Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Beltrán y Rózpide “Colón Español”

REVISTA HISPANO-AMERICANA La Ilustración Artística Nº 1255 Año 1906

El cuarto centenario de la muerte de Cristóbal Colón: la patria de Colon: los Colones y los Fonterosas dcl siglo XV en Pontevedra.

En este año de 1906 se cumple el 4.° siglo de la muerte del descubridor del Nuevo Mundo, y el Centenario se va ri conmemorar en América y en Europa por iniciativa de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

Como sucedió en 1892, las cuestiones colombinas seran tema predilecto de los eruditos, y otra vez se discutirán el origen, la vida y los merecimientos del gran navegante.

-La patria de Colon-preciso es reconocerlo ha sido y sigue siendo un problema. La opinión general, casi unánime, es que nació en Genova. Pero es una opinión, no un hecho probado con toda evidencia.

Como genovés se presento Colon en España, y él mismo declara, en la escritura de fundación del mayorazgo, que en Génova había nacido. Y sin embargo, hay quien duda que Colon dijera la verdad; se recuerdan las incertidumbres de D. Fernando Colon, que no sabia de donde era natural su padre, y se hace valerla circunstancia de que ninguno de los documentos escritos de su mano estén redactados en lengua italiana, siendo preciso admitir, si en Génova o en Italia nació, que olvido o desdeño su lengua nativa hasta el punto de no poder o no querer escribir en ella a la misma Señoría de Génova.

Oportuno, pues, nos parece, ya que estamos en el año del Centenario, y que es esta una publicación española, traer al cuento los datos, los documentos, las coincidencias en que se funda un erudito español, D. Celso Garcia de la Riega, para sospechar que Cristobal Colon hubiera venido al mundo en tierra española.

Una escritura de aforamiento hecho a principios del siglo XVI por el Monasterio de Poyo, cerca de Pontevedra, á Juan de Colon y su mujer Constanza de Colon, fué el motivo primero de las investigaciones que hizo el Sr. Garcia do la Riega. Rebuscó y halló en un cartulario instrumentos notariales de los siglos xv y xvi: (16 documentos, de 1413 a I528) en los que ligaran los nombres de Cristobo de Colon, Maria de Colon, Domingos de Colon, Blanca de Colon y Bartolomé de Colon, y otros en que intervienen personas que llevan el segundo apellido del descubridor del Nuevo Mundo, Maria, Iacob, Benjamin Fonterosa. Y en uno de esos documentos, de 1437, juntos aparecen, como si hubiera relación de parentesco o vecindad entre ellos, Domingos de Colon y Benjamin Fonterosa.

Existían, pues, en Pontevedra, en la primera mitad del siglo xv y en una misma determinada localidad, los apellidos paterno y materno del inmortal descubridor. El acuerdo del consejo de aquella ciudad que en 29 de julio de 1437 manda pagar 24 maravedis viejos á Domingos de Colon y á Benjamin Fonterosa induce á la reflexión de que entre individuos de las familias de personas que se asocian para negocio o asunto de intereses, bien pudiera haberse celebrado algún matrimonio.

Hay mas coincidencias. Las lineas aforadas de que se trata lindaban con heredades de la pequeña ensenada de Porto Santo, en la parroquia de San Salvador, y Colon, acaso nacido en la parroquia de San Salvador de Poyo, donde esta el lugar de Porto Santo, dio el nombre de San Salvador a la primera isla que descubrió y á un rió de Cuba, y llamó Porto Santo y a una bahía de esta ultima isla. En su tercer viaje dio ti la primera tierra descubierta el nombre de Trinidad, y al primer promontorio que hallo el de cabo de La Galea. En una de las escrituras vistas por el Sr. Garcia de la Riega se menciona -el terreno hasta la casa de Domingos de Colon el Viejo con salida al eirado de la puerta de la Galea.- Allá en las tierras descubiertas iba renovando Colon los nombres de su parroquia, de su lugar, del eirado o ancha plaza en que tal vez estuvo la casa de sus padres.

Resulta, pues, qué en Pontevedra y en el siglo xv aparece el glorioso apellido de Colon unido a nombres propios de casi todas las personas que formaron su familia; á la sazón y en los mismos lugares existía el nada vulgar apellido materno del descubridor; constan juntos en un documento los dos apellidos, y nombres de localidades a que esos documentos se refieren se aplican á islas y parajes de las Antillas.

Otra coincidencia muy notable. El intimo amigo del Almirante, el que fué depositario en 1502 de las copias de sus títulos, se llamaba Nicolao Odérigo, legado que había sido del gobierno genovés ante los Reyes Catolicos. Pues bien: una cédula del arzobispo de Santiago, fecha I5 de marzo de 1413, ordena entregar 15.000 maravedis a maese Nicolao Odérigo de janoua (de Genova). Media casi un siglo entre ambas fechas; pero el Nicolao Odérigo, genovés, de 141 3, puede ser antepasado ó próximo pariente del Nicolao Odérigo, genovés, de 1502, y no es ciertamente un dislate presumir que la estrecha amistad de Colon con dicho legado tenia. antigua fecha en su familia y provenía de una protección cuyo origen pudiera haber sido la presencia en Santiago y Pontevedra, á principios del siglo xv, del Odérigo a que se refiere la cédula del prelado compostelano.

Los datos que preceden han inducido al Sr. Garcia de la Riega a suponer que acaso el matrimonio Colon-Fonterosa, residente en Pontevedra, emigro a Italia á mediados del siglo xv, llevando en su compañía los dos hijos mayores, utilizando, para establecerse en la ciudad de Génova o su territorio, o en Saona, recomendaciones al arzobispo de Pisa, que era clérigo sine-cura de la iglesia de Santa Maria la Grande de Pontevedra, o relaciones directas ó indirectas con la familia de Odérigo. Cuando Cristobal vino a España, se fingió genovés, porque no quiso que se descubriera su humilde origen. Domingo de Colon había sido alquilador de acémilas; la mayor parte de los Fonterosas tienen nombres hebreos, y posible es que el almirante perteneciese por linea materna á familia de origen judío. ¡Quién sabe, exclama el Sr. Garcia dc la Riega, si aquel hebreo que moraba á la puerta de la judería de Lisboa, para el cual dejo Colon una manda en su testamento, y cuyo nombre reservo, era pariente materno del eximio navegante!

El Sr. D. Celso Garcia de la Riega se proponía, cuando en 1898 dio cuenta de sus investigaciones a

la Sociedad Geográfica de Madrid, publicar en facsímile todos los documentos que posee. No tenemos noticia de que hasta ahora lo haya hecho.

R. Beltrán y Rózpide Secretario de la Sociedad Geográfica y miembro de la Real Academia de la Historia

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: