Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Colón, Pontevedrés

  1. Colón, pontevedrés

Vida Gallega 10 Noviembre 1920

Vida Gallega Rigueira 10:11:1920De regreso de mis acostumbradas excursiones veraniegas, y ya restituido á mis labores literarias, me encuentro con dos folletos galantemente dedicados por sus respectivos autores, los Sres. Rodríguez Martínez y D. Ramón Marcóte. Ambos se ocu­pan en la debatida cuestión relativa á la oriundez y naturaleza del almirante que llevó la luz de la civilización á las tierras trasatlánticas.

He leído uno y otro con todo el detenimiento que me inspiran las obras que sobre este patriótico tema versan, y obtuve de ellas la impresión agradable y satisfactoria que ha producido al público docto la manera de tratar el asunto tanto por uno como por otro escritor, mis queridos amigos, co­nocido y popular doctor en Medicina el primero, y distinguido literato y filólogo el segundo.

Editado el libro del Sr. Marcóte en la Habana, donde su autor reside, nos trae de allá alientos para proseguir la campaña aquí iniciada con notorio éxito y con brillante resultado.

Sabido es lo mucho que á mí ha interesado é interesa el tema que sirvió para desarrollar dife­rentes aspectos de la cuestión en las columnas de la prensa, coadyuvando á la labor relevante de aquel gallego ilustre que se llamó Celso García de la Riega y que tanto honor ha dado á las Letras regio­nales. Y, por tanto, cabe suponer cuanto habrá de halagarme que personas tan cultas y de sólida re­putación en la Literatura como los Sres. Rodríguez Martínez y Marcóte hayan decidido terciar en el debate, para secundar la teoría sostenida por nosotros los mantenedores de la herencia que á Galicia legó el inmortal García de la Riega. Para mí constituye un orgullo que los que ahora venimos consagrándonos á continuar la importante obra de aquel conterráneo hallemos la colaboración de hombres del valer de estos dos paisanos, que así honran á su país y hacen resplandecer la verdad .histórica con su esfuerzo.

El tema de Colón gallego está de perfecta actualidad, y es menester que los aún no iniciados en él lean estas obras que difunden la buena nueva de que el insigne navegante era gallego, y no italiano, como, por un error histórico, vino sosteniéndose durante siglos.

Todos recordamos la brillante conferencia del doctor Rodríguez Martínez desenvolviendo este asunto con la erudición y la brillantez que son condiciones que le adornan. Y esa conferencia está vaciada en el libro de referencia, que merece conservarse como un documento transcendental para la reparación del secular error.

Respecto al folleto de Marcóte, realmente me ha encantado la disertación elocuentísima que contiene y en la cual se refuta, con copia de datos y con sólida argumentación, el informe emitido por el ilustre Oviedo Arce acerca de este asunto y en el cual negaba el origen gallego de Colón. Demuestra el. Sr. Marcóte haberse apoderado de la cuestión, haberla estudiado concienzudamente, y haber contrastado datos para llegar á las conclusiones concretas é irrefragables que establece contra la tesis mantenida por el eruditísimo académico fallecido.

No ha de ser esta nota mía una crítica de dichos libros, sino un

simple acuse de recibo y un testimonio de gratitud por la atención que los autores de ambos me han dispensado, dedicándome ejemplares con elogio á mi modesta labor sobre el parti­cular. La Voz de Galicia habló de ellos durante mi ausencia; pero deber mío es corresponder á la galantería de tan simpáticos escritores, á quienes Galicia debe una importante obra en sentido patriótico, consagrándoles estas cuar­tillas en las que quiero hacer constar que me adhiero en absoluto á cuanto uno y otro expresan y refrendo lo que, en punto al origen de Colón, sostienen.

Los libros de que hablo merecen la difusión por toda América latina, por todos aquellos países que están en relación directa con dicha parte del dedican sus afanes al estudio de la Historia, tristemente falseada en lo que á la cuna del célebre navegante afecta.

Yo prometo continuar la obra iniciada y sostenerla con tesón y con fe, porque estoy persuadido de que Colón nació en Pontevedra y de que la primera piedra colocada en este asunto por Celso García de la Riega ha de convertirse en magno edificio, que destacará ante todo el orbe, para que desde ahora deje de afirmarse que fué Italia la patria del descubridor de América.

Creo en ello cumplir un deber de gallego, de español y de amante de la verdad histórica, en cuyas aras hemos de sacrificar esfuerzos y trabajo, porque el error no debe prevalecer más tiempo que aquel que tarda la verdad en abrirse paso.

J. M. RIGUERA MONTERO.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: