Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Tensiones entre Académicos II

Este artículo es la contestación, por parte de la Revista, al artículo anterior

La Academia Gallega y la Patria de Colón

Revuelo y grande ha causado entre algunos elementos de la colonia gallega el artículo que sobre el señor Murguia y la patria de Colón, hemos publicado en el número antepasado y que firmaba “un coruñes ex-académico”.

Y antes de dedicarle nuestros comentarios nos parece bueno advertir que el citado trabajo era de colaboración, y que, por lo tanto, esta revista no se hacía por el hecho de haberlo publicado solidaria decidida de los ataques más o menos duros con que fustiga su autor al ilustre presidente de la Real Academia.

Lo mismo el señor Murguia que el señor Rigueira Montero, a quien algunos atribuyen la paternidad de aquel artículo, nos merecen todo género de respetos y consideraciones. Ambos son gallegos meritísimos. Y esta publicación consecuente con el credo de no zaherir reputaciones y menos de la talla mental de Murguia y Riguera Montero, no puede sino lamentar profundamente el que entre personalidades de honorabilidad cien veces probada se den motivos para discusiones que siempre han de resultar enojosas e improcedentes.

Es verdad que la Academia Gallega tiene en la misma región y sobre todo en la Coruña, detractores irreconciliables que no pueden disimular evidentes despechos e inconfesadas inquinas; originario todo, según el decir de algunos a que en la docta corporación domina una especie de “trus” donde se cotizan y expenden necesariamente patentes de intelecto más o menos efectivo. Y hasta hace poco la Academia padecía además el mal de la inercia. Es innegable que la Academia no hallo la ayuda eficaz que debía esperar de los centros oficiales; pero nos parece de una candidez supina creer que estas entidades han de vivir de las dádivas o limosnas del Estado. Hasta ahora, que sepamos, los dirigentes de la Academia no han realizado nada tendente a acrecentar sus recursos entre particulares a fin de reforzar la acción económica de los gallegos de América. Y ello acusa una negligencia censurable e incomprensible.

Ahora bien ¿Es el señor Riguera Montero el inspirador o autor del trabajo contra el venerable señor Murguia?. Si lo es ¿ es producto de sus simpatías hacia la obra de Celso García de la Riega su trabajo?. Venga en buena hora la vindicación del malogrado difundidor de la verdadera patria de colón, si es así. Pero si por el contrario, el señor Riguera Montero obra aimpulsos de ocultos y antiguos resabios contra el presidente de la Academia, es inadmisible la forma de ataque al señor Murguia por el punto de vista que sostiene, quizás con honradez.

Por nuestra parte entendemos que cualquiera menos el presidente de la Real Academia Gallega puede invitarnos a dejar por absurdas las conclusiones obtenidas tras largos años de estudios profundamente pacientísimos del difunto García de la Riega acerca de la verdadera patria de Colón. Y si el ilustre historiador de Galicia era enemigo de García de la Riega peor que peor.

Sin embargo a nosotros nos parece duro e injusto el calificativo aplicado al señor Murguia por “Un coruñes ex-académico” de anti-patriotas. Cuando más puede acusarse al venerable presidente de la Academia de indiscreto, ya que su obstinación en presentar los trabajos de García de la Riega como producto de una imaginación anormal, tiene necesariamente que herir en lo más hondo, a cuantos desde hace tiempo venimos siguiendo y admirando la labor realizada por el pontevedrés preclaro y sus continuadores.

Nosotros que miramos con simpatía la labor de la Sociedad Iniciadora y Protectora de la Real Academia Gallega y que a su sostenimiento contribuimos como cuadra a nuestras limitadas fuerzas, queremos hacer constar que ningún empeño tenemos en restarle prestigios, que dicho sea de paso, los tiene ganados en buenas y honrosas lides.

Amamos la Academia Gallega como el que más: por eso, precisamente nos duele que los que la dirigen allá en la tierra, la pongan en evidencia con declaraciones que pugnan lastimosamente con la sagrada misión que les tiene confiada

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: