Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Historia de una Canallada II

Faro De Vigo Martes 13/11/1928:  Autor Casto Sampedro

Tesis el Colón Gallego

Señor director de Faro de Vigo

Muy señor mio: con motivo de la publicación en “El Debate” del extracto de un segundo informe de la comisión especial designada por la R.A de la Historia, sobre varios documentos colonianos, en la provincia de esta capital que insertamel número de Faro de hoy, se dice que dichos documentos fueron remitidos por un enemigo de la tesis Colón pontevedrés.

Lo importante sería combatir el informe que parece ser igual al anterior aunque emitido por otros señores académicos y en vista, no de fotogtafías, sino de documentos originales; pero los paladines de este asunto se irritan contra mi humilde persona, y de rechazo contra el señor obispo de Madrid-Alcalá que estimó oportuno llevarlos para que los viese y examinasen detenidamente tirios y troyanos.

Contra tal imputación de enemigo tengo que rectificar por ser contrario a la verdad; lo que si es conforme a ella, es que yo fui el iniciador de la tesis, pero para el efecto del estudiarla y quien facilitó mayor número de documentos para ayudar a la investagación, lo cual tenía que ser difícil, seria, y sobre todo honrada.

Y todo ello le consta al autor de la especie que rectifico, según le demostraré cumplidamente al contestar dentro de dos o tres días a “El Debate” de Madrid.

Por lo demás, me creo en el derecho y en el deber de facilitar a quien le interese, el examen de los documentos que tengo y con más razón a los centros y personas de autorizada en la matería.

¿Hago mal? ¿No deberían hacer todos lo mismo?

No se por qué se me figura que se trata de una campaña de ruido en visperas de los golpes mortales que se aproximan, y se quiere echar el muerto a la vecindad.

Miraremos.

Muchas gracias

Suyo affmo. Casto Sampedro correspondiente a la R.A de la Historia

Faro de Vigo miércoles 21/11/1928

Crónica de Pontevedra

Los documentos de Colón

El distinguido convecino D. Casto Sampedro, en el Faro de ayer, publica una carta en la que dice que en nuestra crónica del día 16, se hacían afirmaciones que necesiten rectificación y aclaración. Son estas, según él. El que los documentos no fueron enviados a Madrid el ilustrísimo señor obispo; “sino que después de conferenciar aquí sobre ellos, se convienen que los llevase dicho señor, y no solo para su estudio confidencial y particular, sino para que fuesen examinados también por otras personas”. Esto dice el señor Sampedro en su carta.

Del articulo del sr Graña en “El Debate”, que comentamos en nuestra crónica del día 16, copiamos literalmente el siguiente párrafo:

El grupo de documentos a los que alude la comisión fueron enviados confidencialmente por el señor Sampedro al señor Obispo de Madrid, que desde hace años viene también estudiando esta cuestión; pero el señor Sampedro comunicaba al mismo tiempo a la Academia que podía examinarlos cuando quisiera , cosa que no puede negarse el señor Obispo, aunque habían sido entregados confidencialmente para su estudio particular.

Está claro que no somos nosotros los rectificados, y ante manifestaciones tan distintas del sr Sampedro y del sr Graña, nos tenemos que atener al último párrafo de la carta del sr Sampedro.. “siquiera en gracia de la exactitud y claridad que derechamente conducen al hallazgo de la verdad, junto a lo cual nos encontramos seguramente con el sr Graña, muy distinguido redactor de “El Debate”.

Ya salvada nuestra actuación, no podemos menos de meditar y ocuparnos de la actitud y proceder de Sr Sampedro en este asunto, desde hace mucho tiempo. Verdaderamente es una cosa muy difícil de comprender y explicar. No lo entendemos.

El Sr Sampedro en su primera carta publicada ene l Faro de últimamente, se declara iniciador de la tesis que se debate. El mismo facilitó documentos de su propiedad al historiador Sr García de la Riega, para ayudarlo en sus trabajos, y sin embargo, publicado el libro “Colón Español” en los mismos días en que fallecía su autor y aun caliente el cadáver, el sr Sampedro es el primero que alza en un periódico local contra la tesis, y defiende la nacionalidad genovesa de Colón, basándose en la institución del Mayorazgo

¿Es extraño? ¡Verdad!

Más lo es todavía el que entonces para nada habló el sr Sampedro de documentos retocados o alterados y que, como el mismo dice en su carta del 17, último, el principal grupo de documentos, el más importante, fué el facilitado por el sr Sampedro al Sr García de la Riega, para que este en su libre, pudiera hablar e insertar fotografías de los mismos…

Es de suponer ya hay que tener la seguridad, de que el sr Sampedro al dar esos documentos al Sr García de la Riega, para que los emplease, fué porque en ellos encontró nombres de personas con el apellido de Colón, y pruebas para reforzar la tesis que aquel estudiaba; y que además los documentos que entregaba el sr Sampedro para investigación tan importante, eran perfectamente auténticos, indubitables, sin la menor mácula.

¿Cómo, pues, ahora el sr sampedro habla de esos mismos documentos de su propiedad como ineficaces para la teoría de Colón español? ¿Perfectamente incomprensible?

Otra cosa que nos confunde es a la manera con que el sr Sampedro habla en su última carta de “Todos” los documentos, sin hacer la menor distinción, entre los que no han tenido de nadie el menor reparo y los que están en tela de juicio, ¡esto si que puede extraviar el juicio de los lectores|

El sr Sampedro sabe que entre los documentos de su propiedad los hay perfectamente inmaculados, lo mismo que entre los que tiene el Sr García de la Riega, hijo,. ¿Por qué, pues, no se puntualiza bien? ¿Por qué se confunden a todos los documentos con las efectistas palabras de raspaduras, retoques, manchado o escritura posterior?.

Peritos hubo ya, e inteligentísimos, como el coronel inglés Mr Mansfield, que examinaron los documentos colonianos de Pontevedra, haciendo de ellos una calurosa defensa, y sin ser peritos, a los más legos, nos es muy difícil comulgar, por lo menos, con la palabra “raspaduras” en documentos antiquísimos, que hay que manejar en las manos con cuidado para que no se deterioren. ¿Una apreciación de raspaduras en vista de fotograbados, puede ser sería?

¿Por qué, pues, volvemos a decir: Tanta insistencia en hablarnos de documentos alterados?

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Historia de una Canallada II

  1. Es un post muy esclarecedor. Cuando Casto Sampedro se declara iniciador de la tesis, supongo que lo hace en base a esos mismos documentos, y que entendía que esos documentos eran prueba de que Colón era gallego. Una muestra más, su posterior cambio de postura, de con qué tipo de personajes venimos lidiando desde hace ya bastante más de un siglo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: