Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Carta de Eladio Oviedo y Arce a Casto sampedro

Archivo Regional de Galicia. A Coruña

Particular. Diciembre, 7 de 1914.

Carta Oviedo a CastoMi querido amigo y maestro: Mil gracias por su atención y su amabilidad. Gracias también por su ofrecimiento al que con gusto correspondo. En este Archivo, que es venero inagotable para nuestra historia interna, hay mil papeles, y muchos más, referentes a Pontevedra, como a los otros pueblos y aldeas de Galicia; papeles (pleitos) que aún tocando puntos personales y particulares interesan grandemente a la vida pública con sus organismos políticos, sociales, artísticos, industriales. Un día hallé un pleito entre un municipio (creo que Caldas de Reyes) y un maestro de obras encargado de la construcción de un puente de aquella villa. Tratábase del siglo XVI. Comparecían 10 ó 12 maestros que a la sazón construían puentes en las diferentes comarcas de Galicia.

Ya ve U. que no se perdería el tiempo que se gastase en sacar el jugo de este pleito, al cual yo dediqué una hora (y ha de tener 1000 folios) porque otros no menos importantes me solicitaban.

Ahora que la abrí la boca, hable U, y explíqueme lo de Colón. ¿Cree U. que La Riega, a quien tuve siempre por intruso y un (ilegible) de nuestra historia adulteró los documentos del caso?

Que puso en ellos sus manos ya lo aprecié yo cuando los ví en la Exposición de Santiago. Pero una cosa es la imbecilidad y otra cosa es la falsificación o superchería consciente. En esta no creo hasta que U. hable claro.

Suyo affmo. amigo q.l.b.s.m. Eladio Oviedo y Arce.

He aquí una carta de lo más reveladora e intrigante y que a uno le hace preguntarse sobre la verdadera connivencia del Señor Casto Sampedro en la elaboración del informe de Eladio Oviedo Y Arce, para La Real Academia de Historia Gallega sobre los documentos que Celso García de la Riega incluyo en su “Libro Colón, Español Origen y Patria”.

Algunas veces cuando pasan los años en relación a alguna historia, basada en hechos reales como pondría una serie de TV, aparecen curiosidades o informaciones nuevas o que en el momento no supieron encajarse o quizás por incredulidad de los personajes implicados en la historia no quisieron realizar ningún tipo de acusación suspicaz o porque el personaje era de una relevancia intelectual que no cabría ningún tipo de sospecha en hechos acaecidos de una forma marrullera e indignante. Pero primero permítanme ponerles en antecedentes para todos aquellos que han caído en este blogg sin saber muy bien de lo que escribo.

En 1914 Celso García de la Riega público un libro titulado “Colón, Español Origen y Patria”, esta obra fue la conclusión de una estudiada elaboración y estudio por parte del autor que le llevo 22 años de estudio, cuan hormiguita en su despacho de la Calle Real en Pontevedra, ya había tenido un primer esbozo en la conferencia que dio en la Real Sociedad Geográfica de Madrid, 20 Diciembre de 1898, invitado por el Ilustre Ricardo Beltrán y Rózpide, a la sazón secretario de dicha institución.

Celso murió el 14 Febrero 1914, unas semanas después de la publicación del libro.

Unos meses después de su muerte empiezan los ataques contra su obra, sobre todo contra los documentos aportados en el Libro y que son la prueba documental de su teoría, pero que no es ni la única ni la más importante.

En 1917 La Real Academia Gallega encarga a Eladio Oviedo y Arce, miembro de dicha institución por cierto canónigo de Santiago, el estudio sobre los documentos del Colón gallego. Informe que por otra parte menos profesional se le puede llamar cualquier cosa, parece más un informe de descrédito personal y con unas consignas claras, destrucción y humillación.

Comprueben sino ustedes los adjetivos empleados por el señor Académico: Arrivista de la ciencia histórica, grajo vano, autor de ridícula invención, padre de abracadabrante idea, cifra y precipitado de una asidua labor de ingenio y de química, vulgar invencionero, superchero, vanidoso, impostor, falsificador. Etc.

Ya me dirán ustedes si estas descalificaciones se pueden emplear en un informe profesional encargado por la Real Academia de la Historia Gallega. Bueno pues este es el personaje del cual vamos a tratar si tienen más interés en el informe pueden consultar en la categoría Colón gallego.

Casto Sampedro y Eladio Oviedo y Arce mantenían una relación profesional y de amistad de muchos años, como dice el trabajo de Ángel Nuñez Sobrino, por cierto de donde he sacado la información relacionada con Casto Sampedro y Oviedo y Arce, escribe:

Pero el azar traería a Oviedo y Arce en las primeras décadas del siglo XX el trato doble –epistolar y personal– con una personalidad clave en la erudición en la arqueología gallega. Me refiero a Casto Sampedro y Folgar (1848-1937), presidente de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra (1894-1939).

La primera carta que encontré entre los dos personajes data de 4 abril de 1898 y comienza así:

Muy señor mío de toda consideración: Todo lo que dice su carta de U. es para mí altamente simpático; ya la relación con U. a quien tengo por uno de los más privilegiados de nuestra tierra en punto a doctrina, abnegación y entusiasmo por la arqueología regional….más adelante sigue:

Con toda sinceridad, porque no hay en mi cara trastiendas, ni tengo otros propósitos ni otros amores que Galicia y su prosperidad, le diré a U. que mi buen amigo Castiñeiras se ha equivocado.

En otra parte del trabajo escribe:

El buen amigo Castiñeiras se ha equivocado”, suponemos, con bien fundados datos, que se trata de Carmelo Castiñeira, temprano y eficaz miembro de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra.

En otra parte del trabajo escribe:

Sería muy aportativo el estudio, con el esclarecimiento correspondiente, acerca de las polémicas entre los eruditos gallegos del siglo XX. Y me refiero a todo lo desatado en torno a los famosos documentos sobre Cristobal Colón en poder de Celso García de la Riega, fallecido en 1914. Celtismo y anticeltismo… sillones de la Real Academia Gallega ocupados por personalidades afines u hostiles entre ellas, ideologías políticas, enemistades personales, celos ante el emergimiento intelectual del otro, separaciones entre una voluntad de dominio y vanidad y una férrea voluntad de trabajo. Intuye que Casto Sampedro posee claves necesarias, y yo opino desde aquí que estaba en lo cierto: ambos sabios eran asiduos, y sevisitaban en sus respectivos despachos, abarrotados de papeles viejos y de valiosas antiguallas de todas las épocas, con el acostumbrado toque de buen gusto, naturalmente.

Una vez que tenemos toda la información del trabajo analicemos el asunto y hagámonos algunas preguntas, pero antes es fundamental saber lo siguiente, en el Libro los documentos aportados fueron 13, de ellos D. Celso aporto 8 y D. Casto sampedro 5, dicho sea de paso documentos que nunca dejo salir de su despacho.

El imforme presentado por Eladio Oviedo y Arce a la Real Academia se hizo de la siguiente forma:

1º Los 8 documentos que aporto D. Celso a la teoría los estudio en el fotograbado del libro no pudiendo analizarlos físicamente ya que el hijo de D. Celso no los dejo, solo permitiría su estudio si los documentos no salían de su casa, Oviedo y Arce no acepto.

2º Los documentos aportados por D. Casto Sampedro fueron analizados en el original

Empecemos: los documentos aportados por D. Casto Sampedro aparecieron en 1894 y por cierto también fueron aportados y vistos por Carmelo Castiñeiras más tarde aparecieron otros a principios del S. XX, en el informe se dice que salvo uno de los cinco aportados por Casto Sampedro han sido manipulados, raspados, con tachones y falsificando los nombres colonianos que aprecian en los documentos, ejemplo: Domingo Colón, Antonio Colón.etc.

Analicemos el trabajo:

1º La carta comienza con: Mi querido amigo y maestro: Mil gracias por su atención y su amabilidad que nos dice este comienzo, lo que entiendo yo es que Oviedo y Arce tenía un gran respeto y admiración por D. Casto, ante lo cual cabe una primera pregunta ¿Cómo es que Oviedo y Arce no informo en 1898, después de la conferencia de 1898 en la Sociedad Geográfica, que los documentos eran falsos? se supone que D. Casto le habría informado del hallazgo realizado por él y su amigo Castiñeiras de los Documentos con el apellido Colón y también que D. Celso había llevado bastantes documentos de los incluidos en el libro a la conferencia dada en la Sociedad Geográfica.

Ahora que la abrí la boca, hable U, y explíqueme lo de Colón. ¿Cree U. que La Riega, a quien tuve siempre por intruso y un (ilegible) de nuestra historia adulteró los documentos del caso?

Que puso en ellos sus manos ya lo aprecié yo cuando los ví en la Exposición de Santiago. Pero una cosa es la imbecilidad y otra cosa es la falsificación o superchería consciente. En esta no creo hasta que U. hable claro.

Este párrafo ya es de los más claro e ilustrativo, primero se aprecia una relación hostil contra D. Celso García de la Riega, le llama ilegible e intruso de nuestra historia, segundo admite que ha visto los documentos en vivo y de cerca, en la exposición Regional de Santiago en 1909, lo único que dice es que puso en ellos sus manos, que quiere decir esto, probablemente se refiera a que estaban escritos o numerados ya que D. Celso para identificarlos les puso anotaciones, pero dice también, indirectamente, que no son falsos, que tal y como era la relación con D.Celso en el caso de que el estuviera seguro no dudaría ni un segundo en decirlo, y por último dice en esta no creo hasta que usted hable claro. Esto cuanto menos es inquietante y enigmático.

¿Cómo es posible que en 1909 los documentos sean válidos y en el informe de 1917 sean falsos?

¿Qué ocurrió en el intervalo de 8 años con los documentos? ¿Por qué esperar a la muerte de D. Celso para realizar el informe? ¿Qué quiere decir realmente hasta que usted hable? ¿Querrá decir que espero hasta 1917 para realizar el informe, fecha en la que D.Casto hablo? ¿Por qué D. Casto no le dijo que los documentos eran originales ya que él y Castiñeiras los habían descubierto y visto sin ninguna raspadura ni alteración?, D.Casto mantuvo hasta el 24 de Enero de 1914 que fue el iniciador de la teoría Colón español, esto quiere decir que él era seguidor de dicha teoria, ¿Por qué entonces unos años después cambio y mantenía que Colón era genovés y no español? ¿Por qué D.Casto no defendió a D.Celso ante la Real Academia de la Historia?. Habiendo tenido una relación de años, en la sociedad arqueológica y en la tertulia en casa de D.Casto, ¿Cómo es posible que D.Casto haya abandonado a D.Celso? ¿Cómo es posible que no haya intercedido ante Eladio Oviedo y Arce que lo tenía como amigo y maestro?. Al final tengo una pregunta que me lleva rondando en mi cabeza desde hace mucho tiempo ¿Es posible que el presunto falsificador, D.Celso, hubiera podido ser falsificado?

Por mi parte dejo las preguntas en el aire y que cada uno lo interprete comoquiera, solo voy a dar una serie de datos para más ilustración.

Oviedo y Arce tuvo enfrentamiento con D. Celso García de la Riega, por las vías marítimas romanas, en concreto por la IV vía marítima.

Celso García de la Riega fue nombrado miembro de la Real Academia con el sillón número 27, rechazo el nombramiento por el enfrentamiento con Murguia y con Oviedo y Arce

Casto Sampedro antes de publicarse el libro de colón español, origen y patria decía que el era el padre de la teoría ya que fue el primero en hablar de ello, esto no es cierto ya en la conferencia de 1898 D. Celso ya dijo cual era el inicio de sus estudios, el Libro publicado en 1891 “Río Lérez”, escrito por su tío Luis de la Riega, tío que también era miembro de la sociedad arqueológica de Pontevedra, y que le facilito, 1892, a D. Celso un documento aportado a su vez por Telmo Vigo en el cual aparece el nombre de Juan de Colón y constanza de colón. D. Casto poco antes de la publicación del libro tuvo la polémica de quien fue el inductor de la teoría, D.Celso, en cama y faltándole poco para morir, se entero e hizo cambiar el prólogo del libro en el cual alababa a D. Casto por sus aportaciones y esto enfado mucho a D.Casto Sampedro

Falta por hablar de un personaje importante y contraproducente para D.Celso el señor Murguia, presidente de la Real Academia Historia Gallega y enfrentado con D.Celso por su anticeltismo, pero esto es otra historia

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: