Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Una Infamia Más

 En la tarde del 24 del actual (Mayo 1917) celebró junta la Real Academia Gallega, á la cual asistieron muchos Académicos de número de la localidad y algunos de fuera, como el Sr. Maciñeira, que en estos días se encuentra en La Coruña.

Y terminado el despacho ordinario, en que se nombraron algunos socios. Correspondientes españoles y extranjeros, el ilustrado y notable paleógrafo D. Eladio Oviedo Arce, jefe del archivo de Galicia, presentó á la Corporación un admirable informe que por encargo de la Academia se le encomendara para esclarecer la genuina patria de Cristóbal Colón, ya que de algún tiempo á esta parte, y desde que el finado publicista don Celso García de la Riega editara su ingenioso libro, pretendiendo demostrar que el célebre nauta naciera en Pontevedra, siguió la leyenda apoderándose de esta versión, llegando la obsesión de algunas gentes y de no pocos periódicos regionales, el de opinar y aplaudir, sin ningún género de reservas, el atisbo feliz del escritor pontevedrés.

El Sr. Oviedo niega en absoluto el hecho, considerándole pura fantasía, según resulta de su magnífico estudio.

No sólo se apoya en el juicio que le mereció el ilustrado escritor del Cuerpo de archiveros-bibliotecarios D. Manuel Serrano Sanz, que á raíz de ver la luz la obra del Sr. García de la Riega la refutó, considerando falsos ó retocados todos los documentos pertenecientes al siglo XV que figuran en la misma, relativos al nacimiento de Colón -refutación que La Idea reprodujo entonces en sus columnas- sino que el Sr. Oviedo robustece opinión semejante, con su sentido práctico y erudición paleográfica, conceptuando también falsos ó retocados los cinco nuevos documentos que ahora han aparecido en Pontevedra, que hace tres meses le fueron consultados, confirmando que el retoque de estos últimos es de la misma mano que entendió en los anteriores, ó sea en varios de los trece que se publican en el libro del Sr. la Riega.

Como de los manuscritos del siglo XV parte la época y base del nacimiento de Colón -ya que ellos serían los que facilitarían las suficientes luces para confirmar el pueblo de su naturaleza- resultan adulterados por lo que respecta á los nombres de los antepasados ó ascendientes del almirante, es natural que no se les den la menor fe; y en cuanto á los del siglo XVI, si efectivamente concurre alguno legítimo, y otro mal interpretado, ninguna relación tienen con la tesis que quiera sustentarse de que Colón es gallego.

El Boletín de la Real Academia Gallega publicará pronto el informe de nuestro amigo Sr. Oviedo, y en su día habremos de reproducirlo en nuestras columnas, como hicimos con el de su compañero Sr. Serrano Sanz.

(De La Idea Moderna, diario de La Coruña, lunes 28 de Mayo de 1917.)

Si ustedes se fijan en la parte del texto que esta en cursiva, comprobarán que el Señor Oviedo y Arce dice: conceptuando también falsos ó retocados los cinco nuevos documentos que ahora han aparecido en Pontevedra, que hace tres meses le fueron consultados, confirmando que el retoque de estos últimos es de la misma mano que entendió en los anteriores

Este articulo es de Mayo 1917, D. Celso García de la Riega murio en Enero de 1914, por tanto pregunto ¿ Cómo es posible que diga que la misma mano que manipulo los nuevos documentos aparecidos en Pontevedra es la misma mano que manipulo los del libro Colón Español? si D. Celso llevaba 3 años muerto y estos nuevos documentos fueron encontrados después de muerto D. Celso García de la Riega.

Oviedo y Arce le llamo de todo a García de la Riega en el informe publicado por la Real Academia Gallega y le acuso directamente de manipulación, alteración, raspaduras.Etc en los documentos que se publicaron en su libro.

Juzguen ustedes con lo escrito por oviedo y Arce, creo que no hay nada más que decir

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Una Infamia Más

  1. La prueba nos la da Enrique Zas, en la pagina 228 de su libro “Galicia, patria de Colón” pues indica que los 5 documentos (B2, B4, B7, B12 y B13) los había examinado Oviedo y Arce sobre un fotograbado (imagen fotográfica de principios del siglo XX) y se pregunta ¿cómo pudo discernir que habían sido raspados, o podía adivinar las estrías del acero sobre el documento genuino?
    No contento con ello, Oviedo y Arce también dijo que habían sido raspados con pluma metálica que aún no se había descubierto en el siglo XV!
    A lo que Zas responde como ¡el colmo de la observación y estupendo prodigio de la lupa!, opinando que estos informes tan extraordinarios solo podía proporcionarlos el propio falsificador, o sea, Oviedo y Arce.

    A fin de cuentas, de lo que se trataba era de hacer desaparecer las pruebas y de desacreditarlas todo lo que fuera posible, y por eso se llega incluso a borrar la base del cruceiro de la Casa da Crus de Poio (donde nació Colón) y a arrancar varias hojas de los registros del monasterio de Poio correspondientes a ese siglo.
    Y en su labor de difamación, consiguieron recuperar la tesis genovesa para la oficialidad, ya que había caído en descrédito con la tesis gallega de De la Riega.

    Ahora nos corresponde recuperar la verdad de los hechos y ofrecerlos a la posteridad para que todos los gallegos sepan lo que sucedió y la campaña de infame que cayo sobre Don Celso García de la Riega, descubridor de la cuna y patria de Colón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: