Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archivo para la etiqueta “autenticidad del mayorazgo 1498 de colón”

Cristóbal Colón Y El Mayorazgo De 1498: Autentico, Falso o Ambos

Mucho se ha escrito sobre el Mayorazgo de 1498 de Colón yo no voy a aportar nada nuevo sobre el mismo, pero si le voy a dar relevancia a alguno de sus puntos que pueden resultar oscuros o por lo menos curiosos o importantes según piense cada uno.

Comencemos por hacer un poco de historia:

El 23 de abril de 1497, Los Reyes Católicos le concedieron a Colón la facultad de instituir un Mayorazgo de sus bienes, quedando depositado el original de este documento en el monasterio de Santa María de las cuevas de Sevilla.

El supuesto Mayorazgo, de 1498, aparece en escena el 13 de Mayo de 1579 entregado al secretario del tribunal Francisco de Balmaseda que describe la siguiente situación: Recibo del Dr Hurtado, abogado de esta corte, una escritura en papel simple, que suena a ser testamento de don Cristóbal Colón, Almirante que fue de las Indias, que al principio de él, dice: “En la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla”, y en la postrera hoja están escritos ciertos versos en latín, y todo ello en ocho hojas con las de los versos.

En 1572 muere sin sucesión masculina Luis, III Almirante de las Indias y I Duque de Veragua, nieto mayor de D. Cristóbal. En este momento se plantea el grave problema de determinar quién sería el siguiente poseedor de la gran herencia colombina, para nosotros coloniana. Dos factores se sumaban para hacer más difícil la solución: la cuantía de la herencia y sus privilegios que durarían«… para siempre jamás…», y segundo el deseo del Descubridor de que los títulos, propiedades, etc., de su Casa se heredasen por línea de varón«… y no herede mujer, salvo si no se halle hombre…».

Temporalmente se logra una solución del conflicto puesto que se casan dos primos hermanos: Felipa, hija de Luis Colón, con Diego, único hijo varón de Cristóbal hermano del primero. Sin embargo, el problema sólo permaneció aletargado durante seis años ya que este conveniente matrimonio no tuvo descendencia. De tal manera,en 1578 prácticamente todos los miembros de la familia van a litigar por la posesión del mayorazgo colombino. El Tribunal del Consejo debía decidir en base a la voluntad testamentaria de Cristóbal Colón.

Fallecidos Felipa Colón, hija de Luis, II Duquesa de Veragua y su esposo Diego Colón, en 1577 y 1578 respectivamente, les sucedería por sentencia del Ayuntamiento de Santo Domingo su primo hermano Cristóbal Colón de Cardona, Almirante de Aragón, quien murió en circunstancias muy sospechosas poco después, en1583. Curiosamente la persona beneficiada por esta muerte era su cuñado y sucesor Francisco de Mendoza, quien se vio inmerso en un proceso contra él: fue acusado de secuestrar la hoja del testamento de D. Cristóbal en donde se establecía la cláusula de mayorazgo. Obviamente esto se descubrió y por tal motivo fue condenado a prisión. Sin embargo se trataba de la última voluntad del Descubridor de 1506, que Mendoza había conseguido del Secretario del Consejo de Indias, Valmaseda.

No existiendo sentencia firme del Consejo de Indias, el pleito familiar continúa.

Uno de los pretensores al mayorazgo fue Baltasare Colombo, que decía ser pariente del Descubridor «varón de varón bastardo y transversal del fundador». Baltassare Colombo había obtenido del representante papal en la corte española una «paulina» o carta por la cual podía indagar sobre asuntos y cosas que se sospechaban habían sido robadas u ocultadas maliciosamente, y aquellos que no colaborasen con lo ordenado en la «paulina» eran castigados con la excomunión. Gracias a esta pena de excomunión, tan temida en aquellos tiempos, tenemos las únicas declaraciones relativas al desconocido testamento y podemos saber lo que sucedió a este precioso documento.

Baltasare Colombo no dudó en utilizar la «paulina» para conseguir las declaraciones de quienes pudieran tener conocimiento de ello.

Era necesario, seguir los pasos a Luis Colón y averiguar dónde y a quién había podido entregar algunos de sus papeles, pues sabemos que Luis llevaba consigo parte de su archivo en el que incluyó, entre 1560 y 1567, el testamento de su abuelo. Según el inventario colombino,de las Cuevas, todavía en 1560 consta su custodia por los monjes.

El destino del bagaje documental que Luis Colón había conservado personalmente, queda expuesto en las declaraciones ante notario requeridas por la «paulina» de Baltasare Colombo. De manera que los hechos se nos presentan de la siguiente forma:

Por un lado, dio parte de sus papeles al Doctor Verastegui, «curador» y administrador de Felipa y María, hijas del III Almirante. Tras la muerte de este último entregó, como su albacea testamentario, dichos documentos a Juan Hurtado, «curador» a su vez del hijo ilegítimo de Luis Colón, Cristóbal.

En Madrid, el 16 de enero de 1586, se obtuvo el testimonio de Juan Hurtado, abogado de la Corte, quien reconoció haber tenido en su poder una escritura que parecía era el testamento codicilo del Descubridor, pero que, por mandato del Consejo de Indias, la había entregado a su Secretario Sr. Balmaseda.

Anteriormente, Verastegui había guardado durante algún tiempo la última voluntad o codicilo del Almirante Cristóbal de 19 de mayo de 1506, y demostró que efectivamente lo conocía. Sabia que en él se hablaba del testamento de 1502 y aseguró no haber visto nunca tal documento durante todo el tiempo que estuvo al servicio de Luis Colón, desde que llegara a España en 1552, hasta su muerte.

Bien una de las cuestiones a dilucidar es quién presentó el Mayorazgo de 1498 en el Tribunal de Indias pudieron ser tres personas que utilizaron las paulinas para obligar a las persona que lo tuviera a presentarlo, lo cual quiere decir que los tres litigantes principales debían de saber algo de su existencia y sino los tres alguno de ellos a saber:

Dª Francisca Colón de Toledo, parece ser la más activa de los litigantes, en su exposición decía que podía alcanzar justicia por no tener noticia de qué personas “saben y entienden y han leído un libro encuadernado en cuero guarnecido con una manillas de plata y escrito en pergamino, de letra antigua, con algunas letras al principio iluminadas, de los Almirantes de Indias. Queda claro que que cuando menos algo debió haber oído para poder dar datos para solicitar la paulina.

D. Cristóbal de Cardona y Colón, Almirante de Aragón, hijo de Dª María Colón, que era a su vez hija de D. Diego II Almirante e hijo de Cristóbal Colón.

Baltassare Colombo consumado pleitista, según Beltrán y Rózpide era este el más beneficiado con la aparición del mayorazgo.

Bernardo Colombo italiano como litigante no tenía muchas opciones.

Sea como fuere el caso es que los no estaban de acuerdo en lo que respecta a la de la veracidad del documento, este fue sometido al examen de varios maestros de escuela designados al parecer como peritos que certificaron su autenticidad. Pero no satisfechos, los impugnadores solicitaron la revisión de los protocolos del escribano Martín Rodríguez, supuestamente firmó el Mayorazgo; practicada la cual, y con gran sorpresa, descubrieron que las hojas correspondientes al mes de Febrero del citado año 1498 en las que debería haberse sentado testamento, habían sido arrancadas en su totalidad.

Los peritos no solo decidieron que le Mayorazgo era autenticó sino que también consideraron auténticos la firma y especialmente la frase escrita por Colón “ No valga esta escritura y valga otra que yo hice año 1502”, al dar por autentica la frase y escrita por Colón, al Tribunal ya no le quedó más remedio que dictar que el Mayorazgo no tenía validez legal ya que fue anulado por su propio autor, de esta forma ya no tuvo que entrar a valorar la autenticidad del Mayorazgo a ellos les daba igual ya tenían la herramienta legal para considerarlo nulo.

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 I

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 I

A principios del siglo XX, en la década de los 20, Alicia Gould conocida y estimada por sus trabajos históricos en los archivos españoles, encontró en un legajo de documentos sin clasificar del registro del sello del Archivo de Simancas dos ejemplares incompletos de la Confirmación hecha por los Reyes Católicos del Mayorazgo fundado por Colón; uno era original y el otro copia.

Veamos lo que nos dice Altolaguirre, miembro de número de la Real Academia de la Historia, sobre e este hallazgo

[…] Dos son, según queda expuesto, los ejemplares que se conservan de la Confirmación: uno es, según dice, traslado del otro; no cabe duda de que la letra es de la época; ninguno de los dos tiene raspaduras, borrones ni enmiendas; el taladro del papel está a la misma altura y conserva en los bordes las señales del roce de la cuerda con que estuvieron atados a las demás hojas del registro; la copia está hecha a plana y renglón y por la misma mano que escribió el original; si en algún renglón no coinciden, se compensa en los inmediatos; en el final de la página segunda coinciden y lo mismo en el comienzo, de la que en el pliego que se conserva es la tercera.

La filigrana del papel es igual a la de todas las demás hojas del registro de 1501: una mano extendida y una flor. No puede caber duda que el documento se escribió en el año en que está fechado.

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 II

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 II

no se conserva del documento más que las dos primeras y las dos últimas páginas. Las que seguían a la segunda han sido sustraídas; y decimos sustraídas porque, examinando el papel, se observa en los dos ejemplares tres pequeños agujeritos por donde pasaba el hilo con que estaban cosidos los pliegos, sin que en ninguno de los seis agujeritos se note desgarre alguno del papel, lo que indica que el hilo fue cortado y se sacó con sumo cuidado para que no quedase rastro del cosido. Es necesario examinar las hojas con deliberada intención para poder apreciar que estuvieran cosidas; sólo leyendo el final de la segunda página y el comienzo de la tercera del pliego que se conserva, se ve que no es continuación la una de la otra.

Los dos documentos revisten caracteres de completa autenticidad y así lo apreciaron cuantos los vieron; su texto desvanece todas las dudas que la fundación del Mayorazgo ha originado y los hechos aparecen perfectamente claros. El año 1497, después del 23 de abril, fecha de la Real cédula que autorizó a don Cristóbal Colón para fundar Mayorazgo, dio éste las instrucciones conducentes al escribano de Sevilla Martín Rodríguez para que con arreglo a ellas redactara la minuta de testamento y Mayorazgo; cumplió éste el encargo y entregó la minuta antes de 4 de octubre, fecha en que murió el príncipe don Juan, al que en ella se hace referencia como existente.

Sea por demora del Almirante en devolver aprobada la minuta a Martín Rodríguez, o por otras causas que desconocemos, no se otorgó la escritura hasta el 22 de febrero de 1498: esta es la fecha de la nota puesta en la minuta al lado de la firma del Almirante y esta es la fecha con que aparece en la confirmación del Mayorazgo. El texto de la minuta y el que se conserva del de fundación del Mayorazgo son idénticos, solo se diferencian en la fecha, la Confirmación pone 22 Febrero 1498 y en la minuta a… mes….. 1497

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 III

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 III

La prueba es concluyente: no existe en ambos textos más diferencia que la de la fecha, que ya queda explicada; de consiguiente no puede negarse que la minuta fue elevada a escritura pública en 22 de febrero de 1498 y que fue inserta en la Real cédula de 28 de septiembre de 1501, por la que los Reyes confirmaron la fundación del Mayorazgo [….].

Como acabamos de comprobar Altolaguirre era partidario de la legalidad y autenticidad del mayorazgo, a pesar de que en la confirmación no contiene el documento confirmado, es decir, el Mayorazgo ya que como afirmó Altolaguirre fue sustraído, por tanto no se sabe si tenía el mismo contenido que la minuta de Martin Rodriguez.

Beltrán y Rózpide en la revista “Información española de 1927” dice:

Dado el caso de que la minuta de 1497, tal como la escribió Colón, se elevara a escritura pública en 1498, cabe sospechar que ésta y la copia inserta en la confirmación desaparecieron precisamente para que nadie pudiera hacer el cotejo con la minuta de 1497, tal como figuró en el pleito y comprobar así entre esta y aquellas”.

En una parte del documento de Confirmación dice:

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 IV

Documento Confirmación del Mayorazgo 1498 IV

E asymismo presento vna carta de mayoradgo escripia en papel e firmada del nombre de su señoría del dicho señor Don Xpoual Colon según que por ella parecía, su tenor de la qual de berbo ad verbun es este que se sygue:
Don Fernando e Doña Ysabel por la gracia de Dios rey e reyna de Castilla de León de Aragón de Sycilia……… 

Cuando dice sigue debería de seguir con Cristóbal Colón el otorgante y no de los Reyes Católicos, además esto ocurre en una linea inmediata en la misma hoja, sin el menor indicio de haberse alterado o roto la hoja..

¿Por qué el Mayorazgo es tan controvertido?

Bueno principalmente por lo que esta escrito en el mismo supuestamente por Colón, ejemplos:

Siendo yo nacido en Genova vine a servir a Sus Altezas aquí en Castilla

y en otro lugar ordena que el poseedor de el Mayorazgo “tenga y sostenga siempre en la ciudad de Genova una persona de nuestro linage que tenga alli casa e muger e le ordene renta con que pueda vivir honestamente como persona tan llegada a nuestro linage y haga píe y raíz en la dicha ciudad como natural della porque podrá haber de la dicha ciudad ayuda e favor en las cosas del menester suyo pues “de ella salí y en ella nací”. 

En el testamento de 1506 no dijo nada de  Genova, y es raro que si era de Genova en sus últimas voluntades no haya puesto nada de su supuesto origen, habría que preguntarse si lo consideraba importante en 1498 ¿por qué no lo fue en 1506?

Y si á nuestro Señor pluguiese que después de haber pasado algún tiempo este Mayorazgo en uno de los dichos sucesores, viniese á prescribir herederos hombres legítimos, haya dicho Mayorazgo y le suceda y herede el pariente más llegado á la persona que heredado lo tenía, en cuyo poder prescribió, siendo hombre legítimo que se llame y se haya siempre llamado de su padre antecesores, llamados de los de Colón. 

El cual Mayorazgo en ninguna manera lo herede mujer ninguna, salvo si aquí ni en otro cabo del mundo no se fallase hombre de mi linage verdadero que se hobiese llamado y llamase él y sus antecesores de Colón. 

y que en ninguna manera jamás se disforme: y asimismo lo suplico al Rey y á la Reina nuestros Señores, y al Príncipe D. Juan, su primogénito nuestro Señor, y á los que le sucedieren por los servicios que yo les he fecho: é por ser justo que les plega, y no consientan ni consienta que se disforme este mi compromiso de Mayorazgo é de Testamento

Dudas de autenticidad del Mayorazgo:

– Cristóbal Colón desde Granada a 24 de mayo de 1501, en una carta al Padre Gorricio, escribe:

“Reberendo y muy deboto padre:

Mucho he de menester un traslado abtorizado de escrivano público de una provisión que alá está, porque pueda yo hazer Mayorazgo, y querria que fuese en pergamino”.

En su último testamento que hizo en Valladolid a 19 de mayo de 1506, ante el notario Pedro de Hinojedo, el Almirante manifiesta:

Cuando partí de España el año de mil quinientos e dos yo fize una ordenanza e Mayorazgo de mis bienes, e de lo que entonces me pareció que complia a mi ánima e al servicio de Dios eterno, e honra mia e de mis sucesores: la cual escriptura dexé en el monasterio de las Cuevas de Sevilla a Fray don Gaspar con otras mis escrituras e mis privilegios e cartas que tengo del Rey e de la Reina, Nuestros Señores. La cual ordenanza apruebo e confirmo por esta

Por lo escrito parece indicar que no sabe nada del Mayorazgo o cuando menos es raro que no haga mención del mismo

-En el documento de Confirmación de Simancas comienza:

En la muy noble ciudad de Sevilla

En documento de la minuta del Mayoprazgo comienza:

En la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla

  • El documento del Mayorazgo aparece la firma del Almirante, que parece falsa, aparecen otras indescifrables
  • La fecha aparece tachada aun así se dio por buena la fecha del 22 de Febrero de 1498.
  • Hay una marginal de Cristóbal Colón que dice: “No valga esta escritura y valga otra que dice de mi letra año de 1502 a 1 de abril en el Monasterio de las Cuevas de Sevilla, que tiene Fray Gaspar”.
  • Mencionan al Principe Juan, primogénito de los Reyes, a velar por el cumplimiento del Mayorazgo cuando el príncipe Juan murió en Octubre de 1497, cuatro meses antes de la fecha del Mayorazgo. Aunque esto se podría resolver con la disculpa de que Colón lo escribió en 1497 pero que el escribano Martin Rodriguez lo firmó en Febrero de 1498, sin darse cuenta de lo escrito sobre el príncipe.
  • No se cumplió lo de dejar a una persona de su linaje en Genova, si tanto interés tenía lo tendría que haber puesto en el siguiente testamento de 1506.
  • En el Mayorazgo dice:

[..] allende de la cual mandaron é me hicieron su Almirante en la mar, con todas las preeminencias que tiene el Almirante don Henrique en el Almirantazgo de Castilla,[…]

Comete el error de llamar al Almirante de Castilla don Henrique cuando en realidad se llamaba don Fabrique Henriquez.

En esta Institución de Mayorazgo, en la que aparece que Colón Cita a Génova como ciudad “de donde salió y en donde nació” , no figura el apellido Colombo. Es el apellido Colón el que se repite y recalca al mandar que la persona que herede el Mayorazgo sea hombre del “linaje verdadero” de “Colón”.

  • En el documento de Mayorazgo también consta: “Habrá el dicho Don Diego o cualquier otro que heredare este Mayorazgo mis oficios de Almirante del Mar Océano, que es de la parte del Poniente de una raya que mandó asentar imaginaria, su Alteza sobre a cien leguas sobre las islas de las Açores, y otros tanto sobre las de Cabo Verde, la cual por todo a Polo a Polo, allende de la cual mandaron o me hicieron su Almirante” .

Aquí hay un error grave, el tratado de Tordesillas, de 7 de junio de 1494, había cambiado esta línea de cien leguas al Oeste de las Azores, implantada por las Bulas Alejandrinas de 1493, por otra situada a trescientas setenta leguas al Oeste de las islas de Cabo Verde. Este error no lo podía cometer de ninguna forma Cristóbal Colón, que estaba perfectamente informado de estos asuntos, y, creo que fue uno de los que aconsejaron a los Reyes de realizar este cambio.

  • Este documento no fue encontrado en el convento de las Cuevas con los otros papeles que el Consejo de las Indias hizo sacar en 1580 para agregarlos al expediente”. Y es raro que Fernando Colón y Bartolomé de las Casas no lo hayan mencionado, ellos tuvieron acceso a toda la documentación de Colón incluida la que se guardaba en el Monasterio de las Cuevas.
  • La Confirmación real al documento de Mayorazgo, con fecha de 28 de Setiembre de 1501 esta firmada por Fernando Alvaro de Toledo como Secretario, personaje que había cesado en su cargo en 1497, ocupó dicho cargo de 1493 a 1497.
  • Salvador de Madariaga opinaba al respecto “el Mayorazgo de 1498, aunque apócrifo, se falsificó sin duda sobre el documento de 1502, desaparecido (precisamente para poner el apócrifo en su lugar)” (S.M. Vida M.M.S. Don C.C. Pag,491)

Es posible que Madariaga tuviera razón y que en realidad no se habría falsificado todo el texto sino que más bien se habría actuado, manipulado, sobre un texto original que si existió pero que desapareció, el motivo es que el Mayorazgo contiene frases que no tendrían sentido en una falsificación que buscara una ventaja o un posicionamiento a favor de uno de los litigantes. Me refiero en concreto a estas dos frases que forman parte de dos párrafos diferentes:

[….] dicho Mayorazgo y le suceda y herede el pariente más llegado á la persona que heredado lo tenía, en cuyo poder escribió, siendo hombre legítimo que se llame y se haya siempre llamado de su padre antecesores, llamados de los de Colón.

[…] El cual Mayorazgo en ninguna manera lo herede mujer ninguna, salvo si aquí ni en otro cabo del mundo no se fallase hombre de mi linage verdadero que se hobiese llamado y llamase él y sus antecesores de Colón.

En las dos hay dos elementos en común y es el de denominar a su linaje  y posibles herederos como los “DE COLÓN”, es decir, que no se refirió a sus descendientes como los Colombo o los De Colombo, ni tampoco se refiero a ellos como los Colón, tampoco se refiero a ellos como los de Colóm o como los Colóm, ha expresado exclusivamente los llamados de los DE COLÓN, Los denominó de la misma forma en que denominaron a Colón en las Capitulaciones de Santa Fe, que al principio del documento lo llaman Cristóbal de Colón. Esta es una de la curiosidades que llama la atención del Mayorazgo de 1498 puesto que a ninguno de los litigantes les beneficiaba en nada concreto es más los perjudicaría ya que ninguno se apellidaba de la misma forma, los Colombo esta claro que no se beneficiaban, y se supone que fueron ellos quienes manipularon el Mayorazgo en concreto Balatassare, y a los Colón a secas tampoco es que los perjudicara pero tampoco los beneficiaba.

Bien pues el apellido DE COLÓN en el único lugar del mundo donde existía era en Pontevedra y Poio, pueblo situado a 2 Km de Pontevedra, este hecho a mi me parece una tremenda casualidad que no tiene sentido en una falsificación, y, si podría tener sentido si el que lo escribió se llamaba de esta forma, porque en previsión de que su Mayorazgo se fuera a perder, por no haber herederos directos, recurre al extremo de decir quien lo tiene que heredar los de su verdadero linaje. Pensemos que en 1502 Colón no tenía nada claro que podría pasar con sus hijos, es decir, eran jóvenes no estaban comprometidos y sus dos hermanos eran mayores, sin embargo, en 1506 ya las cosas estaban más claras los Reyes buscaron un compromiso de Diego Colón, hijo, con la sobrina del Duque de Alba por tanto Colón ya sabía que su hijo en condiciones normales ya podría tener descendencia y así poder heredar el Mayorazgo, por tal motivo Colón no habría puesto nada en relación con los DE COLÓN ya que nada tendría que temer, a l menos de momento.

A esta primera curiosidad se sumaría la segunda cuando en la otra frase dice:

[..] salvo si aquí ni en otro cabo del mundo no se fallase hombre de mi linage verdadero que se hobiese llamado y llamase él y sus antecesores de Colón. A mi modo de entender con esta frase no solo les esta diciendo que tienen que llamarse los DE COLÓN sino que también les dice donde hay que buscar a los de su linaje verdadero en el otro cabo del mundo, es decir, en la tierra de Finisterre.

Estas dos frases son las que me hacen pensar en un escrito autenticó de Colón, quizás los que manipularon el documento no pensaron en que esto no le causaría problemas y efectivamente lo escrito no causó ningún problema es más pasó desapercibido para el Tribunal, quizás también es que no quisieron manipular el documento más de lo necesario para no levantar sospechas.

Ahora bien también hay otras preguntas que tampoco se han respondido, si los falsificadores tenían el Mayorazgo de 1502, ¿por qué lo manipularon para darle una fecha anterior? ¿qué sentido tendría para el/ellos el poner dicha fecha? ¿por qué no dejar el Mayorazgo manipulado con la fecha de 1502?. Nadie tampoco se ha preguntado ¿por qué el/ellos falsificadores escogieron la fecha de 1498? se supone que si Baltassare Colombo el manipulador o falsificador, sería el más beneficiado fuera tan torpe a la hora de falsificar el documento o manipularlo, como más de un autor lo ha calificado, no parece que tuviera que ser torpe falsificando documentos cuando era un consumado pleitista tal y como lo denomina Beltrán y Rózpide, es más en el caso del Principe Juan creo que si alguien se pone en la tarea de falsificar se tomaría la molestia de estudiar la vida de Colón y lo sucedido a su alrededor, tiempo tuvieron, y no cometerían la torpeza de mencionar a un Principe Juan, como tutor del Mayorazgo, sin saber siquiera si esta vivo o muerto sinceramente se tomaron muchas molestias y gastos económicos como para cometer semejante torpeza, me parece más lógica la explicación de que el escribano recibió tarde el Mayorazgo y lo firmó 4 meses más tarde sin darse cuenta que el Príncipe Juan estaba llevaba muerto 4 meses.

Veamos lo que nos cuenta Celso García de la Riega en su Libro “Colón español,.Su Origen y Patria” al respecto:

[….] Cristóbal Colón temió que la línea directa se extinguiese muy pronto, y en previsión de tal peligro, ordenó que la sucesión recayese en el pariente más cercano que hubiese en cualquiera parte del mundo, siempre que se llamase «de Colón». Si los hijos y hermanos del Almirante morían sin dejar sucesión masculina, es evidente que no habría hombres de su linaje con el apellido Colón a no ser ser que existieran en otro cabo del mundo, y que, por una eventualidad cualquiera, apareciese en demanda del Mayorazgo algún individuo de los llamados de Colón, de Pontevedra ó de otra parte; era, pues, un caso de conciencia. ¿Previo esa eventualidad el fundador del Mayorazgo? Podemos contestar concreta y afirmativamente á tal pregunta en vista de la gran insistencia, repito, con que emplea el concepto los llamados de Colón, así como la preposición de, qué precisamente figura antes del mismo apellido en los documentos pontevedreses, no siendo menos notable el adjetivo de verdadero unido á la palabra linaje. Porque ¿quién menciona su linaje verdadero si no es para distinguirlo de otro ficticio ó supuesto, como lo era el de los Colombo italianos por haber usado temporalmente este apellido y por titularse genovés el descubridor de América? ¿Y acaso éste podía llamar cabo del mundo á Genova ó á cualquier otro pueblo de su territorio? ¿No parece más bien alusiva esa frase á la costa gallega con su promontorio Finisterre, como si el Almirante no pudiese reprimir su inclinación á la tierra natal? 

Pero aun se ofrece otro comentario muy oportuno. Al imponer que no herede mujer ninguna, salvo el hecho de no hallarse hombre de su linaje al fallecimiento de sus hijos y hermanos, nada más sencillo si tampoco hubiese hembras, y si era cierto que Colón tenía una hermana llamada Blanchineta, casada y con un hijo de nombre Pantaleone, según rezan los documentos italianos, que en caso tan extremo, y á falta de sucesores de aquéllos (previsión inexcusable), incluyese á su hermana y á su sobrino en la nómina de herederos posibles. No hay razones que se opongan á esta lógica consideración. De ello se deduce que esa Blanchineta era hija de un Doménico Colombo, del todo extraño al verdadero linaje de Colón […]

Por otra parte si fue Balatassare Colombo el falsificador, repetimos sería el más beneficiado, como es que comete el error de escribir:

[..] salvo si aquí ni en otro cabo del mundo no se fallase hombre de mi linage verdadero que se hobiese llamado y llamase él y sus antecesores de Colón.

Cuando lo lógico sería escribir salvo si aquí o en Genova no se fallase hombre de mi linaje verdadero que se hobiese llamado y llamase él y sus antecesores Colombo, como un/os falsificadores pueden cometer semejante torpeza cuando esta claro que lo que más beneficiaba era lo que interesaba, es decir, Genova y Colombo.

Por otra parte tenemos que el documento del Mayorazgo no es todo falso recordemos lo escrito por Colón en la nota marginal, que es su letra y la filigrana del papel que es de la época, en el caso de falsificarlo en 1478 hubieran pasado 80 años resulta complica 80 años después encontrar 7 u 8 hojas con la misma filigrana de 1498.

Para finalizar creo que el documento del Mayorazgo tiene partes autenticas y otras manipuladas, no cabe otra explicación para lo que escribe sobre su linaje verdadero, De Colón, y sobre el en otro cabo del mundo. Pienso que en estos datos no se ha profundizado nada ni se ha dado ningún tipo de explicación por parte de los historiadores al igual que la Toponimia y la Lengua utilizada por Colón solo se dio cuenta y se fijo en esto un avispado intelectual de principios del siglo XX, Celso García de la Riega y sus seguidores.

Por todo ello creo que lo único claro de este asunto es que el Mayorazgo fue manipulado y no falsificado en toda su extensión y que falta por aclarar si el Mayorazgo de 1498 existió o no y si el presentado es una manipulación del Mayorazgo de 1502, que el propio Colón escribe que lo hizo y que esta desaparecido.

 

 

 

Navegador de artículos