Celso García de la Riega

Biografía, Obras, Pinturas, Teorías y Artículos

Archive for the tag “colón gallego”

Un Documento Muy Importante Para La Tesis Del Origen Gallego De Cristóbal Colón

Expongo un documento que me parece muy importante y a tener en cuenta a favor de la teoría del Colón Gallego

Artículo publicado en 1924 por la revista viguesa “Tierra Gallega” en el que hace referencia a un documento por el que D. Mariano Colón de Toledo, Duque de Veragua, que figura en el árbol genealógico general con el nº 64, vende una propiedad situada en Portosanto.

Importante Descubrimiento Para La Tesis Colón Español.

Con motivo de una reclamación judicial que se intenta sobre la propiedad de la finca denominada “La Puntada”, del lugar de Porto Santo en Poyo (Pontevedra). Inmediata a la casa situada en el mismo punto, en la que se conjetura que nació Colón, aparecieron dos interesantísimos documentos, uno de los cuales expresa que en 1796 el señor Duque de Veragua (descendiente de Colón, como se sabe), vendió a F. Troitiño de la parroquia de Pereira, Jurisdicción de montes (forcarey), la mencionada finca de la puntada con su casa y renta que en ella se cobraba, declarando el vendedor, o sea el Duque, que tal finca le pertenece por herencia de sus padres.

El otro documento, del año 1811, consigna un arrendamiento de la citada propiedad efectuado por el descendiente de Troitiño A favor de que fue procurador en Pontevedra D. Miguel de Diego, y en el cual hace constar el arrendador que la finca arrendada es procedente del señor Duque de Veragua.

El 12 de octubre de 1943 se publica en Faro de Vico un trabajo del abogado pontevedrés D. Felipe Ruza, entre otras cosas:

pero yo no quiero ni debo ponerme sin dar a conocer en su facsímil un interesante documento que, por motivos profesionales ha estado en mi estudio, y con autorización del que me consultó, hice obtener de la fotografía del señor Barreiro, de esta ciudad. Y lo publico yo para poder responder bajo mi firma de su exactitud

Pero el diario vigués, no solo no publicó el aludido facsímil, sino que, sorprendentemente, lo extravío. Y como el señor Ruza no incluyó en su artículo la transcripción del documento, se ha vuelto a hacer el silencio alrededor del mismo.

Tuvieron que transcurrir dos años hasta que se pudo, por fin, conocer el texto. El hecho tuvo lugar cuando el semanario madrileño El Español, con fecha 3 de marzo de 1945, publica un nuevo trabajo de D. Felipe Ruza, en el que comienza refiriéndose a dos años antes había publicado en Faro de Vigo, haciendo notar que en su inserción no se incluyó facsímil a que en el mismo se hace referencia, por cuya razón acompaña una transcripción literal del mismo, que recogemos a continuación:

Venta PuntadaHay un sello que dice: Carolus IV D.G Hispanorum Rex. Sello Quarto. Quanta maravedís. Año de mil ochocientos siete. En Bandeira, jurisdicción de Trasdeza a cinco días del mes de mayo año de mil setecientos noventa y seis, por ante  mi escribano y testigos que a lo último irán señalados personalmente, constituidos de una parte el Sr Duque de Beragua, y dijo que desde hoy día de la fecha, y para todo tiempo de siempre jamás, por sí y sus herederos, vende y  da en renta real perpetua a D. Francisco Troitiño, que también compra y se haya presente, vecino de la fa. de San Bartolomé de Pereira, jurisdicción de Montes, que también comprar para así y los suyos y a saber lo que el primero le vende y da en esta dicha venta real y perpetua la heredad llamada Puntada, sita en Porto Santo de Poyo, destinada a labradío, viñedo, robleda y pinal, con su casa de cuartos, cocina, bodega, lagar y cuadra confina Norte muro naciente y mediodía ría que la separa poniente muro y arroyo lleva en sembradura ciento diez ferrados poco más por menos, también le vende el derecho de percibir renta en dicha casa se cobra y de todo el entrega las escrituras que le constituyen y le pertenecen al Rsmo. Srñor Duque de Beragua por herencia de sus finados padres todo lo relacionado vende y da en esta dicha venta real y perpetua a D. Francisco Troitiño con todas sus entradas y salidas, aguas de riego y libre de toda carga real y otras pendiones en precio de cuarenta y ocho mil reales de vellón entrega en este acto el comprador al vendedor en presencia de mi Excmo. y testigos y la esperada cantidad me otorga recibo y carta de pago lisa y llana de que certifico, como confiesa que la referida heredad no valen más ni menos y que en caso de que haya alguna mayoría hace gracia y donación perpetua e irrevocable todo el que tiene podía ver y tener a lo que lleva vendido y renuncia y transfiere en el o en suyos como mejor le convenga y como autoridad de justicia pueda tomar posesión real y personal y se constituya en precario poseedor y se obliga con su persona y vienes que lo que lleva vendido le será cierto y el comprador acepta la venta hecha a su favor y para que mejor se emplea dieron todo su poder (hay una palabra ilegible) a la justicia mes de Setbre, como si por esta carta y lo que en ella contenido fue sentencia definitiva a de juez competente pasada en cosa juzgada y renuncia a todos de su favor Menred que les prohíbe así lo dicen y otorgan siendo testigos del presente Juan Corneira, Roque do souto y Antonio Bueno y Francisco Ferros, vecinos de esta fra. y de todo certifico yo el Duque, Francisco Troitiño ante mi Pedro Antonio Tomé todos rubricados

La autenticidad de este documento fue puesta en duda por los enemigos de la tesis pontevedresa, basándose en un aparente anacronismo que resulta de una incorrecta lectura de los primeros líneas en las que dice:

“Sello Quarto. Quanta maravedís. Año de mil ochocientos siete”

Y a continuación se inicia el texto del documento:

 “En Bandeira, jurisdicción de Trasdeza a cinco días del mes de mayo año de mil setecientos” si se lee solo hasta aquí,  el anacronismo es evidente pero más adelante hay un testimonio que dice:

 “Concuerda con su original Y de orden de…. a petición de D. Troitiño expido la presente en la jurisdicción de Trasdeza a beinte días del mes de agosto año mil ochocientos siete, lo que seguro y firmo y rubrico. En testimonio de la verdad Antonio de la Torre Dieguéz

no se trata por tanto de un documento de 1796 extendido en papel con sello 1807, sino de una copia posterior a cuyo pie se testimonia que concuerda con el original

El 24 de mayo de 1929, página 15, Prudencio Otero remite al periódico “ABC” una copia con la ortografía de la escritura original, es la de 1796, este documento todavía no ha aparecido, sin embargo, a mi me parece importante y lo doy por cierto, por la cantidad de personajes presentes y que tuvieron contacto con el documento.

También menciona le documento Gorostola, Abogado y socio de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, apuntando a que lo tuvo en su despacho

Felipe Ruza En 1906 era decano del Colegio de Abogados, y autor de varios trabajos de jurisprudencia, publicados entre 1899 y 1918

Para mi este documento debe de existir y estar perdido en algún lado o desaparecido, solo por las personas que dicen por escrito el haberlo visto ya me merece todo el credencial posible

Nuevos Documentos con el Apellido Colón

He encontrado más personas con el apellido Colón, a partir del siglo XVI, de los dos anteriores puestos, gracias a la aportación de algunos seguidores de este blog, especialmente Sonia, hemos encontrado la siguiente información:
“En un intento de definir los ámbitos de negociación, Isabel y Fernando enviaron algunas embajadas a Sixto IV reivindicando los derechos de la Corona que, como consecuencia de la guerra civil, habían quedado desdibujados: fue el caso de la embajada de García Martínez de Lerma y el secretario Pedro Colón, en junio de 1475″, sale citado en este trabajo: “Alejandro VI y los Reyes Católicos Relaciones político-eclesiásticas (1492-1503)” de Álvaro Fernández de Córdova Miralles.
La misión enconmendada fue por lo siguiente:
Roma rechazó la suplicación para que Alfonso de Aragón, hijo bastardo de Fernando Católico, ocupase la diócesis de Zaragoza, lo que empeoró la relaciones con la Santa Sede en 1475, Y motivó una embajada castellana dirigida por García Martínez del Lerma con el secretario Pedro Colón cuyos puntos fundamentales eran:
A) todos los nombramientos de los Obispos y maestres de órdenes militares serían efectuados por suplicación real Como razón de Estado para que todas las dignidades estuvieron de acuerdo con la política Real; de ahí que se recaba del Papa la suplicación.
B) Anulación de las Paulina y Sixtina que facilitaba las apelaciones a Roma.
Pero la política internacional de Francia dio lugar al fracaso de la bajada aunque el pleito se resolvería de 1429 con el nombramiento de Alfonso de Aragón como Obispo de Zaragoza.
Me parece importante encontrar a un Pedro Colón, secretario de los Reyes Católicos y que realice dicha función en la época en que Cristóbal Colón aparece en Portugal, 1476,
de estos documentos se pueden entresacar dos conclusiones, que a mi modo de ver pueden ser importantes:
1º El apellido Colón no puede ser un derivado del apellido Colombo, tal y como trataban de argumentar los italianos, comprobamos que esto no puede ser así, ya que hay muchas personas localizadas con el apellido Colón antes de llegar Cristóbal Colón a España.
2º Tampoco creo que sea, tal como dijo en su momento Celso García de la Riega en su libro “Colón Español, su Origen y Patria” página 103, su origen derivado de Coullom, de la Gascuña, y lo sitúa a mediados del siglo XIV, cuando el Duque de Lancaster vino a Galicia con pretensiones fundadas en su mujer como hija del Rey D. Pedro de Castilla, en su ejercito abundaban los gascones y estuvieron bastante tiempo en Pontevedra, y podría perfectamente que algún Gascon se quedara en Pontevedra y tuviera esposa y con el tiempo convirtió el Coullom en Colón, pero tampoco parece que sea esta la razón, por la cantidad de Colón que hay, en lugares tan diferentes y distantes. por tanto me atrevo a decir que el apellido Colón podría tener otro origen, que no ha sido investigado.
Otra vez pido la colaboración de todos aquellos que les interese el tema.

Código de Referencia:
Gobierno de España. Ministerio de Cultura. Archivo de la Corona de AragónES.08019.ACA/9.1.2.12//ACA,CANCILLERÍA,Cartas Reales,Pedro III [IV],1162
Titulo Nombre atribuido:
De Pedro El Ceremonioso al obispo de Lérida, Ferrer [Colón]. Recomendándole a fray Simón de Argentona, monje de San Cugat del Vallés, que va a Lérida para cursar estudios
Fecha Creación:
1340-9-6 Barcelona

 

 

Código de Referencia:
ES.41091.AGI/10.42.4.1//CONTRATACION,5536,L.5,F.113R(3)
Titulo Nombre atribuido:
Alonso Hurtado
Fecha Creación:
1538-6-15
indicador de lista abierta ÁREA DE CONTEXTO
Nombre de/l (los) productor/es:
Casa de la Contratación de las Indias
Alcance y Contenido:
Alonso Urtado [sic por Hurtado], hijo de Juan Martínez Colón y de Isabel Hurtada, vecinos de las Garrovillas, a Nueva España.
Índices de Descripción:
Garrovillas de Alconétar (Cáceres, España)
Libros de asientos de pasajeros
Nueva España (virreinato, jurisdicción antigua)
Catálogo de Pasajeros a Indias. Volumen II.
Código de Referencia:
ES.41091.AGI/10.42.4.1//CONTRATACION,5536,L.3,F.246(7)
Nicasio ColónTitulo Nombre atribuido:
Nicasio Colón
Fecha Creación:
1535-5-26
Nombre de/l (los) productor/es:
Casa de la Contratación de las Indias
Nicasio Colón, hijo de Juan Colón y de Juana Tasa, vecinos de [Moshena], en el Condado de Flandes, a Nombre de Dios.
Flandes (condado, jurisdicción antigua, Bélgica)
Libros de asientos de pasajeros
Nombre de Dios (Colón, Panamá)
Catálogo de Pasajeros a Indias. Volumen II

 

 

 

Código de Referencia:
ES.41091.AGI/10.5.14.187//CONTRATACION,877
Titulo Nombre atribuido:
Autos entre partes
Fecha Formación:
1688 / 1691
Nivel de Descripción:
Fracción de Serie-Unidad de Instalación
Signatura Histórico:
CONTRATACION,16-6-171/35
CONTRATACION,877
Alcance y Contenido:
Autos entre partes de 1688 a 1691. 4 Números:
-Número 1.- Autos del año de 1688. En 2 ramos:
–5. Autos de Félix de Arteaga, capitán de nao, con Francisco Fernández Colón, vecino de Sevilla, sobre que dé una declaración.
Número 133.-De Manuel Colón y Cortés, vecino de Cádiz, soldado,
difunto en Cartagena de Indias, 1686

Código de Referencia:
ES.28079.AHN/1.1.13.8.1//OM-EXPEDIENTILLOS,N.4502
Titulo Nombre atribuido:
Colón, Juan
Fecha Formación:
1672-4
Nivel de Descripción:
Unidad Documental Compuesta
Nombre de/l (los) productor/es:
Consejo de Órdenes
Alcance y Contenido:
Expediente para la concesión del título de caballero de la orden de Santiago a Juan Colón
Notas:
Este expediente de la escribanía de Santiago, era conocido como expedientillo
Fuentes de Información: ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL. Sección de Órdenes Militares
Código de Referencia:
ES.41091.AGI/20.76.2//ESCRIBANIA,953
Titulo Nombre atribuido:
Sentencias del Consejo
Fecha Formación:
1578 / 1599
Consejo de Indias. Escribanía de cámara
Conde de Gelves y Francisca Colón con Francisco de Mendoza sobre falta de papeles. Una sentencia 1588
Juana Colón sobre alimentos. Tres autos. 1588

Código de Referencia:
ES.08019.ACA/3.20.5.1//ACA,DIVERSOS,Sástago,215 (Lío J), nº 001
Titulo Nombre atribuido:
Escritura de promesa de matrimonio entre Don Luís Bertran y Doña Juana Angela Exorch
Fecha Creación:
1522-4-28
Alcance y Contenido:
Escritura de promesa de contraer matrimonio entre partes de Luís Bertran, Notario, y Juana Angela Exorch, doncella (hija de Juan Exorch y de Juana Terrasa) ante Antonio Rodríguez, y Antonio Colon, Notarios de Valencia, en 28 de Abril 1522.

Código de Referencia:
ES.28079.AHN/1.1.11.4.7//INQUISICIÓN,1575,Exp.339BIS
Titulo Nombre atribuido:
Información genealógica de Jerónima Berdún
Fecha Creación:
s.XVII
Observaciones sobre Fecha Creación Inicial:
Documento sin indicación de fecha. Se ha datado paleográficamente
Consejo de Inquisición
Alcance y Contenido:
Informaciones genealógicas de Jerónima Berdún, natural de Tarazona (Zaragoza), mujer de Alonso Colón, vecino de Tarazona

Nuevos Documentos Relacionados Con Cristóbal Colón

Gracias, otra vez, a la aportación y colaboración de Fernando Dopico, les traigo nueva información documental, que yo nunca había visto, son documentos que mencionan a unos Colón hasta ahora desconocidos, de las personas consultadas nadie había oído hablar de ellos, he repasado algunos libros que tengo y no he encontrado nada sobre ellos, Celso García de la Riega, Prudencio Otero, Enrique Zas, Philippot, Consuelo Varela, Manzano… y ninguno de ellos los menciona, también he consultado por internet, la páginas que tienen archivos digitalizados y nada, me resultan unos personajes misteriosos. He decidido publicarlos por si alguno de ustedes puede aportar algo sobre dichos personajes, en particular dos de ellos, que me resulta incomprensible como no aparecen por ningún lado.
Entiendo que internet puede ser una buena herramienta para comunicar, y que de tal comunicación pueda resultar un intercambio de información, aun corriendo el riesgo de que alguno se quede con la información para el mismo sin compartir nada posteriormente.
Pedro Colón

1º Instrucciones de los Reyes Católicos a Pedro Colón y a sus embajadores en Roma
C.a. 1478.
Archivo General de Simancas, PTR, LEG. 16, DOC. 11.

El Rey e la Reyna.
Las cosas que vos Pedro Colón, nuestro secretario, juntamente con el alcalde Garçía Martínez e Gonçalo Fernández de Heredia, nuestros procuradores e enbaxadores en corte de Roma, havéys de dezir e suplicar a nuestro muy Santo Padre. Son las que se syguen.
Como he dicho no he podido hallar nada sobre Pedro Colón, tampoco sobre el alcalde Garçía Martínez, deñl único que he encontrado algo es de Gonçalo Fernández de Heredia, que fue Obispo de Barcelona y Tarragona, embajador del Rey Juan II de Aragón y de Fernando el Católico, en las cortes de Roma y Napoles, también fue embajador de los Reyes Católicos ante el Vaticano, pero no he encontrado nada que lo pueda relacionar con Pedro Colón.
Este documento es interesante, primero por el cargo de confianza que desempeña ante los Reyes Católicos, secretario, tendría que ser una persona de la confianza de los Reyes Católicos, de uno o de los dos, pero si es que este Pedro Colón tuviera relación familiar con Cristóbal Colón, podría haber sido la puerta de enterada ante los Reyes Católicos, es decir, su recomendado, aparte de poder explicar otras circunstancias de la vida de Cristóbal Colón.
Si alguno de ustedes, lectores y seguidores de este blog conocen o tiene alguna pista se lo agradecería.

2º El segundo es todavía más misterioso e inquietante, porque viene a demostrar  la cantidad de información que puede faltar por descubrir sobre Cristóbal Colón:

ARCHIVO GENERAL DE INDIAS, CONTRATACION, 5536, L. 1, F. 72 (3).

1511-8-8.
Isabel Álvarez, hija de Antonio González y de Catalina González, vecinos de Guadalajara, mujer de Francisco Colón, sacabuche del almirante, estante en Indias; y su criada Catalina de Guadalcanal, hija de Juan de Santiago y de Teresa de la Chamaza.

“En ocho de agosto, ano susodicho, dimos liçençia a Ysabel Álvarez, | hija de Antonio Gonçáles y Catalina Gonçáles su muger, veçinos de Guadalajara, | muger que se dixo de Francisco Colón, sacabuche, 1511Françisco Colón, sacabuche del almirante, estante en las | Yndias, para que pudiese pasar a las dichas Yndias en la nao del mestre | Alonso de Velasco (…)”.
Al margen izquierdo: “Ysabel Ál- | -varez e su | criada”.
Según Fernando el término Sacabuche se refiere a lo siguiente:
Efectivamente, sacabuche es un término que nombra a un tipo de instrumento de viento, metal, antepasado del actual trombón; y también al instrumentista que lo toca. Ahora bien, hay una definición en el diccionario de la RAE, como vocablo marítimo, con el significado de: Bomba de mano para extraer líquidos. La verdad, pues podría ser que el tal Francisco Colón fuera el “trombonista” del almirante, pero … Ahora bien, no se debe obviar que en la jerga marinera existía el tal artilugio o bomba, pues no tengo claro si podría hacer referencia al oficio del susodicho como manipulador de la bomba. Pero, por si fuera poco, al parecer hay una acepción popular del término “sacabuche” que lo hace sinónimo de “sacamuelas“. De dentista, vaya. Y es que el moflete inflado del trombonista cuando toca se parece al moflete hinchado por una infección dental. De ahí lo de sacabuche o sacabuches como tal sacamuelas, etimología popular errónea que lo hace composición del verbo sacar y del substantivo buche (papo, en gallego).
Bien me parece una deducción muy interesante por parte de Fernando y personalmente acertada, aunque el instrumento que se conoce com Sacabuche ya existía en 1468, es posible que Cristóbal Colón fuera aficionado a la música.
Este personaje es muy interesante pues hasta ahora de las fuentes consultadas no he encontrado nada, ni en internet ni en bibliografía, comprenderán ustedes lo interesante que puede ser conocer al personaje Francisco Colón.
Digo lo mismo si alguien conoce algo de dicho personaje se agradecería la información.
En este Blog lo importante es tener información y transmitirla, para todos aquellos interesados y especialmente si la quieren compartir. Gracias

La Casa Colón conmemora el 100 aniversario de la Teoría Coloniana, de Celso García de la Riega

El Norte de Castilla

http://www.elnortedecastilla.es/20140219/cultura/casa-colon-conmemora-aniversario-201402191307.html

http://www.elnortedecastilla.es/20140219/cultura/casa-colon-conmemora-aniversario-201402191307.html

http://www.elnortedecastilla.es/videos/noticias/valladolid/3237406101001-eduardo-esteban-defendio-ayer-valladolid-origen-gallego-cristobal-colon.html

La Casa Museo de Colón de Valladolid indaga este viernes en los orígenes gallegos del descubridor

CARTEL ColonMuseo Valladolid

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.elcorreogallego.es/index.php?idMenu=825&idNoticia=853857&idEdicion=2994

Una televisión mexicana dedicará un documental al Colón gallego

El descendiente del navegante y el almirante Santiago Bolívar, entre los participantes en una sesión de divulgación en Madrid
television-mexicanaEl canal mexicano “unotv.com” anunció en Madrid su intención de realizar un “amplio reportaje” en las Rías Baixas para dar a conocer la teoría del Colón gallego, que considera una “sorprendente revisión histórica” de las hipótesis planteadas hasta el momento.
Así lo anunció durante el encuentro informativo sobre las teorías de Celso García de la Riega convocada por la Asociación de los Corresponsales de Prensa Iberoamericana y que tuvo lugar en el Centro Internacional de Prensa de la capital del Estado.
“La asistencia de profesionales extranjeros, propició el interés del canal mexicano, que también se propone dar a conocer en su país las maravillas paisajísticas que recoge el documental “¿Colón galego?”, señala el presidente de la Asociación Cristóbal Colón Galego Celso García de la Riega, Eduardo Esteban Meruéndano.
Éste fue uno de los ponentes convocados por los periodistas iberoamericanos a un encuentro en el que también participó el presidente de este colectivo profesional, José Manuel González Torga. Asimismo, esta mesa redonda presidida por Cristóbal Colón de Carvajal y Gorosábel, descendiente del navegante y duque de Veragua, contó con la participación del almirante Santiago Bolívar Piñeiro, y del Ángel Peláez.
Éste es director y guionista del primer documental dedicado exclusivamente a la teoría del posible origen gallego del descubridor del Nuevo Mundo, un largometraje que se proyectó durante la sesión informativa para los periodistas.
Este encuentro coincidió con el centenario de la muerte de Celso García de la Riega, el primer autor que expuso la teoría, así como de la publicación de su última y más discutida obra, titulada “Colón Español. Su Origen y Patria”,
Además de los corresponsales latinoamericanos, al encuentro asistieron también periodistas de otros medios europeos y norteamericanos, así como divulgadores e investigadores de otras teorías sobre el origen de Colón.
En el coloquio que siguió a la intervención de los distintos ponentes encargados de detallar los argumentos en los que se fundamentó García de la Riega para su teoría (la existencia del apellido Colón en Pontevedra en el siglo XIV, los numerosos topónimos de las rías gallegas utilizados por Colón para dar nombre a las costas a las que iba llegando o los vocablos en gallego que empleó en sus diarios, entre otras) participaron y se dieron a conocer investigadores de otras teorías como la que defiende que almirante pudo nacer en La Alcarria.

Fuente Faro De Vigo: http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/02/19/television-mexicana-dedicara-documental-colon/970244.html?utm_medium=rss

EL DUQUE DE VERAGUA Y EL ALMIRANTE DE LA FLOTA, EN LA SESIÓN AUDIOVISUAL SOBRE “EL POLÉMICO ORIGEN DE COLÓN”

Se ha celebrado la sesión informativa anunciada sobre “El polémico origen de Colón”, que incluyó un movido coloquio, tras el visionado del documental “¿Colón, gallego?”, con guión y realización de Acto-ColonÁngel Peláez Poyán. El acto, dentro de la programación de la nueva etapa de ACPI, atrajo a una amplia concurrencia al auditorio del madrileño Centro Internacional de Prensa.
La parte inicial estuvo constituida por unas breves intervenciones de los integrantes de la Mesa.
Eduardo Esteban, presidente de la Asociación Pro Colón Gallego, destacó la revalorización de la tesis del autor del libro “Colón español. Su origen y patria”, Celso García de la Riega, hace un siglo. El Instituto de Patrimonio Cultural de España ha reconocido que el padre de la hipótesis del Colón pontevedrés no alteró la literalidad de los documentos antiguos que había aportado en apoyo de su teoría.

Ángel Peláez, como responsable del documental que lleva su firma optó por expresarse preferentemente a través de su meritorio audiovisual que, en efecto, recibió los aplausos de quienes lo siguieron, con una duración de setenta y cinco minutos.
acto-colon-2El Almirante de la Flota, Santiago Bolíbar, forma parte de una amplia selección de intervinientes en el documental. Ahora, entre la introducción y el coloquio posterior, aportó testimonios de especial valor, derivados en parte de haber capitaneado la expedición del V Centenario, al mando de las réplicas de las tres carabelas colombinas. Explicó condiciones propias de las naves de la época y diferencias entre los navegantes portugueses y los españoles, que aproximaban a los nuestros a zonas atlánticas más próximas al Nuevo Continente.
El Duque de Veragua, Cristóbal Colón de Carvajal, que es Socio de Honor de ACPI, también figura en imagen con varios parlamentos en el documental exhibido. En esta sesión informativa hizo constar que el tema no resuelto de su antepasado contribuye a mantener el interés público por el personaje, que también en Estados Unidos da motivo para celebraciones memorables, como él mismo ha vivido, incluso como invitado en la Casa Blanca por el presidente Bush padre.
Las tesis históricas se movilizan además con la presión política y, en ese sentido los italianos han conseguido especial protagonismo para cuanto defienden, aunque el decreto que dictó Mussolini, estableciendo que Colón era genovés, no sirvió, lógicamente, para zanjar la cuestión.
Así mismo salió a relucir la utilización contemporánea de las pruebas de ADN y otras técnicas de carácter biológico en la investigación de alcance histórico. Cristóbal Colón de Carvajal manifestó que, mediante ese tipo de métodos, podrían llegar a descartarse algunas de las teorías existentes sobre el origen geográfico del navegante, que ha suscitado una bibliografía de primerísimo orden.
En el transcurso de la sesión, desempeñó el papel de moderador el presidente de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, José Manuel González Torga, después de haber efectuado la presentación de los ponentes.
Las preguntas formuladas públicamente después de contemplar el DVD de Ángel Peláez lo fueron por periodistas, historiadores y componentes del público en general. Levantada la sesión formal hubo ocasión para grabar alguna entrevista periodística.

Fuente: http://www.corresponsalesacpi.es/?p=797

Cien años de la teoría del Colón gallego

susana regueira | pontevedra

Fuente: http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/02/04/cien-anos-teoria-colon-gallego/960526.html

cien-anos-2Para la práctica totalidad de los pontevedreses e incluso para la mayoría de investigadores era un misterio donde se encontraba la lápida mortuoria de Celso García de la Riega, enterrado tal día como hoy de hace un siglo en la parte más antigua del cementerio de San Mauro, y que FARO publica por primera vez. Solo unos días antes había sido editada la obra “Colón Español. Su origen y patria”, en la que recogía sus investigaciones sobre el navegante y su famosa teoría del origen gallego del almirante. Así, se cumplen simultáneamente un siglo de su fallecimiento y del nacimiento oficial de la teoría.

Tal día como hoy de 1914 los pontevedreses conocían la muerte de uno de sus más ilustres vecinos, Celso García De la Riega, uno de los pocos que fue merecedor de que en vida se lo homenajease dedicándole una plaza. Fue en ella, en concreto en la vivienda situada en la esquina de las calles Puente y Maceda, donde residió gran parte de su vida el literato, político, historiador y dibujante.

Un siglo después FARO publica por primera vez la imagen de la lápida mortuoria y de la cripta, situada en la parte más antigua del cementerio de San Mauro, en donde reposan sus cenizas.

La lápida mortuoria ha sido durante años una gran desconocida, incluso para los investigadores que ahondaron en la biografía del historiador. No así el gran pesar que supuso la desaparición del investigador y político cuyo entierro fue multitudinario y al que asistieron relevantes políticos, representantes de instituciones, asociaciones gremiales, entidades, sociedades culturales…

La práctica totalidad de los periódicos de la época dio testimonio del duelo ciudadano por la desaparición del que de hecho había sido un habitual de los diarios: publicó en Correspondencia Gallega, Revista Gallega, Ilustración Gallega y Asturiana, Galicia Moderna, La Voz del Pueblo…

Tres semanas antes de la muerte a los 69 años de De la Riega había sido editada por primera vez la obra Colón Español. Su origen y patria, el libro en el que expone los argumentos que sustentan su teoría del origen gallego del navegante.

Estas investigaciones las había dado a conocer por primera vez el 20 de diciembre de 1898 en una conferencia en la Sociedad Geográfica de Madrid, un momento histórico en el que por primera vez se ponía en cuestión la extendida creencia de que el almirante había nacido en Génova.

Antes de que De la Riega iniciase su conferencia el público consideraba la teoría, más que novedosa o rara, sencillamente quijotesca, pero tras la documentada exposición de De la Riega todo cambió.

cien-anosEste episodio lo documentó el rector de la entonces Universidad Central, José Rodríguez Carracido, que asistió a la charla. En una carta escrita dos años después cuenta que “antes de empezarla (la conferencia) el auditorio se burlaba del tema creyéndolo extravagancia de un alucinado, pero la impresión fue tan grande que al finalizar aun los más incrédulos dijeron, este asunto hay que examinarlo despacio”.

Un año antes de la conferencia en Madrid De la Riega había presentado otra obra clave, La Gallega, en la que prueba que la nao Santa María, la capitana del primer viaje de Colón, se construyó en Galicia, más concretamente en los astilleros de Pontevedra.

Esta faceta como historiador eclipsó otras, como la de artista (en el Museo Provincial figuran una veintena de obras, a las que él llama “conjeturas”, en las que recrea el posible aspecto de la muralla, la puerta de Trabancas, la iglesia de San Bartolomeu O Vello o las Torres Arzobispales) pero, especialmente, la del gran visionario que fue capaz de ver ya en 1882 las potencialidades turísticas de Sanxenxo o que sugirió la puesta en marcha de una vía férrea que enlazase Ribadavia con Marín.

Tras su muerte, sus detractores se encargaron de atacar duramente la teoría del Colón gallego acusando a su autor de falsario.

Para ello se basaron en el hecho de que había retocado los documentos que prueban la existencia del apellido Colón en Pontevedra ya en el siglo XIV. Un siglo después, el Instituto de Patrimonio Cultural y la Policía Científica probaron que solo avivó las tintas y en modo alguno falseó las letras. Con el tiempo, el mal resulta después de todo diminuto al lado del bien.

http://youtu.be/llJtLub9bW8

Nueva Vida Para El Colón Gallego Informe de los Documentos de Celso García de la Riega

Mañana, Lunes 16 de Diciembre el Instituto de Patrimonio Cultural Español, dará a conocer los resultados del analisis de los documentos de Celso García de la Riega, subirán el informe a la Web del propio Instituto, hoy aparece publicado en el Faro de Vigo un artículo sobre dicho informe

OXOOXO 2

http://youtu.be/llJtLub9bW8

¿Colón gallego? Entrevistas en la Presentación del Documental

Entrevistas antes y después de la inaguración del Documental Cristóbal Colón Galego en el Museo de Pontevedra

Atención en el segundo video el entrevistador se despide  pero hay una última entrevista

Atención en el segundo parece que acaba, pero hay una última entrevista

Agradecimiento de Celso García de la Riega

Carta del Sr. La Riega

Sr. D. Manuel Castro López, Director de El Eco de Galicia

Buenos Aires.

Diario Celso 15:12:1910Mi querido amigo y paisano: Con la mayor satisfacción he visto en el acredi­tado semanario que V, dirige, correspon­diente al 10 de Noviembre último, la patriótica y entusiasta carta del ilustre Dr Riguera Montero, iniciando con expléndido donativo la suscripción pública para erigir en Pontevedra un monumento al descubridor de América. Nada más plausible que tan bello y adecuado pensamiento; pero como quiera que en aque­lla notable carta se propone igual dis­tinción para mi, por haber hallado y reunido diversos datos y documentos que revelan inesperadamente la proba­ble naturaleza española del insigne navegante, y considerando que esta circunstancia más bien se debe a un azar de la suerte o de la casualidad y no basta de ningu­na manera para justificar aquél alto ho­nor, ni cosa que se le parezca, suplico aV. tanga a bien insertar la presente car­ta en El Eco de Galicia para manifestar a sus lectores que, si se lleva a cabo la expresada suscripción, su producto se destinará exclusivamente a enaltecer y perpetuar la memoria de Colón, ante cuya excelsa personalidad la mía se ha­lla a tan enorme distancia que no hay posibilidad de unirlas para solicitar la cooperación publica ni pura ningún otro objeto.

Excelente idea, repito, es la del monu­mento a Colón; pero me permito someter al Dr. Riguera Montero, y a los señores que secunden la suscripción, el siguiente proyecto: que en lugar de amortizarse una cantidad mayor o menor en levantar aquella obra, se invierta en instalar una escuela, ya de primera enseñanza, ya de marinería y pesca, que llevo el nombre de Escuela Coloniana, pues ya no debe decirse colombina.

Dando muy expresivas y sinceras gra­cias al generoso Dr. Riguera por su be­névola mención y a Vd. por su amabili­dad y por su valioso y constante apoyo a cuanto redunde en beneficio y honra de la patria, se repite suyo affmo. amigo y

s. q. s. m. b.,

Celso García de la Riega.

Pontevedra, Diciembre 12 de 1910.

Con gusto reproducimos la anterior patriótica carta; que el Sr. La Riega di­rige al director de El Eco de Galicia.

Justísimas nos parecen las alabanzas al gran gallego Dr. Riguera Montero, uno de los hombres que dentro y fuera de Galicia han laborado más por los prestigios de esta hermosa región.

Su rasgo, ofreciendo mil pesos para el monumento de Colón, retrata de cuer­po entero a este querido paisano nuestro que, sin disponer de una gran fortuna, dispone sin embargo de una parte de ella para que en Pontevedra tengamos un testimonio perenne y eterno que re­cuerde al glorioso descubridor del Nue­vo Mundo.

Riguera Montero cuenta desde hoy con el carillo, la admiración y gratitud de Pontevedra y de Espada entera por su acto de relevante patriotismo, que irá unido siempre a esta afortunada empre­sa, en que se hermanan el nombre de Colón y del pueblo español.

Líjar Un Pueblo De Almería Aprueba en Pleno Que Colón Era Gallego Año 1955 y 1957

Cuando Líjar aprobó en pleno que Colón era gallego

La tesis gallega de Colón no solo da para discusiones sobre documentos, argumentos, etc. sino también para anécdotas como la protagonizada a mediados del siglo pasado por un municipio almeriense, Líjar. Su corporación aprobó en pleno el reconocimiento de Colón “como español” inicialmente en las actas de 1955 y 1957, si bien posteriormente añade el “español y gallego”. Es una anécdota que rescata la escritora coruñesa y defensora de la tesis coloniana Josefina López de Serantes en una obra inédita, un acuerdo que se produjo “tras amplia discusión y deliberación, por unanimidad”.

Líjar aprueba en plenoPor una maravillosa vez, la realidad se parece a las películas de Cuerda: un alcalde, teniendo en cuenta “los comentarios sostenidos en más de una ocasión con miembros de la Junta Municipal de la Educación con numerosos vecinos de la Corporación” que, a su vez, habían leído las opiniones del “culto farmacéutico de Murcia Julio Tortosa”, acuerda en pleno proclamar el “reconocimiento de Colón como español”.

Y para que conste, se incluye el tema en las sesiones plenarias de los años 1955 y 1957.

La anécdota, rescatada por la escritora coruñesa Josefina López de Serantes, sucedió en el municipio almeriense de Líjar y empezó a gestarse hace aproximadamente setenta años, cuando los vecinos tienen conocimiento de los trabajos de investigación de Julio Tortosa.

Tras leer sus estudios en los que defendía el origen gallego de Colón y mantener “reuniones particulares y en las Escuelas Nacionales” con los maestros que habían tenido conocimiento de la tesis, los vecinos comentan con la Junta Municipal de Educación la conveniencia de defender políticamente el tema.

O al menos así se hace constar en el acta del 14 de septiembre de 1955: convencidos de que Julio Tortosa “demuestra plenamente” la tesis española, “propone a la Corporación interpretando el sentir de todos los comentarios entredichos, que se declare en esta sesión nuestra más firme convicción de que Colón fue siempre español”.

Eso se demuestra a juicio de los integrantes de la Corporación “en los ya referidos trabajos del sr Tortosa”. Con todo, para “el mayor abundamiento”, los concejales añaden de su parte y así se hace constar en el acta “la actitud españolísima de aquel insigne marino que descubrió por y para España el Nuevo Mundo”.

Y ya llegados a América se arrancan: “… el Nuevo Mundo sobre quien proyectó nuestra Patria todo su ser como una verdadera madre entregándole por encima de todo una fe y la única razón de toda la existencia”.

Después de una amplia discusión y deliberación, acuerdan “aprobar todo lo anteriormente expuesto por el señor alcalde presidente, Manuel Pérez Martínez, acordándose al mismo tiempo que libre certificación de este particular y se remita al Sr. Tortosa a los efectos procedentes y a su vez le sierva de felicitación y ánimo en la honrosa y española empresa que le ocupa”.

Lejos de ser olvidada, la ilusión por la tesis coloniana se mantuvo Lijas y en 1986 Josefina López de Serantes recibió el certificado del entonces alcalde de la localidad almeriense sobre la existencia de la citada acta.

Más aún, el regidor le adjunta el documento “sobre si Colón era español y gallego” y se ofrece a ponerla en contacto con el farmacéutico. De nuevo, la red social vecinal está operativa: “Según nuestras referencias”, añade en esta carta el alcalde, “por conocimiento de vecinos de esta localidad el mencionado sr Tortosa aún vive, por lo cual nosotros podríamos ponernos en contacto con éste si en alguna consulta usted lo necesitara”.

Transmite a la escritora la “mayor felicitación” de los vecinos “por la labor que está realizando y que ésta sea del interés para todos aquellos que valoran a nuestro más ilustre descubridor Cristóbal Colón”.

Y es que una vez convencidos de una idea no son los vecinos de este pueblo amigos de olvidar: en 1883, y después de que el rey español fuese insultado y apedreado en París por ciudadanos franceses, decidió declararle la guerra al país vecino. En el bando el alcalde hace constar que “solamente una mujer bieja (sic) y achacosa, pero hija de España, degolló por sí sola a 32 franceses que se albergaron, cuando la invasión del año ocho, en su casa. Que este solo ejemplo basta y sobra para que sepan los habitantes del territorio francés que el pueblo de Líjar, compuesto únicamente de 300 hogares y 600 hombres útiles, está dispuesto a declararle la guerra a toda la Francia, computando por cada diez mil franceses un habitante de esta villa”.

El conflicto bélico incruento se mantuvo hasta 1983, cuando los cónsules franceses y la corporación firmaron la paz en la plaza de la villa. Líjar lo celebró con fiesta y placas conmemorativas, una de ellas en honor al alcalde Miguel García Sáez que en 1883 firmó la declaración de guerra.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2013/08/25/lijar-aprobo-pleno-colon-gallego/866015.html

 

COLÓN EN EL GONGRESO DE LOS DIPUTADOS

COLÓN EN EL GONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Con el fin de dar a conocer a cuantos pueda interesar la afirmación, una vez más, del origen hispano del insigne Cristóbal Colón Fonterosa, descubridor del Nuevo Mundo, reproducimos, pues, para su difusión la notableinterpelación hecha en el Congreso de los Diputados, por el bri­llante orador parlamentario D. Emiliano Iglesias; excitando al Gobierno a que miembros de la Real Academia de la Historia, se trasladen a Pontevedra, a fin de comprobar en dicha ciudad cuantos datos y referencias evidencian ser la citada ciudad gallega, cuna del gran Almirante de las Indias.

Ello nos llena de regocijo y satisfacción, en ver que la tesis del genial la Riega, será admitida universalmente dentro de poco, y a España le corresponde toda la gloria del descubrimiento de América.

RUEGO que el Diputado a Cortes por Barcelona, D. Emiliano Iglesias Ambrosio, dirigió al Gobierno para que una

Comisión de Académicos practique investigación en Pontevedra acerca de la patria del inmortal navegante Cristóbal Colón.

Con la venia del Sr. Presidente, dijo:

Colon_Congreso_de_los_diputadosEl Sr. Iglesias Ambrosio: Para dirigir un ruego al Gobierno, puesto que debe ser, a mi juicio, cues­tión de Gobierno el atenderlo, porque se refiere a cosa que afecta a la gloria de España.

Cuando ayer tarde oía yo las levantadas palabras del Sr. Presidente del Consejo de Ministros exci­tando a todos los nacionales para que exaltáramos el sentimiento de la Patria, pensaba en el descuido en que constantemente tienen los Gobiernos las ini­ciativas de los pueblos como si éstas no merecieran aquella atención preferente que determina el ser expresión de la voluntad de los mismos y de ese le­vantado espíritu patriótico a que hacía referencia el Sr. Presidente del Consejo de Ministros.

La región gallega, preferentemente la ciudad de Pontevedra, durante estos veinte años del siglo que corre, viene realizando una labor meritísima para averiguar el origen del inmortal descubridor de las Américas. Las dudas que sobre su nacimiento ha ha­bido siempre, originadas por testimonios irrecusa­bles de los que le trataron, como Bernáldez y el pa­dre Las Casas; por el testimonio de su propio hijo Fernando; por el examen crítico de su institución mayorazga; por el fracaso ruidoso de la genealogía colombina, y por otra multitud de elementos ponderables que no son del caso exponer aquí, pero que tienen una fuerza incontrastable, han exicitádo a personas insignes, a investigadores a los que la Pa­tria debe reconocimiento, a procurar poner en claro el origen del Almirante. Y primero, el insigne pon­tevedrés investigador, don Celso García de la Riega, en un memorable libro que se titulaba “Colón, espa­ñol”; más tarde el Dr. Rodríguez, de grata memoria, y otros pensadores, como el Sr. Enrique Ma de Arribas, en el Ateneo de Madrid, abrieron brecha para que, des­pertándose en América el interés por conocer el origen del descubridor de aquellas tierras, se vinie­ran acumulando datos y se vinieran prestando con­tribuciones históricas que permitieran en un día de­terminar, de una manera clara y concreta, que Cris­tóbal Colón era español, punto fundamental que es preciso verificar una vez descartada la hipótesis de italianidad, siempre puesta en entredicho, pero hoy eliminada por completo gracias a la labor de esos hombres y otros muchos que no cito.

Hace unos días, recientemente, se ha publicado un libro que viene a contribuir a esta obra de reivindi­cación de la nacionalidad del inmortal Almirante, y en ese libro a que me refiero, publicado por un gallego, a quien rindo desde aquí el homenaje de mi admiración, por don Prudencio Otero Sánchez, documentalmente, con pruebas que no dejan lugar, a duda, completando la labor, verdaderamente, fundamental, del ilustre Rafael Calzada, ex Di­putado por Madrid, de una manera rotunda se de­termina, como si fuera hecha con un diagnóstico di­ferencial, la eliminación de que Cristóbal Colón fue­ra italiano. Esta vindicación histórica de la Patria del insigne descubridor de América reportaría a la nuestra títulos aun más excelsos que los que tiene para aquellas tierras y para la Historia.

Pontevedra, a quien se deben todas las iniciati­vas y todas las contribuciones para fijar la naciona­lidad española de Cristóbal Colón, porque ha sido en Pontevedra en donde Riega halló la documenta­ción para su libro, y en el despacho del ilustre ar­queólogo Sr. Sampedro, en donde surgieron las pri­meras luces al descubrirse en documentos contem­poráneos el apellido Colón. Pontevedra, repito, que se ha preocupado hondamente de esta cuestión el año 1917, requirió el concurso de la Academia de la Historia para que ella contrastara todos los do­cumentos y formulara un juicio respecto a los elementos probatorios que se encuentran en aquella ciudad y sus contornos para afirmar la nacionali­dad española de Colón. La Academia de la Histo­ria aceptó este cometido, y ya se ha designado una Comisión de tres señores académicos para ir a Pon­tevedra, cuando surgió el movimiento del año 17, en el que tantas esperanzas pusimos todos, de donde han salido tantos Ministros, aunque también ha­yan salido tantos desengañados pomo nosotros, y y por aquella razón los individuos designados por la Academia de la Historia no pudieron ir a Ponte­vedra. Se hicieron nuevas gestiones con los señores académicos para que realizaran este viaje, colocan­do en Madrid los fondos necesarios, a fin de que ellos pudieran realizarlo y comprobar allí todos los elementos a que me refiero; pero se fué defiriendo hasta dejarlo en el olvido, como si no tuviera la magna importancia que denuncia la sencilla enu­meración del problema histórico.

Leer más…

Pontevedra, la Cuna de Colón

Pontevedra, la Cuna de Colón

Eco de Galicia Junio de 1917

Eco de Galicia Nº 1El proceso de la verdadera patria del des­cubridor de América, acaba de entrar en una nueva fase, por virtud de los nuevos hallazgos de seis documentos exhumados de los históricos Archivos de Pontevedra, cu­yos documentos reúnen todas las condicio­nes de autenticidad, por haber sido otorga­dos ante notario o fedatario público, en los que aparecen los nombres de Cristóbal de Colón, Juan de Colón y otros de per­sonas de la genealogía del Descubridor.

Los documentos encontrados se refieren: los unos a cuentas de obras efectuadas en la iglesia de Santa María la Grande, de Pon­tevedra. y los otros al Gremio de Mareantes, al cual pertenecía la gente de mar: dichos documentos de autenticidad indubitada, fueron sometidos a la consideración de las Reales Academias de la Historia de Espa­ña y de Portugal, y vinieron no sólo a reafirmar la tesis galiciana de La Riega, sí que también, aclarar o desvanecer alguna du­da y correr una tenue sombra, que aún existía para los profanos e incrédulos, en el proceso de la patria española del des­cubridor del Continente Americano; por más que,para los colombistas y personasque venimos siguiendo el curso de los des­cubrimientos históricos referentes a la cu­na del Gran Almirante, somos de opinión de que este tan debatido problema histó­rico, se halla ya resuelto.

La gloria de haber despejado la incóg­nita y corrido las sombras que envolvían, el pueblo en que vinoal mundo el descu­bridor de las Indias Occidentales, cúpole al eminente historiador y polígrafo doctor Celso Garcia de la Riega, que acaba de bajar a la tumba, después de treinta años de pacientísiinas investigaciones históricas para reivindicar para España la patria de Colón: legando a los pueblos de América de origen hispano, su monumental obra Colón Español, de la que se ha publicado un extracto, y de cuyo libro se han hecho traduc­ciones a los principales idiomas y se saca­ron facsímiles de todos los documentos en­contrados en los Archivos de Pontevedra, en cuyos documentos se mencionan los nombres, apellidos paterno y materno de los fa­miliares del navegante Cristóbal Colón v Fonterosa.

Para continuar, o más claro, para coronar la obra del historiógrafo La Riega, se ha constituido en Galicia una comisión o junta de patriotas, formada o integrada por historiadores, eruditos, literatos, periodistas. arqueólogos, paleógrafos, etc., a la que se ha invitado a la Real Academia de la Historia, para que, sometiendo a un atento examen la labor histórica del lexicógrafo La Riega, dictaminen, después de adquiri­da la firme convicción de que Colón nació en Pontevedra, y eleven su dictamen a la docta Real Academia de

la Historia, para que esta sabia corporación rectifique el error histórico de que Colón nació en Génova, proclamando urbe et orbi. ante la faz de las naciones, de que Colón nació en Pontevedra. o lo que es lo mismo, en España.

Para cuyo efecto la Comisión Colombina o Coloniana, ha dado comienzo a un minu­cioso examen de revisión histórica, desen­trañando la prueba documental yConstantino Horta y Pardo aquilatando la prueba indiciaría aportada al pro­ceso histórico, y que La Riega presente an­te el mundo civilizado, para justificar su tesis, fundada y razonada, de que el Almi­rante del Océano y Primer Virrey de las Indias y Tierra Firme, no ha nacido en Génova, o más claro, en Italia, como errónea­mente se ha venido diciendo a través de la Historia, y si nació en Pontevedra, cuyos trabajos se hallan muy adelantados; diri­giéndose, asimismo, la Comisión Coloniana. a los municipios, provincias, corporacio­nes de cultura, para que a la vez que pres­ten su apoyo, voten los créditos necesarios para la publicación de los trabajos histó­ricos que se están efectuando, para la pro­clamación de la patria española del des­cubridor de América.

CGRLa obscuridad en que se hallaba envuelta la verdadera patria del descubridor de es­ta hermosa tierra cubana, las sombras que cubrían su nacimiento, su infancia, sus ascendientes y su vida hasta la aparición en España con el provecto de descubrimien­to de nuevas tierras, más allá del Mar Te­nebroso; la confusión y divergencia de opi­niones entre los autores que han tratado de su vida; la deficiencia de los documentos presentados al proceso por las ciudades ita­lianas que se disputaban su cuna, habían creado innumerables dudas, dando lugar a que muchos historiadores le negasen la ca­lidad de Genovés.

Asimismo ninguno de los biógrafos e his­toriadores generales o particulares de las Indias coetáneos al Descubrimiento y con­temporáneos de Colón, que le siguieron los unos y acompañaron los otros en sus viajes, ninguno afirma que Colón hubiera nacido en Genova; es más, dudan que aquel gran­de hombre fuera italiano, pues en parti­culares conversaciones, en sus relaciones más íntimas, nunca so le oyó hablar de los pueblos de Italia, y menos aún en lenguaje italiano del que no dejó escrito ni una so!a frase, pues la carta dirigida al Oficio de San Jorge, de Génova, está escrita en latín.

Por otra parte, sus amigos más íntimos, que más de cerca siguieron sus pasos, acom­pañándole en sus viajes y asesorándolo en sus empresas y gestionándole sus asuntos en la Corte de los Reyes Católicos, ningu­no dice que sea genovés: ni sus mujeres, ni sus hijos pudieron responder, a ciencia cier­ta, sobre la patria de su padre. Todo lo cual viene a corroborar la afirmación de su hi­jo Fernando que, en su obra La Vida del Almirante, dice: “que su padre quiso hacer desconocido o incierto su origen y patria” cuya historia dió a conocer al mundo ci­vilizado, sin haber dicho donde había naci­do su padre; y todo esto que decimos pue­de verse en los libros existentes en la Bi­blioteca Colombina de Sevilla, que tratan del descubrimiento de América y de la per­sonalidad del Gran Almirante.

Ahora bien, la Historia del Descubri­miento aceptó y propagó la nacionalidad Génovesa de Colón, por carecer de pruebas evi­dentes basadas en auténticos respetables y autorizados documentos, revestidos de todas las solemnidades que el caso requería, como son los que ante el mundo civilizado presen­ta el polígrafo La Riega ; pues la prueba que aportan las ciudades italianas toda está ba­sada en la frase: de Génova salí y en Génova nací, cuya frase fué estampada al constituirse la institución de su .Mayo­razgo.

Desde Colón hasta nuestros días ningún historiador ha probado nada, limitándose los unos a copiar los errores de los otros; pues los testimonios presentados por las ciudades italianas están fundados en el apellido Colombo. que Colón usó algún tiempo, para hacerse pasar por descendien­te de marinos ilustres do la República de Génova, cuyos testimonios fueron desecha­dos por la crítica histórica por su dudo­sa autenticidad; y los documentos justifi­cativos son apócrifos los unos y mixtifica­dos los otros con falsedades notariales, por haberse agotado en Italia las fuentes de información respecto a la supuesta proge­nie de Colón.

El único historiador que prueba que ha investigado es el etnólogo La Riega, que ha estudiado concienzudamente todos los libros y folletos que sobro el Santa Mariadescubrimiento de América se han publicado en los principales idiomas. Hablar de la labor intelectual del erudito La Riega es hablar del esfuerzo de un gigante, de un trabaja­dor incansable, que ha consagrado la mi­tad de su vida al firme propósito de lle­var a cabo la vindicación de la patria es­pañola del descubridor del Hemisferio Americano.

La Comisión Colombina que viene es­tudiando atenta y detenidamente la prue­ba documental o indiciaría, presentada ante el mundo americano por el historiógrafo La Riega, ha establecido hasta ahora, las siguientes deducciones:

Que, Cristóbal Colón o de Colón, des­cubridor de América, nació en Ponteve­dra, en el año 1436 o en 1437, habiendo sido sus padres Domingo de Colón, llama­do o conocido por el Mozo; su madre, Su­sana Fonterosa; y su abuelo, Domingo de Colón, el viejo, que tuvo por hermanos a Blanca y a Bartolomé de Colón, emigran­do éste a Córdoba.

Que, Antonio de Colón, fue padre de Juan de Colón, y si Abrahan Fonterosa o Jacobo Fonterosa, el Viejo, fue padre de Susana, madre de Colón, siendo de origen semítico.

Que, el Almirante de las Indias, hubo que estudiar el idioma o lengua latina en algunos de los conventos de Pontevedra, así como también nociones o ideas de cosmografía y matemáticas con el cosmógrafo Gonzalo de Velasco, autor de una carta o Mapa-Mundi y con que el concejo de Pontevedra, obsequió al Arzobispo de Santiago, Señor de Pontevedra.

Que, por el año 1451, y como a los 14 años de edad, Colón se embarcó, empezando su carrera de marino; y, emigrados de Pontevedra sus padres y su hermano Bartolomé a fines de 1452 que pasaron a Portugal y de este país emigraron a Italia, estableciéndose en Génova y más tarde en Saona.

Que, Colón era mareante, cosmógrafo, cartógrafo y piloto, que había sido criado en las rías gallegas que miran al Océano, y que en Italia se dedicó a la navegación en buques genoveses, y lo mismo su hermano Bartolomé que navegó en barcos lusitanos que traficaban con los puertos del Mediterráneo, y debido a esta circunstancia Cristóbal se trasladó a Lisboa,etc.

En su virtud, es necesario volver por los fueros de la verdad histórica, rectificando las falsas opiniones emitidas, diciendo que el descubridor de América ha nacido en Génova; es preciso borrar esa página de la historia del Descubrimiento de América, de los libros para la enseñanza en las escuelas y colegios, restableciendo la verdad triunfante de la Historia, que es el fallo y juicio de la posteridad. Y, como quiera que todos los historiadores del Descubrimiento están conformes en que la nave capitana de Colón se llamó primera­mente “La Gallega” y había sido construi­da en los astilleros de Pontevedra, ya pode­mos gritar: no fue un genovés, italiano o corso quien sobre navío español, según diciendo se venia, descubrió la virgen América; fue un gallego pontevedrés, navegando en su nave “La Gallega” como primeramente se llamó la carabela “Santa Ma­ría” . En los astilleros de Pontevedra cons­truida, quien llevo a cabo la gigantesca empresa del descubrimiento del Continente Americano.

La Habana, mayo 20 de 1917.

                                             Constantino Horta.

Fotos por orden: Constantino Horta y Pardo, Celso García de la Riega y Nao La Gallega

Riguera Montero

Vida Gallega  Febrero de 1914                                                 

               COLÓN, ESPAÑOL  

Su origen y patria

El siglo XIX fué el sigló de los inventos y de tas evoluciones científicas; mientras que el siglo XX ; será el de las rectificaciones históricas y geográfi­cas, que marcarán el destino de todos los pueblos, porqué el destino de uno está enlazado con el de los demás.

Roosevelt

Decíamos en otra ocasión:

“Así como en Jesucristo se cumplieron los oráculos de los Pro­fetas respecto á la venida del Mesías para la redención del género humano, así también en Cristóbal Colón se verificó, para la epopeya del descubrimiento de América, el vaticinio que el poeta latino Séne­ca, nacido en Córdoba y por consiguiente español, dejó escrito en su Medea, hace diecinueve siglos:

Venientannis saecula series

QuibuS oceanus vincula rerum

Laxet, et ingens pateat tellus:

Tethysque novos detegat orbes

Neque sit terris ultima Thule

Vida Gallega Montero1 Febr 1914En el transcurso de los siglos vendrá un tiempo en que el Océano ensanche sus términos y se descubra una vasta comarca; y la diosa Tetis (mujer del mar y madre de los ríos) deje ver nuevas regiones, no siendo Thule (isla de las más boreales de Europa, cercana a la India) la última de las tierras.

Y del mismo modo que siete ciudades de Grecia se disputan el honor de haber sido la cuna de Homero, otras tantas de Italia pre­tenden ser la del osado nauta que, con su portentoso genio, borró los límites del Mundo hasta entonces conocido.

Pero fuít homo missus á Deo citi nomen est Celsus, tenemos á un hombre eminente, tenemos al excelso historiógrafo, lexicólogo y polígrafo, D. Celso García de la Riega, enviado, al parecer, por el mismo Dios, para demostrarnos, como documentalmente lo tiene de­mostrado, después de más de treinta años consagrados a prolijas in­vestigaciones, ímprobas disquisiciones y pacientísimos trabajos, que Pontevedra es la cuna del inmortal navegante Cristóbal Colón Fon- terosa.”

Así lo manifestábamos después qué él Dr. D. Constantino Horta y Pardo y el marqués de Dosfuentes, D. Fernando de Antón del Olmet, habían hecho separadamente en folletos y revistas extensos, profundos y minuciosos estudios de todos los argumentos, noticias y documentos que el Sr. García de la Riega comunicara a la respeta­ble Sociedad Geográfica de Madrid, en solemne conferencia celebra­da el 20 de Diciembre de 1898, publicando, ademas, miles de artícu­los aquende y allende los mares, como apuntes para el libro proyectado en que habría de explanar su opinión científica respecto á la verdadera cuna del descubridor del Nuevo Mundo

Y hoy, en posesión de tan deseado libro, recientemente impreso en el establecimiento tipográfico “Sucesores de Ribadeneyra”, de Madrid, con el titulo que sirve de epígrafe a estas iineas, vernos con satisfacción que ante el esplendor resultante de las investigaciones con ciencia y paciencia benedictinas practicadas por el eminente historiador D. Celso Garcia de la Riega, se han derrumbado los falsos idolos de las antiguas historias que daban a Génova por patria de Colon, en vez de la hoy reivindicada Pontevedra para gloria de los pueblos que hablan la lengua española, a quienes, el autor dedica el libro

En efecto, demostrado esta que fue y es tan desmesurada la abundancia de las cunas y leyendas de Colón en Italia, que en mas de catorce ciudades, villas, pueblos yVida Gallega Montero2 Febr 1914 aldeas, se le han elevado monumentos, y sus principales historiadores, antiguos y modernos, lucharon con tal ahincó y tesón, que ellos mismos se encargaron de inutilizar mutuamente los argumentos y papeles que producían como pruebas a favor de las respectivas pretensiones, llegando á coincidir los principales escritores contemporáneos y amigos del Almirante, en descartar la Ciudad de Génova y en no puntualizar el pueblo que fuese cuna del primer virrey de las Indias.

También esta probado que los nombres, apellidos paternos y maternos de toda la familia de Colon se hallan en los archivos de Pontevedra, según lo patentizan los fotograbados que aparecen por apéndice del libro, reproduciendo documentos anteriores y coetáneos al descubrimiento de America.

Resulta, pues, evidente que no fue un genovés quien sobre español navío descubrió el Nuevo Mundo, sino un español, navegando en La Gallega, como así primitivamente se llamaba la carabela Santa Maria, en los antiguos astilleros de Pontevedra construida, el que llevo á cabo la realización de tan colosal empresa, habiendo sido piloto de La Pinta otro gallego, Cristobal Garcia Sarmiento.

Las objeciones que se habían formulado contra los diferentes tópicos de este asunto, están resueltas con tan claros razonamientos, que el insigne autor del libro no establece una conclusión sin verla con evidencia contenida en las premisas. Así, los esfuerzos realizados y resultados obtenidos para fundar la propia convicción, descansan en bases. sólidas que imprimen los mismos impulsos en el entendimiento de sus lectores, sentando de esa manera las leyes de correlación necesaria entre el sujeto que juzga y el objeto juzgado, entre la verdad subjetiva y la verdad objetiva.

No sin razón se dice que la Filosofía es la llave de las ciencias.

Por esto, el sabio profesor Sr. Altamira, en su notable obra La enseñanza de la Historia, dice: “Al estudiar la Historia, en vez de la asidua investigación de los hechos, se cae frecuentemente en la idolatría del libro: en creer como artículo de fe que lo dicho por un historiador, mas ó menos ilustre, necesariamente ha de ser cierto.

Claro es que por este procedimiento el error se petrifica y llega a transformarse en dogma.” Y añade un elocuente académico: “Es tan cómodo para los espíritus perezosos saber Historia sin necesidad de estudiarla!”… Y Roosevelt fundamenta observa que el presente siglo, llamado el de las luces, será el de las rectificaciones de las ciencias históricas y geográficas, con su crítica analítica, filosófica, y su lógica deductiva.

Conste, por lo que sintéticamente queda expuesto, que: el esclarecido hijo. de la bella Helenes, D. Celso Garcia de la Riega -cuyo fallecimiento nos, sorprendió hace pocos días, produciéndonos llanto en los ojos y en el pecho angustia, como sucederá, principalmente, á todos los amantes de la majestad de la Ciencia,- deja comprobada su tesis adoptada ya oficialmente en las principales Universidades de América y en los centros científicos del mundo.

¡Paz en la tumba del venerable patricio, que murió llevando el consuelo de haber hecho á España objeto mundial de los más culminantes honores: de una gloria nunca igualada en los fastos de su historia!

J.M. Rigueira Montero

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores