Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

La Patria de Colón II

Recuerden que hay uno primero, ya que es una serie de artículos y es conveniente leerlos por orden

La patria de Colón 06/07/1917 Progreso “Respuesta de Casto Sampedro”

Comunicado

Sr. Director del Progreso

Muy señor mio: Tanto por los términos de la Carta abierta que leí ayer en el <Faro>, Como por los de las protestas contenidas en los telegramas publicados hoy en el periódico de su dirección, me creo obligado a molestar a V, rogándole se sirva hacer insertar en su periódico las siguientes manifestaciones; acaso se contribuya con ellas a evitar los errores y las conclusiones en que sigue envuelta la investigación sobre la patria y origen del inmortal navegante

Gracias y perdone.

Suyo affmo,

         CASTO SAMPEDRO

Casto Sampedro A mi juicio son absolutamente auténticos los dos documentos de que di noticia y nota al Sr. Otero Sanchez, como existentes en el Archivo Notarial de esta ciudad y que, al fin, tuve que ir a buscar y a leer allí; uno. referente a Juan de Colon, preso en 1513, y otro al juan de Colon, conductio de un Cerco en 1529.

También lo son otros tres cuyas fotografiás facilité a dicho señor tomándolas de originales que tengo en mi poder; uno de 1406, referente a un legado hecho a la Cofradía de San juan; y los otros dos relativos al Maestro Cristóbal Colón, Visitador del Arzobispado en 1575 y 1576. Estos documentos y los anteriores se destinaron al Dr. Calzada, de Buenos Aires, que los había pedido con otros datos para la publicación de un libro sobre Colon.

Son auténticos, asimismo, los otros dos tres documentos que facilité en sus días; al señor Garcia de la Riega; uno, el de Alonso de Colón, al paracer navegante, pero sin fecha determinada, aunque se le pueda señalar la de fines del siglo XV los otros dos, de doña Catalina Colón y doña Benita de Vargas Colón, de 1735 y 1753, respectivamente.

Pero es necesario tener en cuenta, que una cosa es la autenticidad de los documentos, y otra muy distinta, el valor que puedan tener. para la demostración de un punto histórico determinado.

Que respecto de los demás documentos incluidos en el libro del señor La Riega hay que esperar él informe de la “Academia de la Historia” y el de la “Real Academia Gallega” para formar un juicio definitivo del asunto; aunque me adelanto a creer que no sera favorable, de conformidad con el publicado por el señor Serrano y Sanz, y con la impresión que su examen produjo a tres de los individuos mas caracterizados de la Comisión Pro-Colon.

Estoy conforme con que no debiera de haberse insertado en el Boletín de la Academia de la Historia un suelto anónimo, copiado de cierto periódico que contenía graves afirmaciones sobre la existencia de falsedades y alteraciones en los documentos colonianos; si quisiera la Academia no lo haya hecho suyo, ni mucho menos.

Tengo que negar que el jefe del Archivo Regional de Galicia, Oviedo y Arce, haya afirmado en una sesión de la Academia Gallega, que todos los documentos presentados. por los señores La Riega y Otero Sánchez; sean falsos debe de haber en ello un error evidente de concepto; es posible y como tal lo indico solamente, que haya dicho que la mayor parte de los documentos no merecían fé alguna; y que, aun mereciéndola todos, no tenían alcance suficiente para modificar por ahora el estado actual histórico construido sobre la patria y origen de Colon.

Ni el Sr. Oviedo, ni el que suscribe estas lineas, se han movido nunca, ni se mueven ahora, ni se moverán jamás por malas pasiones más allá de la tumba. !horror¡ Y siga esto a la Galería y riámonos.

 Pero si eso no va derecho a la Galería, he de contestar al Sr. Otero, que yo, si. que fui victima y aún lo estoy siendo, y gracias que me coge con gran serenidad y aplomo, de las malas y retorcidas pasiones de los vivos y de los que no lo están; y que le consta perfectamente que a las heridas claras y ocultas que se me han causado contesté luego con hechos espontáneos, repetidos e inspirados en altas, puras y generosas pasiones. Si a ello se me obliga, apelaré del Sr Otero, Paleógrafo, epigrafista e historiógrafo, al Sr Otero testigo, a quien supongo tendido esclavo de la verdad.

En mi concepto y en síntesis, la investigación coloniana, está como al principio; esto es, como en el momento de llamar la atención del Sr La Riega sobre el hallazgo de seis o siete documentos en que figuraba el apellido Colón, y en el de haberle indicado si tendrían relación con el navegante famoso.

Y en fin, aunque estuviera solo con mi opinión, que no lo estoy, prefiero seguir desposado con la santa verdad, a dejarme correr con los que se dejan llevar principalmente de un entusiasmo exagerado por las glorias locales, aunque sean postizas.

Pontevedra las tiene verdaderas, en buen número y de alta valía; por más que se quiera negarlo o desconocerlo

Continuará

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “La Patria de Colón II

  1. Muy interesante esta carta de Casto Sampedro donde indica que los documentos son auténticos y se ve salpicado su honorabilidad con este tema.

    • Esta carta es la prueba del comportamiento de Casto Sampedro en este tema, por un lado lo que tu reseñas que los documentos son originales, por otro que el fue el primero en indicar la relación entre los docuemntos pontevedreses y el descubridor Cristóbal Colón, posteriormente cambia de discurso y dice que los documentos son falsos y apuesta por un Colón de origen genovés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: