traído cargado de fierros, con mucho deshonor mío y poco servicio de SS. AA. 

En esta otra carta tenemos que la interpretación es clara no hay lugar a dudas si la carta es de finales de 1500 y dice que ya son diez y siete años que yo vine a servir tendríamos entonces que llegó a Castilla en 1483.

Sin embargo hay una contradicción con la anterior:

En la anterior dice: Siete años se pasaron en la plática

En esta dice:  los ocho fuí traído en disputas

En la anterior llegaría a Castilla en 1484 y en esta 1483 ¿Cómo podemos interpretar estos datos contradictorios?

Carta de Julio de 1503 a los reyes Católicos

“.. porque, por mi dicha, poco me an aprovechado veinte años de servicio, que io he servido con tantos trabaxos i peligros, que oi día….”

Otra información dada por Cristóbal Colón en la aparece en Castilla en 1483

Carta dirigida a Fernando el Católico Mayo 1505

«Muy alto Rey: Dios nuestro Señor milagrosamente me envió acá porque yo sirviese á Vuestra Alteza; dije milagrosamente porque fuí á aportar Portugal, donde el Rey de allí entendía en el descubrir más que  otro; él le atajé la vista, oído y todos los sentidos, que en catorce años no le pude hacer entender lo que yo dije.

En esta carta también parece que Colón juegue al despiste, no parece que estuviera 14 años en Portugal, porque ello implicaría que hubiera llegado a Portugal en 1469 o 1470, según el año que se tome como referencia de su llegada a Castilla. Lo más lógico sería pensar que estuvo en negociaciones con el Rey de Portugal cuando estaba en Castilla, pero parece e extraño ya que la carta de 1488 que le dirigió Juan II de Portugal a Colón le dice que puede ir a Portugal a realizar su empresa y que no temiera por las cuentas pendientes que pudiera tener con la justicia portuguesa, por lo tanto me parece lógico que hubiera huido de Portugal a Castilla por la causa que fuera, de tal modo que no entraría en negociación con Portugal durante dicho tiempo. Por otro lado parece extraño que hubiera llegado a Portugal

Carta del Almirante al Rey y a la, Reina. Cristianísimos é muy altos Príncipes  en 1501

La razón que tengo de la restitución de la Casa santa á la santa iglesia militante es la siguiente: 

Muy altos Reyes: De muy pequeña edad entré en la mar navegando, é lo he continuado fasta hoy. La mesma arte inclina á quien le prosigue á desear de saber los secretos deste mundo. Ya pasan de cuarenta años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta hoy se navega, todo lo he andado. Trato y conversación he tenido con gente sabia, eclesiásticos é seglares, latinos y griegos, judíos y moros, y con otros muchos de otras setas.

Según lo que dice aquí se interpreta que comenzó a navegar como mínimo en 1461, pero como dice ya pasan de 40 años es posible que fuera en 1460 o antes, la verdad aquí Colón no es nada concreto. Pero hay un inconveniente y es que si la carta fue escrita en 1501 si eran 40 años de navegación nos encontramos que como empezó a navegar con 14 años sería 40+14 = 54 más 5 años que le quedaban hasta su muerte tendríamos que Colón habría muerto con 59 años, esto implicaría que habría nacido en 1447, no cuadra con la edad que se le supone a su muerte que es alrededor de 70 años.

¿Dónde podría estar el error? el error podría ser que cuando Colón escribió la carta estaría pensando en los años de Castilla en los cuales no realizó ningún tipo de navegación, que serían 9 años sin navegar, que sumados a los 59 nos daría una edad de 68 años que sería aproximada a la de su muerte, de ahí que haya escrito ya son más de 40 años, porque querría decir que comenzó a navegar en 1452, que nos daría a su vez que habría nacido en 1438 fecha que también se aproxima a su nacimiento, que salvo los genoveses, los demás le dan un margen de 1436-1446.

Esta claro que aquí Colón o bien jugó al despiste o bien se equivocó en la fecha o bien no quiso dar ninguna en concreto lo único cierto es que como muy tarde según la frase empezaría a navegar en 1461 y es muy posible que haya sido unos años antes.

En la carta de 7 de julio de 1503 llamada “carta rarísima” que Cristóbal Colón dirigió a los Reyes, dice:

yo vine a servir de veinte i ocho años, i agora no tengo cavello, en mi persona, que no sea cano, i el cuerpo enfermo, i gastado quanto me quedo de aquellos, i me fue tomado y hendido, i amis hermanos fasta el saio, sin ser oido, ni uisto con gran deshonor mio” 

Esta carta también es otra incógnita, porque dice vine a servir de 28 años, es decir, que vendría a Castilla con 28 años, en 1483-1484, lo cual nos da una fecha de nacimiento de 1455, dicha fecha ni concuerda con la teoría genovesa, 1451. Lo cierto es que no dice a quién ha venido a servir, se entiende que si la carta es dirigida a los Reyes Católicos será a Ellos a los que vino a servir. ¿Dónde puedo estar el error?.

Quizás podamos hacer caso de Celso García de la Riega que en su obra “Colón español. Su Origen y Patria” nos dice sobre lo escrito por Colón.

Sin embargo, en mi concepto, el caso tiene fácil solución si le aplicamos un hecho muy poco conocido: el valor de 40 representado por la X con una pequeña raya encima ó con una virgulilla al lado del brazo delantero. Usábase esta cifra en la Edad Media, como puede verse en la notable revista de Santiago Galicia Histórica, del eminente historiador y arqueólogo López Ferreiro, correspondiente á Septiembre-Octubre de 1901, página 123; en el apéndice del tomo III de La España Sagrada del P. Flórez, folio 390; en el manuscrito titulado Suplemento al tomo. XIX de La España Sagrada de dicho P. Flórez, folio 218, y en el prólogo del mismo manuscrito existente en la Universidad Pontificia de Santiago; y finalmente, en otros libros que mi memoria no acierta á precisar. Al hacerse la transcripción de la carta de Colón se consideró inverosímil la cifra XXVIII; pero al reparar en la raya ó virgulilla se creyó que este signo doblaba el valor de la X, y entonces se escribió cuarenta y ocho años, que se juzgó cifra razonable. Me parece que esta conjetura es acertada, envista de que el Almirante usaba con frecuencia en sus cartas los números romanos, pues se había abandonado la X con raya para expresar diez mil, y atendiendo á que con la cifra de cuarenta y ocho años al entrar en España, año 1484, sumada la de veintidós, que sé cumplían en 1506, fecha de su fallecimiento, resultan para Colón los setenta años de edad que señala Bernáldez. 

Otra conjetura que el Sr. Asensio hace en su obra Cristóbal Colón es también muy razonable: la de que algún copiante poco diestro, al transcribir la cifra XLVIII mal hecha, tomó la L por otra X, resultando así la incongruente edad de veintiocho años, y, por último, el propio Colón pudo ser autor del mismo error de escribir una X en vez de la L”.

Recapitulemos:

La fecha de llegada a España por lo escrito por Cristóbal Colón en sus cartas esta comprendida entre 1483-1484, especulando un poco, quizás la mejor solución sea que su llegada fue en Diciembre de 1483 y que Colón  tomara como referencia indistintamente 1483 o 1484.

Edad de Cristóbal Colón: Su Posible Nacimiento

La Edad de Cristóbal Colón

El bachiller Andrés Bernáldez, cura de Los Palacios, amigo también de Colón, que en su Crónica de los Reyes Católicos, al dar cuenta del fallecimiento del Almirante, ocurrido en 1506, dice que «murió in senectude bona de edad de setenta años, poco más ó menos». Por tanto si nos atenemos a lo dicho por Bernáldez Colón debió nacer como muy pronto en 1436

La cédula de Toro emitida por Fernando el Católico, 1506 año de la muerte de Colón, dandole permiso a Cristóbal Colón para montar en Burro dada su ancianidad. Sería bueno recordar que Fernando el Católico nació en 1452 por tanto Colón no tendría su edad sino mayor, es decir, cuando emitió la cédula Fernando el Católico tenía 54 años y por tal motivo Colón tendría que ser mayor, ya que creo que él con 54 años se considerara anciano por tanto debía saber que Colón era mayor que él. No sería descabellado interpretar que para Fernando el Católico Colón debía tener alrededor de 60-65 años que es una edad para la época en la cual se puede interpretar la ancianidad

A esto podemos añadir el estudio antropológico de los huesos de Cristóbal Colón y que formó parte del estudio del ADN, realizado por Miguel Botella, Profesor del Area de Antropología Física. Director del laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada. Formación en Prehistoria y Medicina, en dicho estudio dice: “Que a Cristóbal Colón le dan una edad entre una horquilla de 50-70 años”. Aunque la variación es amplia queda englobada dentro de las dos informaciones anteriores.

Es decir que basándonos en estas tres informaciones diferentes podemos concretar que Colón debió morir con una edad comprendida entre los 60 a 70 años.

Pasemos a analizar otras informaciones dadas por el mismo Cristóbal Colón:

Diario de Abordo: Primer Viaje 21 de Diciembre 1492

«Yo he andado veintitrés años en la mar, sin salir della tiempo que se haya de contar, y vi todo el Levante y Poniente, que dice por ir al camino de Septentrión, que es Inglaterra, y he andado la Guinea, mas en todas estas partidas no se hallará la perfección de los puertos… 

La frase: Yo he andado veintitrés años en la mar, sin salir della tiempo que se haya de contar.. la interpreto tal cual, es decir, que apenas hubo tiempo durante 23 años en los cuales haya estado en tierra, desde luego no pudo estar años sin navegar durante estos 23 como mucho algún mes.

Por tanto si tomamos como fecha de llegada a Portugal en 1476, podemos interpretar que hasta dicha fecha estuvo 23 años navegando, ya que una vez establecido en Portugal navegó alternativamente y estuvo en tierra bastante tiempo, por tanto si restamos a 1476 los 23 años tenemos que empezó navegar en 1453, como dijo el propio Cristóbal Colón su hijo y biógrafo Hernando empezó a navegar muy joven, que bien pudo ser alrededor de los 14 años, por tanto si le restamos a 1453 los 14 tendremos 1439, que es más o menos cuando debió nacer, pero en la frase también informa de lo siguiente que estuvo en Guinea y en Inglaterra, precisamente estas dos vistas las realizó durante su estancia en Portugal, es difícil concretar si Colón con lo dicho si en esos 23 años incluiría el tiempo de sus viaje de Portugal o simplemente lo consideró algo eventual. En cualquier caso estos viajes juntos no habrán durado un año, por tanto podemos considerar que lo dicho se refiere a lo abarcado por él en la navegación hasta donde llegó, tampoco contará el tiempo que llevaba navegando en el primer viaje del descubrimiento que era de cuatro meses, por tanto creo que es lógico pensar que la frase de los 23 años en la mar se debe referir a antes de llegar a Portugal.

Carta a su Hijo Diego el 21 Marzo de 1504 

Diego Colón, hijo

Diego Colón, hijo

El Sr. Obispo de Palencia, siempre desque yo vine á Castilla me ha favorecido y deseado mi honra. Agora es de le suplicar que les plega de entender en el remedio de tantos agravios míos; y que el asiento y cartas de merced que sus Altezas me hicieron, que las manden cumplir y satisfacer tantos daños: y sea cierto que si esto hacen sus Altezas que les multiplicará la hacienda y grandeza en increíble grado. 

Carta a su Hijo Diego el 18 Enero de 1505

Si el Sr. Obispo de Palencia es venido ó viene, dile cuánto me ha placido de su prosperidad, y que si yo voy allá, que lie de posar con su merced aunque él non quiera, y que habernos de volver al primero amor fraterno, y que non lo poderá negar, porque mi servicio le fará que sea ansí. 

Pongo las dos cartas para evitar confusiones, en la primera habla del Obispo de Palencia, Diego de Deza, en la segunda habla también del mismo ya que en esa fecha el Obispo de Palencia era Juan de Fonseca, que lo nombraron en Enero de 1505 cuando Diego de Deza estaba ausente en Flandes y Colón no debía de saber ni que ni que estaba en Flandes ni que tampoco lo habían nombrado Obispo de Sevilla plaza que ocupó en Octubre, además Fonseca esta claro que nunca favoreció a Colón desde su entrada en Castilla, 1485, en aquella época no se conocían.

Bien Aclarado esto diremos que quizás esta sería la información más esclarecedora de la posible fecha de nacimiento de Colón, fijémonos en la frase de la segunda carta: “y que habernos de volver al primero amor fraterno”. La interpretación parece clara el primer amor fraterno es el de la infancia, es decir, que Cristóbal Colón y Diego de Deza se conocieron en alguna fase de su infancia y debieron estar muy unidos, Deza nació en Toro, por tanto donde debieron tener contacto fue en Poio-Pontevedra y aquí es donde entra de nuevo Celso García de la Riega ya que él encontró un documento del Monasterio de Poio en el cual se cita a un Fray Fernando de Deza en el año 1436, por consiguiente ya tenemos la referencia que nos hacía falta y es encontrar un posible familiar de Diego de Deza y que lo pudiera traer a dicho Monasterio para estudiar y allí conocer a Cristóbal Colón.

Diego de Deza nació en 1443 en Toro murió en 1523 a la edad de 80 años, queda claro que si compartieron el primer amor fraterno deberían de ser de una edad aproximada, quizás con una diferencia a lo sumo de 3 años, por tanto tenemos que Cristóbal Colón debió nacer entre una horquilla comprendida entre 1440-1446, y que debieron coincidir en el Monasterio entre 1451-1460.

También cabe dentro de lo posible que para algunos el primer amor fraterno al que hace alusión Cristóbal Colón fuera el de cuando lo conoció en Castilla y Deza lo acogiera en el Monasterio de San Estaban, Salamanca, durante las sesiones de la junta para examinar el proyecto de Colón, pero me resulta un tanto raro que a los 43 años que tenía Diego de Deza pueda resultar el primer amor fraterno, personalmente pienso que el primer amor fraterno es el de la infancia, además me baso en otro elemento que a lo mejor les ha pasado desapercibido en la primera carta y es la frase: “El Sr. Obispo de Palencia, siempre desque yo vine á Castilla me ha favorecido”, este yo vine á Castilla a mi entender -es de acercamiento que ya se conocían de antes- sino hubiera escogido, especulación mía, desque yo llegué en lugar de yo vine. En el caso de estar en lo cierto supone que Colón y Deza se conocieron en la infancia con edades muy parecidas, que sería cuando queda más marcada una amistad a la se refiere Colón, volver al primer amor fraterno.

Por último a modo de conclusión si lo expuesto fuera correcto Cristóbal Colón nacería como muy pronto en 1439 y como muy tarde en 1446

Estudio ADN De Cristóbal Colón Y Su Posible Origen

El origen de Cristóbal Colón siempre ha sido un misterio, propiciado por él y su familia, incluso aquello que creíamos como ya seguro parece que no lo es tanto, un ejemplo de ello serían los hermanos: Bartolomé y Diego, simple se dio por seguro que Diego era el menor de los tres hermanos, pues bien puede que no sea así. Si nos atenemos a ciertos hechos:
1º Según el informe antropológico emitido por el Dr. Miguel Botella resulta que murió a una edad de 60 años:
Dr. Miguel Botella Profesor del Area de Antropología Física. Director del laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada. Formación en Prehistoria y Medicina. ha realizado la identificación antropológica de personajes históricos como Cristobal Colon, el Principe de Viana, el Infante D. Sancho de Castilla, San Juan de dios y San Juan Grande.
Imparte docencia en Biología, Medicina y Humanidades. Coordinador del Posgrado (Master y doctorado) Evolución Humana. Antropología Física y Forense.
Lineas de investigación seguidas: Prehistoria, Antropología Física, Antropología Forense.
2º En los “PLEITOS COLOMBINOS, PROBANZAS 1512 – 1515”, Leemos:
“Preguntado por las preguntas generales dijo que puede a ver cincuenta años e más e ques tío del dicho señor Almirante- se refería a  Diego Colón, hijo primogénito del descubridor”.
Según estos datos Bartolomé Colón nació en 1462 y murió en Santo Domingo 1514, lo cual indica que vivió unos 52 o 53 años. Por tanto Bartolomé y no Diego sería el hermano menor de Cristóbal Colón.
Con tantas dudas e incógnitas que hay en la vida de Cristóbal Colón, las pruebas que pueda aportar el ADN y Antropológicas serán bien venidas, además, probablemente serán irrefutables.
Antes de meternos en materia creo que será bueno aclarar algunos conceptos genéticos  que no todo el muno tiene que conocer:
Mapa genetico1º En las células humanas, salvo las sexuales, tenemos un número total de 46 cromosomas. Los 46 cromosomas están constituidos por 23 pares de homólogos y cada miembro del par proviene de un progenitor, padre y madre.
Este sería un mapa cromosómico, de un humano, en este caso de un hombre lo diferenciamos por el par 23 que es XY, si fuera mujer el par 23 sería XX.
Algo importante de entender es que las células sexuales, espermatozoides y óvulos, en lugar de tener 23 pares de cromosomas tienen 23 cromosomas, esto si lo pensáis es lógico, ya que para mantener los 46 cromosomas que nos identifican como especie, si los espermatozoides y los óvulos tuvieran los 46 cromosomas, resultaría que la primera generación tendría 92 cromosomas, la tercera tendría 184… evidentemente esto sería inviable para cualquier especie, por tal motivo la células sexuales solo pueden tener la mitad de cromosomas para que los hijos tengan la dotación completa 23 del padre y 23 de la madre igual a 46 cromosomas.

ADN a Estudiar por Forenses y Cientificos:
El cromosoma Y solo pasa de padres a hijos varones, de tal forma, que el hijo varón tendrá, si no hubo mutaciones por el medio, el mismo cromosoma Y que el del padre, que su abuelo……….
Hay un ADN que es exclusivo de las mujeres, que es el ADN mitocondrial, las mitocondrias son unos orgánulos que se encuentra en la mayoría de las células, son como las centrales eléctricas, ya que su función principal es la de aportar energía a las células. Pues bien el ovulo tiene mitocondrias, el espermatozoide también lo tiene, en el cuello y cola, pero cuando el espermatozoide penetra en el ovulo, pierde el cuello y la cola, es decir, las mitocondrias del espermatozoide no entran en el ovulo y con ellos el ADN que contiene, por tal motivo este ADN de mitocondrias identifica a madres, abuelas…… ya que tendrán el mismo ADN mitocondrial, siempre y cuando no haya mutación.
Entonces podemos tener claro que tipos de ADN se pueden utilizar en los diferentes estudios: forenses, antropológicos, paternales, orígenes geográficos…etc:
Un ADN que forma parte del cromosoma Y que estudiaría la linea paterna, hasta la generación lo más lejana posible.
Un ADN mitocondrial, que estudia la linea materna, hasta la generación más lejana posible.
Y una tercera linea sería el estudio del ADN nuclear, que es el ADN que se encuentra en el núcleo de las células, estudia los cromosomas denominados autosómicos, que son todos los cromosomas menos los Sexuales XY, los cromosomas proceden: mitad aportados por la madre y la otra mitad por el padre.
Gen: fragmento de un cromosoma que contiene una información codificada, una proteína.
ADN codificante es el encargado de almacenar la información genética en los genes, aminoácidos, la unión de muchos aminoácidos darán lugar a proteínas
ADN no codificante parte del ADN cuya función específica es desconocida en la actualidad, aunque se sabe que no guarda información genética. La identificación médico-legal a través del análisis del ADN se realiza sobre regiones no codificantes del ADN, es ADN que está formado por secuencias altamente conservadas con muy pocas variaciones interindividuales e intergeneracionales
Una vez aclarado, o intentado por lo menos, veamos como surgió lo del estudio:
En enero de 2002, Marcial Castro Sánchez, un profesor de Historia del IES Ostippo de Estepa (Sevilla), junto con su compañero de Biología Sergio Algarrada Vicioso, propusieron al genetista de la Universidad de Granada, José Antonio Lorente Acosta, la posibilidad de colaborar en el esclarecimiento de enigmas históricos utilizando las modernas técnicas del ADN. De ahí surgió una colaboración para formar un grupo absolutamente independiente de gobiernos, que se propuso como primer objetivo intentar esclarecer la ubicación de la auténtica tumba de Colón, puesto que existían dos lugares oficiales en Santo Domingo y en Sevilla; todo ello de cara al quinientos aniversario de su muerte que se celebraría en 2006.
El grupo era consciente de que de esta investigación podrían obtenerse muchas otras conclusiones que pudiesen dar luz a variados enigmas sobre la vida de Colón y de sus familiares más inmediatos. Por tanto surgieron otras vías de investigación, como por ejemplo intentar averiguar su lugar de origen, para intentar confirmar o descartar su naturaleza genovesa, mallorquina, catalana o de cualquier otro lugar, en función de las diferentes teorías que sean susceptibles de ser estudiadas genéticamente. Este grupo científico es totalmente ajeno a cualquier interés patriótico, y sólo pretende el conocimiento de la VERDAD HISTÓRICA y el triunfo de la CIENCIA, con mayúsculas, huyendo de consideraciones pasionales tan perniciosas como ajenas al espíritu que nos anima.

¿Qué han aportado de momento los estudios del ADN?
Para intentar resolver el dilema de las tumbas del Almirante Cristóbal Colón, por existir dos tumbas atribuidas a Cristóbal Colón, una en Santo Domingo y otra en Sevilla, se ha procedido a efectuar diversos análisis de ADN comparando los restos humanos que contienen la tumba de la catedral de Sevilla con los de su hermano menor Diego de Colón enterrado en la Cartuja.
El 23 de mayo de 2005 el conservador del Museo Pickman, Carlos Bayarri, recogía los restos de Diego de Colón después de que hubieran acabado los estudios de autenticación de los mismos. De dichos estudios, llevados a cabo por el Laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Granada (UGR), se desprende que Diego Colón:
DIEGO COLÓN . HERMANO DE CRISTÓBAL COLÓN
(1455 – 1515 )
Estaba muy enfermo, poseía unas condiciones físicas lamentables, por lo que probablemente no acompañara al Almirante en su último viaje (en 1502 para explorar Cuba, Honduras, Costa Rica, Panamá y Jamaica)… y que el hermano de Colón, degenerado desde relativamente joven, tenía unos 60 años de edad, padeciendo en vida muchos problemas de salud debido a la osteoporosis tan grave que padecía, así como a una artrosis muy avanzada y a una artritis que le anquilosaba la mano derecha y por la que tenía soldados los huesos de dicha articulación.
Los restos, que no están completos ya que faltan el cráneo y la mandíbula que se perdieron en los años 50 del siglo XX cuando fueron llevados a Madrid para realizar otro estudio, indican que
Diego Colón fue un hombre que pasó muchas penalidades porque las vértebras muestran hundimientos considerables.
Los estudios para confirmar que en la tumba de Sevilla se hallan los restos del Almirante dieron resultado positivo al ser comparado el ADN de los mismos con el procedente de los restos autentificados de Diego Colón. En cuanto a los que están en América, no se han podido efectuar las pruebas por diferentes problemas. Se estima que seguramente ambas tumbas contengan restos auténticos de Cristóbal Colón, ya que los que reposan en Sevilla son muy escasos.
Las conclusiones de los análisis acaban de ser reveladas por el Dr. Lorente. (Estudio comparativo de ADN mitocondrial).
– Los huesos tienen exactamente una antigüedad de 6.002 meses, es decir, 500 años de antigüedad, no que Colón tuviera 500 años, al comparar la secuencia de su ADN con la de los restos de Diego Colón, hermano del Almirante, la conclusión no ofrece la menor duda: son hijos de la misma madre y, por tanto, la sepultura de Sevilla es auténtica.
-Por comparación del cromosoma Y de Hernando Colón, hijo del Almirante y cuyo ADN es idéntico al del descubridor, Cristóbal Colón, “no permiten diferenciar los orígenes de Cristóbal Colón” tras haber llegado a un punto donde se han empleado al máximo los procedimientos científicos “en uso”.
Lorente explicó que los marcadores, usados en este momento (STRs y SNPs), que son los que la comunidad científica internacional tiene como validados y aceptados, y que por lo tanto son los únicos aplicables con garantías, “no tienen la suficiente capacidad de encuadrar a Cristóbal Colón dentro de un marco geográfico determinado”.
El marcador genético STRS descubre cuantas veces se repite esa secuencia singular.
El marcador genético SNIP permite detectar la composición singular de la cadena de nucleótidos, que integra el ADN de cada persona.
La cadena del ADN, aunque única en cada individuo se repite de una manera idéntica en el caso de los familiares, por lo que la coincidencia en el número de repeticiones de las secuencias del ADN de dos personas confirmarían que pertenecen a la misma familia.
Por ello, es necesario, según el investigador, y en ello trabajan desde hace varios años junto con otros muchos grupos internacionales, desarrollar dos nuevos tipos de marcadores, que serían nuevos SNPs de cromosoma Y que permitan mayor individualización, y mini-STRs para el uso en muestras degradadas y de bajo número de copias (LCN).
“Es importante que se entienda que la cantidad de ADN extraída de los restos de Hernando Colón y de Cristóbal Colón es muy limitada”, subrayó Lorente, y que es “responsabilidad” de los investigadores usarla en los análisis “sólo cuando haya garantías científicas de éxito con técnicas validadas y aceptadas universalmente”.
El director del estudio sobre Cristóbal Colón matizó que éste es un trabajo científico y por lo tanto es “riguroso” y a la fuerza “lento”, por lo que en ningún momento “se van a adelantar conclusiones que no cumplan con los más estrictos criterios científicos, aunque ello origine –como de hecho lo hace– retraso en la obtención de conclusiones”.
El estado de los huesos, de Cristóbal Colón y de su hermano Diego, era mucho peor del esperado por el tiempo transcurrido, los distintos viajes del féretro de Colón y la poca cantidad de material encontrado en la tumba de la Catedral de Sevilla. Igualmente los restos de Diego, debido a las filtraciones de agua, se encontraban en un estado muy deteriorado. De todos los laboratorios participantes en el proyecto, solo en algunos se obtuvieron resultados. Se encontraron coincidencia en los resultados, pero los fragmentos de ADN mitocondrial obtenidos fueron muy pequeños, con lo que fue difícil afirmar una inclusión, es decir, alguna zona exactamente igual. La suma de los datos obtenidos por todos los participantes antropólogos, historiadores, fueron los que nos permitieron afirmar que los restos encontrados en la catedral de Sevilla, pertenecían al almirante. De todas formas este proyecto no se finalizará hasta que las autoridades de la República Dominicana no permitan contrastar estos datos con los restos del mausoleo levantado en Santo Domingo. La cantidad de huesos encontrados en la catedral de Sevilla no descarta que ambas tumbas compartieran la posesión del los restos de Colón, algo que sucedía frecuentemente en los traslados de cadáveres de personajes famosos y reliquias.
ADN Cristóbal Colón:
ADN mitocondrial para identificar los restos
El profesor Lorente ha despejado el misterio de los restos óseos hallados en la catedral hispalense «Los huesos de Sevilla son los de Colón», asevera el científico. Una concienzuda investigación, donde se analizaron los restos de Cristóbal Colón, su hijo Hernando y su hermano Diego, ha llevado a esta conclusión. En el genoma existe un ADN nuclear heredado del padre y la madre al 50%, diferente en cada ser vivo. Además, el ser humano tiene un ADN mitocondrial, idéntico al de la madre.
Aunque en 2004 ya se había apuntado que la comparación de los restos de Cristóbal y Diego Colón mostraba compatibilidad con su condición de hermanos, al profundizar en este estudio del ADN mitocondrial, el material heredado de la madre, esa primera impresión se ha consolidado. «En los fragmentos de ADN mitocondrial de Diego Colón que hemos podido analizar –en una región que se denomina HV1 y en otra región de referencia que se denomina HV2–, hay una identidad absoluta, lo cual es propio de una relación maternofilial, es decir de dos hermanos», afirmó Lorente en una conferencia pronunciada en la Fundación Juan March.
Este estudio se complementa con análisis antropológicos y edafológicos. El primero, acometido en colaboración con el equipo liderado por Miguel Botella, evidenció que los huesos de Colón fueron descarnados en Valladolid, el lugar de su fallecimiento, antes de trasladarlos a Sevilla. Asimismo, esta parte de la investigación apunta las características fisonómicas de Colón que, en el momento de su muerte lo describen como una persona de entre 50 y 70 años, de estatura y tamaño medio.
Cromosoma Y para establecer su origen
El equipo del profesor Lorente intenta resolver también este enigma, basándose de nuevo en la identificación genética. En este caso utilizando otro elemento importante en la dotación genética, el cromosoma ‘Y’, que caracteriza al ser humano como varón y es idéntico al del padre. Este cromosoma ‘Y’, junto con el ADN nuclear y el mitocondrial, constituyen los resortes fundamentales para establecer relaciones de parentesco entre los sujetos con apellido Colom/Colombo/Colón y con antecedentes generacionales de haber habitado en Génova/Liguria, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, y Portugal. En total, han recolectado 350 muestras ofrecidas voluntariamente que ahora analizan.
La finalidad es conocer la variabilidad genética y características de los -STRs y SNPs- del cromosoma ‘Y’ de las personas con estos apellidos, en esas áreas y deducir la relación que puedan tener con los STRs y SNPs de los restos de Hernando y Cristóbal Colón.
Ahora, los científicos están agrupando los ADN según zonas geográficas.
«Luego, compararemos el material genético con el de Colón y los resultados pueden ser sorprendentes», apunta Lorente. Todo depende de la «rareza» de los genes de Colón. Si cuenta con un ADN muy poco común que coincida con alguno de los grupos, por ejemplo el de muestras de individuos italianos, el origen del navegante estará cantado. Por el contrario, si el ADN de Colón es bastante común y coincide con el de Cataluña e Italia, el enigma continuará.
Según Europa Press: “El director científico José Antonio Lorente declaró (5-8-2010), tras analizar 477 muestras de ADN del cromosoma Y de posibles descendientes de Cristóbal Colón en Cataluña, Valencia, Baleares, Francia e Italia, que no ha sido posible concluir los trabajos porque faltan técnicas genéticas capaces de analizar el ADN del cromosoma Y de hace cinco siglos, y no se tiene la suficiente capacidad de encuadrar a Cristóbal Colón dentro de un marco geográfico determinado. Es necesario desarrollar dos nuevos tipos de marcadores, que serían nuevos SNPs de cro- mosoma Y que permitan mayor individualización, y mini-STRs para el uso en muestras degradadas y de bajo número de copias (LCN).
De toda esta información que Conclusiones obtendremos:
Que parte de los huesos que hay en Sevilla son de Cristóbal Colón
Que Diego Colón y Cristóbal Colón, son hermanos por parte de la misma madre, análisis ADN Mitocondrial.
Que no han podido analizar el cromosoma Y de Cristóbal y de su hermano Diego, ya que se podría deducir de dicho estudio si eran hijos del mismo padre, la composición de dicho cromosoma Y debe estar deteriorado para que no pudieran realizar la comparativa.
Que Hernando Colón es hijo de Cristóbal Colón, por el cromosoma Y que dio resultados positivos
Por los estudios Antropológico
Que salvo error en la información o en los resultados, que Cristóbal Colón y Diego Colón eran de edades parecidas, lo cual va en contra de todos los datos históricos, que siempre creyeron que Diego Colón era el menor de los tres.
Que a Cristóbal Colón le dan una edad entre una horquilla de 50-70 años, esto hay que entenderlo bien si dan esta horquilla quiere decir que no tenía cuando murió ni -71,72,73 o 74 años-
Que Diego Colón murió con una edad de 60 años, que era mayor que Bartolomé Colón, cuando los datos históricos apuntaban a todo lo contrario
Que para hallar algún descendiente tiene que ser mediante la comparativa de los marcadores -STRs y SNPs- del cromosoma Y de Cristóbal Colón.
Aclaración
De nada vale hacer comparativas privadas entre dos personas que se creen de la misma familia, que podrían estar emparentadas con el Almirante, el estudio tiene que ser entre, ADN de la persona, presuntamente familiar, y el ADN del Almirante. por ejemplo, un señor Álvarez que cree que podría estar emparentado con un Colón, encuentra a un Colón en su zona geográfica, incluso que los dos estuvieran en America desde el inicio del descubrimiento. Si a los dos, Álvarez y Colón, se les ocurriera hacer un estudio genético del cromosoma Y, se estudiarían algunos marcadores del Y, y que del estudio se pudiera concluir la posibilidad de estar emparentados, los dos, en generaciones que pueden llegar hasta las mismas fechas del descubrimiento, este estudio no significaría nada para relacionar a las dos familias con Cristóbal Colón, ¿Por qué? por no tener claro:
1º Si el Colón podría descender de Cristóbal, ya que podría descender de: Bartolomé, Diego hermano, Hernando y Diego hijo, ya que los 5 tendrían el mismo cromosoma Y, Cristóbal, Bartolomé y Diego por ser hijos de mismo padre y Diego hijo y Hernando por ser hijos de Cristóbal, aparte de otros Colón que estuvieron en el descubrimiento en dichas fechas.
2º Tampoco sabríamos si el Álvarez descendería de la familia con la que hipotéticamente se pretende relacionar a Cristóbal, Álvarez hay muchos y no necesariamente de la misma familia.
Lo que si se podría determinar, si se utilizan los marcadores adecuados, es que podrían ser de una misma zona geográfica, España o  Galicia, pero eso no implica que sean familia.
Llevar a cabo este ejercicio de tratar de demostrar una posible familiaridad de una familia con los Colón, sin pasar por analizar ADN de Cristóbal Colón, es especulación, casualidades en la vida, aunque no lo parezca, hay muchas probablemente si uno de ustedes realiza un estudio de ciertos marcadores genéticos, ADN nuclear o cromosoma Y, y lo comparara con otra persona de su zona, es posible que resultara que los dos tienen parientes comunes en 16 generaciones anteriores.

Entrevista a Ángel Carracedo, en el Correo Gallego:
Angel Carracedo Catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Santiago: “Será muy difícil de demostrar”
– El instituto de Medicina Legal participó junto a la Universidad de Granada en las pruebas de ADN realizadas a los restos de Colón hace unos años ¿A qué conclusiones se llegó?
– Recuerdo que el ADN que nos llegó aquí era de muy mala calidad. Lo que nosotros hicimos aquí…, teníamos dudas. Sin embargo había piezas distintas, que podrían estar mejor. En la Universidad de Granada, sí que lograron llegar a la conclusión de que los restos correspondían a Cristóbal Colón tras cotejarlos con los de su hijo Hernando.
– ¿Es posible cotejar el parentesco de Colón con los descendientes del linaje de Soutomaior después de cinco siglos?
– Teóricamente, si el ADN de los huesos estuviera bien sí sería posible. A mí lo que me parece es que tal como estaban esos huesos sería muy difícil de demostrar.
– ¿Influye que se vaya a analizar la línea paterna del parentesco?
– Sí, siempre sería más fácil de analizar el ADN de la línea materna. La línea paterna nos daría más problemas.
En el estudio de ADN de Cristóbal Colón participan: Universidad de Granada , Santiago, Roma, “Max Planck” de Leipzig, Barcelona , Estados Unidos (miembros forenses del FBI) y las empresas Celera y Applied Biosystems, coordinado por el director del departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada, Enrique Villanueva

Ángel Carracedo: Licenciado en Medicina por la Universidad de Santiago  y Doctor en Medicina por la misma Universidad,

Director de la Fundación PúblicaGallega de Medicina Genómica (Consellería de Sanidade – Xunta deGalicia), Catedrático de MedicinaLegal y Director del Instituto de Medicina Legal de Santiago

Podría Ser Cristóbal Colón Judío o de Etnia Judía?

Cristóbal ColónNo cabe duda que la figura de Cristóbal Colón tiene algunas incógnitas, y la que más llama la atención de todas es el misterio sobre su origen: origen Noble gallego, catalán, mallorquín, Alcarreño, judío…

Para mi esta claro que era gallego y a la pregunta de ¿por qué oculto su origen gallego?, tenemos dos posibles respuestas:

La primera la del noble gallego, partidario de la Beltraneja y enfrentado a los Reyes Católicos durante muchos años, es decir, Pedro Madruga, los Reyes le habrían perdonado a cambio de un cambio de nombre, Cristóbal Colón, y mantener el secretode estado

La segunda es la que se le atribuye a Colón un origen gallego de ascendencia judía, aparte de haber participado la familia en las revueltas de la Galicia del siglo XIV y por ello tener que haber emigrado, estos dos aspectos serían la causa de ocultación de su origen.

De la primera ya hemos escrito varios artículos en este blog, por tanto vamos a contemplar la segunda.

Cuando Celso García de la Riega comenzó la investigación sobre la posibilidad de un Cristóbal Colón español, se encontró con el misterio de su origen, que estaba envuelto en una nebulosa que no era nada clara, una de las causas por las que creyó que ocultaba su origen era su ascendencia judía, y llego a esta conclusión por el, supuesto, apellido materno, Fonterosa, en Pontevedra había varios documentos en los cuales figuraba una familia de apellido Fonterosa y que abarcaba varios individuos con diferentes nombres: María, Abrahan, Benjamin, Jacob, Eliezer fonterosa y como digo atribuyó al origen Judío de su familia materna la causa de la ocultación del origen, hay que recordar que en la época de Colón es cuando empezaba la Inquisición y cuando se promulgó el decreto de expulsión de los Judíos de España, ya solo esto sería un motivo más que suficiente para ocultar su origen.

Celso García de la Riega no fue el único en compartir este origen Judío tenemos a personas nada sospechosas como: Salvador de Madariaga, Menéndez Pidal, Horta y Pardo, Blasco Ibañez, Jose María Lacalle, Manuel Murguía y un largo etc, ninguno de estos señores era de origen judío.

Por otra parte también hay referencias muy anteriores de este origen Judío de Colón, sabemos que la primera referencia escrita de que el Almirante era israelita aparece en un documento diplomático. Cincuenta años después de su muerte, el Embajador francés en España, Burdau, escribe a su país sobre “Colón judío”.

El estudio del posible judaísmo de Colón avanzó mucho desde que lo propuso Celso García de la Riega, tanto en el estudio del personaje como en el estudio documental, este artículo solo trata de reflejar una serie de datos de Colón que lo relacionan con una posible ascendencia judía: que Colón fuera converso, es decir, que se unió al cristianismo abandonando toda practica judía, o que fuera marrano, es decir, aquellos judíos que se convertían pero que seguían practicando algunos ritos judíos en la clandestinidad, yo esto no lo juzgo, simplemente me parece interesante todos los datos aportados y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Lo primero por donde voy a empezar es por un estudio(1), sobre los apellidos judíos gallegos en donde he encontrado lo siguiente:

En cuanto a los apellidos usados por los judíos gallegos, en los siglos XIII, XIV y XV, se podrían distinguir varios grupos, pero entre ellos tenemos los documentos en los que aparece la extensión “O Vello” dando a entender que con el mismo nombre se documenta la existencia de otra persona más joven”.

Sobre esto hay que añadir, en los documentos aportados por Celso García de la Riega había dos que eran: Domingo de Colón o vello y Domingo de Colón o mozo, es decir, que según lo dicho anteriormente Domingo de Colón mozo y o vello, además de ser de familiares de Cristóbal Colón, eran además de ascendencia judía. A favor de esto tenemos “en 1489 en Tarragona, figuran entre los condenados por la Inquisición, un tal Andrés Colón y su familia”.

Por otra parte tenemos que el estudio también aporta lo siguiente:

puesto que los judíos tenían cerrada la vía militar y vasallática para acceder al rango de nobles y tenían prohibido cualquier cargo que supusiese jurisdicción sobre los cristianos, no pudieron utilizar el “don” ni como señores con poder sobre tierras y hombres, ni como poseedores de un título nobiliario. En consecuencia, el “don”, entre los judíos, se utilizó como una formula de tratamiento o, simplemente, como símbolo de poder económico o estatus social.

Sepades que don Mose Peres, vesino de la villa de Allaris, me fiso relaçion, por su petiçion, desiendo que por cabsa”52; o la que también la reina doña Isabel dio el 30 de Mayo de 1489 requiriendo al conde de Ribadavia para que cumpliera un contrato que había contraído con Mosé Pérez: “Sepades que don Mose Peres, mi recabdador del obispado de Orense et de Lugo et Mondonedo, me fiso relaçion”53; tratamiento que se mantiene, también, el 3 de Junio de 1489 o el 4 de Junio de 1489, entre otras ocasiones. AGS, RGS, 1489-Junio-03, fol. 214, doc. 1569

El tratamiento de don, también encajaría en uno de los argumentos en el que incide la teoría de Pedro Madruga-Colón, y no es otro que el supuesto tratamiento que le dieron a Colón como don, antes de la firma de las capitulaciones de Santa Fe, pues en caso de ser cierto aquí tendríamos una explicación para el trato de “don”.

JUDÍOS Y CONVERSOS APOYAN A CRISTÓBAL COLÓN

Los esfuerzos de los sefarditas para ayudar a Colón fueron manifiestos; en un principio contó con el apoyo infructuoso de Isaac Abrabanel y Abraham Senior, figuras importantes dentro del judaísmo y cuya influencia y riqueza eran tan reconocidos que sus correligionarios los comisionaron para negociar con los Reyes Católicos que no los expulsaran.

La situación mejoró para Colón cuando entraron en juego conversos como Luis de la Cerda, Duque de Medinaceli. Al conocer a Colón tomó interés por sus proyectos, le hospedó en su casa durante dos años; solicitó a su pariente Pedro González de Mendoza, Arzobispo de Toledo y Cardenal de España al que llamaban el “Tercer rey de España” que apoyara a Colón y escribió a la reina recomendándole el proyecto; su interés también se manifiesta al ofrecer tres barcos para realizar el viaje; tuvo que desistir de la idea porque la reina no le dio su asentimiento. Gracias a Luis de la Cerda el Cardenal de España, se convirtió en uno de los más entusiastas promotores de Colón. El Duque y el Cardenal tenían sangre israelita pues una abuela común era hebrea; el duque tuvo que defenderse ante el Tribunal de la Inquisición que lo acusó de judaizante. Esta sería otra explicación de otro de los fundamentos de la teoría Pedro Madruga-Colón, ya que según estos, el Cardenal Mendoza era primo de los Sotomayor y por tal motivo recibió su ayuda.

Juan Cabrero, camarero de Fernando, uno de los amigos más allegados al Rey, recomendó en varias oportunidades los planes de Colón. El Almirante atribuye a Juan Cabrero y a Fray Diego de Deza, el hecho de que los Reyes poseyeran las Indias. El abuelo de Cabrero, Sancho de Paternoy, murió en la prisión del Tribunal de la Inquisición.

A Juan Coloma, Secretario de estado del reino de Aragón de origen judío por la línea materna y cuya esposa pertenecía a la familia conversa de la Caballería, correspondió firmar la Capitulación de Santa Fe y la Carta de Privilegios de 1492

Luis de Santángel, escribano de la Ración del Reino de Aragón, era de familia conocida como conversa; Luis de Santángel fue quizá el que más apoyó a Colón; cuando las negociaciones con los Reyes se malograron, Colón salió de Granada; al enterarse de esta situación, tres conversos: Luis de Santángel, Juan Cabrero y fray Diego de Deza entraron a defender el proyecto. La reina temía apoyar el viaje de Colón por los gravámenes financieros que implicaba pues las arcas estaban vacías por la guerra contra los moros; Luis de Santángel concedió un préstamo sin intereses por 17.000 ducados de oro (casi cinco millones de maravedíes), iniciativa que consultó a los conversos Juan Cabrera, Gabriel Sánchez y Alonso de la Caballería.

Gabriel Sánchez, tesorero mayor del reino de Aragón, fue uno de los cinco hijos de un judío quemado en efigie en 1493, sentenciado por “hereje, apóstata y judaizante”

Hay sospechas de que la octava parte de los gastos para equipar las carabelas y que correspondía aportarla a Colón, fue prestada en gran parte por Gabriel Sánchez

Fray Diego de Deza, ilustre teólogo que llegó a ocupar después de la muerte de Fray Tomás de Torquemada el cargo de Inquisidor General; era descendiente del judío Ruy Capón. Colón lo encontró en el Colegio de San Esteban Salamanca y por su intermedio conoció al astrónomo hebreo Abraham Zacuto profesor de Astronomía de la Universidad de Salamanca.

De Deza siempre apoyó a Colón, por eso el Almirante escribe a los Reyes: “Desde que vine a Castilla ese prelado me ha aumentado mi prestigio. A él, junto con Chambelán Cabrero, deben vuestras Majestades la posesión de Indias“.

Fray Antonio de Marchena, astrónomo del monasterio de Santa María de la Rábida, era de origen converso y su hermano, también franciscano, fue a la hoguera por “judío renegado“.

Beatriz Fernández de Bobadilla, y su esposo Andrés Cabrera, Marqués de Moya, fueron destacadas personas que lucharon infatigablemente para que la reina hiciera viable la iniciativa de Cristóbal

Otra persona influyente en la Corte de Castilla era Juana de Torres, confidente de la reina Isabel y ama del Príncipe heredero don Juan; se sabía que era de origen converso y excelente amiga de Colón

Otros cristianos nuevos ayudaron a Cristóbal Colón; sus nombres aparecen en los expedientes de Aragón y de Castilla; el Almirante tuvo en el momento preciso el apoyo de los judíos conversos; ello se debe a la situación en que se encontraban; ocupaban importantes cargos, tenían grandes capitales, y estaban amenazadas sus vidas y fortunas por la Inquisición

Los Reyes Católicos habían ordenado que los judíos salieran de España el 31 de julio, pero la reina prorrogó el límite 48 horas, es decir hasta el 2 de agosto, sin embargo, Colón parece haber aplazado deliberadamente la partida de su expedición hasta el 3 de Agosto de 1492 a pesar de que todo estaba listo ya para el día anterior, que era el día de ayuno del 9 de Ab, día que conmemora la destrucción de los Templos de Jerusalén por Nabucodonosor y también por Tito. Todo estaba dispuesto para zarpar el 2 de agosto, 9 Ab, ¿por qué esperó hasta el día siguiente, el 10 Ab, media hora antes de salir el sol? Pues, simplemente porque el día anterior era de mala suerte para los judíos, y ningún judío comenzaría nada. ¿Era consciente Colón de aquel aniversario y de aquella tradición?

En el primer viaje Colón esperaba llegar a tierras donde hablaran hebreo, por eso llevó un traductor, los historiadores dicen que Luis de Torres fue el primer español que pisó el Nuevo Continente porque el intérprete iba a la vanguardia para dialogar con los nativos y que posiblemente la primera palabra que se dijo los aborígenes fue en hebreo.

Es extraño que Colón no llevará a un sacerdote o cura o franciscano, siendo en teoría un viaje evangelizador, sin embargo, se lleva a un traductor de hebreo, esta explicación puede estar en esto:

Siempre preocupó a los judíos la desaparición de las Diez Tribus que se remonta al año 722 a. de J.C., cuando el rey Sargón II tomó la capital del reino de Isabel y dispersó su población. Hasta la época del descubrimiento de América se consideraba que las Diez Tribus vivían en Asfareth, palabra que significa “la otra tierra”; término confuso y poco significativo.

Comenta Vicente Risco que según el Talmud de Jerusalén había “israelitas en lugar oculto donde por especial providencia de Dios vino una nube y los cubrió, para preservarlos de los pueblos extraños”. Scheder Olam llama a aquellas nubes “Montañas de Oscuridad” y se ha interpretado que esa tierra oculta durante siglos fue América.

La idea de que las Diez Tribus vivían en tierras lejanas se basa principalmente en el libro cuarto de Esdras, un apocalipsis que contiene las visiones que tuvo en Babilonia en el año 557 a. J.C, Cristóbal Colón leía a Esdras, esta puede ser la explicación de haber llevado a Luis de Torres.

Hechos y Escritos que pueden relacionar a Colón con el Judaísmo

A un conocido converso, Diego Rodríguez Cabezudo, encomendó Colón que cuidara de su hijo Diego cuando llegó a Castilla en 1485 y en su casa debió de residir el niño en las temporadas que no vivía con sus tíos Briolanja Monis y Miguel Muliart (2)

Beatriz Enríquez de Arana

Poco sabemos de esta mujer que dio a Colón a su segundo hijo, Hernando. ¿Era una mujer de la vida, como se decía entonces? Nunca casó con ella. ¿Sería por el apellido de su padre, Torquemada? Un apellido que los hijos nunca usaron, prefiriendo el de la madre, Enríquez. Aunque en la España del momento los hijos optaban por el patronímico de uno u otro, tanto Teresa como su hermano Pedro, que acompañó a Colón en su primer viaje, usaron el Enríquez. ¿No quiso Colón casarse con una judía –o conversa– para no revelar su religión, dado que era una norma más que sabida que los conversos se casaban entre ellos?(3)

Hace unos años, apareció una carta de Hernando de Talavera, entonces prior del Monasterio de Prado y más tarde arzobispo de Granada, que, en vísperas del descubrimiento, escribía a la reina pidiéndole que ordenara cancelar el viaje que Colón proyectaba, Talavera ya al final de la carta se despacha escribiendo: «Si Vuestra Alteza confiase a Colón a manos de la Inquisición puedo asegurarle que su destino no será un navío»

En octubre de 1500, fray Juan de Trasierra, uno de los frailes franciscanos que acompañó a Colón al Nuevo Mundo, envió una carta al Cardenal Cisneros rogándole que impidiera que don Cristóbal y los de su «nación» regresaran a las Indias, donde actuaban en su provecho, como Faraones. Un texto que ha dado pie e interpretar «nación» en el sentido de «la nación judía»(4)

La lista de nombres bíblicos en la toponimia coloniana es otro factor a tener en cuenta, ejemplos: la ensenada deAbraham en la Isabela, la punta deIsaac de la Isla Santa María la Antigua, el CaboSalomón en Guadalupe, la Caleta de David en Jamaica y el Monte Sinaí en Granada. Esto indicaría solo que tenía sólidos conocimientos sobre el mosaismo; sin embargo, esos conocimientos bíblicos era, para la época, sospechosa y peligrosa para una persona cristiana.

Entre los científicos que más influyeron sobre Colón se destaca Abraham Zacuto, profesor de la Universidad de Salamanca; debido a las persecuciones religiosas tuvo que radicarse en Lisboa como astrónomo del rey Juan II, y más tarde de Manuel de Portugal. Zacuto, mejoró el astrolabio y publicó el “Almanaque Perpetuo” que Colón investigó y al que hizo anotaciones marginales y que consideraban los navegantes como la obra más útil del siglo XV, ya que permite el cálculo de latitudes; son también clásicas sus Tablas Astronómicas. Zacuto facilitó los resultados de sus investigaciones al Almirante y le prestó ayuda personal. En 1504, Cristóbal, Colón, cuando naufragó, salvó su vida y la de su tripulación debido a que predijo a los aborígenes, que la luna se oscurecería totalmente, cuando esto ocurrió cundió el pánico y los indígenas cambiaron de conducta; predijo el eclipse con tres días de anticipación basado en las Tablas Alfonsinas” y en las de Abraham Zacuto.

Entre los astrónomos del sur de Francia que consultó Colón figura Leviben Gerson, deProvenza, a quien Zacuto llama “El Príncipe de los Astrónomos” y que publicó en 1543, un sistema planetario; se le consideraba el precursor de Nicolás Copérnico pues doscientos años antes sostuvo que los planetas no se movían alrededor de la tierra; su obra el “Báculo de Jacob“, un cuadrante inventado por él fue estudiado por el Almirante. Bonnet de Lates, de Provenza, se destacó como médico, tenía gran amistad con los Papas Alejandro VI y León X. En 1493, describe un instrumento astronómico para determinar la hora, el que acompañó a Colón en sus viajes lo mismo que el cuadrante de Levi, el astrolabio con las mejoras de Zacuto, las Tablas Alfonsinas, el Almanaque Perpetuo y los mapas de navegación de los Cresques.

En 1501, cuando el almirante creía haber llegado a las antípodas, escribió a los reyes: «para la hesecución de la impresa de las Indias, no me aprovechó razón ni matemática ni mapamundo: llenamente se cumplió lo que dijo Isaías». Ya antes, en la relación del segundo viaje nos dejó dicho Colón que Dios «habló destas tierras por la boca de Isaías»; y en otra ocasión aseguró que Dios «lo había hecho mensajero del nuevo cielo y tierra que dezía Nuestro Señor por San Juan en el Apocalipsis, después de dicho por boca de Isaías».

Veamos los textos: Dice Isaías (versículo 65, 17ss):

He aquí que yo crearé cielo nuevo y tierra nueva, y no se recordarán ya las cosas antiguas… pues he aquí que daré a Jerusalén alegría y regocijo a su pueblo… lobo y cordero a una pastarán y el león comerá paja con el buey, más la serpiente tendrá polvo por alimento.

Y San Juan (21, 1 ss):

Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra, pues el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido, y el mar no existe ya; y la santa ciudad, la nueva Jerusalén, la vi como descendía del cielo… preparada como desposada que se ha engalanado para su esposo.

Desde siempre el almirante se encontró poseído por una idea fija: la conquista de Jerusalén y la reconstrucción del Templo. En ningún caso la fe cristiana puede esperar la reconstrucción del Templo, porque una de dos. O permanece destruido hasta el fin de los siglos como castigo a la perfidia judaica o ha sido ya levantado de nuevo por un milagro divino. La reconstrucción del templo tan ansiada por Colón resulta ser una creencia que no se ajusta a la ortodoxia cristiana, por más que forme parte de la escatología de la Iglesia, dado que el recons- tructor del Templo ha de ser el Anticristo, el Mesías judío.

En la biblioteca de Colón se encuentran libros sobre el judaísmo como “La guerra de los judíos” de Flavio Josefo, una obra del ex-rabino Samuel Ibn Abbas del que copió capítulos, y de “Nativitatibus”, del erudito Abraham Ibn Esras. En sus lecturas prefería “El Libro de los Profetas”, que copió en parte y que cita en el diario y en sus cartas; su profeta preferido era Isaías; también menciona a Ezequías, como lo hace al comentar a Gog o el dominio de los judíos.

A quien más citaba Colón era al profeta Isaías: “Si, se reúnen las naves para mí, con los navios de Tarsis a la cabeza, para traer de lejos a tus hijos con su oro y su plata, para el nombre de Yavé, tu Dios; para el Santo de Israel, que te glorifique”, y, “Porque he aquí que voy a crear unos cielos nuevos y una tierra nueva, y ya no se recordará lo pasado ni vendrá más a la mente”. Las interpretaciones de las profecías de Isaías hacen impacto en el Almirante, más que las disquisiciones geográficas.

Llaman la atención sus amplios conocimientos sobre el Antiguo Testamento y las escrituras sagradas; en uno de sus libros, “Historia rerum ubique gestarum” del Papa Pio II, pone de manifiesto que esta familiarizado con la cronología hebraico,. Tras referirse al año de 1481, aquel en el que estaba escribiendo el comentario,consigna enseguida el correspondiente del cómputo hebraico, 5421, la edad que tenía entonces el mundo según la biblia y de hay pasa a observar que Adán murió a los 130 años, y que la destrucción del segundo templo al que llama -secunda casa-, denominación típicamente hebrea, nunca usadas por los no judíos habría ocurrido 1413 años atrás. Como esa nota se conservan otras muchas. Prueba, en conjunto, que Colón dominaba la historia hebraica y que había penetrado en el carácter del judaísmo

Este hombre que cita y medita con fruición los textos sagrados, nunca empleó la palabra Jesús; hablaba del Señor, y en sus interjecciones y comentarios cita nombres bíblicos como: Israel, David, Jerusalén, Judá y el rey de Israel; en carta a Diego Deza, preceptor del Príncipe Juan, escribe: “pónganme el nombre que quisieren, que al fin David, Rey muy sabio, guardó ovejas y después fue hecho Rey de Jerusalén; yo soy siervo de aquel mismo Señor que puso a David en este estado”, en otro escrito: “Soy servidor del mismo Dios que crió a David”. Estas dos frases dan que pensar.

El diario del primer viaje contiene una página muy significativa, fechada 23 de septiembre de 1492 El viaje se prolongaba, No se veía aún tierra. -Y como la mar estuviese mansa y llana, murmuraba la gente diciendo: que pues allí no había mar grande, que nunca ventaría para volver a España..-De pronto -alzóse mucho la mar y sin viento-. Era el periodo de los huracanes ecuatoriales, cosa que asombró y apaciguó a la vez a los marineros. Comenta entonces Colón así que muy necesario me fue la mar alta, que no pareció, salvo el tiempo de los judíos cuando salieron de Egipto contra Moisés, que los sacaba de captiverio.

Esta forma de reaccionar del Almirante es sorprendente, es típica de los judíos, siempre prontos a ilustrar toda suerte de situaciones con lugares y episodios de la Biblia y otras escrituras sagradas.

Hay una coincidencia sugestiva: la Biblia habla de un país llamado Ofir, rico en oro, piedras preciosas y maderas olo­rosas, adonde manda su flotilla el Rey Salomón. Una flotilla, construida y conducida por marineros que su amigo Hiram, Rey de Tiro, le había facilitado.

Lo interesante es que Colón mismo cuenta en una carta dirigida a los Reyes Católicos, que había descubierto el país de donde había sacado el Rey Salomón su oro y sus piedras preciosas. Este lugar es Veragua, que tocó en su cuarto viaje. Escribe Colón: «Del oro de Veragua llevaron 666 quintales de oro a Salomón, y David en su testamento, dejó 3.000 quintales de oro de las Indias a Salomón para ayudar a la edificación del Templo». Es notable, que el historiador Flavio Josefo hace mención de estas tierras como fuente de oro, que Salomón había utilizado en la construcción del Templo.

Llama la atención que comienza el relato de su viaje con una referencia a la expulsión de los judíos de España y men­ciona el Segundo Templo de Jerusalén, con la traducción del término hebreo «Segunda Casa», y dice que ello acaeció en el año 68 d.C. -la fecha casi coincide con la fecha real (70 d.C.). Crónicas del siglo XV y XVI mencionan, que habían varias fami­lias de apellido Colón en Mantua, entre ellas Rabi Yosef Colón, médico, filósofo, matemático y astrónomo, lo que parece confir­mar la ascendencia judía del famoso almirante

Hay muchas investigaciones, tanto judías como no judías, sobre la vida y las actividades de los marranos, criptojudíos o nuevos cristianos de origen español y portugués en los dife­rentes países del Nuevo Mundo, basadas en las Actas del Santo Oficio. Según estos documentos había muchos judaizantes, que intentaron mantener y fortalecer el judaísmo entre los refugiados, incluso había también proselitismo. Varios de los judíos participa­ron muy activamente en el comercio interior y exterior. Había judíos de ascendencia portuguesa, española, italiana e irlandesa, que figuran en las actas como portugueses. Es interesante, que durante largo tiempo las palabras «portugués», y «judío» fueran sinónimos, también ocurría lo mismo con la palabra «genovés».

Simbolo ColónEn las cartas familiares a su hijo Diego, junto a la cruz que encabezaba todos sus escritos, Colón añadía un signo extraño. Maurice David, que lo interpretó como una abreviatura de la bendición hebraica «Baruch Haschem» (Alabado sea el Señor), mediante las iniciales de las dos palabras, bet y hai, escritas, además, de derecha a izquierda, al modo semítico. Que Colón pusiera ambos signos, la cruz y el bet hai, nos dicen, no era más que el «disimulo», la actitud típica de los conversos: mostrarse en público cristianos y a la vez dar testimonio a su apego a la antigua religión en el seno de reducidos círculos familiares.

Por otra parte Colón tenía otro comportamiento típico de los conversos y es el de ser más papista que el Papa, llevaba hasta el extremo su cristianismo, tanto que no era creíble, el era seguidor de los franciscanos, que eran los que más en contra estaban de los judíos.

Fray Bernardo pasó a las Indias en el segundo viaje colombino dirigiendo una expedición compuesta al menos de cuatro o cinco franciscanos, tres hermanos mercedarios y un ermitaño de San Jerónimo. Las relaciones del mínimo con don Cristóbal pronto se quebraron hasta tal punto que el celoso misionero optó por regresar a la Península, aduciendo motivos de salud, acom- pañado de dos de los frailes franciscanos, el picardo Juan de Leudelle y el francés Juan Tisín. Apenas si vivieron un año en el Nuevo Mundo dejando abandonados a su suerte al resto de sus compañeros. Corría el mes de noviembre de 1494.

Las noticias sobre Colón y su gobierno que los frailes franciscanos, que habían regresado con fray Buil, debieron de dar tanto al Cardenal Cisneros como en sus conventos no fueron en absoluto favorables al almirante.

Como recordaba Juan Gil, al almirante no le obsesionó la evangelización de los indios y tampoco le interesó la presencia en La Isabela o en Santo Domingo de un grupo organizado de clérigos «que pudieran formar una comunidad operativa tanto para sujetar a los españoles como para ejercer su misión predicadora».(5)

(1) ESTUDIOS DE GENEALOGÍA, HERÁLDICA Y NOBILIARIA DE GALICIA en su Boletín Nº 3, de María Gloria de Antonio Rubio Doctora en Historia por la UNED (2002), se incorporó al IEGPS en 2008 como Ayudante de Investigación de I+D+I.

(2) Sobre Rodríguez Cabezudo ver J. Gil, Los conversos y la Inquisición Sevillana, vol. I, Sevilla, 2000

(3) Los escasos documentos sobre Beatriz fueron recogidos por J. de la Torre y del Cerro en Beatriz Enríquez de Harana y Cristóbal Colón, 2a, Córdoba, 1984

(4) Sarah Leibovici, Christophe Colomb Juif, París, 1986, pp. 29-35.

(5) J. Gil, «Los franciscanos y Colón», en Actas del I Congreso Internacional sobre los fran- ciscanos y el Nuevo Mundo, Madrid, 1987, p. 90 y Columbiana, pp. 415-442

Otras fuentes: Consuelo Varela, Daniel Mesa

Romance Canario Bernabé Colón

Romance

Soy el ciego Bernavé

Que a romanciar me dispongo

Siñores, yo vos propongo

Que oigais a quien no os vé.

Si Colón me llamais

De Colón vos contaré

El vainte y uno de mayo

Del año mil quinientos sais

Se moriya el Almirante

A quien la Reina Isabel

jubo de sacar trunfante

jasta discubrir con fé

A cierto mundo inorante

De los sabios, y no por el

Con un franciscano sayo

De fraile, por caricer

Diotras prendas y querer

Que ansi se le jenterrase,

Almortajaron al priocer:

Hoy la güesamenta yace

En mi páis y en sagrario

Sepultada do allá a dario

Le rezan requien tin pace

Al tal muerto, aun se llora

I lloran a otro Amirante,

A don Diego, su fijo amante

De mi isla “La Española”,

Que gobernó muy prudente

I con justicia, su auraola

Don Luis- el duque-, radiante

La jeredó en güenhora

De Amirante enjercitado

Aquel don Diego siguió

I antes de finar libró

A tuito el que era su isclavo

En la Isla que regió

Y del, mi agüelo llevó

Su apéllido agallegado

De Colón, que a mi me dió

En la orotava jace años

que vivo y allí casé

Muchos tristes disengaños

Pasa el ciego Birnavé

Este es un romance sacado de un trabajo llamado Folk-lore Colombino, publicado por Francisco P. Montes de Oca García en 1928.

Esta inédita composición se debe al anciano don Antonio Delgado Lorenzo vecino de este Puerto<< camino de los Realejos de 90 años de edad y el que manifestó haberlo oido recitar a su abuelo paterno, quien la aprendió de sus antepasados>>, desde el día 12 de Octubre de 1924, por habérnosla dictado, al hallarnos ante su presencia y la de los señores don Florencio Sosa Acevedo y don Francisco Pérez Correa, nuestros acompañantes y testigos presenciales.

Investigación

Visto el Romance anterior y fijándonos en la claridad con que se expresa el narrador llamarse Bernabé de Colón, el ser descendiente de los esclavos liberados por Don Diego, hijo del descubridor del Nuevo Mundo y habiendo tomado de aquel, su abuelo, el apellido agallegado, como igualmente vivir y casarse en la Orotava, nos dirigimos a la Parroquia de la Concepción, que hoy rige el Sr. Licenciado, don Manuel Bautista Díaz-Llanos, y al manifestarle le objeto de nuestra misión, éste, afablemente, nos puso a la vista los libros sacramentales y en la 3º de Casamientos, al folio 6 vuelto, descubrimos la partida que justifica la existencia de dicho sujeto.

Bernabé Colón y Andressa Gs “ En dos de Junio de mil y seis cientos y qta y dos años.

En el documento aparece quien los casa y los testigos

Interesante testimonio, que aporta otro indicio más al origen gallego de Cristóbal Colón

Navegador de artículos