Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Podría Ser Cristóbal Colón Judío o de Etnia Judía?

Cristóbal ColónNo cabe duda que la figura de Cristóbal Colón tiene algunas incógnitas, y la que más llama la atención de todas es el misterio sobre su origen: origen Noble gallego, catalán, mallorquín, Alcarreño, judío…

Para mi esta claro que era gallego y a la pregunta de ¿por qué oculto su origen gallego?, tenemos dos posibles respuestas:

La primera la del noble gallego, partidario de la Beltraneja y enfrentado a los Reyes Católicos durante muchos años, es decir, Pedro Madruga, los Reyes le habrían perdonado a cambio de un cambio de nombre, Cristóbal Colón, y mantener el secretode estado

La segunda es la que se le atribuye a Colón un origen gallego de ascendencia judía, aparte de haber participado la familia en las revueltas de la Galicia del siglo XIV y por ello tener que haber emigrado, estos dos aspectos serían la causa de ocultación de su origen.

De la primera ya hemos escrito varios artículos en este blog, por tanto vamos a contemplar la segunda.

Cuando Celso García de la Riega comenzó la investigación sobre la posibilidad de un Cristóbal Colón español, se encontró con el misterio de su origen, que estaba envuelto en una nebulosa que no era nada clara, una de las causas por las que creyó que ocultaba su origen era su ascendencia judía, y llego a esta conclusión por el, supuesto, apellido materno, Fonterosa, en Pontevedra había varios documentos en los cuales figuraba una familia de apellido Fonterosa y que abarcaba varios individuos con diferentes nombres: María, Abrahan, Benjamin, Jacob, Eliezer fonterosa y como digo atribuyó al origen Judío de su familia materna la causa de la ocultación del origen, hay que recordar que en la época de Colón es cuando empezaba la Inquisición y cuando se promulgó el decreto de expulsión de los Judíos de España, ya solo esto sería un motivo más que suficiente para ocultar su origen.

Celso García de la Riega no fue el único en compartir este origen Judío tenemos a personas nada sospechosas como: Salvador de Madariaga, Menéndez Pidal, Horta y Pardo, Blasco Ibañez, Jose María Lacalle, Manuel Murguía y un largo etc, ninguno de estos señores era de origen judío.

Por otra parte también hay referencias muy anteriores de este origen Judío de Colón, sabemos que la primera referencia escrita de que el Almirante era israelita aparece en un documento diplomático. Cincuenta años después de su muerte, el Embajador francés en España, Burdau, escribe a su país sobre “Colón judío”.

El estudio del posible judaísmo de Colón avanzó mucho desde que lo propuso Celso García de la Riega, tanto en el estudio del personaje como en el estudio documental, este artículo solo trata de reflejar una serie de datos de Colón que lo relacionan con una posible ascendencia judía: que Colón fuera converso, es decir, que se unió al cristianismo abandonando toda practica judía, o que fuera marrano, es decir, aquellos judíos que se convertían pero que seguían practicando algunos ritos judíos en la clandestinidad, yo esto no lo juzgo, simplemente me parece interesante todos los datos aportados y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Lo primero por donde voy a empezar es por un estudio(1), sobre los apellidos judíos gallegos en donde he encontrado lo siguiente:

En cuanto a los apellidos usados por los judíos gallegos, en los siglos XIII, XIV y XV, se podrían distinguir varios grupos, pero entre ellos tenemos los documentos en los que aparece la extensión “O Vello” dando a entender que con el mismo nombre se documenta la existencia de otra persona más joven”.

Sobre esto hay que añadir, en los documentos aportados por Celso García de la Riega había dos que eran: Domingo de Colón o vello y Domingo de Colón o mozo, es decir, que según lo dicho anteriormente Domingo de Colón mozo y o vello, además de ser de familiares de Cristóbal Colón, eran además de ascendencia judía. A favor de esto tenemos “en 1489 en Tarragona, figuran entre los condenados por la Inquisición, un tal Andrés Colón y su familia”.

Por otra parte tenemos que el estudio también aporta lo siguiente:

puesto que los judíos tenían cerrada la vía militar y vasallática para acceder al rango de nobles y tenían prohibido cualquier cargo que supusiese jurisdicción sobre los cristianos, no pudieron utilizar el “don” ni como señores con poder sobre tierras y hombres, ni como poseedores de un título nobiliario. En consecuencia, el “don”, entre los judíos, se utilizó como una formula de tratamiento o, simplemente, como símbolo de poder económico o estatus social.

Sepades que don Mose Peres, vesino de la villa de Allaris, me fiso relaçion, por su petiçion, desiendo que por cabsa”52; o la que también la reina doña Isabel dio el 30 de Mayo de 1489 requiriendo al conde de Ribadavia para que cumpliera un contrato que había contraído con Mosé Pérez: “Sepades que don Mose Peres, mi recabdador del obispado de Orense et de Lugo et Mondonedo, me fiso relaçion”53; tratamiento que se mantiene, también, el 3 de Junio de 1489 o el 4 de Junio de 1489, entre otras ocasiones. AGS, RGS, 1489-Junio-03, fol. 214, doc. 1569

El tratamiento de don, también encajaría en uno de los argumentos en el que incide la teoría de Pedro Madruga-Colón, y no es otro que el supuesto tratamiento que le dieron a Colón como don, antes de la firma de las capitulaciones de Santa Fe, pues en caso de ser cierto aquí tendríamos una explicación para el trato de “don”.

JUDÍOS Y CONVERSOS APOYAN A CRISTÓBAL COLÓN

Los esfuerzos de los sefarditas para ayudar a Colón fueron manifiestos; en un principio contó con el apoyo infructuoso de Isaac Abrabanel y Abraham Senior, figuras importantes dentro del judaísmo y cuya influencia y riqueza eran tan reconocidos que sus correligionarios los comisionaron para negociar con los Reyes Católicos que no los expulsaran.

La situación mejoró para Colón cuando entraron en juego conversos como Luis de la Cerda, Duque de Medinaceli. Al conocer a Colón tomó interés por sus proyectos, le hospedó en su casa durante dos años; solicitó a su pariente Pedro González de Mendoza, Arzobispo de Toledo y Cardenal de España al que llamaban el “Tercer rey de España” que apoyara a Colón y escribió a la reina recomendándole el proyecto; su interés también se manifiesta al ofrecer tres barcos para realizar el viaje; tuvo que desistir de la idea porque la reina no le dio su asentimiento. Gracias a Luis de la Cerda el Cardenal de España, se convirtió en uno de los más entusiastas promotores de Colón. El Duque y el Cardenal tenían sangre israelita pues una abuela común era hebrea; el duque tuvo que defenderse ante el Tribunal de la Inquisición que lo acusó de judaizante. Esta sería otra explicación de otro de los fundamentos de la teoría Pedro Madruga-Colón, ya que según estos, el Cardenal Mendoza era primo de los Sotomayor y por tal motivo recibió su ayuda.

Juan Cabrero, camarero de Fernando, uno de los amigos más allegados al Rey, recomendó en varias oportunidades los planes de Colón. El Almirante atribuye a Juan Cabrero y a Fray Diego de Deza, el hecho de que los Reyes poseyeran las Indias. El abuelo de Cabrero, Sancho de Paternoy, murió en la prisión del Tribunal de la Inquisición.

A Juan Coloma, Secretario de estado del reino de Aragón de origen judío por la línea materna y cuya esposa pertenecía a la familia conversa de la Caballería, correspondió firmar la Capitulación de Santa Fe y la Carta de Privilegios de 1492

Luis de Santángel, escribano de la Ración del Reino de Aragón, era de familia conocida como conversa; Luis de Santángel fue quizá el que más apoyó a Colón; cuando las negociaciones con los Reyes se malograron, Colón salió de Granada; al enterarse de esta situación, tres conversos: Luis de Santángel, Juan Cabrero y fray Diego de Deza entraron a defender el proyecto. La reina temía apoyar el viaje de Colón por los gravámenes financieros que implicaba pues las arcas estaban vacías por la guerra contra los moros; Luis de Santángel concedió un préstamo sin intereses por 17.000 ducados de oro (casi cinco millones de maravedíes), iniciativa que consultó a los conversos Juan Cabrera, Gabriel Sánchez y Alonso de la Caballería.

Gabriel Sánchez, tesorero mayor del reino de Aragón, fue uno de los cinco hijos de un judío quemado en efigie en 1493, sentenciado por “hereje, apóstata y judaizante”

Hay sospechas de que la octava parte de los gastos para equipar las carabelas y que correspondía aportarla a Colón, fue prestada en gran parte por Gabriel Sánchez

Fray Diego de Deza, ilustre teólogo que llegó a ocupar después de la muerte de Fray Tomás de Torquemada el cargo de Inquisidor General; era descendiente del judío Ruy Capón. Colón lo encontró en el Colegio de San Esteban Salamanca y por su intermedio conoció al astrónomo hebreo Abraham Zacuto profesor de Astronomía de la Universidad de Salamanca.

De Deza siempre apoyó a Colón, por eso el Almirante escribe a los Reyes: “Desde que vine a Castilla ese prelado me ha aumentado mi prestigio. A él, junto con Chambelán Cabrero, deben vuestras Majestades la posesión de Indias“.

Fray Antonio de Marchena, astrónomo del monasterio de Santa María de la Rábida, era de origen converso y su hermano, también franciscano, fue a la hoguera por “judío renegado“.

Beatriz Fernández de Bobadilla, y su esposo Andrés Cabrera, Marqués de Moya, fueron destacadas personas que lucharon infatigablemente para que la reina hiciera viable la iniciativa de Cristóbal

Otra persona influyente en la Corte de Castilla era Juana de Torres, confidente de la reina Isabel y ama del Príncipe heredero don Juan; se sabía que era de origen converso y excelente amiga de Colón

Otros cristianos nuevos ayudaron a Cristóbal Colón; sus nombres aparecen en los expedientes de Aragón y de Castilla; el Almirante tuvo en el momento preciso el apoyo de los judíos conversos; ello se debe a la situación en que se encontraban; ocupaban importantes cargos, tenían grandes capitales, y estaban amenazadas sus vidas y fortunas por la Inquisición

Los Reyes Católicos habían ordenado que los judíos salieran de España el 31 de julio, pero la reina prorrogó el límite 48 horas, es decir hasta el 2 de agosto, sin embargo, Colón parece haber aplazado deliberadamente la partida de su expedición hasta el 3 de Agosto de 1492 a pesar de que todo estaba listo ya para el día anterior, que era el día de ayuno del 9 de Ab, día que conmemora la destrucción de los Templos de Jerusalén por Nabucodonosor y también por Tito. Todo estaba dispuesto para zarpar el 2 de agosto, 9 Ab, ¿por qué esperó hasta el día siguiente, el 10 Ab, media hora antes de salir el sol? Pues, simplemente porque el día anterior era de mala suerte para los judíos, y ningún judío comenzaría nada. ¿Era consciente Colón de aquel aniversario y de aquella tradición?

En el primer viaje Colón esperaba llegar a tierras donde hablaran hebreo, por eso llevó un traductor, los historiadores dicen que Luis de Torres fue el primer español que pisó el Nuevo Continente porque el intérprete iba a la vanguardia para dialogar con los nativos y que posiblemente la primera palabra que se dijo los aborígenes fue en hebreo.

Es extraño que Colón no llevará a un sacerdote o cura o franciscano, siendo en teoría un viaje evangelizador, sin embargo, se lleva a un traductor de hebreo, esta explicación puede estar en esto:

Siempre preocupó a los judíos la desaparición de las Diez Tribus que se remonta al año 722 a. de J.C., cuando el rey Sargón II tomó la capital del reino de Isabel y dispersó su población. Hasta la época del descubrimiento de América se consideraba que las Diez Tribus vivían en Asfareth, palabra que significa “la otra tierra”; término confuso y poco significativo.

Comenta Vicente Risco que según el Talmud de Jerusalén había “israelitas en lugar oculto donde por especial providencia de Dios vino una nube y los cubrió, para preservarlos de los pueblos extraños”. Scheder Olam llama a aquellas nubes “Montañas de Oscuridad” y se ha interpretado que esa tierra oculta durante siglos fue América.

La idea de que las Diez Tribus vivían en tierras lejanas se basa principalmente en el libro cuarto de Esdras, un apocalipsis que contiene las visiones que tuvo en Babilonia en el año 557 a. J.C, Cristóbal Colón leía a Esdras, esta puede ser la explicación de haber llevado a Luis de Torres.

Hechos y Escritos que pueden relacionar a Colón con el Judaísmo

A un conocido converso, Diego Rodríguez Cabezudo, encomendó Colón que cuidara de su hijo Diego cuando llegó a Castilla en 1485 y en su casa debió de residir el niño en las temporadas que no vivía con sus tíos Briolanja Monis y Miguel Muliart (2)

Beatriz Enríquez de Arana

Poco sabemos de esta mujer que dio a Colón a su segundo hijo, Hernando. ¿Era una mujer de la vida, como se decía entonces? Nunca casó con ella. ¿Sería por el apellido de su padre, Torquemada? Un apellido que los hijos nunca usaron, prefiriendo el de la madre, Enríquez. Aunque en la España del momento los hijos optaban por el patronímico de uno u otro, tanto Teresa como su hermano Pedro, que acompañó a Colón en su primer viaje, usaron el Enríquez. ¿No quiso Colón casarse con una judía –o conversa– para no revelar su religión, dado que era una norma más que sabida que los conversos se casaban entre ellos?(3)

Hace unos años, apareció una carta de Hernando de Talavera, entonces prior del Monasterio de Prado y más tarde arzobispo de Granada, que, en vísperas del descubrimiento, escribía a la reina pidiéndole que ordenara cancelar el viaje que Colón proyectaba, Talavera ya al final de la carta se despacha escribiendo: «Si Vuestra Alteza confiase a Colón a manos de la Inquisición puedo asegurarle que su destino no será un navío»

En octubre de 1500, fray Juan de Trasierra, uno de los frailes franciscanos que acompañó a Colón al Nuevo Mundo, envió una carta al Cardenal Cisneros rogándole que impidiera que don Cristóbal y los de su «nación» regresaran a las Indias, donde actuaban en su provecho, como Faraones. Un texto que ha dado pie e interpretar «nación» en el sentido de «la nación judía»(4)

La lista de nombres bíblicos en la toponimia coloniana es otro factor a tener en cuenta, ejemplos: la ensenada deAbraham en la Isabela, la punta deIsaac de la Isla Santa María la Antigua, el CaboSalomón en Guadalupe, la Caleta de David en Jamaica y el Monte Sinaí en Granada. Esto indicaría solo que tenía sólidos conocimientos sobre el mosaismo; sin embargo, esos conocimientos bíblicos era, para la época, sospechosa y peligrosa para una persona cristiana.

Entre los científicos que más influyeron sobre Colón se destaca Abraham Zacuto, profesor de la Universidad de Salamanca; debido a las persecuciones religiosas tuvo que radicarse en Lisboa como astrónomo del rey Juan II, y más tarde de Manuel de Portugal. Zacuto, mejoró el astrolabio y publicó el “Almanaque Perpetuo” que Colón investigó y al que hizo anotaciones marginales y que consideraban los navegantes como la obra más útil del siglo XV, ya que permite el cálculo de latitudes; son también clásicas sus Tablas Astronómicas. Zacuto facilitó los resultados de sus investigaciones al Almirante y le prestó ayuda personal. En 1504, Cristóbal, Colón, cuando naufragó, salvó su vida y la de su tripulación debido a que predijo a los aborígenes, que la luna se oscurecería totalmente, cuando esto ocurrió cundió el pánico y los indígenas cambiaron de conducta; predijo el eclipse con tres días de anticipación basado en las Tablas Alfonsinas” y en las de Abraham Zacuto.

Entre los astrónomos del sur de Francia que consultó Colón figura Leviben Gerson, deProvenza, a quien Zacuto llama “El Príncipe de los Astrónomos” y que publicó en 1543, un sistema planetario; se le consideraba el precursor de Nicolás Copérnico pues doscientos años antes sostuvo que los planetas no se movían alrededor de la tierra; su obra el “Báculo de Jacob“, un cuadrante inventado por él fue estudiado por el Almirante. Bonnet de Lates, de Provenza, se destacó como médico, tenía gran amistad con los Papas Alejandro VI y León X. En 1493, describe un instrumento astronómico para determinar la hora, el que acompañó a Colón en sus viajes lo mismo que el cuadrante de Levi, el astrolabio con las mejoras de Zacuto, las Tablas Alfonsinas, el Almanaque Perpetuo y los mapas de navegación de los Cresques.

En 1501, cuando el almirante creía haber llegado a las antípodas, escribió a los reyes: «para la hesecución de la impresa de las Indias, no me aprovechó razón ni matemática ni mapamundo: llenamente se cumplió lo que dijo Isaías». Ya antes, en la relación del segundo viaje nos dejó dicho Colón que Dios «habló destas tierras por la boca de Isaías»; y en otra ocasión aseguró que Dios «lo había hecho mensajero del nuevo cielo y tierra que dezía Nuestro Señor por San Juan en el Apocalipsis, después de dicho por boca de Isaías».

Veamos los textos: Dice Isaías (versículo 65, 17ss):

He aquí que yo crearé cielo nuevo y tierra nueva, y no se recordarán ya las cosas antiguas… pues he aquí que daré a Jerusalén alegría y regocijo a su pueblo… lobo y cordero a una pastarán y el león comerá paja con el buey, más la serpiente tendrá polvo por alimento.

Y San Juan (21, 1 ss):

Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra, pues el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido, y el mar no existe ya; y la santa ciudad, la nueva Jerusalén, la vi como descendía del cielo… preparada como desposada que se ha engalanado para su esposo.

Desde siempre el almirante se encontró poseído por una idea fija: la conquista de Jerusalén y la reconstrucción del Templo. En ningún caso la fe cristiana puede esperar la reconstrucción del Templo, porque una de dos. O permanece destruido hasta el fin de los siglos como castigo a la perfidia judaica o ha sido ya levantado de nuevo por un milagro divino. La reconstrucción del templo tan ansiada por Colón resulta ser una creencia que no se ajusta a la ortodoxia cristiana, por más que forme parte de la escatología de la Iglesia, dado que el recons- tructor del Templo ha de ser el Anticristo, el Mesías judío.

En la biblioteca de Colón se encuentran libros sobre el judaísmo como “La guerra de los judíos” de Flavio Josefo, una obra del ex-rabino Samuel Ibn Abbas del que copió capítulos, y de “Nativitatibus”, del erudito Abraham Ibn Esras. En sus lecturas prefería “El Libro de los Profetas”, que copió en parte y que cita en el diario y en sus cartas; su profeta preferido era Isaías; también menciona a Ezequías, como lo hace al comentar a Gog o el dominio de los judíos.

A quien más citaba Colón era al profeta Isaías: “Si, se reúnen las naves para mí, con los navios de Tarsis a la cabeza, para traer de lejos a tus hijos con su oro y su plata, para el nombre de Yavé, tu Dios; para el Santo de Israel, que te glorifique”, y, “Porque he aquí que voy a crear unos cielos nuevos y una tierra nueva, y ya no se recordará lo pasado ni vendrá más a la mente”. Las interpretaciones de las profecías de Isaías hacen impacto en el Almirante, más que las disquisiciones geográficas.

Llaman la atención sus amplios conocimientos sobre el Antiguo Testamento y las escrituras sagradas; en uno de sus libros, “Historia rerum ubique gestarum” del Papa Pio II, pone de manifiesto que esta familiarizado con la cronología hebraico,. Tras referirse al año de 1481, aquel en el que estaba escribiendo el comentario,consigna enseguida el correspondiente del cómputo hebraico, 5421, la edad que tenía entonces el mundo según la biblia y de hay pasa a observar que Adán murió a los 130 años, y que la destrucción del segundo templo al que llama -secunda casa-, denominación típicamente hebrea, nunca usadas por los no judíos habría ocurrido 1413 años atrás. Como esa nota se conservan otras muchas. Prueba, en conjunto, que Colón dominaba la historia hebraica y que había penetrado en el carácter del judaísmo

Este hombre que cita y medita con fruición los textos sagrados, nunca empleó la palabra Jesús; hablaba del Señor, y en sus interjecciones y comentarios cita nombres bíblicos como: Israel, David, Jerusalén, Judá y el rey de Israel; en carta a Diego Deza, preceptor del Príncipe Juan, escribe: “pónganme el nombre que quisieren, que al fin David, Rey muy sabio, guardó ovejas y después fue hecho Rey de Jerusalén; yo soy siervo de aquel mismo Señor que puso a David en este estado”, en otro escrito: “Soy servidor del mismo Dios que crió a David”. Estas dos frases dan que pensar.

El diario del primer viaje contiene una página muy significativa, fechada 23 de septiembre de 1492 El viaje se prolongaba, No se veía aún tierra. -Y como la mar estuviese mansa y llana, murmuraba la gente diciendo: que pues allí no había mar grande, que nunca ventaría para volver a España..-De pronto -alzóse mucho la mar y sin viento-. Era el periodo de los huracanes ecuatoriales, cosa que asombró y apaciguó a la vez a los marineros. Comenta entonces Colón así que muy necesario me fue la mar alta, que no pareció, salvo el tiempo de los judíos cuando salieron de Egipto contra Moisés, que los sacaba de captiverio.

Esta forma de reaccionar del Almirante es sorprendente, es típica de los judíos, siempre prontos a ilustrar toda suerte de situaciones con lugares y episodios de la Biblia y otras escrituras sagradas.

Hay una coincidencia sugestiva: la Biblia habla de un país llamado Ofir, rico en oro, piedras preciosas y maderas olo­rosas, adonde manda su flotilla el Rey Salomón. Una flotilla, construida y conducida por marineros que su amigo Hiram, Rey de Tiro, le había facilitado.

Lo interesante es que Colón mismo cuenta en una carta dirigida a los Reyes Católicos, que había descubierto el país de donde había sacado el Rey Salomón su oro y sus piedras preciosas. Este lugar es Veragua, que tocó en su cuarto viaje. Escribe Colón: «Del oro de Veragua llevaron 666 quintales de oro a Salomón, y David en su testamento, dejó 3.000 quintales de oro de las Indias a Salomón para ayudar a la edificación del Templo». Es notable, que el historiador Flavio Josefo hace mención de estas tierras como fuente de oro, que Salomón había utilizado en la construcción del Templo.

Llama la atención que comienza el relato de su viaje con una referencia a la expulsión de los judíos de España y men­ciona el Segundo Templo de Jerusalén, con la traducción del término hebreo «Segunda Casa», y dice que ello acaeció en el año 68 d.C. -la fecha casi coincide con la fecha real (70 d.C.). Crónicas del siglo XV y XVI mencionan, que habían varias fami­lias de apellido Colón en Mantua, entre ellas Rabi Yosef Colón, médico, filósofo, matemático y astrónomo, lo que parece confir­mar la ascendencia judía del famoso almirante

Hay muchas investigaciones, tanto judías como no judías, sobre la vida y las actividades de los marranos, criptojudíos o nuevos cristianos de origen español y portugués en los dife­rentes países del Nuevo Mundo, basadas en las Actas del Santo Oficio. Según estos documentos había muchos judaizantes, que intentaron mantener y fortalecer el judaísmo entre los refugiados, incluso había también proselitismo. Varios de los judíos participa­ron muy activamente en el comercio interior y exterior. Había judíos de ascendencia portuguesa, española, italiana e irlandesa, que figuran en las actas como portugueses. Es interesante, que durante largo tiempo las palabras «portugués», y «judío» fueran sinónimos, también ocurría lo mismo con la palabra «genovés».

Simbolo ColónEn las cartas familiares a su hijo Diego, junto a la cruz que encabezaba todos sus escritos, Colón añadía un signo extraño. Maurice David, que lo interpretó como una abreviatura de la bendición hebraica «Baruch Haschem» (Alabado sea el Señor), mediante las iniciales de las dos palabras, bet y hai, escritas, además, de derecha a izquierda, al modo semítico. Que Colón pusiera ambos signos, la cruz y el bet hai, nos dicen, no era más que el «disimulo», la actitud típica de los conversos: mostrarse en público cristianos y a la vez dar testimonio a su apego a la antigua religión en el seno de reducidos círculos familiares.

Por otra parte Colón tenía otro comportamiento típico de los conversos y es el de ser más papista que el Papa, llevaba hasta el extremo su cristianismo, tanto que no era creíble, el era seguidor de los franciscanos, que eran los que más en contra estaban de los judíos.

Fray Bernardo pasó a las Indias en el segundo viaje colombino dirigiendo una expedición compuesta al menos de cuatro o cinco franciscanos, tres hermanos mercedarios y un ermitaño de San Jerónimo. Las relaciones del mínimo con don Cristóbal pronto se quebraron hasta tal punto que el celoso misionero optó por regresar a la Península, aduciendo motivos de salud, acom- pañado de dos de los frailes franciscanos, el picardo Juan de Leudelle y el francés Juan Tisín. Apenas si vivieron un año en el Nuevo Mundo dejando abandonados a su suerte al resto de sus compañeros. Corría el mes de noviembre de 1494.

Las noticias sobre Colón y su gobierno que los frailes franciscanos, que habían regresado con fray Buil, debieron de dar tanto al Cardenal Cisneros como en sus conventos no fueron en absoluto favorables al almirante.

Como recordaba Juan Gil, al almirante no le obsesionó la evangelización de los indios y tampoco le interesó la presencia en La Isabela o en Santo Domingo de un grupo organizado de clérigos «que pudieran formar una comunidad operativa tanto para sujetar a los españoles como para ejercer su misión predicadora».(5)

(1) ESTUDIOS DE GENEALOGÍA, HERÁLDICA Y NOBILIARIA DE GALICIA en su Boletín Nº 3, de María Gloria de Antonio Rubio Doctora en Historia por la UNED (2002), se incorporó al IEGPS en 2008 como Ayudante de Investigación de I+D+I.

(2) Sobre Rodríguez Cabezudo ver J. Gil, Los conversos y la Inquisición Sevillana, vol. I, Sevilla, 2000

(3) Los escasos documentos sobre Beatriz fueron recogidos por J. de la Torre y del Cerro en Beatriz Enríquez de Harana y Cristóbal Colón, 2a, Córdoba, 1984

(4) Sarah Leibovici, Christophe Colomb Juif, París, 1986, pp. 29-35.

(5) J. Gil, «Los franciscanos y Colón», en Actas del I Congreso Internacional sobre los fran- ciscanos y el Nuevo Mundo, Madrid, 1987, p. 90 y Columbiana, pp. 415-442

Otras fuentes: Consuelo Varela, Daniel Mesa

Anuncios

Navegación en la entrada única

10 pensamientos en “Podría Ser Cristóbal Colón Judío o de Etnia Judía?

  1. Hola Guillermo..

    Teniendo en cuenta que el tema judio,no conozco mucho el tema, pero en lo referente a que comentas:

    “..nunca empleó la palabra Jesús..”

    en sus escritos ponia “crhisto” ferens..supongo que este “portador de cristo” se referia a Jesús..de alguna manera

    luego tambien las siglas con que signaba ” X M Y “,que segun los diferentes significados que comparten unos investigadores u otros,hay una de ellas que lo interpretan como “XESUS Maria Yosef”…

    En cuanto a las posibilidades de que Cristobal Colon,pudiera ocultar su pasado,
    pueden ser evidentemente,entre ellas,la de ser de ascendencia judia,la del tema de confidencialidad temas de estado por el tema de Portugal y España..,la del caso Madruga-Colon por los motivos que ya sabemos,en fin posibilidades hay varias..

    Me estaba preguntando,caso fuese por el tema judío,¿podria encajar,en el tema Madruga-Colón? evidentemente por parte del padre ya sabemos que no,puesto que el linaje Sotomayor desde muy antiguo ya eran “cristianos”..pero entonces pudiera ser por parte de la madre,y asi explciaría el porqué el padre de Pedro Madruga no la nombró en el testamento por el tema que pudiera ser de ascendencia judia?

    Lo del tema de que en sus escritos hablaba refiriendose a personajes o textos hebreos,no sé si esto realmente implica ser judio,es decir,si se era judio tratabas entre otras cosas el tema hebreo,pero si partimos de la inversa,es decir,si tocas temas hebreos no tiene porqué ser solo por ser judio,tambien puede implicar los del tema “cristiano”..

    Lo comento porque La Iglesia,sino me equivoco,durante la edad media y hasta ahora,segun he indagado en otros libros (no por el tema de Cristobal Colon,sino por historia de España en general) ,siempre hablan en sus discursos estos temas hebreos..quizas hoy en la actualidad no se hable mucho,pero libros aun hasta hace poco,he consultado por otros motivos,discursos que se daban en las iglesias españolas,nombrando a estas historias de los hebreos con total naturalidad..

    Quizas el concepto entre hebreo y judio ha habido confusion por relacionarlo como lo mismo cuando realmente no es exactamente igual…hay muchos libros desde la edad media que hablan de antiguedad de España,y hablan con tranquilidad las historias hebreas de nuestra Península,como algo aceptado,que no tiene nada que ver con el tema judio,que aunque traten temas hebreos también,pudieran tener más características en su cultura,como hacer prácticas rituales,etc..

    Esta es la impresión desde mi punto de vista ,ojo,como he comentado,personalmente,de lo poco que conozco del tema..

    saludos..

    • A ver el artículo es de datos todos los datos aportados es de personas que son estudiosos del Judaísmo en los siglos XIV, XV, XVI, alguno especialista en el juadísmo gallego y otros a nivel español, por cierto se me olvido poner como fuente a Simon Wesenthal, no hay ninguna opinión que yo haya dado. Creo que si se observa con objetividad hay algunos datos significativos, por ejemplo no había ningun dato objetivo por el cual Colón no se pudiera casar con Beatriz Enriquez, Felipa Moñiz había muerto y se podía casar con ella perfectamente, pero cuando descubres que una posible causa es el que Beatriz era judía y que Colón pudo haber no querido casarse con ella porano delatarse, este es un dato que puede dar una explicación a la situación. En cuanto a hebreo, judío e israelita hoy en día son sinónimos.
      Yo no sé si la madre de pedro Madruga, Constanza de Zuñiga, era judía si lo fue tampoco es trascendente, para mí, entiendo que los que defendéis la teoría Madruga-Colón lo relacionéis todo con Pedro Madruga, pero de estos datos si se puede sacar una conclusión interesante y es que no fueron precisamente los amigos-familiares de Pedro Madruga los que al final le appoyaron en el proyecto,no fue ni el Duque de Alba, ni el Cardenal Mendoza, ni los Zuñiga, ni los Sotomayor de Palos, ni el Duqe de Medinaceli…, fue gracias a los conversos judíos por lo que Colón consiguío el proyecto, Colón lo admite por escrito, y los que es más importante los que le aportaron el dinero, tanto el Duque de Alba como el Cardenal Mendoza como el Duque de medinaceli, tenían dinero sufiente para darlo para el viaje, con más razón si era un familiar el que lo dirigía y sin embargo no dieron ningún dinero para la causa, fueron los conversos, ya sea por interés para escapar de Castilla por el decreto de expulsión, ya sea porque Colón era Judío o ya sea por ambas causas. Y este dato debería haceros pensar a los que defendéis la teoría Madruga-Colón.
      Por último lo de si hablar del Antiguo Testamento, podría ser indicativo de ser Judío, no soy experto en esto, pero creo que mencionar la casa de David en lugar del Templo es muy Judío

      • Sandra en dijo:

        Yo no se nada sobre el posible judaísmo de Colón, desde luego si no lo fue lo parece, ahora bien lo que si me llama la atención es lo que has dicho sobre las ayudas a Colón, en la teoría de Pedro Madruga siempre se dice lo de que sus amigos de Pedro Madruga eran los mismos que los de Colón y por lo que se ve los que ayudaron a Colón al final fueron los amigos de Colón y no los de Pedro Madruga.

  2. Se me olvidaba un apunte…:

    El tema hebreo en la Península Ibérica ya llevaba influencia desde 2º milenioA.C en la Península,despues los fenicios trajeron influencia tambien,los griegos etc.. aunque con la historia y creencias algo cambiadas..

    O sea ya era un tema ya conocido antes de que entraran los “musulmanes” en la invasion de la Península Ibérica allá por el siglo VII d.c,con diferentes oleadas a lo largo de los siglos,entonces,aunque éstos últimos (llamados los “judios” ) aunque tenian ascendencia hebraica,desde luego tenian unas características muy diferentes en otros temas…

    Y por eso ahi la diferencia ..de estos “judios últimos” de la invasión musulmana del siglo VIIdc en sus creencias con las historias que se predicaban desde siempre en la Península relativas a historias hebreas,que era lo mas normal..

    Vamos conclusion:

    Que antes ,durante y después la iglesia cristiana siempre ha tenido en sus discursos y libros el tema de la historia hebrea(que si Salomón,que si Jacob,ect..),por lo tanto el hecho de que Cristobal Colon empleara algun comentario o tema sobre textos hebreos o leyera historias no implica haber sido judio necesariamente..

  3. Si se llama cultura judeo-cristiana será por algo, creo que no es necesario ir más allá.

  4. Los caballeros de Rodas, y Colón seguramente lo fuera, conocían todo lo relaciona do con los Santos lugares en Jerusalén, incluyendo las historias bíblicas. Navegaban por las costas del Mediterráneo oriental como por la palma de su mano y tendrían nombres para cabos, puntas y golfos o caletas, que luego, Colón pudo reproducir en las Islas, como hizo con los nombres de la geografía náutica gallega.
    No veo necesidad de imaginar un Origen converso.
    Había gran número de judeoconversos en el mundo de los negocios, la cartografía y ultramar. Si ellos y varios marineros de Colón eran conversos eso tuvo que influir en las decisiones de Colón en su viaje y en su propio discurso.
    Beatriz

    • Hola Beatriz..

      Ademas pensemos que las enseñanzas en esa epoca,predominaba la de Teologia,que precisamente si hablamos de los obispos o canonigos que impartian en los monasterios,universidad de Salamanca, solian impartir estas enseñanzas de temas de Jerusalen ,biblias ,etc,y no por ello significaba que fuesen de raza judia los que enseñaban o estudiaban..

      Lo digo por si Colon tenia apuntes sobre si rey David,tal y cual,tambien habla en sus documentos de llevar el Cristianismo a las nuevas tierras etc..y en nombre de Cristo etc..

      • Colón siendo gallego de Poio pudo haber recibido enseñanza religiosa en el Monasterio de Poio que lo tenía cerca de su casa, siendo hijo de mareante tendría la sufiente posición para ser educado en dicho Monasterio, sin necesidad de pertenecer a ninguna orden, si posteriormente perteneció a una orden tipo Rodas eso es otra historia

    • Ver o no necesidad en un origen converso depende de cada uno, tampoco hay necesidad de que fuera o perteneciera a la orden de Rodas, en cualquier caso ninguna de las dos posturas aclara su origen, aunque la de ser Judío converso sitúa mejor la teoría gallega pues podríamos encontrar ahí un motivo para ocultar su origen. La pregunta es ¿Quería ocultar su origen o su identidad?, si es su identidad implica un origen pero sis solo quería ocultar su origen no implica que quisiera ocultar su identidad. La causa del origen puede estar relacionada con un problema de posición como la de los gallegos en contra de la sucesión de Isabel y si a favor de la Beltraneja, ocultar su origen puede venir dado por sus implicaciones en disturbios como la de los irmandiños…

  5. Hola Guillermo,
    No se sabe lo suficiente como para poder descartar ninguna de estas posibilidades. Así que no las descarto por principio.
    Para Galicia y Poio, en particular, sería muy importante poder dejar demostrado el Origen de Colón aquí. Si además pudiéramos demostrar que no fue por casualidad ya que había en Pontevedra las condiciones ideales para ello, mejor.
    1. Había gremio de mareantes
    2. había el monasterio de Poio ,
    ambas instituciones miraban de cara al mar (Poio hasta pudo ser la casa madre en occidente de los Hospitalarios de Hospital de San Juan de Jerusalén, con primer gran maestre en Ramón de Podio, y miembro de la orden en Cristóbal de Colón)
    Porque, si ese fuese el caso, la ocultación del Origen/ Identidad del personaje de colón podría derivar de otras ocultaciones. La misma obscuridad envuelve los destinos de Colón que a Poyo. Hay cuestiones por medio que pueden llevar a ocultar cosas.
    Las propiedades del monasterio fueron muy amplias en inicio. Los monjes arrendaban , también vendían a sus colonos la tierra que estos desarrollaban. Las tierras que le quedan hoy al monasterio y las que tuvo entonces no coinciden. Las casas nobles , y no digo que Colón fuese nobles, le quitaban todo lo que podían a las órdenes como esta de Rodas, que se había hecho con tierras a través de donaciones de los mismos nobles cuyos descendientes cuestionarían está decisión.
    Los Eanes aparecen repetidamente ligados , por sus donaciones del s. XIV a los hospitalarios pontevedreses en sus distintas encomiendas.
    Habría mucho que ponderar
    Un saludo
    Beatriz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: