Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

POR PAZOS Y CASTILLOS

“Galicia” Revista Quincenal Ilustrada 01/11/1908

Galicia POR PAZOS Y CASTILLOS No vacilamos en afirmar que el de Sotomayor es el único de los castillos medievales que se conserva en Galicia; si muchos nobles, en lugar de derrochar el dinero que les producen sus propiedades de provincias dedicaran una parte de él a honrar memoria de sus antepasados restaurando las históricas casas que habitaron éstos; como lo hizo el Marqués de la Vega de Armijo y de Mos, no veríamos por doquier tantas y tan lastimosas ruinas, el pueblo rural corazón de la patria no tendría el concepto desdeñoso que hoy tiene acerca de la nobleza, ni seria juguete de los intrigantes caciquillos de aluvión… Pero dejemos un lado inútiles lamentaciones y anotemos algunas noticias relativas al mencionado castillo, cuya primera construcción se remonta, sin duda, a la época de los godos, puesto que al lado de Don Pelayo, y como intimo camarada suyo, figura en las antiguas crónicas Sorred Ferrández, señor de Sotomayor. Acaso eran paisanos, dado que Favila, padre de aquél, antes de ser Duque de Cantabria, fue gobernador de Galicia, habiendo residido con su mujer en Túy, ó en sus cercanías, en los ahora llamados Pazos, donde debieron nacer sus hijos.

Castillo SotomayorLa familia Sotomayor, descendiente de Sorred, se distinguió siempre en la guerra con los moros, creciendo en importancia y poderío, de donde se deduce que su mansión señorial no habría de ser débil mi humilde; las primeras piezas de fuego o de artillería que se vieron en Galicia defendieron los almenados muros del célebre castillo, y fueron usadas por D. Pedro Álvarez de Sotomayor en sus luchas con el Arzobispo de Santiago D. Alonso Fonseca. Son innumerables los hombres ilustres que dicha familia dio a la historia: citaremos a Ruy de Sotomayor, magnate y consejero de D. Sancho IV, tronco de que descienden los duques de Sotomayor, los almirantes Payo Gómez Charino y Álvaro Páez de Sotomayor; los Mariscales de Castilla Payo Gómez, Suero Gómez y Juan Fernández de Sotomayor, el primero embajador de D. Enrique III a Persia, y caballero de la banda, el expresado Pedro Madruga, D. Juan de Sotomayor, Obispo de Túy, Alonso de Sotomayor, gobernador de Panamá, vencedor de Drake, y otros ciento que sería prolijo enumerar.

Habiéndose adherido Madruga ( Conde de Camiña) al partido de la Beltraneja y del Rey de Portugal, el castillo sufrió, después de la derrota y persecución de aquél, la humillación de que sus almenas fueran derribadas por mandato de los Reyes Católicos, y domeñador de los turbulentos nobles por la enérgica politica de dichos monarcas, que puso término en Galicia al feudalismo, el castillo de Sotomayor dejó de ser obligado centro de nobleza gallega de Occidente y de la portuguesa del Norte, y no volvíó a oirse en su recinto el ruido de las armas o el guerrero estampido de sus bombardas. Sin la restauración mandada hacer por el Sr. Marqués de la Vega de Armijo, que, conservándole su aristocrático aspecto de fortaleza feudal, le convirtio en elegantísima quinta de verano, ni señales existirían en la actualidad de sus muros, pues seguramente (lo mismo que sucedió con las ruinas de otros castillos) hubieran sido desmantelados y aprovechados sus sillares por la población rural de la vecindad.

La casa de Sotomayor tenía otra fortaleza de importancia en el lugar culminante de la villa de Pontevedra, habiéndola cedido el Almirante Payo Gómez y su hermana Dª María de Sotomayor, es cosa de Suero Yáñez de Parada, a los religiosos franciscanos, a fines del siglo XIII, para la instalación de un monasterio, sin duda a condición de que en el crucero de su iglesia fuese enterrado, y así se verificó, el famoso caballero que decidió con sus naves en fin del cerco de Sevilla y la conquista a los moros de tan bella ciudad;la Dª María reposa en sepultura de arco, trasladada a otro lugar de dicha iglesia del en que se verificó posteriormente la capilla de Santa Catalina, según escritura(que poseemos) del contrato de construcción de la misma, celebrado entre los frailes y el Maestro Ares López, a 6 de Abril de 1433. Dos de los mencionados Mariscales de Castilla tienen sepultura gótica de arco y estatua yacente en las bellas ruinas ojivales de Santo Domingo de Pontevedra, en que hoy se halla instalada una importante y curiosísima sección del Museo Arqueológico

Celso García de la Riega

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: